Archivos
Categorías

Fue bonito mientras duró

Gomorra

Fuimos a la fiesta de la aldea con las más altas expectativas, seguros de que íbamos a yacer con alguna alegre y descocada chica del extrarradio, ligerita de moral, de familia desestructurada, mallas prietas y casi transparentes, piercing en la lengua y tattoo de mariposa encima del trasero.
Pero llegamos con unas copas de más encima, aturdidos, y en la discoteca poligonera sólo había maromos musculados celebrando una fiesta de ositos marineros. Nos pusieron droga en la bebida y nos llevaron al baño de caballeros para enlomarnos sin vaselina, grabándolo con los móviles y subiéndolo a las redes sociales.
Ahora andamos con dificultad mientras las lágrimas surcan nuestro rostro que apesta a fluído corporal masculino. Y lo que más nos duele es comprobar que tenemos el whatsapp lleno de mensajes de conocidos burlándose de los vídeos en los que aparecemos vencidos y humillados. ¿Podría ser peor? Es complicado saberlo, pero está claro que necesitaremos unos días hasta poder volver a caminar erguidos.

Custer

Queda solo una semana para traer a Mad Max. El tiempo se acaba.
Si Zentrán no es despedido hoy mismo (cosa que dudo debido a la chochez del Bambino) alguien tendrá que rematar sus mil y un zentros.
¿Objetivos? Salvar a la Tía Pola… o por lo menos su mesita de noche.
Es obvio que ayer murió el Proyecto Zentrán y que el Madrid debe comenzar una nueva etapa con otras ideas, un nuevo entrenador y no menos de cuatro fichajes.
De lo que se trata ahora es de acabar con dignidad lo que resta de temporada. Minimizar el ridículo. A los jugadores se les ve follados desde que salen del vestuario. Fueron jugadores… hoy simples pornostars contratadas por Torbe. No tienen ideas. Ni bragas. Solo zentros. Y todos los zentros parecen de Achraf. ¡Pobre moro! Ayer lo cocido en el tajin. Hicieron albóndigas con él. Punto y final a su aventura madridista. Hay gente en la Casa que podría enderezar el rumbo, evitar al menos los arrecifes. Y esperar al verano. Guti parece tener los conocimientos necesarios. Me conformo con que planten cara al PSG pero veo a los jugadores rotos, ni creen en lo que hacen ni les gusta tampoco lo que están haciendo. La falta de liderazgo dentro y fuera del campo es absoluta. Están muertos.
¿Quedar cuartos en Liga? ¿Evitar el Torneo Colacao? Tiene narices la cosa.
Hay que actuar.
Y es preciso hacerlo ya.

El Socio

Sí, bueno, ¿no? Con la loquísima eliminación contra el Lagonés puede decirse que la era Zidane ha llegado de facto a su fin, aunque habrá que ver cuándo finaliza de iure. Si, todos sabemos que queda la bala de la Chempions, pero hombre… yo creo que cuando pierdes una eliminatoria en casa contra el Lega (¡¡tras un 0-1 en la ida!!), lo humilde y honrado es reconocer que el equipo se te ha ido y que ya no puedes sacarles nada más. Que sí, que no es el único culpable, que seguramente no le hicieron caso en verano y que no es el mayor ridículo de nuestra historia (sólo está entre los 3 o 4 primeros), pero joder, te ha follado el puto Lega, no puedes irte de rositas tras algo así.

Bueno, sí habría una posibilidad de mantener al calvo (aparte de la quimera de ganar la Champions con esta panda de almas en pena): hacer una limpia gorda en ver-ano y realizar la temporada según sus directrices exactas. Sólo hay dos problemas con este plan: primero, las “limpias de plantilla” son los padres, especialmente con Chochentino al frente; y segundo, no tiene sentido negar que el bueno de Zidane, que desde luego ha hecho putos milagros estos dos años, muestra algunas carencias oceánicas. ¿Cuál es seguramente la salida más digna y más factible? Hacer un Luis Enrique: anunciar que te piras a final de curso, y con esa liberación mental hacer un último esfuerzo por el milagro Champions y por asegurar el cuarto puesto. Bueno, quizá Zipayo no sienta que los jugadores lo han dejado en bragas y piense que todavía puede reconducirlos, pero me extrañaría que fuera tan ingenuo, la verdad.

En fin, toca comer (más) mierda, y hasta verano no sabemos si van a limpiarse los establos de Augías o si habrá la enésima reforma light. Ahora bien, como se palme contra el Peseyé, a Flópor se le va a empezar a calentar la cabeza (¡¡tres meses mirando secarse la pintura del techo!!), y entonces sí que podríamos llevarnos unas cuantas sorpresas en la summeriana.
.

