Archivos
Categorías
Madridismo para el siglo XXI

Hay que ganar o empatar [HQGOE]


Supercopa de Italia, Alemania, Francia, Inglaterra y la Escupidera.

Sí, bueno, ¿no? La Supercopa está en el bote, pero hay que ganar (o empatar) a estos hijueputas. Ya no tenemos la excusa de levantar el pie para que no se refuercen fichando todo lo que puedan, así que disfrutemos, qué coño. Además, el partido es un excelente ensayo para la Liga, por lo que conviene jugarlo a buen nivel. Un gol temprano dejaría a los culerdos con la misma obligación de marcar 3, pero sería un mazazo moral, así que yo digo que lo busquemos, y luego ya caerán como fruta madura.

Algunas reflexiones: ¿Por qué cojones es tan fea y pequeña la Supercopa española? Se ha criticado lo poco bello del tachonado trofeo de la Liga, pero la Supercopa parece una puta escupidera, un cenicero o cualquier otro depositorio de sustancias desagradables; hasta por orinal rococó pasaría. Páguenle a un diseñador para que haga algo que no dañe a los hogos (o igual es que el fútbol mueve poco dinero).

Se está intentando promover una pañolada contra los arbitrajes, medida típicamente cazurra y peñista, pero dejando eso aparte no puede funcionar: primero, la secundará un porcentaje bastante bajo del público, pero además quienes lo hagan no tendrán pañuelos, porque los pañuelos de tela se dejaron de usar hace 40 años. Todo lo más se verán klínex (con algo de suerte, sin usar) o peor aún, la bolsa de plástico en la que el reivindicante traía el bocata. Todo muy cutre, deslucido y poco madridista. Si quieren hacer algo significativo, que unten de brea y plumas a un álbitro.

Hablando de esto, se ha publicado el vídeo tomado con la cámara que portaba el referí de nuestro partido contra el Hogar de los Jubilados de la MLS. La verdad es que tiene bastante gracia y nos muestra que ser álbitro es muy difícil, así que un poco de caridad cristiana con ellos, aunque sean unos hijos de puta.

Share

Joder, qué bárbaro, oye

Marc Genou

Si hay lecciones que enseñan a reponerse ante las adversidades no cabe duda que el Madrit tiene en la hemeroteca miles para mostrar. Vuelve el equipo a casa, a esta Expaña cainita llena de giliprogres, feminazis, catalinos malfollaos y una RFEF podrida hasta sus mas profundas raíces, y vuelve el circo arbitral. Árbitro vasco de claro tufillo villaresco para perpetuar un hacer federativo al que ya estamos demasiado acostumbrados. Estará o no presente “il padrino”, pero a estas alturas ya parece claro que no hace falta. El balance arbitral será siempre favorable a esa región dañina llena de pusilánimes intentando escapar de sí mismos.

El equipo bien, gracias. O muy bien quizá. Mateo anuló completamente a Messi, ya que a Casemiro lo tarjeteron al comenzar sabiendo que es vital para el esquema de ZZ. Marcelo y Carjaval menos bien en defensa que en ataque, aunque por suerte para ellos Varane es sobrio y rápido, sin las dudosas y cantosas acciones de Ramos. Por delante la nada, el vacío. La BB necesita 50 minutos para empezar a carburar, y cuando lo hace hay ya gente válida calentando para entrar. Los diésel tampoco nos valen como revulsivos, así que mejor que se apliquen antes que al resto de la afición se le empiecen a hinchar los huevos.

Asensio es la polla y Cipri ha llegado lleno de ira homicida contra todo y todos. Eso es un plus para el inicio de temporada. En resumen, así a bote pronto nos han robado: una expulsión, un penalti, varios fueras de juego y un par o tres de amarillas más que discutibles. Aun con todo esto, una ventaja suficiente para que no haya más sorpresas en el Bernis.

Observer

Covasich mola muchísimo, por sus venas fluye un ramalazo brutto del que carece Modric. Es como un cirujano que lo mismo te extrae un tumor, que es capaz de infligir horrendas torturas físicas.

El gol de Piqué tiene tanto de justicia karma que sorprende que sigan existiendo los ateos. El universo, en su soberana providencia, hace justicia cuando es menester. Un gol que es justicia poética, parapraxis freudiana, magia negra caribeña y slapstick de Charlie Chaplin. Si queréis seguir sin creer en los dioses del fútbol y su infinito amor, estáis en vuestra libertad.

