Archivos
Categorías



Artículos de Interés

El nuevo estadio


Propuesta del Estudio Lamela.

A muchos aficionados puede sorprenderles el hecho de que aquí se reclame el traslado a un nuevo recinto, después de escuchar durante años y años que el Bernabéu es nuestro templo, que es uno de los mejores estadios del mundo, que en ningún sitio estaríamos mejor… Vamos a explicar someramente qué nos motiva a algunos reclamar este traslado, en una estructura de preguntas y respuestas:

¿Es el Bernabéu un templo?

No, es un recinto deportivo, igual que el fútbol es un deporte y no una religión. Tuvimos otros campos como sede antes de él, y tendremos otros después. Aunque es obvio que cuenta con un enorme valor sentimental y hoy día sigue siendo un buen estadio, el club no debe regirse por supersticiones, sino por lo que es mejor y más ventajoso para sus socios. Lo único inmutable en el Madrid es el escudo, la camiseta y el palmarés.

¿Supondría un traslado traicionar al presidente Bernabéu?

En absoluto. Ya en la década de los 70, Santiago Bernabéu se dio cuenta de que el estadio se había quedado pequeño (el del Barcelona contaba con casi 98.000 localidades) y emprendió el proyecto de un nuevo estadio, encargado al arquitecto Félix Candela. La operación se financiaría con la construcción de un rascacielos en el solar del Bernabéu (más información aquí). El nuevo estadio habría albergado a 120.000 espectadores y habría contado con techo flotante, siendo absolutamente pionero para la época. El proyecto se presentó ante los socios en 1973, muy madurado y con maquetas del futuro recinto, y contó con una alta aprobación, pero finalmente fue rechazado por el alcalde Arias Navarro. Decir que un traslado sería traicionar a Bernabéu o su espíritu es, simplemente, mentir. El difunto presidente nunca soportó ser un segundón, y es seguro que no habría parado hasta tener un estadio más grande y mejor que el del Barcelona o cualquier otro club europeo.

¿Por qué un nuevo estadio ahora?

Hay muchos motivos, pero los principales serían los siguientes:

– Aumentar la capacidad, actualmente de 88.000 espectadores, en 30 o 40.000 localidades más. Esto posibilitaría aumentar el número de abonos y entradas para el público general, y sobre todo disminuir notablemente los precios de los localidades, que ahora son simplemente prohibitivos. Podría asimismo crearse una muy necesaria grada joven, que revitalizara el mortecino ambiente del estadio actual. Hay que tomar como referencia estadios punteros del mundo como el Allianz Arena, el nuevo Yankee Stadium o el Cowboys Stadium.

– Tener un recinto moderno, amplio y cómodo, puntero en tecnología y diseño, referencia arquitectónica mundial e imagen del club. En su interior contaría con numerosas franquicias de alimentación, generando nuevos ingresos y acabando con las absurdas colas que se forman en la actualidad para adquirir un simple bocadillo y un refresco. También se aumentaría el número de baños, palcos VIP y otras comodidades.

– El motivo más importante sería la creación de una auténtica Ciudad del Madridismo. El concepto de Ciudad del Madridismo se resume en la posibilidad de pasar todo un día de ocio centrado en el Real Madrid, tanto para socios como para aficionados en general. Para ello, es imprescindible aglutinar en nuestros terrenos de Valdebebas las tres secciones principales del club: Cantera, Baloncesto y Primer Equipo. De este modo, sería posible por ejemplo ver partidos de la cantera por la mañana, al equipo de baloncesto después de comer y por último al primer equipo, a un horario razonable y familiar (nunca más allá de las siete de la tarde, por más que insistieran las televisiones). Al final del día se regresaría a casa en coche particular, metro, tren o metro ligero. El tiempo entre partidos podría ocuparse en el parque temático ya en proyecto y por supuesto en numerosos locales comerciales y de restauración, así como en un gran museo del madridismo. El conjunto permitiría una experiencia madridista como nunca ha existido hasta ahora, además de generar incalculables ingresos y prestigio. Se trataría de un complejo único en el mundo.

¿Cuándo podría llevarse este proyecto a cabo?

El mercado inmobiliario pasa por un momento pésimo, y es obvio que la venta del solar del Bernabéu no es recomendable en la actualidad. No obstante, este mercado se acabará recuperando, y es conveniente tener lista cuanto antes la planificación de la nueva Ciudad del Madridismo. En un escenario ideal, la venta del Bernabéu se cerraría dentro de unos cinco años (alrededor del 2015), empezándose a construir el nuevo estadio de forma simultánea. El traslado del equipo se podría realizar a partir de la temporada 2017/2018.

Por lo tanto:

– Si crees que el Madrid debe ser siempre puntero, con un estadio de gran capacidad y entre los más modernos del planeta.

– Si crees que una entrada normal para la Liga no puede costar 80 euros y que el estadio necesita un ambiente mucho más joven y animado.

– Si crees en el proyecto de una Ciudad del Madridismo donde poder pasar el día, ver a todas nuestras secciones y vivir una experiencia madridista única…

¡Di al Nuevo Estadio Santiago Bernabéu!