Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Charlas con Waldo – 17 Abril 2021

Bloque 1 – Nueva Monetización, Política

Bloque 2 – Series de TV, Cómic, Música

Bloque 3 – Reseñas de Cine

Bloque 4 – Desmitificando a Orson Welles

·····

Las diferencias de luz se deben a que esta entrega se grabó en distintos días de la semana pasada.

Patreon:

Become a Patron!

De momento no hay ventajas especiales para los mecenas, pero no son descartables. Hay varias posibilidades: chats exclusivos, camisetas… ¡se admiten sugerencias!

·····

Podcast (Bloques 1 a 3)Podcast (Orson Welles)

·····

Observaciones sobre la serie «Chernobyl»:


.
Vídeo del helicóptero.

Artículos:

What HBO’s “Chernobyl” Got Right, and What It Got Terribly Wrong

How HBO Got It Wrong On Chernobyl

Informes:

Chernobyl 10 años después (español)

Chernobyl: The true extent of the accident (ONU)

·····

Vídeo «Airplane Mode», de 9m88

·····

Orson Welles anunciando champán después de bebérselo todo.

* En el bloque de Welles digo que 10 millones de pesetas de 1965 equivalen a 100 millones de dólares, En realidad serían aproximadamente 2 millones de dólares.

Share

Reale Madrid 1990

Rappol

En la previa Zisú mostró el camino del exceso. Relegar al Hijo del Viento al banquillo y alinear al Pajarito como lateral en ausencia de Chopped Premium —habrá que recordar que con él empezó en cierto modo todo, hasta que el mamarracho de Busquets le hizo pupa sin querer [sí, sin querer, como si fuera un secundario de una película de David Lynch]— fue recordar el tercer mandamiento del Zisú-Tzu: «Exprimirás a tus mejores jugadores hasta que mueran o los maten». Y le salió fino, como finas salieron las heces anoche (y mañana, y pasado mañana) de todos los ortos antimadridistas extendidos de norte y sur y de este a oeste de la geografía patria. Hilillos de plastilina amarillenta y prieta.

Eder Banega, o sea, Ever Militao, se bautizó al fin, acompañado de su padrino Nacho (siempre cumple este chico cuando está en forma) y de la madrina Azul (y Pajarito Chutao). Rompiendo sus propios límites, el brasileño voceó, cuerpeó, peloteó, balonmanizó, amuró, gritó otro poco más.. y a ratos apareció hasta presionando en tres cuartos y yo qué sé más. Puede que le falte negritud, pero presentó definitivamente su candidatura a gobernar Venezuela en estos tiempos en los que Guaidó parece estar más preocupado de no coger el Covid antes de alcanzar su próximo contrato, el definitivo, un contrato que le permita volver a su tierra tras haberse llenado los bolsillos de Champions. ¿Y qué vas a decir ante esto? Que hay que mirar hacia el futuro.

Conque el partido consistió al final en aguantar los cuartos de hora de arranque de cada parte y del 60 al 70, más o menos. Y Zisú lo vio tan claro que cuando Plokk hizo sus primeros cambios dijo, «¿Sí?… Pues toma al Cyd Hamburgueseador y a Apendicisco, que nosotros nos jugamos la Liga otra vez este finde». Qué huevos le echó, de verdad. Y no contento con eso, trató de explotar el poco amor propio que le restaba al Hijo del Viento y lo sacó a guerrear un ratito, cual mono con lanzallamas… Me apuesto una botella de Vichy-Catalán a que no sacó al Morciégalo porque ya le parecía demasiado para la gorra del entrenador germano. Porque entre compañeros de profesión hay que respetarse y, además, el Real Madrid no solo es Gran Señor, es Obra Social. Y si no que se lo pregunten a las señoras de los del Yoya que deben estar felicísimas de saberse casadas con tanto inaprensivo.

En fin. Un partido menos para volver a casa. Veremos si en caja de pino o con el pecho desbordado ya de medallas. Un pecho imposible de chupar ya, que indica de manera elegante cuál es tu camino, si es que anoche, compañero, tú que nos escuchas, nos lees y tienes pesadillas con nosotros, cagaste fino. Chupa Real Madrid.

