Archivos
Categorías
Dónde ver al Mandril

Archivo de la categoría ‘Custer’

En busca del crack

Por Custer

A ver qué hace hoy el Madrid de Vinicius porque los equipos españoles están quedando en Champion como si participaran en la Liga de Pepito. Con lo que han sido Los Hispanos en Copa de Europa, escuadras temibles. Y muy respetadas. Clubes alemanes, ingleses, italianos o franceses temblaban, se hacían popó encima, cuando veían llegar a nuestros equipos curtidos en batallas en las que militaban Messi, Cristiano y más de una docena de Tops Mundiales. Ahora ya no queda ni el Tato. Todo depende de Vinicius al que, según el entrenador interista, le van a hoy mañana “un marcaje especial”, lo van a cuerpear. A él, a Benzemá y a Modric. ¿Demostrará que es un Crack o todo habrá quedado en un sueño? Sea como sea en España se han vivido tiempos mejores. Una Liga de segunda. Una Liga empobrecida. ¿Hay esperanza? De momento, más que esperanza solo hay Vinicius.

Los del Barça contra su Bestia Negra fue terrible. Y esto no es bueno. Al Madrid le viene fatal un Barça en semejante estado. Sin Messi jamás habría venido Cristiano. Sin un Barça potente, y un nivel alto en el resto de equipos de la Liga, el Madrid no habría logrado jamás tres Champions seguidas. Es que jugaba partidos ligueros bastante más duros que unos Cuartos de Final de Copa de Europa. El curtimiento era total. Mandábamos por Europa a soldados endurecidos en el cuerpo a cuerpo. Y eso se está perdiendo. Es la Liga de Pepito Pérez y su Hija… Veremos qué pasa contra el Inter. El único consuelo es que en Italia se encuentran aún peor. De momento, y por lo visto ayer, la decadencia es total.

Share

Pa habernos matao

Custer

No vi el partido porque ya os comenté (aunque el Guardiópata no lo guardó) que el Madrid-Chelsea era un sufrimiento innecesario pero por lo que leo fue lo de siempre: Benzemá y sus amigos. No hay un 7 ni un 9. No hay ná. Ná de ná. El Niño de la Guerra y la Tita de la Paz funcionando a velocidad tortuga. Los pobres no pueden más. Hay que fichar a gente buena y como no hay pasta vendrán Payoyo y Pajarete. En fin… La Champion pone a cada cual en su lugar. Si el Chelsea es mejor equipo pues nada, chicos, a saludar como caballeros y para casa entonando hermosas melodías. Son más rápidos y más fuertes aunque siempre ocurren milagros. Es fútbol. A veces suceden cosas raras. Recomiendo sin embargo que Gagá empiece a pensar en la próxima temporada. Espero que el Madrid me haga caso y se fiche a Hans-Dieter Yoda de entrenador. Me ilusiona la idea. Odia al Bayern y eso es siempre muy buena señal. Se ha peleado con todos esos hijoputas dopaos. Veo en Hans-Dieter Yoda a un madridista de corazón. Venga, Dodotis, échale huevos y vamos por él.

Rappol

Suele decirse que lo que no te mata, te hace más fuerte. Y teniendo en cuenta que la actual heróica del equipo se reduce a echarle unos pulsos tremendos al azar, alineando unos laterales para pegarse dos tiros, una media que está tiesa y un par de delanteros-no-delanteros que tienen que correr cada partido más de lo que andaría un marcador persiguiendo a un Roomba que fuese hasta arriba de anfetas y éxtasis por la pista más rápida de Flushing Meadows… pues empate y gracias, que también se suele decir.

Los primeros veinte minutos fueron un suplicio. Entre la lluvia, Kanté, Grimo, el otro negro, y el canijo que acabó marcando (mal ahí toda la junta de culata del equipo, empezando por la ruptura de la línea de atrás, siguiendo con la salida precipitada de Pijamita y terminando por el aculamiento suicida de nuestros centrales), Zisú puso «hombres» en el buscador de Spotify y le salió la canción de Chiquetete, ésa de «cómooooo lluvíiiiiauuuuu». A la Puerta de Toledo (mare), Kroos corría patrás casi dando cojetadas, y el Morciégalo directamente es que no tenía bofe ni para tirarle una sandalia a cualquier jugador azul (¡ay, lo que se echó de menos a nuestro Azuuuul como el maaaaar Aaaaazuuuul)… Una cosa muy siniestra.

