Archivos
Categorías

Artículos de Interés

Archivo de la categoría ‘Rappol’

La LFP no nos da cariño

Rappol

El partido fue extraño. Pero cómo iba a ser cuando después del gatillazo de la Uberliga nada ha dejado de serlo. El cansancio, las imprecisiones de Vini, la absoluta inutilidad del Morciégalo, los arbitritos diletantes, etc… son algo ya bastante habitual, esto es, nada sorprendente… como una raya de VAR que te tuvieras que poner fuera del retrete, hecha con el Paint y del color de las almorranas de Bill Gates. Acojonante, si no fuera más que el final del chiste de esta Liga que parece que nadie quisiera ganar, por si estuviera envenenada con algo peor que el Covid-19.

Con el panorama económico que se viene para todo el fútbol español, quizá sea adecuado dejar de venderse motos y no aplazar más el entierro profesional de algunos jugadores, que siempre serà más llevadero con un hermoso nadaplete bajo el brazo. Sin embargo, nos resistimos.

Lo cierto es que un Sevilla cancherito y residual se mantuvo vivo hasta el final gracias al árbitro y a las discusiones de Poletegui con su esposa (cuando daba indicaciones por el fono, lo hacía sin taparse la boca, y cuando se la tapaba hablaba con su doña, probablemente sobre el último catálogo de Maisons du Monde). Porque el sibilineo del tipejo de negro fue bastante descarado, y siempre coincidió drásticamente con el guion de no ya favorecer a un Sevillita que no está para meterse en la mesa de los que no se quieren comer la Liga, sino para jodernos bien, que es lo único que se la pone dura a todos estos enfermos de antimadridismo.

En el lado positivo, tres jornadas más de emoción. En el negativo, el bofe fulminado, las Gordas y las Majaderas de Negro. Y en medio, un teatro futbolístico malo que no sabe que se está muriendo, y un montón de talento desperdiciado, que es lo más triste de todo. Porque el talento en manos de tontos siempre resulta un triste despilfarro.

Hasta el final.

Euler

Ayer vimos la corrupción arbitral en todo su esplendor. No fue un arbitraje deliberado en contra del Real Madrid. Simplemente son instrucciones implícitas o explícitas de que las jugadas grises caigan siempre del lado del rival del Madrid. El árbitro de campo lleva esa directriz, y si se le escapa alguna jugada gris, ya está el VAR para corregirle y pitar el gris en contra del Real. No estoy en contra del VAR, pero cuando el Reglamento deja grises a propósito, el VAR sólo sirve para prevaricar mejor, sin salirse del gris, pero aprovechándolo a conciencia.

¿Y dónde está el gris? En tres puntos: En un sistema de medición del fuera de juego hecho por gente de letras. Absolutamente acientífico, con tolerancia cero, pero incertidumbre considerable en la medida. Menos mal que los creadores de esta obra no están al mando de controles de calidad en la Industria…

En las manos, con un criterio elástico y acomodable a lo que le salga de la polla al árbitro. Literalmente. Pitará mano si le sale del rabo, y con la misma jugada, otro día no la pita. El tercer gris son las tarjetas rojas. Igual que las manos, la jugada es expulsión a criterio de los huevecillos de árbitro y VAR.

Si no hubiera directrices, lo esperable es que los grises cayeran más o menos 50/50 a favor y en contra a lo largo de una liga. Pero las anomalías 80/20 que vemos no tienen más explicación que una directriz. Y lo peor es que el 20% de grises a favor del Madrid justifica el 80% en contra. ¡No te quejes, que también te han caído a favor jugadas dudosas!


.

Zizou_Dios

En la vida da igual de lo que se trate, siempre puedes optar entre dos opciones, ya saben, las letras o las ciencias. Por ejemplo si yo pensara que como todos los árbitros tienen un único apellido repetido dos veces resulta que sus padres son hermanos estaria cayendo en un terrible error, joder, ya sé que resulta curioso pero a lo mejor hay alguna explicacion racional y aunque me cueste, debo dar el beneficio de la duda.

No tengo muy claro cómo hay que referirse, de hecho no tengo muy claro cuál de ellos es el que nos ha arbitrado hoy, por ahorrar pesquisas le llamaré señor árbitro, señor árbitro, o mejor aún, sasa. Sálveme Dios de hablar sobre revanchismos ni cosas raras señor sasa, el presidente de la liga es declarado madridista, tambien nos consta el jolgorio generalizado ante nuestra propuesta de superliga, ademas el 85% de los arbitros son del Real Madrid y un 15% en contra es algo razonable, algun partido que otro se te puede dar mal.

Simplemente hay un pequeño detalle, una cosa minima que choca un poco.

