Españoles: la Liga ha terminado

Por Rappol

Cuando puse el partido íbamos palmando. La repetición del penalty de Follarzábal fue lo primero que vi. Casi lo paraba Pijamita, pero en el siguiente plano se podía ver que, efectivamente, era gol. Mecachis, que diría Butragueño. Pero a continuación se veía a un Madrid fresco, como flor de almendro, con el cabrito de Carvajal hasta suficiente y —cómo negarlo— con la alegría negra de Camavinga y un Casemiro con el bofe mejorado y la coz fina (¿qué fue antes, el huevo o la gallina?). Esto constituía la mejor noticia. Porque con el oxígeno rampante en el medio y las vergas enhiestas, por fuerza de la ley natural del fútbol, todo se volvía territorio Modric.

Modric es, con toda seguridad, el mejor mediocentro que ha tenido el Madrid en toda su historia moderna (y dejo claro ya que incluyo a Zidane en el pack de comparaciones). Que yo haya visto jugar, superior en conjunto a todos los que quiera recordar. La conexión que este señor tiene con el fútbol, con el espacio y el tiempo del fútbol, con la profesionalidad, con la clase… con lo que les salga a ustedes de los cojones. Modric es puro Real Madrid.

El partido… Boah… Un Madrid con el físico al fin recuperado y con unas ganas bárbaras, pasando por encima de la Real Sociedad que parecía un equipo de ucranianos deprimidos por la guerra. Remontado el partido al descanso, los blancos no bajaron pistón y los Hijos de Pelé estaban a todas, con un Benzemá redivivo y la ya proverbial sensatez que destilamos en el centro de la defensa, que luce mucho más cuando hay qué hostias qué: oxígeno en la media, pene joven, cuerpos cavernosos a punto de reventar… espacio y velocidad… y una cabeza siempre levantada… territorio Modric.

Si las estadísticas las cargan Newtral (y Windows Mis Cojones en ESPN), el Madrid perdió una batalla en París; lo que históricamente está bien, porque los franceses no habrán ganado muchas batallas más en París en toda su vida, salvo las libradas contra ellos mismos y las que les ganaron otros. Con la Liga ganada —con permiso de los delirios de la Esquerra Republicana del Césped—, para la batalla del próximo miércoles tenemos a la tropa fresca y, sobre todo, al General Modric en estado de perpetua gracia. Carlo, no me seas capullo y ponle los dos pulmones de acero. Porque con los tres cuartos recuperados y con hambre, vamos a machacar a estos putos francesitos de nuevo cuño. E insistiendo en la jugada, quién sabe. Oxígeno en el medio, Carlo. Oxígeno, cabrón. No me seas cuckold…

Y batidos Shaktar Donetsk.

·····

– Real Madrid: 4 (Seedorf, Modric, Benzema (pen.) y Gaysensio)
– ETA Metralleta: 1

Share

Ancholoto y Capado están más pasados que el Charlestón

Rappol

El rearme del Madrid de cara al 9-M aprovechó la irrelevancia de un Alavés en descenso, que aguantó el tipo mientras los blancos no fueron a por el partido. Eso no pasó hasta el minuto 60, o por ahí, entre la espesura en tres cuartos y la frecuentemente errática salida de balón casemirista-carvajalista. Entre tanto, Valverde petardeaba con dinamismo pero sin precisión, Vini remoloneaba y los centrales parecían volver a ser junto con Pijamita los únicos empeñados en que nos pudiéramos ir a la cama con la satisfacción del deber cumplido.

La primera parte fue un tostón cesarvidalesco, aderezado con centros desesperantes de Carvajal y poca capacidad general para sorprender a la zaga proetarra. La bombilla de Benzema seguía mal enroscada, y Asensio y Vini mariconeaban en tablas como los toros que han visto algún programa de Jorge Ébola y han sentido que merecen algún destino mejor, como hacerse pajas mirando fotos de época de Ava Gardner. Había aburrimiento, pero al menos no miedo ni especial incomodidad para desbaratar los ataques alaveses, bastante alejados de la kale borroka y la bomba lapa, y más parecidos a petardos de peseta o bombitas de esas que de tiran contra el suelo y no explotan la mitad de las veces.