Sin embargo, el equipo se recompuso un poco ante la enoooorrme vía de agua que atravesaba nuestro centro del campo y, liderado por un enorme (próximamente legendario) Karim Benzema Golazo de Nueve, nadó el resto del partido en el mar del Di Stéfano, y guardó la ropa para el próximo hijo que tengan Pilar y Sergio. Porque el resto del minutaje fue un aguantar que se le pasara la ventolín-ventolera al Chelsea, para jugárnoslo todo en Stamford Bridge.

En consecuencia, nuestras opciones pasan por volver a catar la droga y esperar que recuperemos un par de jugadores (Pajarito y Azul), e incluso alguna canción de Torrebruno que pueda despistar un poco a los locales. Porque otro equipo con el colmillo más retorcido nos hubiera hecho el amor cariñosa y repetidamente sobre la hierba mojada de Valdebebas (un Jameson sin hielo, por favor), tanto como para que nos concedieran el título de familia numerosa extra-especial-obra-social-RealMadrid.

Y, sin embargo, estoy confiante. Porque si estos jovenzuelos entrenados por Truchel no nos han puesto mirando a La Meca de Ceferino esta noche, lo acabarán pagando caro. Ayer fue nuestra noche de cagar sangre en semis. Ya no quedan más. Dos partidos más, hijosdeputa. Dos partidos más.

El Socio

Sí, bueno, ¿no? Los chavales no podían con los cojones, hasta el punto de que sospecho que llevaban hueveras para sujetarse las partes. ¿Pulisía es el Capitán América? A mí me recuerda más al Chico Percebe. Benzema, el Gato bajo la lluvia, nos devolvió a la lucha por Lo Gordo con un gol casi milagroso por el momento del partido, lo difícil de su ejecución y venir de un gilicórner; casi lo había logrado un ratito antes con un trallazo que destruyó un micrófono. Uno se pregunta cómo habría sido su carrera de no tener que ejercer de sidekick de Cristiano, y hay que admitir que fuimos algo injustos con él, cosa inusitada en esta casa; casi dan ganas de perdonarle aquel pecadillo de la extorsión. El hálpitro sólo jodió metiéndose en medio, veremos en la vuelta. No querría dejar de mencionar el tercer partido de la eliminatoria de basket, que parecía iba a ser la melancólica despedida de la Generación de Oro y acabó siendo la enésima demostración de orgullo, con una remontada casi imposible en el último cuarto. Por estadística toca al menos un partido relativamente cómodo contra el Efes, lo cual nos llevaría al quinto asalto, un final mucho más digno para este grupo.

En medio de toda la putridez, la verdad es que ayer los dos equipos se ganaron los garbanzos. Pese a quien pese, seguimos vivos.

·····

– Real Madrid: 1 (Benzema)
– Chelsea del Pueblo: 1 (Pulisía)

Share

Zona Luis

Custer

Potra Agónica con medio equipo constipado para la Batalla de Anfield, Hasta Luego Lucas y Odriozola odriolezando. Ya veremos cómo acaba esa película porque la gasofa sólo dura 45 minutos. Victoria Pírrica sin Pirri en medio de la tormenta. Lo que no te mata te hará estornudar más fuerte si no tomas paracetamol esta noche. Hoy todos en casita con fiebre y que entrene Sanani. El Di Stéfano parece la Casa de Víctor Hugo, hay corrientes de aire por todas partes y la lluvia se te mete hasta por el culo. Messi acabó tiritando. Sin público y con un Estadio de Juguete el Madrid se planta primero en la Liga Hija de Johnny a la espera de lo que haga Colchones La Chola con un calendario más que complicado.

«El equipo está al límite», dice Papafrita. Al límite los pone él que juega siempre con los mismos. Estaba claro que el Barça lesionaría a uno, es un equipo muy ruin. Lo raro hubiese sido que jugando el miércoles unos Cuartos de Final de Champion no quisieran lesionarte a nadie. Estaba cantao que iba a suceder y encima en la línea más castigada del Madrid… que ya es “casualidad”. ¿Y todo para qué? Pues para que La Potra te libre del empate en el último minuto. Bah. Ojalá nombren a Zidán Seleccionador de Francia.