El Petaculos del Paladium

Partido que se hizo lo que se tenía que hacer: aguantar como Guti en el after, correr cuando se pudo e intentar crear alguna ocasión. Odio-zola en el banquillo y Valverde jugando dieron un poco de peligro arriba, por lo menos sacó la pelota con velocidad. A lo mejor esa era la idea de Sisú, un genio, en esa cabeza calva tiene alguna idea maravillosa, en plan Rainman. Aguantar tocando y saliendo con velocidad para no quedar encerrados atrás, esto último, lo de correr, se lo llevó pidiendo a Zizu todo el puto año. Ese desahogo hizo que el Liverpool tuviera que vigilar un poquito su portería y dio respiro al equipo. Excelente Sidán, buen planteamiento.

Al final los cambios correctos. Odio-zola no parece tan malo, habrá que darle minutos aunque sean de la basura (antes de devolverle a la misma), Rodrygo, bien, un poco acelerado, creo que está viendo que Vinicius le come la tostada e intenta arriesgar un poco más. E Isco, haciendo lo que bien sabe hacer, aguantar la bola (siempre demasiado, pero ayer era necesario) y no crear peligro.

Afortunadamente no metieron el primero, si no hubiese sido un puto infierno, el moro Salah me parece un poco sobrevalorado. Ahora que se vayan de putas, que descansen y el finde el Getafe que no sé ni quién juega ahí, el pelopolla del Cucurella, Maksimovic y Djene por lo menos les tenía en Comunio el año pasado. Enhorabuena muchachos, a descansar. Hala Mandril. Tiembla Chelsi.

El Socio

Antes del partido me parecía perfectamente posible que la necesidad de marcar del Liverpool nos dejara espacios atrás y en una de esas los pilláramos en bragas, cerrando la eliminatoria. Y sí, los rojos salieron a atacar fuerte, pero lo de las contras había que hacerlo otro día: pronto quedó claro que la dupla «partido de ida-Clásico» había drenado al equipo y que las fuerzas andaban justitas, justitas. Además, la defensa no andaba fina, y antes de transcurrir cinco munutos el Liverpool ya había tenido dos claras, frustradas por Pichabrava, un hombre con una misión: librarse del mal fario que supuso comerse el gol de la Décima (hablando de mal fario: pocas cosas más cutres y de equipo pequeño en 2021 que apedrear el bus del contrario).

Estaba claro que no era noche para sofisticaciones ni planes elaborados: había que ser el Parma los 90, el Torino, la Samp; ni siquiera el Lazio de Eriksson, eso era demasiado finolis. Teníamos que apretar el culo, rascar, cerdear y reducir el tiempo efectivo de juego al mínimo; sólo nos faltaba el chute de creatina (o no). A Valverde, improvisado lateral derecho, le salía su centrocampista interior y subía, subía, subía. Por esa banda se entendió bien con Ausencio, había un bonito flirteo ahí. Al mallorquín nunca lo habría puesto de ser necesaria una remontada, pero en un lance como el de ayer, donde hacía falta frialdad y desconexión emocional, Ausen se encontraba en su elemento, su verdadera patria, la isla Pettofredo. No era sin embargo un partido propicio para Vini, pero cabe destacar que no se arrugó e intentó hacer siempre o suyo, en una situación de exigencia máxima; se nota que nunca ha jugado en la Real. La tuvo para bombeársela a un Alisson desbigotado, pero aún no define tan bien.

Poco a poco se fue entonando nuestra defensa, pero seamos sinceros: los del Pool fallaron muchísimo, y de haber entrado cualquiera de las claras que tuvieron nos podríamos haber rascado los huevos metiendo los dedos en la boca. Salah, por quien anteayer pedían 150 millones, mandó su mejor ocasión al cartel de Exit. 11 córnels y 16 intentos de gol, ahí es nada. Pero en definitiva fue lo que hemos visto tantas veces: arrasar en la ida y defenser en la vuelta, la media inglesa de la Champions.