En consecuencia, el irrespetable comenzó a tomarla con los blancos en la segunda parte. It is called the run-run, y casi siempre consigue que suceda algo sobre el pasto. A veces que dos gacelas copulen, o que un ñú cante una saeta, pero ayer hizo que Asensio abriera la lata, aunque privándonos esta vez del disfrute de su torso apolíneo. No diría que el balear de enrabietó contra la grada en la celebración, pero su detallito contestatario (ejem) conectó conmigo. A ver si el muchacho se deja ya de fútbol queer y se instala ya donde debe, que es en la asunción de responsabilidad sobre el campo, un día sí y el otro también. Es este año o nunca.

Con la tranquilidad de la ventaja, vinieron los mejores minutos blancos, culminados por Vini en el 2-0, tras fabulosa combinación entre Benzema y Asensio y pícaro desmarque del brasileño. ¿Ha nacido la BVA? Casi un banco me parece, y diría que algo así es muy necesario para dentro de muy poco. Igual si le sumamos a Bale; Christian, quiero decir. Batman. Algo con la B…. ¿CeBallos? No lo sé, la verdad.

El partido murió con un penalty regalado que transformó en gol Benzema (de nuevo marcó nuestra dupla de presuntos delanteros). Tridentito, con Marco mascando chicle de Ancholoto mientras se echa aceite en los cojones pensando en los músculos de Adama Traoré.

Victoria y recuperación de algunas sensaciones. Necesitamos más.

El Socio

El Madrid de Ancholoto logró la hazaña de ganar en casa al colista cagango piedras, exprimiendo un poco más a nuestros titulares para dejarlos bien folladitos. Puede que el italiano semicatatónico llegue a ganar la liga, si bien lo hará con una de las peores gestiones de plantilla imaginables; supongo que uno tiene que estar 25 años entrenando para alcanzar tales sutilezas, o quizá es que con la jubilación tan cerca lo que quieres es hacer los menores esfuerzos físicos y mentales posibles.

Otro ejemplo de gente lista y competente es la dirigencia del inmueble sito en Génova, 13, la cual ha completado una semana fantástica durante la cual, recién salidos de una importante victoria electoral, se las han apañado para dejar el partido infinitamente peor que hace una semana, sin ningún tipo de contraprestación positiva, y por motivos absolutamente mezquinos. La trama cantinflesca urdida por Pablo y Teo los deja en tan mal lugar que la dimisión durante la semana entrante de uno o de ambos se hace imperativa si aspiran a aplicar un torniquete sobre la sangría de votos que asola el partido.

Díaz Ayuso, una mujer sin especial profundidad intelectual, sí tiene casi todas las herramientas que necesita un buen político, como el aplomo y la anticipación de movimientos; no hablamos precisamente de una medianía como la felizmente defenestrada Cristina Cifuentes. Sin tener que hacer especiales esfuerzos, Ayuso vio venir de lejos a los hermanos Malasombra y se las ha apañado para dejarlos en ridículo con una intervención pública y la exhibición de unos pocos documentos, junto con el decisivo apoyo del caudillo galego Feijoo. Se hecho justa acreedora a heredar el liderazgo del partido, y cuanto antes se produzca este relevo, antes iniciará su formación la compleja remontada.

P.D. En otras noticias, el planeta se ha vuelto prácticamente inhabitable, según The Guardian. Vean sino qué fotos tan convincentes.

·····

– Magrip: 3 (Gaysensio, Vinicio y Benzema (pen.))
– Alapiés: 0

Share

Contrato resuelto

El Petaculos del Paladium

Bueno, emocionante partido. Pero muy, muy mal el Madrid.