Odriozola NO puede ser la opción en Liverpool… que ponga a Valverde, que ponga a Nacho… que ponga a uno del Castilla. Fue salir Lucas y hundirse la defensa. Si malo es Lucas, lo otro que viene…¡¡NO TIENE NOMBREEE!!… Solo Potra amparó el resultado con el larguerazo y menos mal que el delantero culé exageró la piscina porque de lo contrario es posible que el árbitro hubiese picado la trampa. El lateral derecho va a ser un coladero en Anfield y todo por qué… pues porque unos pobrecitos, con Papafrita a la cabeza, quieren regalarle la Liga al Cholo. Habrá que contar con la veteranía de Marcelo y su contrastada capacidad de aceleración…

El Socio

Hay un universo alternativo en el cual el chutazo de Valverde al poste entra en la portería y el Madrid se mea severamente al Barcas, metiéndoles cinco o más goles; es un universo alternativo en el que los culerdos no tienen la opción de borrar de la memoria todos los ataques y contraataques durante los cuales el Madrid pudo darles la puntilla ayer. Pero como ese balón no entró, vivimos el final del partido con el culo apretadísimo (lo cual es más emocionante, todo sea dicho) y los culés pueden presumir del porcentaje de pusesió, que inmediatamente implica que merecieron empatar o incluso ganar; añadimos a esto que el segundo gol del Madrid fue de rebote (no como el casi-gol olímpico de Messi, que fue absolutamente intencionado), que Gil Manzano no pitó el vahído del jugador que robaron con muchos valores a un equipo en descenso, y que además no añadió un minuto más al descuento, y tenemos que el fascismo les ha robado una nueva Liga al Barcas. No se conforman con haber competido bien, con tener varios buenos jugadores jóvenes, no, no… o son víctimas de su particular Shoah o no pueden cagar blando. Ni siquiera las humillaciones anales y anuales en Europa les dan alguna pista de que hace mucho que dejaron de ser superélite… Y en el fondo es comprensible, porque en España, a base de rodear al hálbitro, de esperarlo en la banda, de recibir muchos penaltis «porque son muy ofensivos» y de no ver jamás rojas «porque juegan muy limpio», van rascando titulitos… Y eso significa que son tan buenos como el Madrid… ¿verdad? ¿Verdad?


.
Culona exige al periodista que diga que vio penalti.

Rappol

Como sucede prácticamente siempre, fue un partido con dos partes bien diferenciadas: la primera parte y la segunda parte. Y aunque el baño en la primera lo puso el Madrid (qué empaque, que dominio, qué hombría, qué preciosidad de primer gol) y en la segunda lo puso la lluvia, fue meritorio nuestro nivel competitivo cuando se nos acabó el fútbol…

En el primer gol, la galopada rompedora de Valverde dio la medida clara del plan del Madrid: resolver el choque lo antes posible, por si se ponía a llover. El bueno de Vázquez la puso de lujo —esas rasitas las pone mucho mejor que cuando se trata de levantarla—… y luego ya Benzema… Hijos míos… Culerditos de mis entretelas… Vaya golazo, ¿eh? ¿A que os gustó? Bueno. No tanto como el segundo, donde el más rápido de todos fue Alba que, sabiendo por dónde iba a entrar el balón de Kroos, corrió como un rorro nervioso para poder peinarla y salir en la tele en primer plano. Quedó muy fino, Jordi. Estos goles se disfrutan mucho, bien lo sabéis. Y luego ya, la lluvia sobre Madrid, como en Taxi Driver, llevándose toda la morralla temblorosa del campo.

Existen en el mundo, por otra parte, dos clases bien diferenciadas de personas: las que disfrutan viendo Lo de Évole y las que disfrutan viendo a los culerdos acosando a los árbitros. Pero seamos francos y reconozcamos que la tormenta que Greta Thunberg había enviado sobre Madrid iba acompañada de un peligrosísimo viento racheado que comprometía la estabilidad, especialmente, de los jugadores culerdos espoleados por el tradicional remuntem segur. Azul lo sabía (es lo primero que aprenden los jugadores negros cuando llegan al Madrid), y viendo que Bridewayne se iba a caer, le echó una miaja el brazo para que no se fuera de varetas, en un gesto que, lejos de ser agradecido por el enfermizo muchacho, acabó con una ridícula cabriola-voltereta-atrás de esas sin manos que hacían que a los profes de Educación Física de la escuela les entraran sudores fríos en los días que no se podía salir al patio a ejercitar el organismo y había que sacar las colchonetas verdes (o azules) para retozar en algún salón de actos reconvertido en gimnasio ocasional, sin espejos, sin ciclados y sin chicas lozanas con las licras petadas. Un penalty que solo ven los que ven Lo de Évole, y luego rodean a las chicas de negro en los bares, confiando en que antes de que sean las once Cenicienta los elija para que le peguen el Covid. Era justo y necesario. Había que darles un hueso que roer, entre lágrimas y mirando las postales del cruyffismo.

