Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Liderato de ver-ano

Rappol

Convertir un culo prieto en un pasaje para el disfrute requiere de horas de esfuerzo, amor y dedicación. Anoeta no iba a ser una excepción, y Zinedine Shin Chan alineó algunos de nuestros canallas favoritos —esos que son capaces de meterla en cualquier agujero-, con el orto de BEP en el horizonte. Pese a la voluntad clara de mimar a nuestra obesa favorita, al final los donostiarras sintieron la capitalina butifarra bien encajadita, cual dragón que sesteara arrobado sobre su flora intestinal.

En el primer periodo los chicos hicieron un trabajo muy ministerial, abundando en maniobras ya conocidas (Vini izquierda, Asociaté jugando al elástico, Case haciendo de primo zumosol, James haciendo el ridículo, etc…), aburriendo de manera muy solvente a los telespectadores con un cerocerismo muy podemita. Máxima igualdad en intrascendencia, si acaso superiores nuestro Pijamita (que, siempre insisto en estos detalles, se viene vistiendo como un hombre en los últimos partidos) y nuestro banquillo. Volvíamos a tirar un periodo entero, como si esperáramos a que la Real se descompusiera, cosa que no sucedería hasta el 90, aproximadamente.

Tras el descanso, Vini siguió lanzándose como un simpático tarado contra la defensa local hasta que encontró una messipena, que sirvió para que nuestro Capi Favorito demostrara que es uno de los mejores lanzadores de penalty de la Liga NN. Muy necesario, Paquitain, en este momento. Cómo se notó su ausencia después de colisionar con Isak (el Negro-No-Negro) y tener que dar entrada a Limitao. Ahí se nos pudo ir el partido, tras perder el centro de la cancha y la bola, pero las apreciaciones del árbitro (rigurosas) nos salvaron del empate de Llanuza y, al poco, nos concedieron un 0-2, con estelar contribución del Pajarete Valverde y el porterito local (vaya manta).

A partir de ahí, la Real nos tocó los huevos con intención, los cambios no obraron grandes milagros y al final se impusieron el bien, la cordura, la hombría y la seguridad de la verga superior, cuya sombra se proyecta ya bien erecta sobre las bocas espumeantes de nuestros rivales. Preciosa sombra.

Liderato, justicia social y nuevos rectos que alicatar en el horizonte. Sigamos ilustrando al mundo, mientras nos dejen los mayas.

El Socio

La principal noticia ayer fue que el Madrid logró ser competitivo, dejando aparte ayudas arbitrales. Por supuesto, se me dirá que con buena picha bien se folla, pero en otros partidos, cuando Vinicius se cayó en el área, normalmente ya iríamos perdiendo de uno. ¿Mi opinión sobre el penalti? Creo que no lo fue ni jamás debería serlo; cierto que casi todas las tomas son malas, pero la lateral (que podéis ver en el vídeo de la entrada) no deja dudas: el contacto de Llorente es prácticamente nulo, de ningún modo suficiente para derribar ni desestabilizar; es Vini quien pone todo de su parte para caer. Alguno quizá alegue que la mano del defensor no pinta nada ahí, pero sería un argumento muy cínico: ese tipo de contacto se produce docenas de veces en cualquier internada en el área. Quien piense que no fuimos favorecidos en esa jugada… bueno, digamos que las gafas del forofismo tienen las lentes muy gruesas.

Lamento no poder decir algo muy distinto de la siguiente acción polémica. Haciendo una interpretación MUY estricta del fuera de juego se puede decir que el jugador blanquiazul tapa la vista Curtuá, pero sinceramente no lo veo por ninguna parte; simplemente el delantero saca un latigazo y Pichabrava se la come. Un gol sólo debería anularse en circunstancias muy claras y muy concretas, lo cual lamentablemente no ocurrió en esta jugada; voy más allá: si la regla dice que por esa remota poibilidad de distracción el gol no vale, la regla está mal. La posterior jugada de Benzema que da lugar a nuestro segundo gol me parece igual de nítida, pero en sentido contrario: aunque toca con la parte baja del hombro, es claramente un control legal.