Ya sólo quedan cuatro equipos en la competición, que suman 14 títulos entre todos; claro que el reparto es un poco desigual… o dicho de otra forma: Papi ha vuelto y se está desabrochando el cinturón. Ahora tenemos el problemilla de jugar la Liga con un equipo vaciado, pero bueno, quién dice que Chust no puede ser otra revelación defensiva…

·····

– Loserpool: 0
– Maligno: 0

Share

Flópor Forever

Bueno, pues Florentino Pérez Rodríguez, socio 1.793, ya ha renovado su mandato presidencial para cuatro años más. Si quisiera ser políticamente correcto, diría que es una lástima que no haya elecciones para poder valorar distintas alternativas, diferentes proyectos, etc., etc. ¿pero siendo sinceros? BAH. Es más, ojalá siga Flópor mientras el cuerpo le aguante.

Un error muy común es creer que el Madrid ha sido siempre una institución democrática y que esto ha marcado su carácter. Nada más lejos de la realidad: nació como club deportivo más bien elitista y fue siempre dirigido por sus sucesivas juntas, sin que la opinión de los aficionados contara gran cosa, hasta llegar a Bernabéu, presidente proclamado por la Federación Madrileña que concentró el poder en su persona y en escogidísimos colaboradores, como Raimundo Saporta. Las elecciones fueron invento de un Luis de Carlos abrumado por el problema de la sucesión, y de hecho en 119 años de historia sólo ha habido tres presidentes salidos de las urnas: Mendoza, Florentino y Calderón.

¿Y qué ganaríamos con unos nuevos comicios? Sinceramente, yo seguí muy de cerca las últimas elecciones, celebradas en 2006 (está todo en este blog), y aunque me lo pasé muy bien, visto con perspectiva fue algo bastante lamentable y anacrónico: desde el Kennedy con seis dedos de Juan Onieva al desnutrido Baldasano, Mindundi Calderón, Jurassic Mir o el Relojero del Mal, todo el proceso no habría desentonado en una película de Berlanga. Seamos sinceros: estamos en España, donde escasean los magnates exitosos y sobran los frikis y los arribistas. Si pensara que tenemos cinco candidatos mejores que Flóper llamando a la puerta, sin duda pediría elecciones, pero ciertamente no es el caso. ¿Que Florentino es un pipas, que está gagá, que tiene una dinojunta? Sí, cierto, y también posee un status casi mítico entre los directivos y representantes europeos, su nombre rima con «solvencia» e incluso está a punto de crear una liga alternativa en la cara de la puta FIFA.

Ante todo quiero dejar algo muy claro: si esta vez tampoco ha habido elecciones es simplemente porque los potenciales candidatos no han tenido cojones para presentarse. ¿Os acordáis de la candidatura fantasma de Juan Villalonga? Quizá no se acuerde ni él, porque en cuanto se enteró de que Flópor volvía jamás volvió a asomar a 50 km del Bernabéu; cuentan los rumores que actualmente usan su jeta para medir la potencia de corte de las sierras láser. ¿Boluda, que incluso compró un 7% de la COPE para prepararse la campaña, y al final e han faltado huevos? ¿Muertos de hambre como Martínez Bravo o Edu García? ¿El descamisado de Riquelme, que se compró una portadita en Forbes para colocar mejor sus burras renovables? ¡¡Por favor!! Si tuvieran proyecto, valor y dinero, lo mínimo que harían sería presentarse aunque luego perdieran estrepitosamente. Pero no: igual que los buitres, sólo se atreven a descender cuando la presa ya está muerta y putrefacta, aunque tengan que pelearse con otros carroñeros.

La sucesión de Flóper será un asunto delicado, pero tampoco puede ser de otra forma, porque el Madrid es algo muy raro: no es una empresa, ni una franquicia estilo USA ni tampoco es un «club de sus socios» como un Osasuna o Athletic de la vida, por más que se quiera vender esa ficción. Es una verdadera singularidad que ni siquiera tiene sentido que esté en España, donde tanto se desprecia la excelencia y el éxito. Nuestra mejor posibilidad es que surja otro caudillo que continúe el legado Santiaguista-Floperiano, pero en el ínterin, ¿quién sabe? Si tuviera que apostar, diría que iremos a un modelo como el alemán, en el que una junta de ex-jugadores velará por la reliquia, intentando que la leyenda siga en marcha y dejando decidir a los socios sobre cosas accesorias para no quitarles la ilusión. Quizá incluso se pueda formar esa junta de celebridades madridistas (Alonso, Nadal, Sainz, Figo…) que se propuso hace poco.