Pero es que llovió mucho, coño. ¡Que Messi tenía frío! ¡Que La Ronalda Cumana se había dejado la petaquita de Ströth en el vestuario! Menos mal que al final bajó Piqué al campo a preguntarle al árbitro si también el tenía algún vídeo picante de Shakira guardado en el Whatsapp. Pobrecitos culerdos, de verdad. Están a un paso de hacer cócteles molotov y tirárselos ellos mismos contra sus propios televisores en sus saloncitos burgueses con la estelada de tapete bajo el trípode de esos negros que aspiran ser El Negro Llorón. Por ahí van muy bien, la verdad.

Chopped out, Case expulsado, cambios para mirar hacia Liverpool… Miedo me da no ya tener que jugar de nuevo con los dos centralitos aculados, sino además tener que añadirles al Hijo del Viento, que parece un jugador de fútbol atrapado en el tiempo. Pero lo único cierto es que en esta liga de campos vacíos y excusas, entre los supuestos grandes solo hay uno que puede mirar hacia el futuro con optimismo. Porque es el más competitivo, porque es el que gana contra todo y contra todos (no te equivoques, Pochola), porque es el más glorioso y el más grande. Y ayer hizo lo que tenía que hacer: ganar y tentarse las heridas antes de la próxima batalla. Ganar. Punto. Sin excusas. Hala Madrid.

·····

– Maligno: 2 (Benzema y Kroos)
– Llorones: 1 (Mingueza)

Share

Despiporreeeeeeeeee

Custer

No tengo palabras… es el mejor partido que le he visto al Madrid desde la Final contra la Juve pero sin el 7, sin Ramos y el resto de Jerarcas mucho más viejos. Ayer la Vieja Guardia, a lomos del Potro Vinicius, dio el do de pecho. Hicieron un partidazo incluso ya al final, sin gasolina y aguantando en pie por la fuerza del Escudo. Anfield probablemente sea un Infierno… ¡¡PERO NO DE COBARDES!! Hay que reservar fuerzas… No estoy del todo convencido, viendo de qué manera han llegado a los quince últimos minutos, de que tengan que salir estos mismos, Los Titulares, frente al Barça. No sé si les llegará gasofa para recuperar a tiempo. En fin… da igual… No hubo Cagazo y sí Contragafe.

A Rodrygo se le ve gordito, fortote, así como de alimentación donuts… Un tanto hazardado. Pésimas sensaciones. Tampoco es que El Pajarito volara muy alto. Pero es que en el banquillo no había mucho más donde elegir… tal vez Huevo Duro. Desde luego, antes que a Rodrygo, parecía más clara la opción Marcelo que hizo un buen partido frente al Éibar… Bueno, no pasa nada. Estamos en manos de La Potra y La Potra es BLANCA. Eliminatoria a un 60-40 a favor de Los Caminantes.

Rappol

Lo cierto es que los planteamientos —bien Zisú, mal Ppolko—, y la fortuna nos hicieron ponernos con un 2-0 bien cómodo al descanso. En la segunda parte los centrales de circunstancias dieron un pasito atrás y Salah nos causó mas problemas en el área que en banda, donde Azul dominó por completo el tráfico de drogas blandas. El dios del fúmbol nos castigó con un gol en contra, pero luego volvió a premiar el arrojo de los chicos para convertir el pedo en caca inglesa. Ya con Vinicius fuera del campo, el Liverpool trató de volver a pescar algo, pero bastante había pescado para lo visto, creo yo. Casi mejor ir con ese gol en contra, por aquello de que nos asalte la relajasió y hagamos alguna culerdada.

Asensio corrió tanto como Benzema, y Vinicius como los dos juntos. La chupó bien, el mallorquín, mientras alguien le miraba escondido tras las cortinas, pero fue el primero en quedarse sin gasolina. Le falta ese ansia por el gol que tiene nuestro negrito de portada del Súper Pop. Ese prurito de ano que hace que, con el tiempo, los culos nerviosos se conviertan en percutores de culos más nerviosos todavía. En ese espejo empañado es en el que debe de volver a mirarse Rodrygo, si es que quiere volver a ser El Cyd y no una serie de Netflix de las del montón. El ritmo alto del partido le pasó factura a Benzema, que incluso en tramos le cedió el rol de associaté a Vinicius, que fue, sin lugar a dudas, el hombre del partido.

En la media, los mejores volvieron a ser los rubios, estando Kroos un poco por encima, porque tiene más físico y más modernez jugando que Leyenda Viva Modric, que debe parecerle a veces Cruyff a los culerdos. Casemiro anduvo por lo oscuro, sin llegar a la zona azul, donde Mendy no dejó un solo ticket sin cobrar. El gol de Salah es pesca en orto de central inquieto, central escaso en negritud y que tiene que licenciarse ya si quiere ser algo en este equipo próximamente. Valverde entró para lo que entró, y casi le puso un balón de oro a Benzema, que debe guardar goles para la vuelta. Porque esto no ha terminado. Nuestros culos deben estar más rápidos para que la sangre fluya en la zona donde debe fluir, en la línea de tres cuartos del Liverpool, donde esa banda de cuellos afeminados esperan a volver a ser rajados con la elegancia y el destello loco —casi barrettiano en su infantilidad oscura— del señorito Vinicius Jr. See Vinicius Play.