En Ciencias así hablando de manera resumida sabemos que existen teoremas, postulados y muchas mierdas así, luego hay una cosa que se llaman leyes que son como las tope de gama y lo son por una buena razon. Es bastante habitual que las leyes hablen de conservaciones de cosas, invariantes y un montón de historias aburridas pero que tienen una utilidad muy buena, y es que los que las dijeron ya fueron hábiles y pensaron en una cosa que funcionaba igual en todos los sitios y momentos

Es decir, uno no se imagina que la ley de la conservación de la energia pues se cumpla aquí, pero un poquito más allá sea diferente, porque entonces, ¿para qué cojones quieres una ley así? Permítame decirle que en sus leyes hay muchas cosas que no se conservan, ayer no sé si se pitó penalty o no, es probable que incluso el reglamento diga que aunque sea penalty hay que seguir jugando «a ver qué pasa», tiene mucho sentido que tú por ejemplo veas un penalty de Militao, dejes continuar, el Madrid genere una jugada que acaba en penalty y mientras uno piensa si al portero del Sevilla le van a sacar roja o amarilla te das cuenta que es penalty en contra para el Madrid, de hecho es que yendo un poco más allá, puede ser que haya un penalty de Militao y tú no lo veas o interpretes que no es, entonces en la siguiente jugada hay un gol del Madrid y claro el señor var tiene que entrar sí o sí, o sea por cojones, y después te dice que es que la jugada anterior fue penalty pero para el Sevilla, con lo cual se puede dar la jocosa circunstancia de que anotar un gol te puede perjudicar.

Ya si explotas esta lógica hasta el paroxismo puede darse una concatenación de jugadas en las que continuamente vas «dejando seguir» y así, 30 minutos después, paras el juego y cual algoritmo recursivo empiezas a ir hacia atrás mientras el video marcador va anunciando las decisiones y el público va reaccionando como actores de kabuki. Quizá eso sea bello y deba ser el camino hacia el que se dirija el futuro del fútbol.

En fin, esto es un follón bastante gordo, quiero pedirle disculpas señor sasa, no conozco muy bien sus dialectos y me lío. En realidad mi cuestión es bastante sencilla, y consiste en que por qué contra el Atlético el balón da en la mano, el VAR lo pita, el árbitro va y dice no, y hoy es que sí.

·····

– Real Madrid: 2 (Gasensio y Kroos)
– Yonkis und Gitanen: 2

Share

Más cornás da el hambre

Rappol

Solía decir Jordan B. Peterson, antes de pasar la mala racha esa que ha pasado, que uno debe compararse no con otros, sino con cómo era uno mismo antes. Y en este punto, el Madrid mostró las carencias que nos esperábamos, capitaneadas por Escombro Físico y El Gordo (serie 14, vendida íntegramente en la administración de loterías de Valdebebas). La alineación y los primeros lances lo dejaron claro, y aun teniendo que marcar un solo gol después de que Grimo adelantara a los ingleses —el mismo sologol que necesitábamos de inicio para igualar la semifinal—, veía uno las velocidades y los aspavientos físicos que hacían unos y otros, y las medias negras nos ponían en el rol de las putitas que van a ser chuleadas en un College Fuck Festival.

Con todo, no nos hicieron un CCBC (Classic Champions Bondage Culerdo; este comentario no lo aprueba Peterson), pero fue suficiente ver pasar los minutos para ir aprendiendo chino sobre la marcha, con un poco de acento londinense, y darse cuenta de que físicamente para estos jugadores nuestros, cualquier tiempo pasado fue mejor. El magnífico planteamiento de Truchel, la edad y estado físico de sus futbolistas y la segura amplitud de su banquillo nos dejaban las pocas opciones que pudimos ver. Porque hasta para recibir a puerta gayola como Padilla después de Zaragoza, hay que estar bien preparao, como para heredar una corona española.

Y en fin, los munitis fueron pasando y la despedida de esta gran generación de peloteros que tanta gloria ha dado al Real Madrid pasó sin demasiadas vergüenzas al aire.

Llevaban medias negras, cuando los vi marcharse. Llevaban medias negras, y pedí un vaso de sangre nueva.

Hala Madrid, hijosdeputa.

MadridSXXI

La cosa no daba más de sí. En la ida se vio superioridad, pero ayer ya fue  un clamor. No tuvimos opciones nunca. Ganaron todos los duelos, hicieron una presión los 90 minutos asfixiante y es que no pisamos los tres cuartos prácticamente nunca.

Llevaban tres marchas más. Robaban y salían en tromba, mientras nosotros arrastrábamos nuestros pesados culos detrás de los blues. No sé si es forma física, que hay mucho jugador mayor en la plantilla, o todo un poco. Los jugadores del Chelsea no es que sean deslumbrantes uno por uno, pero sí son un grupo solvente. Kanté, Bridge o Pulisic son buenísimos jugadores, pero no megaestrellas. Sin embargo en una forma física superior y ejecutando buenas contras están muy por encima de nuestras posibilidades actuales.