Eso sí, puedo vivir perfectamente sin volver a votar al presidente del club. ¿80.000 peñistas, lectores del Marca y espectadores del Chiringuito decidiendo quién es «el mejor», dos meses de campaña intentando seducir a los citados con fichajitos, hablando de cantera y enslazando el «madridismo desinteresado» de Baúl? No, por favor, no. Ya tenemos que sufrir algo parecido para poner a un inútil de presidente del país, no macillemos también al Madrid con ese proceso. Sinceramente, no sólo agradezco a Flóper que nos ahorre pensar en eso durante a menos cuatro años, sino que incluso pediría que le transfundieran sangre de jovencitos vírgenes como Reus y que aguantara veinte años más en el machito. ¡Flópor Forever!

Share

Zona Luis

Custer

Potra Agónica con medio equipo constipado para la Batalla de Anfield, Hasta Luego Lucas y Odriozola odriolezando. Ya veremos cómo acaba esa película porque la gasofa sólo dura 45 minutos. Victoria Pírrica sin Pirri en medio de la tormenta. Lo que no te mata te hará estornudar más fuerte si no tomas paracetamol esta noche. Hoy todos en casita con fiebre y que entrene Sanani. El Di Stéfano parece la Casa de Víctor Hugo, hay corrientes de aire por todas partes y la lluvia se te mete hasta por el culo. Messi acabó tiritando. Sin público y con un Estadio de Juguete el Madrid se planta primero en la Liga Hija de Johnny a la espera de lo que haga Colchones La Chola con un calendario más que complicado.

«El equipo está al límite», dice Papafrita. Al límite los pone él que juega siempre con los mismos. Estaba claro que el Barça lesionaría a uno, es un equipo muy ruin. Lo raro hubiese sido que jugando el miércoles unos Cuartos de Final de Champion no quisieran lesionarte a nadie. Estaba cantao que iba a suceder y encima en la línea más castigada del Madrid… que ya es “casualidad”. ¿Y todo para qué? Pues para que La Potra te libre del empate en el último minuto. Bah. Ojalá nombren a Zidán Seleccionador de Francia.

Odriozola NO puede ser la opción en Liverpool… que ponga a Valverde, que ponga a Nacho… que ponga a uno del Castilla. Fue salir Lucas y hundirse la defensa. Si malo es Lucas, lo otro que viene…¡¡NO TIENE NOMBREEE!!… Solo Potra amparó el resultado con el larguerazo y menos mal que el delantero culé exageró la piscina porque de lo contrario es posible que el árbitro hubiese picado la trampa. El lateral derecho va a ser un coladero en Anfield y todo por qué… pues porque unos pobrecitos, con Papafrita a la cabeza, quieren regalarle la Liga al Cholo. Habrá que contar con la veteranía de Marcelo y su contrastada capacidad de aceleración…

El Socio

Hay un universo alternativo en el cual el chutazo de Valverde al poste entra en la portería y el Madrid se mea severamente al Barcas, metiéndoles cinco o más goles; es un universo alternativo en el que los culerdos no tienen la opción de borrar de la memoria todos los ataques y contraataques durante los cuales el Madrid pudo darles la puntilla ayer. Pero como ese balón no entró, vivimos el final del partido con el culo apretadísimo (lo cual es más emocionante, todo sea dicho) y los culés pueden presumir del porcentaje de pusesió, que inmediatamente implica que merecieron empatar o incluso ganar; añadimos a esto que el segundo gol del Madrid fue de rebote (no como el casi-gol olímpico de Messi, que fue absolutamente intencionado), que Gil Manzano no pitó el vahído del jugador que robaron con muchos valores a un equipo en descenso, y que además no añadió un minuto más al descuento, y tenemos que el fascismo les ha robado una nueva Liga al Barcas. No se conforman con haber competido bien, con tener varios buenos jugadores jóvenes, no, no… o son víctimas de su particular Shoah o no pueden cagar blando. Ni siquiera las humillaciones anales y anuales en Europa les dan alguna pista de que hace mucho que dejaron de ser superélite… Y en el fondo es comprensible, porque en España, a base de rodear al hálbitro, de esperarlo en la banda, de recibir muchos penaltis «porque son muy ofensivos» y de no ver jamás rojas «porque juegan muy limpio», van rascando titulitos… Y eso significa que son tan buenos como el Madrid… ¿verdad? ¿Verdad?