Menos futuro que Marty MC Fly en el presente distópico de 1985. Como si se tratase de la segunda parte de Regreso al Futuro con Biff Tannen penetrando a la madre de M.J. Fox, así nos penetró el PSG. Muy superior el moro-team. Lo único bueno que hicimos defender. Pero es que ni a la contra creamos peligro. ¿Cuántas veces tiramos a puerta? Recuerdo en todo el partido un disparo de Kross. Asqueroso partido del Madrid. Putísima mierda de partido. ¿Tan malos somos que tenemos aguantar así, sin crear una puñetera ocasión? A lo mejor si nos vamos para arriba nos meten 5. Muy inferiores, esto es lamentable. A ver este verano si podemos fichar y echar lastres. Si no es por Pijamita nos meten 8. Menos mal que Frodo Hormonón falló su penalti, sino tocaría aguantar su careto de bobo en todas las TV.

Ahora viene la pregunta terrible. ¿Tenemos equipo para jugar al PSG de otra manera? ¿ Tan inferiores somos? ¿Hay equipo, táctica, juego para remontar? Lo veo más negro que Vinicius en una peli de miedo. Bueno, ánimo y si no a tope con la Liga, mandriles. No hay otra.

Rappol

Tengo un amigo del que no sé nada desde hace casi veinte años que siempre que íbamos por ahí de farra y estaba ya en el culmen de la borrachera, me miraba muy seriamente y decía: «Mens sana in corpore insepulto». Ayer al Madrid no le llegó la mente más allá de donde ya podíamos intuir que no le iba a llegar el cuerpo. Pero lo cierto es que el equipo se marcó un partido lamentable, fofo, sinsustancia, chabolista, que hubiera llegado a ser desesperante si nos hubieran empezado a meter un chirlo tras otro. Porque no se podía esperar nada bueno ni del momento, ni de cómo llegaban algunos jugadores, ni de lo que empezó a verse por el streaming pirata a partir de las 21:00 horas.

Como polis con sobrepeso persiguiendo inmigrantes por las 3.000 viviendas, las evoluciones de nuestros muchachos eran costosas y costrosas. Había una incapacidad para el pase cercano, de media distancia, o para el largo y el decisivo, verdaderamente apabullante. Una movilidad así como de Ramón Sampedro mirando con los ojos una pajita en un vaso de Cutty Sark —el whisky venenoso más consumido del mundo—, unos movimientos espasmódicos… Eso por no hablar de las involuciones (Casemiro, Mendy y, sobre todo, Carvajal), y de la intrascendencia de la línea de tres cuartos, por unas y otras razones, todas ellas conectadas con el físico; ese físico tan necesario para aguantar una larga jornada de excesos sin más destino que llegar al fin de la noche.

Se puede pensar que el rol de Carlo, mi querido italiano mayorcete, se ha vuelto infame. Aunque es difícil cambiar intrascendencia y mal físico por más intrascendencia y mal físico. No hay mucha rotación posible, ahora mismo. Y cuando se te ha caído el equipo al pozo ese del caracol que subía dos metros para escapar durante el día, para por la noche escurrise uno hacia abajo, el panorama es el que se vio sobre el campo franchute durante los 94 minutos: el de un partido que con suerte empatabas y que con casi toda seguridad lo perdías. Como así fue, gracias a un destello mágico del francés deseado.

Estoy con los que opinan que no hay ningún motivo para la esperanza en el partido de vuelta. Salvo que en La Mastaba se nos aparezca el espíritu de Amón-Ra (Drope-Sán) con los perros de la histeria galopando incansables sobre el césped, descuartizando pesegeros, mordiendo pollas y escupiéndolas… porque entre las bajas y las altas, el lápiz del italiano se ha despeñado ya por el filo de la libreta, mientras Pintus pide otra Guiness. Algo triste, sí. Pero real.

Si este PSG no nos elimina dentro de unos cuantos días, no sé cuándo ni qué tendrá que fichar para poder hacerlo. Quiero creer que queda algo para caer, al menos, dando la cara. Sin embargo, ahora mismo no tenemos ni la mente ni el cuerpo para poder plantearnos algo distinto a la eliminación de Champions y, ya por fin, al entierro definitivo de una era. Solo tienen qué decidir cómo quieren que sea el sepelio.