El Socio

Vinicius firmó una actuación de las que cambian carreras, pasando de ser el chico que entraría en cualquier canje a intransferible. Vaya noche para aprender a definir, especialmente en ese primer gol que entrará en las las antologías si el Madrid alcanza un final feliz en esta Johnny. No puede obviarse el pase excelso de Kroos, que marcó la trayectoria del balón haciendo así con el dedito (su dedo nos marcó el camino); circula por ahí una estadística que dice que el alemán da más pases largos buenos que todo el resto del universo, o algo así. Ausencio salió al campo con el rostro nacarado y, pese a algún fallo algo desconcertante, su actuación dejó mucho el lado bueno de la balanza, validando esperanzas que parecían ya marchitas; como Ronaldo, parece un jugador que más rinde cuanto más cohabita.

El partido se ganó en el centro del campo y se ganó arriba, pero todo el mundo se acercó a su mejor versión, lo cual sólo se explica por el «modo Champions», una especie de estado Super Saiyajin al que sólo un puñadito de clubes tiene acceso. El Pool, aunque muy disminuido, nunca bajó los brazos ni dejó de tener peligro latente; especialmente interesantes los últimos 20 minutos, donde cada posesión valía oro. Felix Bitch pasó de tonterías y pitó sólo lo imprescindible, propiciando el ritmo que todo partido debería tener. Un Klopp que suele llevar mal la derrota aprovechó el paisanaje para comerle la oreja, cuando todo era ya historia pasada.

Como en sus mejores épocas, los blancos dejaron en evidencias los complejos y el fatalismo de la rama más marica de su afición, que encuentra representantes incluso en esta reserva espiritual. Ya en la madrugada, viendo el resumen del partido en casa, es posible que Vinicius se preguntara retóricamente: «¿He sido yooooooo?»

·····

– Real Madrid: 3 (Vinicius Q. Urkel, 2) y Asencio
– Liverpool: 1 (Salam Alekum)

Share

Hala, ¿ves?

Rappol

Me quedo con la imagen final del tiro de Apendicisco que lame el larguero como se lame el polvo que deja una raya. En la grada, el Paquitán, el Pajarito y no sé quién más saltaba como si aquello fuera algo grande: era empatar en casa in extremis (fascistis) contra el Alavés. Con lo bien que nos sentó la primera ola del Covid… No sé quién estará dispuesto a vacunarse cuando nos vayan a meter el chís, pero hay cosas que parece que no nos quitamos de encima de ninguna de las maneras. Un par de ellas tienen nombre de futbolista y se utilizaron para empezar el partido y para tratar de darle un giro cuando la situación estaba ya bastante alavesa. Vale, Zú. Puede que lo hayas conseguido con Vásquez. Pero no insistas: con los otros dos no lo vas a conseguir. El físico no les volverá a dar nunca más.

El escenario que peor nos viene desde hace un par de años se volvió a repetir. Sísifo Madrid. Nos meten un gol prontito de penal culerdo (las casualidades no existen cuando se trata de aprobar unos PGE), y el equipo contrario se empasta atrás y a tirar contras. Sin goleador claro, esto siempre suele acabar mal para el Madrid. Siempre. Como poner a esos dos, Zú. Siempre. ¿Es que no enseñaban estadística en el Liceo argelino? Nada. Ni hostias. A lucasvazquear, a rematar al moñequito (muy bien Mariano emulando a Asociaté), al lada-lada, a los tiritos de Kroos, a… El puto día de la marmota. Algo aburrido ya hasta para estar tomándose unas birras. ¿A qué sabe la cerveza? Pues a cerveza, coño.

Luego están los porteros que sudan. Los porteros que sudan… malo. Mucho Amongo Us, quizás, Curtuás. Amongo Us y copichuelas online. Alguien debería darle un toque a Ibai, que parece un muchacho inteligente. Al nivel en el que estamos, esos errores gruesos lastran mucho. Y si no que se lo digan a Terrestreguen que hace muy poco también se lució haciendo de Eddie Van Halen (QEPD) que le costó al Putaloni un partido. ¿Sudaba también Terrestreguen? ¿Está jugando al Amongo Us? Queremos saber.

