Archivos
Categorías
Artículos de Interés

La cuadratura del círculo de Ancelotti en el Real Madrid 2014-2015

En el clásico y el mes posterior pudimos ver al mejor Real Madrid de la era Ancelotti. Como suele pasarles a los gigantes los mejores momentos de juego vienen cuando aún no han llegado los meses en el que entra ya todo en juego y en el que los equipos salen con un plus de tranquilidad que en los meses de marzo, abril o mayo ya no se da. Ahí la Liga se puede perder, un error en la Champions te puede costar una temporada y en la Copa un exceso de relajación costarte una eliminatoria y el trofeo en su consecuencia.

Esta vez el clásico del Bernabéu ante el Barcelona de Luis Enrique venía en un buen momento de juego para el Madrid, pero en el imaginario colectivo quedaba ese 3-4 liguero en el que los blancos perdieron cualquier opción para ganar la Liga. Messi, Neymar e Iniesta ejecutaron un sistema defensivo no preparado para competirles. Ancelotti aprendió la lección en la Copa y en la final el conjunto blanco fue absolutamente superior a su rival, a pesar de no poder contar con Cristiano Ronaldo. Hoy sábado 22 de noviembre de 2014 el Real Madrid tiene un partido en directo en Ipurúa clave para seguir con la racha, el Eibar espera poder parar la racha de más de 10 victorias consecutivas, en concreto 13 y van a por la decimocuarta. Será a partir de las 18:00 horas.

¿En qué se basa el equipo de Ancelotti? Cuándo se habla del equipo o la filosofía de juego que ha impuesto el técnico italiano tenemos que centrarnos en que el equipo ha rebajado una marcha la velocidad del conjunto de su antecesor. Mourinho amaba el vértigo. Xabi Alonso al primer pase, Di María u Özil para lanzar las contras, Ronaldo para ejecutarlo todo y Benzema para darle un plus de pausa en el ataque que combinaba a la perfección con sus compañeros.

Y en defensa siempre quedaban las piernas de Khedira para el robo, el talento posicional de Alonso desde el mediocentro y dos centrales de leyenda en la cobertura de los amplios espacios a su espalda, Pepe y Sergio Ramos. Máxima intensidad, el Madrid consiguió hacer de la velocidad una gran virtud.

Aquello, pero, tuvo un lunar, en Europa nunca consiguieron triunfar. Esa agresividad controlada por h o por b en la Champions terminaba sin ser lo suficientemente competitivo. Messi y Xavi en su esplendor en 2011 fueron capaces de imponer su fútbol control, el Bayern aportó capacidad de resistencia y de ilusión en esa eliminatoria que los de Mourinho no fueron capaces de sentenciar cuando pudieron y ante el Dortmund Lewandowski vivió la mejor noche de su carrera deportiva que se llevó por delante la era del portugués en la casa blanca.

La cuadratura del círculo de Ancelotti
Con Kroos, el plan se radicaliza.

La temporada pasada Di María fue importantísimo para dar verticalidad a un equipo que en varias fases adolecía de ella. Pero a la vez al equipo le quitaba capacidad de raciocinio y de control. Si el rival sabía frenarles los blancos se aceleraban demasiado. Kroos fue la solución a este defecto arrastrado de la era Mourinho.

Kroos es la pausa hecha interior. El alemán es un amante del control del balón y su capacidad para decidir y soltar el balón en el momento justo configuran el juego y el plan de su equipo. Ancelotti, al fin, encontró a la pieza con la que poder frenar a su equipo sin perder nivel de juego.

Con su llegada se corría el peligro de caer en la incoherencia. ¿Cómo poner pausa a un equipo que siempre quiso correr al contraataque sin que nadie se sintiera incómodo? Primeramente,

la respuesta estaría en la calidad de Cristiano Ronaldo y en la infravalorada capacidad de frenar de Bale. La segunda la encontraríamos en James. El movimiento del colombiano por el Fideo Di María resultaba más coherente con el plan general del técnico italiano, pero con la suplencia una vez más de Isco y la presencia de Modric junto a Kroos el plan podía correr el peligro no ofrecer la suficiente calidad defensiva.

Para ello, sin Alonso y sin Khedira hasta ahora, la excelencia técnica y de nivel de sus hombres ha mitigado la evidente incapacidad de robo y de defensa de sus mejores centrocampistas (Ni Kroos ni Modric ni James ni Isco son futbolistas capacitados para defender excesivo tiempo), la vuelta del interior alemán puede resultar beneficiosa para el colectivo en las fechas de menor acierto. Eso sí, Ancelotti supo adaptar y ofrecer un ecosistema coherente para todos sus hombres dándole un plus de control a su juego.

Share

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.