Pasó como anteayer en baloncesto. La plantilla es la que es, y no nos da para dar la campanada. Se ha competido hasta el final, se ha llegado muy lejos, pero ese punto top, de competir tanto como el que más, ya no lo tenemos. Tocará una renovación en algunos puestos, y quizá una preparación física diferente, porque ya no estamos en la superélite de este deporte.

A ver si al menos la Liga cae con un poco de suerte.

Pablo

Ya se sabía que ayer iba a ser un partido difícil, difícilismo, de apretar mucho el culo, de sufrir mucho, de aguantar mucho el inevitable vendaval del Chelsea, un equipo muy bien ordenadito, muy rocoso, con mucho músculo, con mucha presión alta, precisamente el tipo de equipo que más disgustos nos ha provocado este año. Se nota claramente que Tuchel ha hecho un gran trabajo con este Chelsea, y eso que no lleva ni medio año en Londres.

Lo que no entendí fue el esquema con el que salió el Brujo única y exclusivamente para hacer encajar a Hazard, tal y como tampoco entendí que Hazard, luego de tantos meses de lesión en lesión, jugara 89 minutazos como si nada. Aunque siendo justos, excepto por una ruleta totalmente inútil, no se vio a la foca belga en la cancha, por lo que se puede decir, igualmente, que es como si no hubiera jugado.

Hubiera sido mejor meter a Odriozola por Hazard, directamente, en vez de seguir con más inventos y experimentos raros para hacer encajar a la foca a cualquier precio. Si había un partido donde existía alguna posibilidad de que Hazard hiciera algo, era ayer, por ley del ex. Pero por lo visto ni así hubo oportunidad de que Hazard hiciera un triste tiro a puerta. Definitivamente, podemos darle por perdido. Lo mejor sería ver qué club estaría dispuesto a cargar con el fardo belga aunque sea regalándolo.

La defensa del Chelsea, como decíamos, estuvo imperial, muy bien plantada, cortando perfectamente cualquier jugada blanca, presionando arriba, es por ellos -y por Kanté- que hoy el Chelsea está, merecidamente, en la final de Constantinopla. No obstante, sus delanteros son demasiado fallones para la élite. Falla Vinicius una de las jugadas que tuvo el Chelsea, y las risas se oirían por años. Si el Chelsea llega a jugar ayer con un delantero de verdad, nos mete cuatro como mínimo.

Partidazo de Courtois, verdadero héroe de este partido, él sí cumplió la ley del ex, amargó al Chelsea y nos permitió llegar aún vivos y con posibilidades al minuto 80. Hoy sí que podemos perdonarle sus… travesuras con el sexo opuesto.

·····

– Chelshit: 2
– Real Mabrip: 0

Share

Militáun-taun-taun

madridsXXI

Pues un partido que se estaba poniendo en chino y al final lo sacamos y nos la sacamos. Al Madrid ante equipos que plantan el autobús le cuesta más que a un podemita levantarse a las 6 para trabajar. Empiezan los patraseos, toque de centrales, Courtois, otra vez centrales y así hasta que te preguntes por qué dejaste el punto de cruz si es pura emoción comparado con esto. En ese tedio general la diva es Asensio. Si le pagasen un euro por cada pase para atrás, sería el mejor pagado del fútbol mundial. No encara ni de broma, parece que se lo prohíba su religión. Después de ser protagonista durante estos últimos meses, el veredicto que se puede dar ya es : Arsenal. Todo lo contrario el chaval Blanco. Con un apellido que le obliga a jugar en nuestro club ha demostrado ser un mediocentro defensivo muy solvente y que además mueve con rapidez y criterio. Junto con el lateral Gutiérrez, que cada vez que sale hace aumentar su cláusula en 10 millones, podemos estar confiantes en los chavales que suben del filial. Menos mal que aquí no está la NBA para birlárnoslos, como en la petanca aérea.

Aunque tuvimos ocasiones en la primera parte, en la segunda con un Osasuna metido completamente atrás, se olía el cerocero. Zidane en un alarde de originalidad hizo sus cambios de siempre en el minuto 70, sacando a un Hazard que hizo lo impensable: no lesionarse. Para ser justos hay que decir que Isco movió su culo con garbo y recordó a aquel jugador de hace 4 años, y Rodrygo desbordó más en tres minutos que Asensio en tres meses.