El gol del «onor» lo marcó Casemiro. Ni lo vi, ni lo voy a buscar. Porque se hace difícil esto. Es cansino. Es como tener que seguir la actualidad del país. Es una tortura. Una sucesión de simplezas bárbaras, con las mismas caras, los mismos argumentos y la misma mierda amasada desde hace prácticamente un siglo. Una mierda que ya no huele y te puede hacer pensar que has pillado el bicho. Una mierda como de pared de mastaba invitándote a ahogarte en el hastío. Una mierda ecológicamente gorda, irresoluble con las palabras, con el balón o con lo que ustedes quieran.

No queda otra sino batirnos.

Custer

En situación normal, este señor, Papafrita o como quieran ustedes llamarlo no se comería el turrón en el banquillo del Real Madrid. En situación normal incluso habría Pañoladas contra una Presidencia y unos Despachos que se han cargado a un equipo que fue señero en Europa y que han convertido entre todos en un vulgar sumidero de mediocres. Pero ésta es la Liga Johnny y la Vida Johnny en general por lo que no descarto que lejos de enmendar la plana todos estos desgraciados acaben renovando sus contratos y repitiendo historietas como la de hoy el próximo curso.

Hazard… ¿Qué podemos decir de Hazard a estas alturas? Ahora con la pandemia es complicado conseguir billetes de avión destino Capadocia pero que sea complicado no quiere decir que no debamos intentarlo o que sea imposible. Se puede hablar con la embajada turca, hablar con el propio Erdogán o con su hermana Erdogana. Pero Hazard debe ir a Capadocia, debe acabar en Capadocia, es ya una necesidad imperiosa. Hazard es más flojo que Bale. Bale, al lado del Piraña, es Lobezno me cago en su reputísima madre. Hay que llevarlo a Capadocia y yo incluso me presto a llevarlo en brazos y dejarlo con Capadocio, el dueño de aquel cortijo, para que haga con él lo que quiera, lo que sea justo y necesario, lo que es nuestro deber y salvación. Y con Hazard, por el mismo precio, le dejo también a Asensio, a los Hijos de Mierda, a esa cosa que se llama Mariano, a Isco, al Odegarda ese medio gay y a tantos y tantos otros… Soy capaz de llenarle un carro de miserables. Soy capaz de montarle el musical “Los Miserables” a Capadocio y a su puñetera madre con Papafrita en el papel de Jean Valjean. Algo hay que hacer. Esto no puede seguir así. Tanto zentro, zentro parriba-zentro pabajo… ¿Pero qué es eso, Zentrán? ¿Qué te han enseñado a ti en la Escuela Fofó de Entrenadores? Los jugadores del Alavés… Cuando vi los nombres de los jugadores del Alavés pensé que por culpa del Covid en vez de un equipo de fútbol había venido en su lugar un grupo de pastores, de pastores de cabras. Un tal Peleteiro, Mindundeiro, Muñeiro, Porculeiro… Es algo que… que… No tengo palabras. Ya no tengo fuerzas para expresar nada. ¿Qué habéis hecho con el Real Madrid, hijosdeputa? ¿Qué habéis hecho con este Club? En fin… Por lo menos, y como decía José Mª García de nuestros nadadores olímpicos, por lo menos no se han ahogado. Es lo que hay. Camelot ha muerto. Qué pena.

Tío Lucas Vázquez

Nueva demostración de poderío del Real Madrid, apenas unos días después de derrotar de manera industrial (y de manera mediocre, Capello dixit) al Inter de Milán.

Partido entretenido, jugado a muy buen ritmo, en el que el Madrid nuevamente olvidó que en fulbo las porterías están en ambos fondos del terreno de juego, y no a los lados. Volvimos a ganar la posesión por goleada, y eso siempre es una buena noticia, ¿verdad? Pero peligro poquito, eso sí, unos cuantos arreones al final de cada mitad y pare Ud. de contar. Los del Alavés en cambio parecían puñales, igual deberíamos intercambiar plantillas.

El álbitro… qué queréis que os diga, es cierto que no ha visto el penalti a Marcelo por agarrón de pelo, penalti que por otro lado no se ha dado nunca en 120 años de fulbo (el Madrid de los récords), y además el defensa venía rebotado de una jugada anterior, y ya sabemos que cuando hay rebote no se pita panal. Pero el resto del tiempo se le ha visto bastante loco por la música, como pidiendo perdón por el penalti de Nacho: ha habido un par de faltas evidentes que no ha pitado y han dado lugar a ocasiones muy claras del Madrid, y bueno, ha estado a punto de marcar un nuevo hito en la historia y pitar penalti a favor del Madrid por mano de Casemiro. Por lo demás, no puedo criticarle por no pitar penalti en ninguna de las 50 caídas del propio Casemiro dentro del área.