.
Culona exige al periodista que diga que vio penalti.

Rappol

Como sucede prácticamente siempre, fue un partido con dos partes bien diferenciadas: la primera parte y la segunda parte. Y aunque el baño en la primera lo puso el Madrid (qué empaque, que dominio, qué hombría, qué preciosidad de primer gol) y en la segunda lo puso la lluvia, fue meritorio nuestro nivel competitivo cuando se nos acabó el fútbol…

En el primer gol, la galopada rompedora de Valverde dio la medida clara del plan del Madrid: resolver el choque lo antes posible, por si se ponía a llover. El bueno de Vázquez la puso de lujo —esas rasitas las pone mucho mejor que cuando se trata de levantarla—… y luego ya Benzema… Hijos míos… Culerditos de mis entretelas… Vaya golazo, ¿eh? ¿A que os gustó? Bueno. No tanto como el segundo, donde el más rápido de todos fue Alba que, sabiendo por dónde iba a entrar el balón de Kroos, corrió como un rorro nervioso para poder peinarla y salir en la tele en primer plano. Quedó muy fino, Jordi. Estos goles se disfrutan mucho, bien lo sabéis. Y luego ya, la lluvia sobre Madrid, como en Taxi Driver, llevándose toda la morralla temblorosa del campo.

Existen en el mundo, por otra parte, dos clases bien diferenciadas de personas: las que disfrutan viendo Lo de Évole y las que disfrutan viendo a los culerdos acosando a los árbitros. Pero seamos francos y reconozcamos que la tormenta que Greta Thunberg había enviado sobre Madrid iba acompañada de un peligrosísimo viento racheado que comprometía la estabilidad, especialmente, de los jugadores culerdos espoleados por el tradicional remuntem segur. Azul lo sabía (es lo primero que aprenden los jugadores negros cuando llegan al Madrid), y viendo que Bridewayne se iba a caer, le echó una miaja el brazo para que no se fuera de varetas, en un gesto que, lejos de ser agradecido por el enfermizo muchacho, acabó con una ridícula cabriola-voltereta-atrás de esas sin manos que hacían que a los profes de Educación Física de la escuela les entraran sudores fríos en los días que no se podía salir al patio a ejercitar el organismo y había que sacar las colchonetas verdes (o azules) para retozar en algún salón de actos reconvertido en gimnasio ocasional, sin espejos, sin ciclados y sin chicas lozanas con las licras petadas. Un penalty que solo ven los que ven Lo de Évole, y luego rodean a las chicas de negro en los bares, confiando en que antes de que sean las once Cenicienta los elija para que le peguen el Covid. Era justo y necesario. Había que darles un hueso que roer, entre lágrimas y mirando las postales del cruyffismo.

Pero es que llovió mucho, coño. ¡Que Messi tenía frío! ¡Que La Ronalda Cumana se había dejado la petaquita de Ströth en el vestuario! Menos mal que al final bajó Piqué al campo a preguntarle al árbitro si también el tenía algún vídeo picante de Shakira guardado en el Whatsapp. Pobrecitos culerdos, de verdad. Están a un paso de hacer cócteles molotov y tirárselos ellos mismos contra sus propios televisores en sus saloncitos burgueses con la estelada de tapete bajo el trípode de esos negros que aspiran ser El Negro Llorón. Por ahí van muy bien, la verdad.