Lamentablemente, la polémica distrae de un Madrid no brillante pero en mejoría, pese a sacar un once de alto riesgo. Vinicius, uno de los jugadores más polarizantes de nuestra historia, fue ayer una apuesta que dio fruto (dejando aparte el penalti). Me gustaría saber qué habría pasado sin esas jugadas, pero nada se puede hacer, y el caso es que ya estamos arriba, que era lo más difícil. Con todo, no deja de ser curioso que cuando un arbitraje nos favorece haya titulares a cinco columnas, y cuando son «otros» los que se encuentran puntos de regalo, la cosa apenas se comenta de pasada. La Real mejor que nadie debería saber esto, porque lo sufrió hace bien poco.

·····

– Reala Sociedala: 1
– Madriz: 2 (Rabos (pen.) y Benzema)

Share

¡Ni cotiza!

Como sabéis, el otro día me jugué 1.000 € a que le pitarían un penalti al Barcas durante su partido contra el Sevilla, apuesta que lamentablemente perdí. No obstante, vendiendo la mitad de las cosas de mi casa, pidiendo prestado y poniendo el culo cerca del metro Exposiciones logré reunir otros 2.000 €, que me disponía a apostar a que hoy no conseguimos ganar en AnoETA. Pensé que se ofrecería una cuota razonable por este resultado de 1X, digamos un 1,7 € por cada uno jugado, pero a la hora de intentar jugar… ¡¡el portal no me aceptó la apuesta!! Un conciso mensaje me informó de que ellos estaban ahí para hacer dinero, y que no iban a regalárselo a los usuarios así como si nada.

Y es que la posiblidad de que el Madrí gane hoy, aprovechando el pinchazo del Barcas y poniéndose líder, tiende hacia cero. Nuestros jugadores adoran el olor de los pedos culerdos, y han llegado a sentir como profundamente antinatural ir por delante de ellos. Creo que esto se debe a que en algún momento dado se volvieron profundamente gais, quizá durante la estancia de Cristiano en el equipo. Ya sabéis, se empieza jiji, jaja, sólo la puntita, y media hora después tienes un glande percutiéndote el intestino grueso. El caso es que prefieren la confortable mediocridad de ir por detrás que estar primeros, lo cual exige un doble esfuerzo de lograr la posición y de mantenerla.

¿Cuál puede ser el remedio para semejante abulia? En esto tengo que concidir con don Custer, y prescribir vuelos sólo de ida a Capadocia, ciudad turca donde se libra a los machos de ese peso que los excita y distrae; puede parecer una cosa cruel, pero si se le hace a perros, gatos, bueyes, etc. con indudables beneficios, ¿por qué no también a humanos? Al fin y al cabo, no puede decirse que las partes íntimas le hayan servido de mucho a nuestros jugadores, así que mejor ir ligeros. ¿Que no les gusta la idea? ¡¡Pues a espabilar esta noche!!

Sí, ya sé lo que estáis pensado muchos, que es una oportunidad demasiado buena para dejarla escapar y que nuestros chicos estarán a la altura; la esperanza, esa puta, como dijo el plasta de Cortázar. Uno de los pocos motivos para confiar es que no habrá público exaltadito en la grada; y es que aunque Anazigasti diga que los de la Real son unos babosos madridistas, a la hora de la verdad su parroquia odia al Madrí como todo buen paleto periférico. El otro motivo… no sé, quizá este vídeo del gordo seboso Sech y el gamín Osuna, correspondiente a la canción «Si te vas». Es un reguetón insufrible como todos los temas del género (150 millones de reproducciones…), pero ojo a la prota, que «lleva un suéter del Madrí pero siempre miente». Da igual, con esa carita y ese tipo la perdonamos. ¿A nuestros jugadores? Ná, a esos como les borren el Ø los mandamos directos a Turquía.