El Socio

Ancholoto vino, comió jamón y perdió (oooootra vez). El conmovedor homenaje que Flóper quiso hacer a los trabajadores jubilados cuando lo trajo a principio de curso no ha resultado. Su contrato está ya «resuelto», lo de menos será cuándo se anuncie. Perder siempre es peor que empatar, pero que nadie dude que el 0-0 se habría vendido como un gran éxito tras el peor partido europeo del Madrid en bastantes, muchos años. Con la derrota, quizá el jubilado varíe un poco su alineación de álbum de cromos, cromos ya cuarteados y oscurecidos por el pegamento seco.

Neymar es otro que también se ha jubilado, pero aún lo sacan al campo porque los moros horteras siempre tienen que presumir de sus posesiones. Mensi, por su parte, ya sólo sirve para llevar el balón cosido al pie y tirar los penaltis al centro de la portería. Claro que los dos parecen jugadores cerca de su pico si se los compara con Carvajal; ¡qué derroición! Meflippé chapurrea español dignamente pero tiene voz muy rara, como de mantero mozambiqueño; costará hacerse a ella, pero si se la saca como ayer nos acostumbraremos, como con Rober Tocarlos.

La vuelta podría ser una bonita carga de la brigada ligera, pero más parece que será como un rebaño de vacas Angus cruzando parsimoniosamente el Pecos. Dudo mucho que el tema le quite el sueño a Ancianotti.

·····

– Putas: 1 (Meflippé)
– Maricones: 0

Share

El Madrid-polvete: 10 minutos de gustillo

El Petaculos del Paladium

Tres puntos de oro. Oro del que cagó el moro (Benzemá). Impresionante chicharro el primero y muy oportuno el segundo. La primera parte excepto el primer cuarto de hora no la pude ver pero he escuchado que sensacional, pues bien. La segunda concedimos demasiadas ocasiones y nos faltó un tercero que diese tranquilidad.

Lucas Vázquez, al muchacho no se le puede pedir mas. Hasta ahí llega, pero es frustrante el que en ataque siempre haga la misma jugada, centrito a media distancia, sin llegar a línea de fondo ni encare. Cachominga bastante bien. Valverde es un pulmón y cómo saca la pelota corriendo. Vinicius pues creo que lo ha hecho bastante bien pese al hijoputa del comentarista que cree que Jabba lo ha hecho mejor. Pues vale. A Fatzard en la segunda parte no le he visto nada, no sé la primera qué tal ha estado. A ver si mete algún golito bueno y hacemos unos Youtubes para vendérselo a alguien por ahí. Otra opción es editar los goles que metió con el Chelsea con algún programa y cambiarle el color de la camiseta. A ver si cuela y lo vendemos a Al-Ojal o algún jeque poderoso.

El negro pelocho que ha salido me parece que tiene una buena p… esto, salida de balón, y hay que darle minutos. Parece de perogrullo pero hay que pensar en cansancios, lesiones, coronavirus y demás, y tener una plantilla amplia y eficiente.
Espectacular Madrid, a ver si aguantamos este ritmo, ahora a descansar, a atiborrarse de turrón, ojete Jabarz el Hutt o Mc Celo (¿sigue en el Madrid?).

Enhorabuena, campeones de Invierno. A Cibeles.

Rappol

Mientras en los dominios de Huelemierda I los zagalitos culerdos se tomaban sus pastillas de vitamina D y pintaban con corrector blanco (estáis jodidos de por vida, qué le vamos a hacer) sus test de antígenos positivos, el partido adelantado de la ETA contra el Madrid con ausencias más o menos notables por ambos bandos gracias a la enfermedad de la chifladura (no estamos en 2019) arrancaba con, efectivamente, adelantamiento y un fútbol estético, fulgurante, atrevido, varonil… y tres goles en nueve minutos, dos de ellos de muy bella factura. Luego la trempadura se fue por donde había venido, pero volvió a dejar al Madrid impoluto frente a las contingencias del fútbol bravo. Marcelino, gracias y de nada.