Finalmente el gol hizo justicia y a partir de ahí Jagoba (sic) Arrasate tuvo que quitar el autobús y tirarse arriba. Le cascamos otro por la osadía, y pudo ser alguno más, pero no quisimos porque no pudimos. De los rojillos resaltar a varios futuros presidiarios con tatuajes hasta en la cara, detalle que les impedirá cuando dejen el fútbol ser empleados en ningún puesto diferente de tatuador o camello. También tenían a un central con una maceta en la cabeza que resulta que era canario . En Soto del Real se ve a gente más aseada. Será el fútbol moderno.

Finalmente, el bien ganó al mal y hoy el Farsa tendrá que ir a muerte en Valencia para no decir adiós a la Liga. Y nosotros a velar armas para la batalla de Inglaterra. Esperemos no acabar como la Armada Invencible en 1588, y ser más como Blas de Lezo, pateando culos de la Pérfida Albión.


Imagen de @David_Guti.

Rappol

Era un partido para disfrutar, pero el streaming de DirectTV no estuvo la altura —tampoco el router con sus caídas evolescas—, y no pude seguir con atención las involuciones del Morciégalo, el horchatismo exacerbado de Guaidó y Marisensio y el saber estar de Blanco, que debe desayunar galletitas de esas que te suben el CI, pero que puede estar ante su oportunidad para dar el saltito al fúmbol de élite.

Sin directores claros del juego y ante un Putasuna tan venido a menos que ni daba patadas (exceptuando al borrico ese que pateó a Nacho y ni siquiera vio amarilla), el toque de testosterona y arrojo lo puso Mili, pese a que su primer remate peligroso se lo hizo a Pijamita. Desde luego este chico está motivado y con ganas de coger una plaza de central titular en el Real Madrid. No seré yo quien se lo impida.

Mediada la segunda parte los rojillos parecían conformarse con un ilusorio empate, como podemitas ante masmadriditas. Pero Eder (no Eden, ni Ever, ni Forever) encarriló la victoria blanca a la salida de un corner, de inapelable cabezazo en su tercer remate entre palos. Liberados de lastres intestinales, los chicos ofrecieron unos aseados minutos hasta la puntilla involuntaria de Casemiro; con combinaciones inspiradas por la izquierda y con una pausa apendicisca que ayer sí vino bien.

Queda la Liga, pues, en el puño de la Fallarás, que veremos a quién corresponde. Con tanta gentuza implicada cualquiera sabe. Lo normal es que hoy ganen los culerdos por lo criminal, y que la cosa la aclare un poco Pochola decidiendo si quiere empatar o ganar a Juman. El Putalona es un equipo muy poco fiable esta temporada ante rivales serios, no habiendo cosechado una sola victoria necesaria salvo la de Copa, ganada a La Broma de Bilbao.

Y nosotros estamos a cosas más serias. El miércoles volvemos a tener entrevista con el dios del fútbol y veremos con qué nos plantamos en Londres. Espero que con Mili y Nacho en el centro de la defensa, Azul endulzándonos una banda y Ventolín amargándonos la otra… Pajaritos por aquí, Tejones por allá… En fin, lo que decida Zisú será sin duda lo mejor, que para eso le pagan. Lo que es seguro es que los que estén se dejarán sus huevos. Y eso siempre es una garantía para los nuestros.

Ánimo, muchachos.

·····

– Real Madrid: 2 (Miiltaun y Casemiro)
– Osasuna: 0

Todos a una…

Share

Pa habernos matao

Custer

No vi el partido porque ya os comenté (aunque el Guardiópata no lo guardó) que el Madrid-Chelsea era un sufrimiento innecesario pero por lo que leo fue lo de siempre: Benzemá y sus amigos. No hay un 7 ni un 9. No hay ná. Ná de ná. El Niño de la Guerra y la Tita de la Paz funcionando a velocidad tortuga. Los pobres no pueden más. Hay que fichar a gente buena y como no hay pasta vendrán Payoyo y Pajarete. En fin… La Champion pone a cada cual en su lugar. Si el Chelsea es mejor equipo pues nada, chicos, a saludar como caballeros y para casa entonando hermosas melodías. Son más rápidos y más fuertes aunque siempre ocurren milagros. Es fútbol. A veces suceden cosas raras. Recomiendo sin embargo que Gagá empiece a pensar en la próxima temporada. Espero que el Madrid me haga caso y se fiche a Hans-Dieter Yoda de entrenador. Me ilusiona la idea. Odia al Bayern y eso es siempre muy buena señal. Se ha peleado con todos esos hijoputas dopaos. Veo en Hans-Dieter Yoda a un madridista de corazón. Venga, Dodotis, échale huevos y vamos por él.