Share

Moral y buenas costumbres

Debatíamos ayer los fansistas sobre jugadores como Courtois o Icardi, que como personas dejan más bien mucho que desear. No faltó el argumento -que siempre sale a relucir en estos casos- de que “los tiempos han cambiado” y, debido a ello, por más taras personales que pueda tener un jugador, lo importante es su calidad futbolística. Puedo reconocer lo válido del argumento, pero parémonos a pensar un poco: las quejas principales del madridista sobre los jugadores suelen ser su incapacidad para concentrarse durante largos periodos de tiempo, su aversión al trabajo y su tendencia al motín más o menos soterrado en cuanto deciden que el entrenador ya no les vale.

Pueden achacarse estos defectos al exceso de fama y dinero, y en parte será verdad, ¿pero es esa toda la historia? ¿No puede ser que, al no realizar ningún filtro de personalidad, la mayoría de clubes, y particularmente el Real, se llenan de jugadores muy tendentes a la pereza, la falta de compromiso y la rebelión? Consideremos esto: alguien que se pone a tener hijos y luego abandona el hogar común sin darle mayor importancia, ¿va luego a trabajar con constancia y sacrificio, año tras año, por cumplir los objetivos de su empleador? Alguien que tiene como una de las prioridades de su vida cubrirse el cuerpo de dibujos grotescos, ¿tiene muchas posibilidades de ser una persona centrada, con una ética de trabajo intachable?

Me parecen preguntas de fácil respuesta. Alguien me hablará de la profesionalidad y el compromiso de Cristiano, ese señor aficionado a traer hijos al mundo sin decirles quién fue su madre. Y aunque reconozco que es un jugador trabajador, su tipo de “compromiso” no me vale. Una cosa es darle su justa importancia al dinero, y otra que la integridad de tu ego dependa de ser el mejor pagado del mundo; esto es especialmente grave cuando expresas tu malestar en público con insinuaciones y lloriqueos más propios de una adolescente en crisis hormonal. Tenemos también a un jugador que, en conversaciones grabadas por la policía, se jacta de haber mediado en la extorsión a un compañero de selección, a uno sin disciplina de peso -ni de ningún otro tipo- y a otro con el peor gusto estético y corporal de la galaxia. Todos ellos, significativamente, entre los favoritos del presidente.

Aquí se ha clamado mucho tiempo por tener otro tipo de club, sin pedir tener otro tipo de jugador, algo que parece más bien imposible. Podemos pensar que basta con que no sean juerguistas, pero la cosa es más compleja. No estoy diciendo que debamos tener una colección de filósofos y caballeros ingleses, pero no estaría de más intentar juntar un grupo de jóvenes íntegros, disciplinados y presentables, que además fueran excelentes futbolistas. Se ha hablado mucho tiempo de “lo que distingue al Real Madrid”, ¿pero realmente existe tal cosa? ¿Qué nos diferencia, concreta y objetivamente, de otros clubes de la élite? Precisamente, he dicho muchas veces que el gran fracaso del Real contemporáneo ha sido su incapacidad de crear una “imagen de marca”, exceptuando el concepto de los “Galácticos”, que no deja de ser un cromismo sublimado. El Parcas sí ha tenido éxito en este aspecto, con conceptos tales como la cantera, Unicef o el tiki-taka, que unidos a una larga racha de victorias han hecho que se nos coman por los pies en imagen, como puede comprobar cualquiera que salga por el mundo.

El Madrid puede y debe crearse esa marca distintiva, que existió innegablemente en tiempos de Bernabéu. El presidente decidía quién era material para el Real Madrid y quién no, generando una potente identidad que por supuesto repercutió en los éxitos deportivos. No me vale decir que ya no estamos en los 50: la integridad, la responsabilidad y el acicalamiento personal son algo vigente ahora igual que hace 70 años. Personalmente, soy incapaz de entender por qué debemos fichar a tipos que parecen salidos de una galería de presos peligrosos, o incapaces de algo tan básico como proporcionar un núcleo familiar a las vidas que traen al mundo. Hay cientos de cosas que podemos hacer para distinguirnos sobre los demás (ahí está la propuesta de jugar sin publicidad, aunque ahora sea infactible por la superioridad económica de la Premier), pero para mí la primera ha de ser el fichar únicamente futbolistas aptos para proyectos a largo plazo, con una idea nítida de lo que es una jerarquía y conscientes del respeto debido a su superior inmediato, que es el entrenador. Mientras esto no ocurra, seguiremos preguntándonos por qué somos incapaces de rendir dos años seguidos.