La bella chaladura duró cuarenta y seis minutos, y luego los entrenadores se dispusieron a jugar la partida de manera más pausada. En este punto, al Madrid se le empezó a ir el partido hacia el minuto sesenta, sin que a Ceja Peleona se le mudara el gesto hasta mucho más tarde, dando entrada a Mariano Mariano, AA Jovic y Peter González de Marconi (gracias Erik), espadachín nada contrastado y falto de grasa capilar. La anterior trabajera de las bandas dio paso a sendas y despilfarradas llegadas para tratar de matar definitivamente el partido, que el imberbe porterillo vasco resolvió con la solvencia que da tratar en el mano a mano (paja) con aquellos que consideras tus iguales.

Con todo, 1-2. Sin tirar un córner, con Chopped de lateral, con Camavinga de Casemiro, con Vini alicatado, con Hazard tratando de correr y con orden y sacrificio, que Nacho no es Alaba aunque se le agradezcan tanto sus servicios al club. Coño, que hasta jugamos contra el hermano de Iñaki Williams, que solo parece un poco más vasco que él por lo de los colorines en el pelo y el agujero del pendiente. Las vascas que sonrían, como sonríe Montana Fishburne cuando se mete la flauta.

¿Partido engañoso? Partido engañoso. Pero que Pijamita no tuvo demasiado trabajo, aparte del imposible tiro de Sancet que pegó en el palo en el minuto 9 para colarse y hacer que alguien gritara en La Alhóndiga mientras miraba la pantalla del ordenador. Para mantener un 1-2 desde el 9 hasta el 97 en Eta Morhen hay que tener arrestos y orden, y otras pocas cosas más, que un nabo vasco negro siempre te puede dejar incomodidades a la hora de montarte en el coche.

Notable el trabajo de Camavinga –porque entre negros anda el juego del fútbol moderno–, Militao, Nacho (nada negro) y Benzema. Karim te estafa, te extorsiona, te mete dos goles en siete minutos y se va, con su mano vendada a que otras manos le den consuelo si falla en la oscuridad. Los golfos geniales, siempre en mi equipo; como los incorruptibles trabajadores. Al genio se le debe un respeto siempre, desde hace dos mil años.

Es Navidad, compadres, cuates, parceros, parejones. No se miren las mascarillas. El Madrid termina el año en lo más alto de la tabla liguera, contra todo y contra todos. Así que sonríanme un poco, y si tienen que mirar al mundo desde sus ventanas, piensen siempre que podría ser peor. Que podrían estar protagonizando una película de Vigalondo. O de Pedro Sánchez.

Feliz Navidad, madridistas.

····

– Etarras: 1
– España: 2 (Benzema)

····

¿Prefieres un mundo covídico o un mundo fansista? ¡Pues ya sabes!


.

Share

Y ganar, y ganar…

Por Rappol

El Madrid lleva un camino lógico e inmejorable en estos tiempos líquidos en los que nos ha tocado vivir. Odio la maldita frase, pero así seguro que los buscadores aumentarán las probabilidades de visitas al sitio. También podría decir «Greta Thunberg sucking BBC», pero les estaría mintiendo. Porque Bale dijo, en su momento: Gales, golf y Real Madrid. Benzema se ha propuesto ganar el Balón de Oro, y Cristiano (siempre en nuestros corazones) ya solo piensa en seguir marcando goles para la estadística. Y eso está muy bien. Bastante mejor que Greta chupándola, con la cara de sapo cabreado que gasta y midiendo metro y medio… quizás con ponys de 15 años… Si el planeta y los ponys sobreviven al cambio climático, claro…

Volviendo al mundo real, el Madrid solventó el trámite liguero con victoria en casa por 2 a 1 ante el Rayo Falcao; con una primera parte de franco dominio —para desdicha de republicanos–, y la típica segunda parte de obra social y terapia psicoanalítica. A ver. Que hablamos de la Liga de España. Hay que dejar tiempo para que Erik vaya al retrete, rappol haga unos pinchitos y Custer se pelee con el mundo entero. Eso de sentarse hora y media delante de la tele (jajejijoju) a ver el fútbol ya no se lleva.