Rappol

Suele decirse que lo que no te mata, te hace más fuerte. Y teniendo en cuenta que la actual heróica del equipo se reduce a echarle unos pulsos tremendos al azar, alineando unos laterales para pegarse dos tiros, una media que está tiesa y un par de delanteros-no-delanteros que tienen que correr cada partido más de lo que andaría un marcador persiguiendo a un Roomba que fuese hasta arriba de anfetas y éxtasis por la pista más rápida de Flushing Meadows… pues empate y gracias, que también se suele decir.

Los primeros veinte minutos fueron un suplicio. Entre la lluvia, Kanté, Grimo, el otro negro, y el canijo que acabó marcando (mal ahí toda la junta de culata del equipo, empezando por la ruptura de la línea de atrás, siguiendo con la salida precipitada de Pijamita y terminando por el aculamiento suicida de nuestros centrales), Zisú puso «hombres» en el buscador de Spotify y le salió la canción de Chiquetete, ésa de «cómooooo lluvíiiiiauuuuu». A la Puerta de Toledo (mare), Kroos corría patrás casi dando cojetadas, y el Morciégalo directamente es que no tenía bofe ni para tirarle una sandalia a cualquier jugador azul (¡ay, lo que se echó de menos a nuestro Azuuuul como el maaaaar Aaaaazuuuul)… Una cosa muy siniestra.

Sin embargo, el equipo se recompuso un poco ante la enoooorrme vía de agua que atravesaba nuestro centro del campo y, liderado por un enorme (próximamente legendario) Karim Benzema Golazo de Nueve, nadó el resto del partido en el mar del Di Stéfano, y guardó la ropa para el próximo hijo que tengan Pilar y Sergio. Porque el resto del minutaje fue un aguantar que se le pasara la ventolín-ventolera al Chelsea, para jugárnoslo todo en Stamford Bridge.

En consecuencia, nuestras opciones pasan por volver a catar la droga y esperar que recuperemos un par de jugadores (Pajarito y Azul), e incluso alguna canción de Torrebruno que pueda despistar un poco a los locales. Porque otro equipo con el colmillo más retorcido nos hubiera hecho el amor cariñosa y repetidamente sobre la hierba mojada de Valdebebas (un Jameson sin hielo, por favor), tanto como para que nos concedieran el título de familia numerosa extra-especial-obra-social-RealMadrid.

Y, sin embargo, estoy confiante. Porque si estos jovenzuelos entrenados por Truchel no nos han puesto mirando a La Meca de Ceferino esta noche, lo acabarán pagando caro. Ayer fue nuestra noche de cagar sangre en semis. Ya no quedan más. Dos partidos más, hijosdeputa. Dos partidos más.

El Socio

Sí, bueno, ¿no? Los chavales no podían con los cojones, hasta el punto de que sospecho que llevaban hueveras para sujetarse las partes. ¿Pulisía es el Capitán América? A mí me recuerda más al Chico Percebe. Benzema, el Gato bajo la lluvia, nos devolvió a la lucha por Lo Gordo con un gol casi milagroso por el momento del partido, lo difícil de su ejecución y venir de un gilicórner; casi lo había logrado un ratito antes con un trallazo que destruyó un micrófono. Uno se pregunta cómo habría sido su carrera de no tener que ejercer de sidekick de Cristiano, y hay que admitir que fuimos algo injustos con él, cosa inusitada en esta casa; casi dan ganas de perdonarle aquel pecadillo de la extorsión. El hálpitro sólo jodió metiéndose en medio, veremos en la vuelta. No querría dejar de mencionar el tercer partido de la eliminatoria de basket, que parecía iba a ser la melancólica despedida de la Generación de Oro y acabó siendo la enésima demostración de orgullo, con una remontada casi imposible en el último cuarto. Por estadística toca al menos un partido relativamente cómodo contra el Efes, lo cual nos llevaría al quinto asalto, un final mucho más digno para este grupo.

En medio de toda la putridez, la verdad es que ayer los dos equipos se ganaron los garbanzos. Pese a quien pese, seguimos vivos.

·····

– Real Madrid: 1 (Benzema)
– Chelsea del Pueblo: 1 (Pulisía)

Share

Reale Madrid 1990

Rappol

En la previa Zisú mostró el camino del exceso. Relegar al Hijo del Viento al banquillo y alinear al Pajarito como lateral en ausencia de Chopped Premium —habrá que recordar que con él empezó en cierto modo todo, hasta que el mamarracho de Busquets le hizo pupa sin querer [sí, sin querer, como si fuera un secundario de una película de David Lynch]— fue recordar el tercer mandamiento del Zisú-Tzu: «Exprimirás a tus mejores jugadores hasta que mueran o los maten». Y le salió fino, como finas salieron las heces anoche (y mañana, y pasado mañana) de todos los ortos antimadridistas extendidos de norte y sur y de este a oeste de la geografía patria. Hilillos de plastilina amarillenta y prieta.