Share

G.F.B.

Custer

Vuelve el Golismo, un Golismo con ribetes zentreros que esta vez salieron medio bien. O sea: al principio allí se zentraba a puntapala y como si se fuera a acabar el mundo. En los primeros minutos aquello parecía un bombardeo. Pim-Pam, Pim-Pam, Pim-Pam, Pim-Pam… hasta que no sé quién del Deportivo, tal vez Samotracio, metió el clásico gol por inoperancia defensiva y/o porteresca. Lo cual me recuerda que no viene Kepa. El caso es que a raíz de ello, a alguien de los nuestros, y más bien por Autogestión, se le ocurrió mandar a tomar por culo a Zentrán y empezar a rachear la bola. Y la cosa furuló. Fue Mágico. De pronto, los chicos encontraron el Camino del Quán. Y todo empezó a ser Amor. Bale descubrió al Príncipe de Galés, Marcelo su vereda, Carvajal el puñal, Modric la media distancia…incluso Cristiano sangró. Ahí estaba ya el Golismo en estado puro y una clara advertencia al París San Fermín: “Al loro que llega La Racha… el Pico de Forma y la Flor”.
Toooo junto.
En fin… Ya veremos lo que nos dura.

El Socio

Lo diré las veces que hagan falta: si el Madrid quiere tener buenas opciones de superar su cruce de Champions, debe mandar balones a Bale, hoy por hoy su único crack diferencial en plenitud, junto con Asensio. Cuando digo “crack diferencial” no me refiero a jugadores muy buenos en su puesto, que de esos tenemos muchos, sino a aquellos con una imaginación, una agresividad y una capacidad de desborde/definición que les permite marcar casi en cualquier momento y de cualquier forma. Porque más allá de sus cualidades físicas, Bale es un descomunal jugador de fútbol, con una técnica y una visión de las que apenas se hablan y que lo hacen un absoluto Top Mundial. Su primer gol de ayer es un monumento, simplemente porque se le ocurra tirar desde ahí y, una vez, decidido, ejecute el tiro con tanta sencillez y plasticidad. Qué refrescante cambio respecto a los meandros y vericuetos por los que a menudo enviamos la pelota, siempre en pos de que la princesa realice el remate final que parece corresponderle por mandato divino.

Balones a Bale, balones a Bale, balones a Bale. Que además parece que fuera un desconocido para rivales y prensa. A base de ningunearlo, se diría que es un meritorio que tenemos ahí haciendo lo que puede, cuando lo cierto es que estando fresco es el mejor del mundo junto con el mónguer. Los cinicos pueden repetir que casi nunca tiene esa frescura; para mí lo que cuenta es que ese galés del moño absurdo que compra en el Mercadona es el único motivo que hoy por hoy puede ponerme delante de la tele a ver al Mandril. Es nuestra arma de destrucción masiva, y debemos pulsar el botón. Con eso y con la integridad de jugadores como Nacho aún podemos tener mucho que decir. En cuanto a los pitos a Benzema, las pitadas al equipo nunca me han gustado; ahora, a jugadores individuales son otra cosa, sobre todo cuando han tenido todo el tiempo del mundo para enderezarse. Cuántos disgustos no nos habríamos ahorrado con unas cuantas pitadas a Baúl.

Sobre el Peseyé, os aconsejo que os bajéis el partido que disputó ayer para ver cómo el Lyon lo maniató durante toda la primera parte sin grandes dificultades. Cierto que tuvo la ventaja psicológica y táctica del descomunal gol de Fekir nada más empezar, pero para nada el PSG fue la imparable máquina ofensiva que aparenta por la facilidad con que se pasea en la Ligue 1; en suma, en cuanto se enfrentó con un equipo con cara y ojos se le vieron las costuras. Y desde luego, el mejor Madrid es muy superior al mejor Lyon. Podemos pasar o no, pero ciertamente no será por enfrentarnos a un coco invencible.

– Real Mándril: 7 (Bale (2), Nacho (2), Modric y Ranaldo (2))
– Deporculo: 1
.

Share

Hemoción a rahudales


.
“El partido de mañana es como siempre nosotros mismos”.