Share

Potra, hálbitro y fantasistas

Rappol

Probablemente hoy el ministro Marabilla informará sobre los tramos horarios de visionado de los partidos del Madrid, destinados a salvaguardar la salud mental de nuestros mayores, protegiéndola de las bandas de nenas cuya estulticia y apesadumbrados modales aterrorizan a tantos y tantos barrios de la internet. Parece ser que en los de las 22:00 horas, los hombres deben incorporarse a las 23:00, ya cenados y en pijama. Con todo, el dortó Seemoon puntualizará que se trata de una medida temporal, porque a veces se gana y a veces se pierde; aunque hay plenas garantías de que, con carácter general, después de la primera parte suele venir la segunda, y no a la inversa. Y que al Madrid cuando le va bien en una, le suele ir mal en la otra. Y viceversa, obk, y asegurarse diariamente antes de acostarse de que no hay nadie dentro de ninguno de los armarios empotrados de sus domicilios. Porque salimos más fuertes… que es por lo que se ganan y remontan los partidos. Salimos más fuertes, pri, ladalada, ¿saes?

De manera que en el arranque de la segunda parte el partido estaba justo donde lo quería El Maestro Chi-Flow-Zen-Sú Mizisú; con un Valencia que casi no podía con sus huevos y un Madrid placenteramente instalado sobre los cuerpos cavernosos de Mendy (no sé por qué se odia tanto a este muchacho, después de llevar 400 años aguantando maldades) y Casemiro, que está en un estado de forma sensacional.

Hubo un poco de balonmano, y algunas tímidas contras tiradas por la chotería, pero el Madrid se hizo con la bola y cargó mucho por la izquierda hasta que Hazard Rivas (noveahsilepegan) se desmarcó trabajosamente y sirvió para un Asociaté que estaba en la posición en la que no suele fallar: centradito, en carrera, portero vendido y a un toque. Gal. ¿Saes, González?

Con la lata abierta, el campo se le hizo larguísimo al Valencia. Entonces, el Madrid empezó a sentirse más a gusto que los fans de Pablo Alborán en una sauna de Tonga, y hacia el minuto 70 como es tradicional se fueron haciendo los cambios. Volvió Marco Asensio —esperemos que definitivamente—, que marcó un bonito gol tras desborde de Mendy por fuerza (confiésalo, Custer: te gustó y sonreíste al ver asomar el dedo gordo del pie izquierdo por el agujero de las pantuflas). Todo era felicidad y pedos suaves, sonrisas que desdibujaban la Covid19, para demostrar que hasta de la peor de las maldiciones a veces puede brotar esa flor bella que … oigan, dónde estará nuestro buen … ¡ay! ¿cómo se llamaba?

En fin. En plena oleada de belleza, Asociaté marcó un golazo de bandera para certificar el chivo a la leña (asistido muy bien por Asensio), tras un magnífico contragolpe que comenzó con robo de Casemiro al chino en la frontal del Madrid. El chino (o coreano sudao, según otras fuentes nada despreciables) quedó tocado en su bulbo raquídeo, y la emprendió con Captain Magneto Peña Floyd Roger Billy Wilco Ramos, en una inenarrable serie de coces no exentas de plasticidad oriental que supusieron su abandono prematuro del campo (y no llevaba mucho dentro, ya saben que antes de llover chispea).

Hora feliz, final feliz.

El Socio

A mí no me gustó el partido del Madrizzzzz, principalmente porque fue la enésima vez que salieron relahaos. Da igual que nos juguemos la Liga o que vayamos líderes, que haya virus o radiaciones atómicas, estos siempre se tocan los cojones la primera media hora. ¡¡Casi llegas a entender a los piperos!! Por supuesto, el Violencia olió la sangre, dándonos el primer sustazo con un palo tras tiro ajustado de Rodrigo (otro jugador nuestro en ese equipo que tanto nos odia). Un rato después combinaron como quisieron en la frontal, gol y a remar… o así habría sido de no haber mediado el BAR, ese invento demoníaco. Tres minutos de deliberaciones para finalmente decir que no, que no había sido gol porque un choto tenía una uña adelantada o algo así.