Hablando de Casemiro, muchos se han llevado las manos a la cabeza cuando el Gestor de Vestuarios ha sacado del campo a Modric y Kroos al alimón y ha dejado al brasileño. A mí personalmente me parece una decisión muy lógica teniendo en cuenta que a lo único que juega este tío, Sidane, es a centrar melones al área a ritmo de veinte por minuto, a ver si alguien consigue rematar entre siete defensas o si el balón le rebota a alguien en el culo y se mete pa’dentro. En ese palo, mucho mejor Casemiro que Kroos o Modric, como se pudo ver en los goles de Molenbladgag o como se diga. Es triste, es indigno, lo odio, lo aborrezco… pero es lógico.

Al final la jugada le salió bien y llegó el golito rebotado marca Sidane de Casemiro, que en parte hizo justicia porque el Madrid por empuje mereció ese gol. Y digo en parte porque el resultado justo era un 1-5 o 1-6, ocasiones de sobra tuvo el Alavés para ello.

Y bueno, terminemos con un breve repaso de nuestros titanes:

– Marcelo se ha convertido en el guardiamarina Hollom de Master and Commander, el Gafe. Cada vez que está de guardia al Surprise le vuelan el mástil. Ya está tardando en saltar por la borda agarrado a una sandía gigante.

– A Ausencio no solo no le ha crecido un solo pelo en los huevos en este partido, sino que encima se le ha caído el único que tenía en el sobaco.

– Curtuá ha filtrado un pase espectacular a Joselu solo unos minutos después de que el Loco dijera nosequé de las viuditas de Keylord. Bigmouth strikes again… Total, Keylord solo ayudó a ganar tres Champions con sus paradas, mejor ser viudita de este que viudita del cara pánfilo de Curtuá.

– Lucas, de los mejores, lo cual suele coincidir con que el Madrid sea de los peores… No sé, al muchacho poco se le puede criticar, pero estoy taaaaaaaan cansado de verle centrar. No porque centre mal, al contrario, centra muy bien… Pero es que centra taaaaaaanto, y yo estoy taaaaaan cansado… Por las calles ya ni siquiera dicen «Hoy juega el Madrid» sino «Hoy centra Lucas Vázquez ¿Vas a verlo?»

– Rodrygo… Parece claro que ha adelantado a Vinicius en la rotación. Pero los fans de Vinicius, tranquilos, dentro de poco adelantará de nuevo a Rodrygo en la rotación ¿Por qué? Yo qué sé, porque lo dice Sidane, no busquéis mayores explicaciones.

– Jajajajajajajazard… Anda, tío, y que te den morcilla. 160 millones y muchas risas con Dembelé y Coutinho. Es lo menos ilusionante que ha pasado por el Madrid desde Faubert.

Y yastá, la próxima función del circo, en tres semanas. No se vayan todavía, aún hay más.

·····

– Real Cutriz: 1 (Casimiro)
– Alapiés: 2 (Nacho y Courtois)

Share

CAMPIONS!!!

Custer

Liga Atípica y un tanto Veranoazulesca en la que al principio cualquier mindundi nos chanqueteaba en el Bernabéu y en la que al final a todos les doramos el pancho. Ni de coña creo que ésta haya sido la Mejor Liga del Real Madrid ni tampoco que Zidán sea el Einstein del Fútbol Mundial. Me ha parecido, eso sí, que tras el Parón Pandémico se ha disputado una Champion del Verano sin público y arbitrajes amables y con un Papá Ramos y su hijo Benzemá tirando del carro. ¿Se les reconocerá el mérito a ambos? Sospecho que los aplausos se los llevará como siempre papafruá pero no importa, a fin de cuentas es solo otro Título más para la buchaca de un Club con tantos ya en su Museo que, como bien dice el Socio, debería pensar seriamente en “darle carpetazo a esta locura”.

¿Lo más destacado del Trofeo Cuétara? Me ha gustado sobre todo ese rollo de los Tiempos Muertos y el invento de los Telahínco Cambios. Los Tiempos Muertos no solo permiten descansar a los jugadores sino que pueden romper el ritmo del rival como en baloncesto o cambiar sistemas de juego sin tener que dar voces de gañán desde la banda. Que haya más de tres cambios por partido también me ha parecido una Revolución que debería “llegar para quedarse”. ¿Beneficia más a los Grandes? Pues sí, claro, pero es que todo en esta vida beneficia a los Grandes y tal vez, bien llevada, semejante iniciativa permitiría también a equipos de medio pelo plantear batallas físicas mucho más duras.