Gipsy estuvo inesperadamente cumplidor. Robin Hood: se resiste a aceptar las injusticias dispensadas a discreción por la Autoridad. Su empujón es perroflautismo del que tanto odiáis los derechistas liberales de orden.

Asensio tiene la sangre fría de una serpiente y la dentellada de un cocodrilo. Nada más que decir, es una bestia como Damien: hechuras demoníacas en el cuerpo de un imberbe.

¿El barça? Si en lugar de un pantalón hortera hubiesen salido con un tutú, quedarían perfectos como figuritas Lladró en el aparador de mi abuela.

Rappol

Año cero después de Neymar y el nacionalismo culerdo de vacaciones allá donde sea bien recibido. La Supercopa es la cervecita que se toma la noche de un día de resaca y el Madrid arrancó con la lucidez que le aporta el 4-4-2 tanto para el tapeo como para el menú completo. Kovacic se encargó de empachar a Messi y la media lució tranquila y suficiente apoyada en Ramos y Varane, muy serios durante todo el partido. Arriba la BB faranduleaba mientras Isco hacia lo que le daba la gana, que es lo que hacen los grandes artistas. La primera parte acabó sin alardes y atropelladamente dando paso a la publicidad, que es lo único seguro que hay ahora mismo en la vida.

En la reanudación Valverde empezó a echar de menos a Neymar como a una novia fugaz de verano. Pero el que más triste estaba era Piqué y lo demostró marcando un buen gol a Ter Stegen para empezar a ponerle gracia al partido. De repente todo el mundo se volvió loco y recordó que había una copa en juego. El que iba de amarillo, también.

El conflicto interno del árbitro vascoburgalés, hasta hoy culerdo en la intimidad, dejó grandes momentos. El penalty de regalo no alcanzó las cotas de surrealismo de la media trifulca entre Carvajal y Busquets, con el balón en juego y el resto de jugadores moviéndose como pandilleros beodos a la puerta de una discoteca. El colegiado protagonizó además algunas buenas incorporaciones para estorbar el juego de nuestros nenes. Ya cuando expulsó a Ronaldo fue como si saliera del armario después de contemplar extasiado la musculatura del portugués tras su colosal 1-2. En definitiva, un gran fichaje el tal De Burgos.

Remató sin piedad Asensio la faena, con un chutazo infernal, de nuevo en la parcela de Piqué, que esperemos se quede muchos años más tanto en Twitter como en la defensa culerda. Porque este Madrid distingue la pachanga de la competición, el fingimiento de la clase y el fútbol de la comedia deportiva.

·····

– Parcas: 1 (Retromónguer, pen.)
– Real Madrid: 3 (Piquecrack, CR7 y Asensio)

Destacados: Kovacic, CR, Asensio, Zidane. Señalados: Piquerdo, Valverde.

Share

Son hijos de pootah

Prácticamente todo país arrastra alguna piedra que compromete su progreso. En EEUU son los jipis, los yupis y las minorías victimistas y parásitas; en Italia, la mafia; en Francia, los sesentayochistas y sindicalistas. Y en España están nuestros entrañables catalanes; bueno, esa es la piedra que tenemos colgada del cojón izquierdo; en el cojón derecho tenemos a los vascos, y colgados del pene a los andaluces (¡40 años de suciatismo!). Ya en uno de los pies llevamos como una bola de preso a toda la izquierda antiespañola y antisistema, con lo que sólo nos queda el otro pinrel para avanzar. ¡Pero aun así lo intentamos, señores!

Hoy tenemos la ida de la Supercopa en el Kampf Nou, qué ilusión. El Kampf es un recinto multiuso si alguna vez hubo uno, porque igual sirvió en su momento para la exaltación del régimen franquista como sirve ahora de templo para el separatismo más aborregado y cafre, sobre todo cuando lo visita el Real Madrid, símbolo de la España más abnegada, trabajadora y exitosa. Creo que entre muchos separatas existe la noción de que cada vez que ganan al Madrid se acercan más a la indepandensia, y seguramente sea una idea absurda, pero, sinceramente, no quiero darles ni esa ilusión. Hay que meterles un soplamocos de los buenos, y dado el estado mental ambos equipos creo que estamos en buenas condiciones de lograrlo.