Sin embargo, hay un detalle en el que no sé si ustedes han reparado. ¿Por qué ya casi no se enfoca a las gradas durante las retransmisiones de los partidos de la Liga Española? ¿Acaso está Greta en pelota picada en las gradas de todos los campos de España? ¿Acaso la gente no lleva mascarillas? ¿O es que no hay gente en los campos? ¡Quizás haya demasiada y nos podría pegar el COVID por la pantalla! Quizás hay pocas mujeres y pocos negros. Quizás hay muchos moros y pocos negros. Quizás hay robots con barómetros, investigando los efectos del cambio climático sobre el fútbol. Quizás hay moros haciendo el amor a la francesa, o follando a la italiana… Carlo, has adelgazado y eso me preocupa.

El equipo jugó muy cómodo sabiendo que tiene portero y una zaga cada vez más estable e inspirada.Hasta Alaba se permitió marcar en propia puerta para estropear el pundonor de Falcao, auténtico superviviente del fútbol y la buena vida. Cabezas colombianas bien amuebladas no hay muchas, y no es culpa de Pablo Escobar, que en paz descanse. Sí. Pudimos matar como casi siempre en España, con la tranquilidad que mataba la ETA, pero el Madrid está llamado siempre a mantener la entropía en el fútbol mundial. Y a ello se aplica. Porque la casa está en llamas y, digan lo que digan, las barbacoas son evento serios y oportunidades que no hay que dejar pasar para que la gente pueda tener un momento de felicidad, entre factura y factura. Que no se note mucho que vamos con paso firme hacia la consecución de la Liga 35. Por el culo te la hincan, Greta.

·····

– Real Madrid: 2 (Kroos y Benzemalo)
– Rayo Vallec-ano: 1 (Desfalcao)

Share

Repartiendo felicidad

Auriga

En el Madrid no defiende ni el tato, somos la charanga del Tío Honorio y ese desbarajuste hace que jugadores limitados como Nacho o Lucas sean más proclives a la cagada y a que se les vean más las vergüenzas.

Primera parte horrorosa con un centro del campo inexistente formado unos Modric y Kroos que ayer mutaron en «tacatá» y «mecedora». Caraminga y Valverde fuera de foco en toda la primera mitad, supongo que desconcertados por estar los dos rodeados de muebles del ikea, ante un entusiasta Aspañó.

Segunda parte algo más aparente pero con el mismo dislate en defensa, cagada de Nacho (se masca la tragedia), un perico que pasaba por allí perdona el 3-0 y a continuación Benzema (el mejor) aprieta el marcador con un golazo, pero el Madrid actual es esto, aprieta pero no ahoga y el equipo catalán se llevó una merecida victoria.

Se le acabó la luna de miel a Carletto.

Pearlsbu

Al Madrid le ha sentado fatal el otoño, está por ver si la astenia otoñal es leve y de corta duración o se cronifica. El equipo ha pasado de vibrante y sexy a transmitir una sensación de cansancio e impotencia ante cualquier rival mínimamente trabajado que se nos cierre con eficacia. Recuerdo con nostalgia cuando teníamos a jugadores rapidísimos como di María o Cristiano y matábamos los partidos al contragolpe. Éramos verticales. Ahora el área contraria parece el metro en hora punta porque somos leeeentos.

Solo estamos en octubre, pero parece más que evidente que no somos aspirantes serios a ganar la Champions. Vale, entraba dentro del guion (sí, lo sé, lo que no entraba dentro del guion era perder en nuestra casa contra un don nadie). Lo que me contrariaría un poco, por no decir que me jodería un huevo, es no ganar esta Liga. También nos veo capaces de empatar o, Dios no lo permita, perder con este Barça y no meterles los siete u ocho goles que deberíamos. Nuestros negros, empapados o no en crack, en vez de practicar el medievo con su culo, son capaces de resucitar al muerto. Espero de verdad que no, que nos entonemos después del parón en el que jugarán los Enchufados del Hijo de Amunique.