Chopped out, Case expulsado, cambios para mirar hacia Liverpool… Miedo me da no ya tener que jugar de nuevo con los dos centralitos aculados, sino además tener que añadirles al Hijo del Viento, que parece un jugador de fútbol atrapado en el tiempo. Pero lo único cierto es que en esta liga de campos vacíos y excusas, entre los supuestos grandes solo hay uno que puede mirar hacia el futuro con optimismo. Porque es el más competitivo, porque es el que gana contra todo y contra todos (no te equivoques, Pochola), porque es el más glorioso y el más grande. Y ayer hizo lo que tenía que hacer: ganar y tentarse las heridas antes de la próxima batalla. Ganar. Punto. Sin excusas. Hala Madrid.

·····

– Maligno: 2 (Benzema y Kroos)
– Llorones: 1 (Mingueza)

Share

Clásico²


.
¡Mucho! ¡Muchoooo!

Buah, chaval: el Clásico, el bien contra el mal, la nobleza integradora contra el provincianismo disgregador, Autobots contra Decepticons, el Superderbi; el Madrí contra el Barsa, vaya, con las espadas en todo lo alto (en su caso, los cuernos) por el título de Liga, toda vez que el Paleti es el comparsa tonto de la fiesta (risas). Mandriles y culerdos llegan en su mejor momento de la temporada, pero mirad lo que os digo: lo suyo es una FARSA, un espejismo, no es orgánico; la típica buena racha lograda gracias a verse todos el gepeto a diario, las redesillas arbitrales y un Mensi que ya está pensando en la renovación anual. Sin embargo lo del Mabrip es una revolución de las sonrisas, un encaje puta madre donde todo tiene sentido y armonía como en el modelo de Kepler. Poco a poco nos vamos acercando al fúrbol total, de la mano (o los pies) de un Vinicius/Urkel que parecía poliomelítico, un Asencio más genial cuanto más maricón, unos jerarcas que aún guardan algo en el tarro de las drogas esencias y un Zipayo que tiene toooodo el fútbol en esa cabeza que Dios le ha dado.

Hay una cierta rama del mabrilismo, más gay que Asensio y Cristiano juntos, que piensa que hay que tirar el partido de este noche, que considera este compromiso una distracción de lo mollar, patatas pequeñas, que dicen los gringos. Lo que le pasa a esta gente, sin duda bienintencionada pero un poco mongui, es que no entiende la dinámica competitiva de este deporte: tú no puedes pedirle a un grupo de jugadores que está «en la zona» que pulse un botoncito y se ponga en modo no competitivo; eso es imposible, como cortar una meada a medio chorro. Estos zagales están tirando p’alante como búfalos desbocados, y sólo pararán cuando se encuentren con una fuerza igual o superior; la única forma de evitarlo sería poner deliberadamente a todos nuestros paquetes sobre el campo, pero eso iría contra la mentalidad y prinicipios de Zipayo. No, va a ser una batalla sangrienta en la que ellos seguramente intenten jodernos a alguien para la vuelta de Champions, pero hay que afrontar el resto con la gallardía propia de un Mandril.

Mateu se ha lesionado el fistro y será sustituido por Gil Manzano, hálbitro de alegre rima. No sé si esto será bueno o malo, porque aunque Mateu deja fluir el juego, lleva unos años muy raros, en los que parece querer hacerse perdonar por no sé qué, y nos pita cosas muy raras. En fin, como siempre sólo pido que el trencilla joda el partido lo mínimo. ¿Me pedís un pronóstico? Por supuesto, ahí va: GOLIADA.

·····

Y mañana…

No sé si han coincidido muchas veces el clásico de fúrbol y el de basket, pero este fin de semana es así. El Magric llega por un lado eufórico por su clasificación al Top 8 europeo, y por otro de bajona debido a la baja de Deck. ¿Pero sabéis qué os digo? Me importa un huevo perder a un argento con orejas de soplillo y pinta de macarrilla que se larga a ser el último mono en Oklahoma; a mí lo único que me importa ya en el deporte es la estética (bueno, ganar también un poco), y desde ese punto de vista la marcha de Gabrielito sin duda es soltar lastre. Claro que vamos a hacer un pan con unas tortas, porque su reemplazo será Vincent Poirier, un tío aún más barriobajero. En fin, a quién queremos engañar, no hay escapatoria ante tanta vulgaridad y feísmo; lástima no haber decidido fichar únicamente a Grigonis.