Modric no podrá jugar por una sanción de 2014, porque el fútbol español funciona de una forma ejemplarmente lógica y ecuánime, pero tampoco es que nos falten hombres en esa demarcación. Afortunadamente, el Brasas no podrá contar con su nuevo crack Paulinho, que después de petarlo en la Liga china viene para merendarse a todos los centrocampistas merengues. Hay que dejar esto resuelto en la ida, porque como pongan en la vuelta a este imponente box-to-box la hemos cagado.

Os pediría que dejárais de llorar como putitas por la no llegada de un delantero para jugar los minutos de la basura. Sí, sé que sois muy zorritas, pero joder… Hasta donde yo sé, aparte de la BBC de los cojones (que este año no jugará junta en muchos partidos), tenemos a gente como Bluffisco, Asensio y Rabos que pueden marcar goles regularmente, más las aportaciones de otros como Modric, Casemiro, Kroos, Marcelo o Minoral. Así que dejad de dar por culo y aguantad el tirón como machos y madrilistas. Hombre ya.

Share

La culpa es de Flóper


Pinchar para ampliar.

Contra quienes dicen que la CUP está anclada en el pasado, este partido al que tantos catalanes maduros y responsables votaron acaba de demostrar que ya ha entrado en el siglo XX. Concretamente, anda por 1915 y en cualquier momento se plantarán en la década de los 20. Y lo han demostrado mediante un cartel colmado de mesura, profundidad e ingenio, en el que expresan su deseo de librar a Cataluña (perdón, Catalunya) del Rey, de los separatistas que ya caducaron -Puyol y Mas- y de Rajoy. La cosa tendría un pase dentro del delirio Cupero, si no fuera porque el cartel también incluye a Aznar (?), a Carlos Fabra y Rita Barberá (Valencia es Cataluña), a Bauzá (¡Baleares también!) y a… ¡¡Florentino!! Admito que se me escapa un poco el tema. ¿Ha esquilmado Florentino a la pobre Cataluña (perdón, Catalunya), y si es así, cómo? ¿Quizá mediante el fallido AVE a Francia, obra no precisamente financiada por el gobierno catalán? Puede que lo usen como un símbolo de los “oligarcas” en general, pero yo creo que es más bien una apelación a los separatistas futboleros (que son muchos, vive el Yoya), diciéndoles algo así como que “la independencia nos librará de Florentino”.

¿Pero qué fin tendría esto? En Champions no les serviría de nada, porque nos enfrentaríamos igualmente. ¿Una Liga ganada siempre por el Parcas? Tendría que ser la catalana; ni siquiera si se fueran a la Ligue 1 tendrían asegurado el título, ahora que está ahí ese equipo que les compra a sus estrellas (risas). Conste que yo estaría encantado de expulsarlos de la LFP, pero incluso tras una hipotética segregación lo veo difícil. Los prebostes futboleros dirían que es malo para el negocio, y los aficionados, tras un periodo de indignación inicial, empezarían a decir que no es justo quedarse sin el Clásico por culpa de “la política”. No, me temo que incluso cumpliéndose las fantasías imperialistas cuperas no se librarían de Flópor, excepto porque ya no haría más obras en Cataluña (Catalunya, o sea). Al fin y al cabo, seguro que en la patria sobran empresas igual de competentes que ACS (o no).

El próximo domingo veremos reivindicaciones políticas en la grada del Kampf (ooootra vez), aunque no fichajes barcelonistas nuevos. Ahora andan pujando por Dembelé, y anda la culerada inquieta porque les piden la millonada padre pero según ellos sólo tiene nivel de suplente. Pero el final del plazo se acerca y aún no han traído a nadie, ni siquiera han pagado humildemente la cláusula de algún jugador de equipo pequeño, siguiendo sus mejores tradiciones. ¡¡Qué difícil debe ser gastar 200 kilos!! Bueno, en el peor de los casos siempre pueden tirar de su cantera, la mejor del mundo (risas). Pero si este último recurso también fallara, que quede claro que la culpa es… ¡¡de Florentino!!

Share

¡Supercampions!

Rappol

El Manchester United es un equipo curioso, todo plagado de bigardos empecinados y bien dotados para el juego directo. Apuesto a que es el equipo del que más camisetas compran las mujeres de la Commonwealth. El teatro de los sueños húmedos, capitaneado por el rictus cada vez más dadaísta de Mourinho, da para lo que da: gustito y medalla.

Montoro le dijo a Zidane que para qué tocar lo que recauda copas y tuvimos 4-4-2 para empezar la temporada oficial de trinque, desfalco y todas esas cosas. Casemiro, que es muy cumplidor y marca la casilla de la iglesia católica, abrió el marcador en posición dudosa. En Barcelona trazaban paralelas mientras recaudaban para urnas. No sabemos de quién serán las cenizas que acabarán por meter dentro.