Soy perfectamente consciente de que esto que voy a decir no será popular entre mis lectores, pero me suda la polla: me parece vergonzoso que se anulen goles así, por jugadas de distancia microscópica en las que es imposible discernir ventaja alguna para el atacante; mientras numerosas voces llaman a flexibilizar estos criterios absurdos, los árbitros van a su puta bola, rompiendo el poco ritmo que le queda a este deporte y anulando goles que deberían ser válidos. Quejarme de esto es es un tanto paradójico viendo los robos flagrantes que perpetran semana sí, semana también los del exércit desarmat, pero en fin, alguien tenía que decirlo.

La cosa es que el gol violencionista no subió, y gracias a eso pudimos dar asquete otra hora larga, hasta que se nos encendió la bombilla. Este Madrí es como un dos caballos del 65, se toma su tiempo para calentar el motor y coger revoluciones. Cierto es que una vez en ese estado ya hacemos así y así e incluso nos entran goles muy bonitos, como los de Ausencio y Benzema. «Au» siempre ha tenido un don para los goles espectaculares, y la verdad es que marcar a los 10 segundos de entrar es excelente para la confianza tras una triada; cuidado no lo veamos pronto en una carroza… En cuanto al tanto de Benze, psé, no estuvo mal, yo podría meterlo también… Bueno, fue un golazo, pero ya sabéis que le servirá de coartada para salir los próximos 20 partidos hasta arriba de grifa, o la mierda que se ponga en la cachimba.

En fin, este sigue siendo el Madrid del jiji jaja y que sea lo que Dios quiera, hasta que te llegue un George Floyd con el nabo untado de meta y te haga la caidita de Minnesota. Estos pavos no aprenden.

·····

– Magrif: 3 (Benzemalo (2) y Ausencio)
– Violencia: 0

Share

Que quiten ya el VAR

Cuando antes te tangaba el hálbitro podía asumirse con cierta resignación. «El error humano forma parte del juego», decían. Los trencillas alegaban que no podían tener ojos en todas partes, que había que tomar una decisión en décimas de segundo, etc. Al final aceptabas que te habían hecho la pirula y la vida seguía adelante; si alguien pese a todo alguien seguía protestando, alguien sentenciaba «favorecen por igual a los dos grandes», y ahí terminaba la cosa. Además, era verdad que el hálbitro te favorecía a veces, con lo que aún tenías menos argumentos. Se aguardaba el jlorioso día en que la «tenología» liberaría al arbitraje del nefasto error humano.

Bueno, la tecnología ya está aquí. ¿Y para qué ha servido? Para que nos sigan dando por culo pero ahora sin vaselina, bien duro y a la vista de todos. Después de sacarte el nabo, rematan la faena meándote en la cara. «¿Meada?», te dicen. «¡Nooooo! ¡Es lluvia, sólo que amarilla, calentita y con restos de albúmina! ¡Abre un poco la boquita, que así te hidrata más!» Y en días como el de hoy, al que se ha tirado flagrantemente adulterando la competición, ¿lo sancionarán? No, porque es un muchacho muy humilde que sólo piensa en jugar al fútbol (y en 40 kilos limpios al año). Hay que proteger el talento y esas cosas.

En fin, esto es lo que hay. Logramos convertir cualquier buena idea o avance en algo que deja la situación peor de lo que estaba, erosionando el prestigio e interés que aún pudiera quedarle al producto. ¿Y quieren que los chinos se desenganchen de la Premier para aficionarse a esto? Seguro que prefieren infectarse con otro virus. Por mi parte, lo único que pido es que quiten esta tecnología tan inútil, este VAR del «Ok, José Luis» y de las 300 revisiones si el que marca es el Madrí. Prefiero volver a la mafia antigua, más sibilina, más disimulada, en la cual te robaban la cartera pero al menos no sufrías la humillación de que lo transmitieran en vivo a todo el mundo. Para este viaje ciertamente no necesitábamos alforjas.