¿Cómo evitar el expolio de jugadores por parte de la NBA? Al parecer algunos contratos ya incluyen cláusulas variables, mucho más elevadas en las épocas del año en que el Madrid aún está compitiendo, pero en el caso de Deck esto no era sí. Esperemos que estos episodios tan desagradables no se repitan en el futuro, para disminuir esa desagradable sensación de robo colonialista (eso sólo podemos hacerlo nosotros en fútbol).

El partido es poco trascendente en lo deportivo, porque incluso perdiendo tenemos muchas posibilidades de quedar primeros de la fase regular, pero puesto que el nivel de ambos equipos está algo desesquilibrado ahora mismo, convendría no encajar una derrota dolorosa, con vistas a una previsible eliminatoria final contra el mismo rival. Digo lo mismo de arriba: cuando llegas a esta fase de la temporada tienes que competirlo todo, porque al fin y al cabo gran parte de tu nivel lo determina la cabeza, y si te metes en el melón que eres la repera, incluso una plantilla ultradopada económicamente como la del equipo de los valores lo tiene difícil para hincarte el diente. Además, será una excelente forma de probar estrategias de juego post-Deck.

Share

Lolaso, estación final

Sé que están muy ocupados y emocionados con todo lo que está ocurriendo en el mundo del balompié (pasión de multitudes), pero les ruego un minuto de su atención para estas líneas y un par de horas esta tarde para asistir al último «hurra» de un equipo que, desde el semianonimato de un deporte para frikis, se rompió los cuernos por el escudo y aumentó notablemente el palmarés de un club que, como la planta de «La pequeña tienda de los horrores», siempre pide más y más. Les habló del Lolaso, escuadra que dinamitó el basket-control de los Obradovic y Messina y que, a base de triples y regalar la última posesión, puso patas arriba el baloncesto europeo; eso sí que fue una revolución de las sonrisas, y no la de los malolientes podemitas.

Por supuesto, todo se acaba, y ese equipo, ¡ay!, está ya como el perro renqueante al que habrá que llevar pronto al veterinario para «dormirlo»: La espalda de Rudy parece el acordeón de María Jesús; Llull tiene más parches que el mono de Niki Lauda; al microondas de Carroll se le pasó la garantía en el Mundial de Rusia; Deck es un camellito de Colonia Dora, Garuba un negro atlético fraudulento y Laprovittola un saldo del Sepu. Nos sostiene a duras penas la elefantiasis de Tavares y cuatro cositas de Taylor y Pedazo de Maravilla Thomkins. Vamos, que estamos en manos de negratas tatuados, como unos Brooklyn Nets cualesquiera. Se viene la hostia y será gorda, pero les debemos estar ahí.

El Madrid no se queda fuera del Top 8 europeo desde… ¿no sé, los tiempos de Imbroda y Louis Bullock? Sería una gran putada, pero aún tiene una forma de evitarlo: ganar en Ful de Estambul, ciudad fatídica para el Madrid este año. Nuestro rival es el Férenbac, que pasó una pájara importante tras la marcha de Obradovic pero ya vuelve a carburar bastante bien, con Nando Coca Colo como rostro más reconocible. Los entrena un tal Kosokov, que antes de esta temporada sólo fue primer entrenador un año en los Suns, pero de momento está cumpliendo el expediente. El problema será la diferencia de plantilla y el hecho de que, aunque ellos no se juegan nada, tienen la muy jugosa oportunidad de dejarnos fuera.

No nos engañemos: somos Butch Cassidy y Sundance Kid, somos el Grupo Salvaje… tenemos sólo un puñadito de balas y ellos ametralladoras… nos van a hacer más agujeros que a un gruyere… pero hay que verlo… hay que verlo… Ojalá, cuando todo termine, un alma caritativa cave un hoyo y diga una oración.

Euroliga, Jornada 34: Férenbac-Real Madrid, 19:45 (Streaming).

Share