Para el Real Madrid la primera parte terminó en la pausa para la hidratación. Zidane debe recordar a los chicos que se sigue un ratito después de refrescarse, pues bastante tenemos con nuestras proverbiales relajaciones iniciales al inicio de los periodos, tan celebrados por nuestros rivales como por la prensa deportiva especializada en tampones. Mala suerte para el antimadridismo al que se le alargan mucho estos días.

El buen trabajo de la BB y de Isco, nuestro bendito Toulouse-Lautrec, tuvo su recompensa iniciada la segunda parte. 2-0. Mou dio el partido por perdido y metió al saltimbanqui Fellaini para morir bombeando hasta el final, para regocijo de la hinchada mancuniana de mejillas sonrosadas.

Las chicas y Lukaku tuvieron su premio cuando Keylor recordó alguna pillada que le hicieron de adolescente en el baño, única mancha en su aseado partido. Al otro lado del campo De Gea y el larguero trabajaban duro preguntándose porqué aquel fax se fue al limbo. ¿Tuvo Edurne algo que ver?

Se fue marchando el partido, con los cambios que escenifican el escalafón y muestran que Ronaldo está ahora centrado en lo judicial. Al Madrid la declaración le sigue saliendo positiva en copas. Que cada perro se lama su pijo, esté en París, Madrid, Barcelona o las Islas Caimán.

El Socio

Gran superioridad del Madrid, un tanto inesperada. Fue una verdadera lástima que no entrara el larguerazo de Bale, porque nos habríamos puesto 3-0 y habríamos logrado un resultado muy llamativo y un chutazo de prestigio internacional. Gran desempeño del galés, por cierto, a quien se le escatimarán elogios por no haber marcado (también le pitaron un fuera de juego inexistente cuando iba a anotar a placer). De modo similar, el premio al mejor jugador (siempre un tanto pipero) fuera para Isco, cuando habría sido un merecido premio al enorme trabajo de Casemiro.

Parece ir asentándose la idea de que no traeremos más jugadores. ¿Realmente Zidane se pasará al 4-4-2, convirtiendo el fichaje de un delantero top en un caro capricho?

En cuanto al Manchester de Mou, ¿por qué es tan flojo? No sabría decirlo; han gastado muchísimo dinero, pero no parecen tener jugadores diferenciales. Si este año no se lleva algo importante, quizá Mou debería plantearse coger la selección de Portugal o iniciar un proyecto en un equipo mediano o incluso pequeño. A casi todos los entrenadores les llega un punto en que pierden el toque, y no creo que quiera convertirse en un nuevo Benítez.

En cualquier caso, la imagen del Madrid queda aún más acrecentada, al igual que el aura de Zidane, que hace sin hacer. Incapaz de generar un solo titular interesante, la eficacia de sus resultados va camino de ser legendaria. Conviene coger al Barcelona en este mismo estado de forma, y no hacer las concesiones defensivas de ayer, para asegurarnos el título.

Una última nota: existe ya tal diferencia estética entre las grotescas celebraciones por una Champions -colmadas de todo tipo de iconografía hortera- y los sobrios festejos de las supercopas que el club debería plantearse seriamente hacer obligatorio vestir únicamente el uniforme del equipo al recoger los títulos.

·····

– Real Madrid: 2 (Casemiro e Isco)
– Manchus: 1 (Bluffkaku)

Destacados: Case, Isco, Bale. Señalado: Mau.

Share

Mau


.

La mejor respuesta de Zidane:

– ¿Cuál cree que es la mayor diferencia entre el Madrid entrenado por Mourinho y el entrenado por usted?

– Yo creo que no hay ninguna diferencia entre todos los equipos (??!!). Sí, cada uno tiene su manera de entrenar, de hacer… pero yo creo que no hay ninguna diferencia entre un equipo y otro. La única cosa aquí en el Real Madrid que tienes que hacer es dar el 100% en campo. (…)

Yo intento hacer mi trabajo lo mejor posible, pero no significa nada. Porque yo he ganado dos Champions, fenomenal, pero al final no significa nada porque de… porque ahora se puede decir, como me decían antes, que soy un genio de entrenar. Son tonterías todo eso.

En fin, un crackazo. Hay que ganar, cueste lo que cueste.

Share

WPMessenger