Share

Más cerca del subcampeonato

Custer

Cuando Zidán decidió sacar, de una sola tacada, a Viscosito y Bale aquello fue toda una declaración de intenciones: el Madrid renunciaba a meter goles. Y ambos nadanteros cumplieron su rol a la perfección, en especial Viscosito incapaz de irse hasta de una puerta. Al menos, Bale, nos ha dado Champions y Copas del Rey pero el Caso Viscosito es de traca. Más le valdría marcharse al Dépor o poner un gimnasio de capoeira. Me niego a seguir hablando de este señor. Su hermano, Rodrygo Singoles, también debería ser cedido y si es posible que se lleven con ellos a Ninguneao o como se llame el tipo ese con frente de zombi, más malo que su puta madre, y que sustituyó a Moisés en la tierra. Fuera los tres…En cuando a Mendy… Tenía curiosidad por ver a Mendy, la verdad. Ya sabía que era malo por la izquierda pero me quedaba por saber cuán malo era también por la derecha y, en efecto, el chico es polivalente.

La Limpia para la próxima temporada tiene que ser grande. Es el Madrid un equipo para quedar tercero o cuarto en Liga y ser fulminado directamente en Octavos. No me puedo tomar en serio esta competición, lo siento. No me creo en absoluto la “Nueva Normalidad” con esa ristra de cambios, Tiempos Muertos, brebajes de colores y esas risas enlatadas así como de sitcom cutre. Van a aparecer asintomáticos en cualquier momento. Está clarísimo. El otro día en Mallorca, un chalao, le tosió encima a Messi que lo miró con muy mala cara. En fin… por mí que chapen ya este cotarro para que podamos empezar “Il Risorgimento” cuanto antes… A ver si esta vez nos lo podemos tomar un poquito más en serio.

Rappol

Volvió el fútbol de la mejor manera en que pudiera haberlo soñado Baudrillard. El próximo paso será que todos los partidos los narre Manolo Lama, para garantizar la salud del resto de periodistas, voceros, tikitakeros… Oigo ahora a uno que sale por Gol TV narrando el segundo derbi en importancia en el mundo de los recogenueces, y me acuerdo del locutor nazi de «Evasión o victoria». No sé de dónde sale toda esa emoción impostada. El salto conceptual que hemos dado ha sido fino.

Retomó la competición el Madrid en el estadio La Saeta, con una especie de manta de gente en el lateral al que daban las cámaras, algunos sponsors extraños y mensajitos a la altura de los momentos globales que vivimos. Se rasgaba las vestiduras la gente en Twitter… Que si se abrazan cuando marcan, que si escupen, que si no lleva mascarilla ni el tato… De verdad que a la gente le hacen mucho mal las mentiras, más de lo que está dispuesta a reconocer. Son unos chavales ricos, sanos, forrados… Dejadles si quieren incluso ponerse a buscar pastillas de jabón en el centro del campo, por favor. No es esto lo que acabará con el mundo, sino su ausencia. Dejad que continue el simulacro, percebes.

En la lógica tradicional, el Madrid hizo lo que tenía que hacer: ganar. Ayudó bastante el Dimitrescu este, o como se llame, que se tragó un balón que Antoñito Cruz (nosotros lo inventamos antes) chutó como chutábamos de chavales cuando la chica con la que queríamos frotarnos nuestras pichitas estaba entre el respetable, haciendo mohínes de aburrimiento. Mira cómo la meto, Pepita, cuando nadie se la espera. Un tiro afortunado, vaya, como ese que te lleva a la primera clínica para abortar.Lógica tradicional grecorromana.

Correteaban algunos una chispa (El Cyd, Hazard como recién fichado…) y los de los líos en la polla tricotaban (Carvajrl, Asociaté, el otro…). Casemiro torteaba lo que había que tortear, y el Eibar pues no daba más guerra que cualquiera que llevara sepultado meses en un vertedero. Hacía así-asá pero sin acercarse en demasía a Cortao, por si fuera un belga asintomático (todos los belgas son asintomáticos para esto del fútbol, menos Prudóm, que seguro que era maricón).