Eder Banega, o sea, Ever Militao, se bautizó al fin, acompañado de su padrino Nacho (siempre cumple este chico cuando está en forma) y de la madrina Azul (y Pajarito Chutao). Rompiendo sus propios límites, el brasileño voceó, cuerpeó, peloteó, balonmanizó, amuró, gritó otro poco más.. y a ratos apareció hasta presionando en tres cuartos y yo qué sé más. Puede que le falte negritud, pero presentó definitivamente su candidatura a gobernar Venezuela en estos tiempos en los que Guaidó parece estar más preocupado de no coger el Covid antes de alcanzar su próximo contrato, el definitivo, un contrato que le permita volver a su tierra tras haberse llenado los bolsillos de Champions. ¿Y qué vas a decir ante esto? Que hay que mirar hacia el futuro.

Conque el partido consistió al final en aguantar los cuartos de hora de arranque de cada parte y del 60 al 70, más o menos. Y Zisú lo vio tan claro que cuando Plokk hizo sus primeros cambios dijo, «¿Sí?… Pues toma al Cyd Hamburgueseador y a Apendicisco, que nosotros nos jugamos la Liga otra vez este finde». Qué huevos le echó, de verdad. Y no contento con eso, trató de explotar el poco amor propio que le restaba al Hijo del Viento y lo sacó a guerrear un ratito, cual mono con lanzallamas… Me apuesto una botella de Vichy-Catalán a que no sacó al Morciégalo porque ya le parecía demasiado para la gorra del entrenador germano. Porque entre compañeros de profesión hay que respetarse y, además, el Real Madrid no solo es Gran Señor, es Obra Social. Y si no que se lo pregunten a las señoras de los del Yoya que deben estar felicísimas de saberse casadas con tanto inaprensivo.

En fin. Un partido menos para volver a casa. Veremos si en caja de pino o con el pecho desbordado ya de medallas. Un pecho imposible de chupar ya, que indica de manera elegante cuál es tu camino, si es que anoche, compañero, tú que nos escuchas, nos lees y tienes pesadillas con nosotros, cagaste fino. Chupa Real Madrid.

El Petaculos del Paladium

Partido que se hizo lo que se tenía que hacer: aguantar como Guti en el after, correr cuando se pudo e intentar crear alguna ocasión. Odio-zola en el banquillo y Valverde jugando dieron un poco de peligro arriba, por lo menos sacó la pelota con velocidad. A lo mejor esa era la idea de Sisú, un genio, en esa cabeza calva tiene alguna idea maravillosa, en plan Rainman. Aguantar tocando y saliendo con velocidad para no quedar encerrados atrás, esto último, lo de correr, se lo llevó pidiendo a Zizu todo el puto año. Ese desahogo hizo que el Liverpool tuviera que vigilar un poquito su portería y dio respiro al equipo. Excelente Sidán, buen planteamiento.

Al final los cambios correctos. Odio-zola no parece tan malo, habrá que darle minutos aunque sean de la basura (antes de devolverle a la misma), Rodrygo, bien, un poco acelerado, creo que está viendo que Vinicius le come la tostada e intenta arriesgar un poco más. E Isco, haciendo lo que bien sabe hacer, aguantar la bola (siempre demasiado, pero ayer era necesario) y no crear peligro.

Afortunadamente no metieron el primero, si no hubiese sido un puto infierno, el moro Salah me parece un poco sobrevalorado. Ahora que se vayan de putas, que descansen y el finde el Getafe que no sé ni quién juega ahí, el pelopolla del Cucurella, Maksimovic y Djene por lo menos les tenía en Comunio el año pasado. Enhorabuena muchachos, a descansar. Hala Mandril. Tiembla Chelsi.

El Socio

Antes del partido me parecía perfectamente posible que la necesidad de marcar del Liverpool nos dejara espacios atrás y en una de esas los pilláramos en bragas, cerrando la eliminatoria. Y sí, los rojos salieron a atacar fuerte, pero lo de las contras había que hacerlo otro día: pronto quedó claro que la dupla «partido de ida-Clásico» había drenado al equipo y que las fuerzas andaban justitas, justitas. Además, la defensa no andaba fina, y antes de transcurrir cinco munutos el Liverpool ya había tenido dos claras, frustradas por Pichabrava, un hombre con una misión: librarse del mal fario que supuso comerse el gol de la Décima (hablando de mal fario: pocas cosas más cutres y de equipo pequeño en 2021 que apedrear el bus del contrario).