Un Mandril-Deporculo con los merengues a 300.000 puntos de la cabeza no es precisamente la perspectiva más excitante del mundo, pero ¡aaaaa-migo!, tenemos el reto de ver si somos capaces de ganar dos partidos seguidos, y ahí la cosa cambia. Contra el Lagonés se vislumbró un cambio de dinámica, y si ganamos al antepenúltimo de la tabla en casa ya puede ser la repanocha. Entrena a los deporculistas el célebre (?) Cristóbal Parralo, y el equipo tiene a estrellas como Javier Bicho (lamentablemente lesionado) y nuestro meritorio uruguayo Valverde, que de momento pasa sin pena ni gloria. Hablando de canteranos del montón, anda por ahí también Juanfran, que apuntaba a enorme lateral pero a sus 29 añazos ha tenido una carrera de lo más mediocre. Seguro que sólo ha ganado un par de minolles de euros, fracasado total.

En nuestras filas hay motivos para el optimismo: ¡vuelve la BBC!, y con ella la ilusión. Quien no sienta una enorme ansia por ver de nuevo trotando por el pasto a The Three Amigos, es que no le gusta el fútbol ni tiene alma. Queríais echaros la siestecita en vez de ver el partido, ¿eh? Pues os jodéis, que toca fútbol gourmet. Bueno, ya más en serio (?): si no ganamos estaríamos fuera de puestos Champions. ¿Os parece suficiente motivación o no?

En caso de respuesta negativa, siempre nos queda fijarnos en la Ligue 1, donde se disputará el partido cumbre de la temporada: un Lyon-PSG donde un negro, un moro y un panchi pugnarán por ver quién es el delantero joven más en forma de Europa. Frapé, Mariano y Fekir tienen orígenes muy dispares, pero los tres viven un romance con el gol, y el interés por verlos cara a cara es evidente. Y en medio de ellos un Neymar que saldría rentable aunque costara 300 kilos; ¡ojo, que estamos palmando pasta no trayéndolo! No es que el título del PSG corra peligro aunque pierda, pero podría producirse un interesante cambio de tendencia, no sólo en la liga francesa sino incluso en Uropa. Podéis ver el choque a las nueve de la noche aquí.

Share

¡Sí, sí, sí, la bilis ya está aquí!

Custer

Partido Anal jugado por diez Lucas Vázquez y un Theo y ganado tras un zentro a la remangillé (HQZCLQC) rematado a la pata chula. Un equipo que no está trabajado tácticamente ni sexualmente ni diplomáticamente. Una Sopa Cho en la que nadie se va de su par. Eso es lo que hay. ¿Qué entrenan en Valdebebas? Lo más probable es que jueguen al “Teto” y tal vez a la “Piragua” (que es lo mismo que el Teto solo que en el agua). En situación normal, Zentrán ya estaría camino de Marsella o de la kabilia argelina de sus ancestros. Pero sigue aquí. Y sigue aquí por culpa de una volea. Jamás una volea escocesa ha causado tantos zentros seguidos. Se zentra como se juega o se juega como se zentra. Lo que está claro es que el Madrid necesita con urgencia un Icardi que ponga orden en el frente de ataque. Y en verano un wendigo que desestabilice al enemigo. El Madrid corre por el campo como un enano acondroplásico. Es como ir a una plaza de toros de pueblo, de las que se formaban con carros, y contemplar una faena (sin gracia) del Bombero Torero. La sensación que deja es que hay que venderlos a todos, sacar pasta y traer ilusión. Jugadores nuevos. Ninguno de los de ahora vale un pimiento. El fallo de Kovacic me hizo aplaudir con las plantas de los pies. Nunca lo había hecho. Y no es tan complicado. Solo tienes que estar suficientemente histérico. La banda del PSG llega a Chicago el 14 de febrero. Nos estarán esperando en un almacén de la calle North Clark. Allí estarán todos. Machine Gun McGurn, Mbappé y Wendigo. Será una noche de San Valentín muy interesante. Si nadie lo remedia… veremos muchos zentros.

Asensio y Theo en una banda… ¿con qué fin? Zentrar.
Lucas Vázquez y Carvajal en otra… ¿Por qué…? Para zentrar.
Asensio se va del lateral. Zentrán le echa la bronca. “Vuelve a tu sitio”… “Abre el campo…” “Tú saes…” Menos mal que Asensio se autogestionó y abandonó la banda. De lo contrario cerocerismo al canto en Leganés.
¿Y Minoral? No sé si ha jugado.
Se necesita un golpe de timón.
Con urgencia.
Autogestión o Guti.