Entre pausas hidroalcohólicas hubo una contra o algo así, para que El Capitán Peña marcara con gran alborozo entre la parroquia mantera. También pescó algo el Morciégalo, que se solidarizó con Floyd pero no con Pink. Si es que ya va todo el mundo drogado por el mundo, aunque sin la gracia evidente del vídeo de Scarecrow, auténtica joya del sitio del British Pathé.

Luego ya me fui a pasear al perro, que estas cosas no las entiende, y Melindríbar se ofendió un poco en algún momento, recuerdo, porque probablemente esperaba que salieran chicas ligeras de ropa al descanso, para poder dejar alguna mancha en la manta, el mantón o la mantilla. Todo muy de semana santa atrasada. Todo muy nueva normalidad. Conque habrá que disfrutar lo que quede de ella, que está complicado lo de que Nissan vuelva a Cataluña, y la Liga ni os digo.

Gracias siempre, Pedro Simón. El vino más vendido del univerzo.

·····

– Pudrit: 3 (Gross, Rabos y Big Macs Matter)
– Eibar: 1

·····

(Escribir al correo si se desea donar por transferencia o bizum.)
Share

Vuelve la hilución


«Apretad, que mira el gafas.»

La estrategia «Aquí no ha pasao ná» utilizada por el Gobierno culmnina este fin de semana con el retorno del fúrbol, el gran distractor de masas. Ya se ha jugado algún partido, pero la verdadera reanudación es ahora, con la vuelta de Mandril y Farsa, los únicos equipos que cuentan.

En principio sería una jornada propicia a nuestros intereses, con los culerdos jugando antes y afrontando una simpática salida en Mallorca, mientras que nosotros recibimos mañana al Eibar. Sin embargo, la situación es tan inusual que no se puede dar nada por hecho: acabamos de pasar probablemente la mayor pausa en el fútbol español desde la guerra civil, y los equipos saltan al campo con nulo ritmo de competición. Muy bien habrán tenido que trabajar los druidas fisios para que los jugadores no están echando el bofe en el minuto 40. No obstante contarán con ayuda, sustanciada en 5 cambios que no sabemos si son una medida temporal o permanecerá. La verdad es que con plantillas tan amplias y con el descontento que causa en los jugadores la suplencia, no tendría nada de malo ampliar las rotaciones y que jueguen todos los hombres posibles; habrá quien piense que esto afecta a la pureza del juego, pero para mí ese un argumento difícilmente sostenible.

Como básicamente estamos en otra temporada, las lesiones arrastraban los jugadores se han cancelado: la Farsa tiene disponible a Suárez, y lo mismo nos pasa a nosotros con Hazard y Ausencio, que estaban condenados a acabar el curso en blanco. Son tristes excepciones caballo loco Jovic y Mariano, un jugador con tanta explosividad como tendencia a romperse. Bale sin embargo está perfecto, bajando el hándicap día a día.

Pero independientemente del estado físico, la verdad es que nuestros muchachos no venían haciendo una temporada especialmente gloriosa, y hasta que demuestren lo contrario no hay motivos especiales para pensar que su rendimiento va a mejorar; muchas victorias deberán empalmar nuestros bastardillos para hacernos recuperar la fe.

También está el factor de jugar sin público. Situado en una altiplanicie que se eleva sobre los campos de entrenamiento, el Di Stéfano es un estadio coqueto con un entorno feúcho, pues el club no se ha molestado en cubrir de césped la vasta zona ocupada por la Ciudad Real Madrid, que aún presenta el aspecto típico de un secarral castellano. Dada la «compleja» relación del equipo con su público, barrunto que jugar a puerta vacía no sólo no perjudicará nuestro rendimiento, sino que seguramente lo mejore, hasta el punto de que incluso podríamos aprovechar un hipotético pinchazo del Barcas, cosa realmente inaudita.

·····

(Escribir al correo si se desea donar por transferencia o bizum.)

·····

Share