Estaba claro que no era noche para sofisticaciones ni planes elaborados: había que ser el Parma los 90, el Torino, la Samp; ni siquiera el Lazio de Eriksson, eso era demasiado finolis. Teníamos que apretar el culo, rascar, cerdear y reducir el tiempo efectivo de juego al mínimo; sólo nos faltaba el chute de creatina (o no). A Valverde, improvisado lateral derecho, le salía su centrocampista interior y subía, subía, subía. Por esa banda se entendió bien con Ausencio, había un bonito flirteo ahí. Al mallorquín nunca lo habría puesto de ser necesaria una remontada, pero en un lance como el de ayer, donde hacía falta frialdad y desconexión emocional, Ausen se encontraba en su elemento, su verdadera patria, la isla Pettofredo. No era sin embargo un partido propicio para Vini, pero cabe destacar que no se arrugó e intentó hacer siempre o suyo, en una situación de exigencia máxima; se nota que nunca ha jugado en la Real. La tuvo para bombeársela a un Alisson desbigotado, pero aún no define tan bien.

Poco a poco se fue entonando nuestra defensa, pero seamos sinceros: los del Pool fallaron muchísimo, y de haber entrado cualquiera de las claras que tuvieron nos podríamos haber rascado los huevos metiendo los dedos en la boca. Salah, por quien anteayer pedían 150 millones, mandó su mejor ocasión al cartel de Exit. 11 córnels y 16 intentos de gol, ahí es nada. Pero en definitiva fue lo que hemos visto tantas veces: arrasar en la ida y defenser en la vuelta, la media inglesa de la Champions.

Ya sólo quedan cuatro equipos en la competición, que suman 14 títulos entre todos; claro que el reparto es un poco desigual… o dicho de otra forma: Papi ha vuelto y se está desabrochando el cinturón. Ahora tenemos el problemilla de jugar la Liga con un equipo vaciado, pero bueno, quién dice que Chust no puede ser otra revelación defensiva…

·····

– Loserpool: 0
– Maligno: 0

Share

Zona Luis

Custer

Potra Agónica con medio equipo constipado para la Batalla de Anfield, Hasta Luego Lucas y Odriozola odriolezando. Ya veremos cómo acaba esa película porque la gasofa sólo dura 45 minutos. Victoria Pírrica sin Pirri en medio de la tormenta. Lo que no te mata te hará estornudar más fuerte si no tomas paracetamol esta noche. Hoy todos en casita con fiebre y que entrene Sanani. El Di Stéfano parece la Casa de Víctor Hugo, hay corrientes de aire por todas partes y la lluvia se te mete hasta por el culo. Messi acabó tiritando. Sin público y con un Estadio de Juguete el Madrid se planta primero en la Liga Hija de Johnny a la espera de lo que haga Colchones La Chola con un calendario más que complicado.

«El equipo está al límite», dice Papafrita. Al límite los pone él que juega siempre con los mismos. Estaba claro que el Barça lesionaría a uno, es un equipo muy ruin. Lo raro hubiese sido que jugando el miércoles unos Cuartos de Final de Champion no quisieran lesionarte a nadie. Estaba cantao que iba a suceder y encima en la línea más castigada del Madrid… que ya es “casualidad”. ¿Y todo para qué? Pues para que La Potra te libre del empate en el último minuto. Bah. Ojalá nombren a Zidán Seleccionador de Francia.

Odriozola NO puede ser la opción en Liverpool… que ponga a Valverde, que ponga a Nacho… que ponga a uno del Castilla. Fue salir Lucas y hundirse la defensa. Si malo es Lucas, lo otro que viene…¡¡NO TIENE NOMBREEE!!… Solo Potra amparó el resultado con el larguerazo y menos mal que el delantero culé exageró la piscina porque de lo contrario es posible que el árbitro hubiese picado la trampa. El lateral derecho va a ser un coladero en Anfield y todo por qué… pues porque unos pobrecitos, con Papafrita a la cabeza, quieren regalarle la Liga al Cholo. Habrá que contar con la veteranía de Marcelo y su contrastada capacidad de aceleración…

El Socio

Hay un universo alternativo en el cual el chutazo de Valverde al poste entra en la portería y el Madrid se mea severamente al Barcas, metiéndoles cinco o más goles; es un universo alternativo en el que los culerdos no tienen la opción de borrar de la memoria todos los ataques y contraataques durante los cuales el Madrid pudo darles la puntilla ayer. Pero como ese balón no entró, vivimos el final del partido con el culo apretadísimo (lo cual es más emocionante, todo sea dicho) y los culés pueden presumir del porcentaje de pusesió, que inmediatamente implica que merecieron empatar o incluso ganar; añadimos a esto que el segundo gol del Madrid fue de rebote (no como el casi-gol olímpico de Messi, que fue absolutamente intencionado), que Gil Manzano no pitó el vahído del jugador que robaron con muchos valores a un equipo en descenso, y que además no añadió un minuto más al descuento, y tenemos que el fascismo les ha robado una nueva Liga al Barcas. No se conforman con haber competido bien, con tener varios buenos jugadores jóvenes, no, no… o son víctimas de su particular Shoah o no pueden cagar blando. Ni siquiera las humillaciones anales y anuales en Europa les dan alguna pista de que hace mucho que dejaron de ser superélite… Y en el fondo es comprensible, porque en España, a base de rodear al hálbitro, de esperarlo en la banda, de recibir muchos penaltis «porque son muy ofensivos» y de no ver jamás rojas «porque juegan muy limpio», van rascando titulitos… Y eso significa que son tan buenos como el Madrid… ¿verdad? ¿Verdad?