No voy a pedir que venga mañana Pochettino, es imposible… pero sí que empiece a calentar Guti… Zentrán se ha vuelto loco. Ha perdido el rumbo… Y yo les digo desde aquí a los jugadores: ¡¡AUTOGESTIONAOS!! O la Matanza en San Valentín será brutal.

El Socio

Olvidad el juego, olvidad la táctica, la presión, el pelele, y lo otro, y quiero hacer mucho… lo que importa es que el biliserismo ha vuelto, y, como no podía ser de otra forma, ha sido gracias a un zentro. La señal está ahí: El moyo ha vuelto y quiere quedarse ¿Demasiado tarde para salvar los muebles? ¡No lo creo! Pero ese moyo tiene un portador llamado Ausencio. Zipayo, si quieres triunfar en esto del fúrbol pon al mushasho, aunque tengas que quitar a una vaca sagrá (o a Isco). El tipo se cree un Dios, no sabe que algunas cosas son imposibles y precisamente por eso las consigue. En una palabra, es joven.

La pelotita ha vuelto a entrar, tardía y agónicamente como mandan los cánones, convertida en heraldo del regreso mandrilista. Preparen sus culos.

– Lagonés: 0
– Mándril: 1 (Ausencio)

·····

E cuando arrivo a casa…

El Mándril se ha convertido oficialmente en el equipo más en forma de la Euroliga, y le toca corroborarlo ante el Uniraja del simpático Joan Plaza, partido asequible por más que se juegue en el Martin Carpena. La victoria Mándril es importante para la estabilidad del continente europeo, y además los verdes merecen perder por tener las chirlíders más cutres de la Uroliga, recién salidas de la caja del Mercadona. Aquí se exige un nivel, señores.

En fin, a las 20:45 por Telestreaming.

Share

La importancia de la Copa


La copa del rey.

Sé lo que estáis pensando: Buah, un Leganés-Mandril de Copa, eso no le interesa ni al fanboy más chungo de Flópor (Kokoliso). Bueno, pues andáis muy equivocados: esta eliminatoria puede ser el trampolín que ayude al equipo a evitar la gran piscina de mierda que tiene debajo y a llegar a una de champán que tiene situada un poquito más allá. Mierda y champán; no es lo mismo, ¿no? (bueno, para algunos sí).

¿Qué es lo que necesitamos ahora mismo? Ganar. Y ganar, y ganar, y volver a ganar. Aunque sea al Deportivo Lisiados, o al Patones de arriba. Ni siquiera hace falta que sea en fútbol: que se reúnan los jugadores y ganen a unos niños a las canicas, o a la rayuela, o que vayan a un bar a ganar a los dardos a una panda de borrachos. El problema de los chicos obviamente es mental, no se les levanta deportivamente hablando; ¿que jugamos mal? Jugamos como siempre, pero antes ganábamos. Hace falta un relato al que agarrarse. Por ejemplo: “el Madrid siempre es inconstante en Ligas, pero es irresistible en eliminatorias” “¿Que el Peseyé cascó 8 ayer? Da igual, en eliminatoria caen pelotos”. Y ese relato es precisamente lo que nos ofrece este cruce contra el Lagonés. Además, qué coño, es un título, por más que lo llamemos chupito la diferencia entre un nadaplete y una Copa es abismal anal; joder, que hay clubes que sacan a la virgen de la ciudad a pasear cuando ganan una Copa.

El Mándril sólo se ha enfrentado al Lagonés 4 veces en la yshtoria (no como el Paleti, ellos tienen más experiencia), todas saldadas con victoria blanca. Dos de ellas fueron precisamente en Copa: 3:4 en 2003 y 1:2 en 2004, ambas en Butarque, cuando parecía que se impondría el sentido común y se jugaba a partido único. Si no recuerdo mal, el Geta tampoco nos ha sacado un empate nunca. Quiero decir que los dos equipos del sur del Madrid tienen una especie de inferioridad profundamente asumida ante el Madrid, y debemos aprovecharnos de eso, meter al Lega una goliada ahí todo guapa y decir “¡eh, vuelve el rey de copas!”. El tropiezo farsante bien puede contribuir a esta sensación. No tengo idea de qué equipo sacará Zidane porque es un señor raro, pero me gustaría algo nuevo, refrescante, chispeante (como el champán): un Ceballos y un Asensio ahí aportando talento y nervio; Borjita Minoral cazando todo lo que le caiga en las cercanías. No sé, argo. Parece que la Copa no importa, pero hacedme caso, importa mucho.

Share
Contacto
Ayuda a Fans
Dónde ver al Mandril

WPMessenger