Rappol

Todo es una mierda gorda y, probablamente mañana, la isla de La Palma explotará y la momia de Franco emergerá de las profundidades de la Pachamama para darle un crédito de 50 mil millones de euros a Juan Lapuerta y un retiro a Ronald McDonald para que nunca tenga que volver a comerse una hamburguesa. No lo digo yo, lo dice Greta Thunberg, que finalmente pudo encargar un Satisfoller por Amazon sin que sus papás se enteraran. Porque Greta tiene dos papás, como el madridismo: uno es Florentino y el otro es el Dios del Fútbol.

No vi la primera parte. Nadie que se tome en serio su vida la habría visto a las 16:15 de un domingo, teniendo planes más interesantes como una barbacoa con amigos y familia. ¿O es que acaso queremos acabar como el Yoya, con tipos de casi sesenta años lloriqueando y leyendo libros de Lacan y Freud para volver a aprender cómo satisfacer a sus mujeres, parejas, perros y adláteres? Por favor. Sí. Nos ha atacado el virus del COVID21 y ha puesto la página patas arriba (tanto negacionista). Pero Florentino y el Dios del Fútbol nos aman. El Socio y Marcgenou nos aman. Carlo Ancelotti nos ama. Toni Kroos nos ama. Erredeté nos ama también. Y el Real Madrid y nosotros le devolvemos todo el amor, para mejor mantenimiento de la Mehón Liga der Mondo. (Lirondo suena para sustituir a Míchel en el Getafe. Mondo Lirondo).

Macho. Que nos marcamos un partidito nefastito contra un club amijo… Que nos mete un gol Homosexual Vidal que no lo hemos marcado en la Play en la vida… Que Alába (ahora dice Lama que se dice así) estorba a Vinicius y Jovic sale al campo para que no crezca la hierba por donde pisa porque va sudando ginebra de la mala (¡Ayuso, dimisión!). ¡Y seguimos líderes! Anfón.

Ya lo dijo Zisú, en sus Crónicas argelinas: «Lucas… sí… Yo te digo que tiene que pensar más en equipo… No lo digo yo, lo dises tú… Y Lucas piensa en equipo, sí, pero a veces también piensa en su futuro… Y yo le digo a Lucas que tiene que pensar en futuro… Y me dise sí… ¿Tú que disis? Lo que digo yo: que piense en equipo… Pero no es fásil… Madrid es exigente…» Y el hijodeputa de Busquets que es un muerto en vida algo le inoculó cuando se lo cargó la temporada pasada para ponerle la Liga en bandeja a un Arleti que, afortunadamente, sigue jugando a lo mismo que juega desde que llegó el Cholo…

Va. Habla, Zisú: «Lucas juega para equipo… ¿Karim?… Bien… Karim está bien… Tiene gana… tiene motivasión… No entiendo por qué no tiene Balón de Oro ya… Se nos muere ya este año, coño. ¿En su mejor año, en su plenitud, vamos a mariconear?… Sí… Porque Liga española es mejor… Más competitiva… ¿Tú que disis?… Ya… No sé por qué tú no ves, yo veo claro… Trabajar trabajo y luego ya Yolanda dirá… Pero hay que trabajar… trabajar trabajo…ç2

Macho qué golazo metió.

Pero sí. El equipo muy débil atrás, por ocurrencias en la media y porque físicamente estamos al plan de Pintus. Tácticamente prefiero a Miguelito en la derecha, porque lo que te quita abajo te lo devuelve multiplicado arriba. Y los entrenadores con ojos en la cara pueblan la banda de Vinicius en defensa y nos atacan por la izquierda casi siempre (con todo , los dos goles en contra vienen por errores en la derecha). Y ayer ese arriba hubiera sido diferencial… Kroos viene de no jugar nada, no lo culpéis, coño. Es desajuste. Si no puedes jugar al 4-3-3, juega a otra cosa. tienes jugadores para hacerlo y el único estilo irrenunciapla es GANAR.

¿Qué dices, Zisú?… «Yo deso nopino.»

Quédense con ese gesto de regüeldo que alza la ceja de Carlo. El regüeldo es el camino. Y la ceja. La Liga está asegurada.

·····

– Fespañol: 2
– Mandril: 1 (Benzemalo)

Share