.
Culona exige al periodista que diga que vio penalti.

Rappol

Como sucede prácticamente siempre, fue un partido con dos partes bien diferenciadas: la primera parte y la segunda parte. Y aunque el baño en la primera lo puso el Madrid (qué empaque, que dominio, qué hombría, qué preciosidad de primer gol) y en la segunda lo puso la lluvia, fue meritorio nuestro nivel competitivo cuando se nos acabó el fútbol…

En el primer gol, la galopada rompedora de Valverde dio la medida clara del plan del Madrid: resolver el choque lo antes posible, por si se ponía a llover. El bueno de Vázquez la puso de lujo —esas rasitas las pone mucho mejor que cuando se trata de levantarla—… y luego ya Benzema… Hijos míos… Culerditos de mis entretelas… Vaya golazo, ¿eh? ¿A que os gustó? Bueno. No tanto como el segundo, donde el más rápido de todos fue Alba que, sabiendo por dónde iba a entrar el balón de Kroos, corrió como un rorro nervioso para poder peinarla y salir en la tele en primer plano. Quedó muy fino, Jordi. Estos goles se disfrutan mucho, bien lo sabéis. Y luego ya, la lluvia sobre Madrid, como en Taxi Driver, llevándose toda la morralla temblorosa del campo.

Existen en el mundo, por otra parte, dos clases bien diferenciadas de personas: las que disfrutan viendo Lo de Évole y las que disfrutan viendo a los culerdos acosando a los árbitros. Pero seamos francos y reconozcamos que la tormenta que Greta Thunberg había enviado sobre Madrid iba acompañada de un peligrosísimo viento racheado que comprometía la estabilidad, especialmente, de los jugadores culerdos espoleados por el tradicional remuntem segur. Azul lo sabía (es lo primero que aprenden los jugadores negros cuando llegan al Madrid), y viendo que Bridewayne se iba a caer, le echó una miaja el brazo para que no se fuera de varetas, en un gesto que, lejos de ser agradecido por el enfermizo muchacho, acabó con una ridícula cabriola-voltereta-atrás de esas sin manos que hacían que a los profes de Educación Física de la escuela les entraran sudores fríos en los días que no se podía salir al patio a ejercitar el organismo y había que sacar las colchonetas verdes (o azules) para retozar en algún salón de actos reconvertido en gimnasio ocasional, sin espejos, sin ciclados y sin chicas lozanas con las licras petadas. Un penalty que solo ven los que ven Lo de Évole, y luego rodean a las chicas de negro en los bares, confiando en que antes de que sean las once Cenicienta los elija para que le peguen el Covid. Era justo y necesario. Había que darles un hueso que roer, entre lágrimas y mirando las postales del cruyffismo.

Pero es que llovió mucho, coño. ¡Que Messi tenía frío! ¡Que La Ronalda Cumana se había dejado la petaquita de Ströth en el vestuario! Menos mal que al final bajó Piqué al campo a preguntarle al árbitro si también el tenía algún vídeo picante de Shakira guardado en el Whatsapp. Pobrecitos culerdos, de verdad. Están a un paso de hacer cócteles molotov y tirárselos ellos mismos contra sus propios televisores en sus saloncitos burgueses con la estelada de tapete bajo el trípode de esos negros que aspiran ser El Negro Llorón. Por ahí van muy bien, la verdad.

Chopped out, Case expulsado, cambios para mirar hacia Liverpool… Miedo me da no ya tener que jugar de nuevo con los dos centralitos aculados, sino además tener que añadirles al Hijo del Viento, que parece un jugador de fútbol atrapado en el tiempo. Pero lo único cierto es que en esta liga de campos vacíos y excusas, entre los supuestos grandes solo hay uno que puede mirar hacia el futuro con optimismo. Porque es el más competitivo, porque es el que gana contra todo y contra todos (no te equivoques, Pochola), porque es el más glorioso y el más grande. Y ayer hizo lo que tenía que hacer: ganar y tentarse las heridas antes de la próxima batalla. Ganar. Punto. Sin excusas. Hala Madrid.

·····

– Maligno: 2 (Benzema y Kroos)
– Llorones: 1 (Mingueza)

Share