En cuanto a la Copa Johnny… no creo que el Madrid tenga demasiadas opciones de llevársela. Más que un equipo parece la pandilla de Verano Azul con un Piraña de cien millones de bocatas de foie y una Julia que en vez de pintar cuadros juega al golf. ¿Puede sonar la flauta? Hombre…en un país en el que sigue gobernando la spoe-pondemias con miles de muertos a sus espaldas puede pasar cualquier cosa…En principio, y si Chanquete no lo remedia, Bep Guardiola ya ha preparado su acordeón y todo hace pensar que nos va a interpretar la Canción del Marinero…Dios y Santa Potra dictarán sentencia…De momento, enhorabuena y tal y tal…Todos confinados en nuestras Chibeles personales y ya veremos si el Nuevo Florentinito se llena algún día de gente o de asintomáticos. Sospecho que muchos harán un “Chinito no kelel” a la hora de sacar entradas por lo que el video marcador 360º, Gagá (al que se le está quedando cara de muñeco de ventrílocuo), se lo acabará comiendo con patatas. Que le aproveche. Por listillo.

Rappol

Enterraron a no sé cuántos culerdos hoy. Si quieren saber la cantidad exacta, no pregunten ni al Licenciado Simón ni a los del Yoya, que por un beso del Flaco darían lo que fuera. Porque en un acto de soberana justicia española, la PseudoEta colaboró para que el Gran Paquitán levantara la Copa ante Nadie en el día de la Virgen del Carmen. Qué grande sería la jornada para que Pablo Escobar estuviera entre nosotros. Espero que la frase les descoloque lo suficiente.

Se acabó lo que se daba. Esta fue la Liga del darwinismo. La Liga fácil. La del VAR. La sencilla. La del Coronel Trautman. La del Coronel Carrillo. La de Custer. La de Mendy. La de la pila agotada. La de Greta Thunberg. La de Torra. La del gilipollas de Manuel Vilas. La de los padres muertos a los que Nadie escribirá novelas. La de Pdr Gun Sánchez. La del Chepas. La del coño traicionado. La del fono sin tarjetas. La del mindundi confinado. La de las calles vacías y las mochilas prietas. La Liga que vino a cagarse en todas las putas puertas de los piterpanes que pensaron que con arrodillarse nos habrían dado las vueltas. Hijos de puta todos. NO.

¿Quién triunfa en la naturaleza? El que se adapta. ¿Alguien se adaptó mejor que Mizisú y sus muchachos? En el ecosistema patrio ya se ha demostrado que no. ¿En el ecosistema europeo? Veremos, que lo que es seguro es que el socialismo de pebetero está para pocas olimpiadas. La realidad es el reino de Zidane, el reino del Madrid, el reino de Materazzi… ¿Quién se arrodilla? ¿A quién hay que pedir perdón? Preguntemos a Otegi, a ver si nos sale un Scanners con descuento en el IRPF.

Campeones. ¿Queréis paz? Yo no. Quiero guerra y sangre. Quiero muerte. Quiero números rojos. Quiero mierda a raudales. Quiero una fosa común llena de cadáveres. Quiero a Occidente y al Islam de rodillas ante el Madrid. Quiero a Florentino rodando la última secuela de Mad Max. Se lo ha ganado.

Hala Madrid, HIJOS DE PUTA.

El Socio

¿Cuánto hacía que el Madrid no ganaba una Liga? No sé, demasiado, por lo menos dos años. Tanto, que la gente andaba acojonada temiendo pinchar en un partido objetivamente fácil como el del Picharreal. Tampoco pensaba nadie que el Barcas fuera a hacernos nngún tipo de favor, y mira tú por dónde encajaron un gol rápido. Cuando Benzema marcó al poco tras una jugada bien hilada, todo se nos puso tan cuesta abajo que la yshteria quedó aniquilada; fue un yshtericidio. Hazard muy bien, echó unas carreras y rompió a sudar; entre su rendimiento deportivo y la venta de canisetas, Moncho y JAS estiman que ya ha amortizado, mínimo, 350.000 € de su fichaje. Si hace algo en City distinto a caerse de bruces, nos acercaremos fácil al medio millón.

Pese a esta carretera bien pavimentada, aún faltaba la peliaguda cuestión de cerrar el partido; y me complace decir que lo hicimos con un robo como una catedral, mediante un Ramos que tras gran galopada a su estilo más clásico se tiró contra la espalda de un defensa; piscinazo flagrante que fue recompensado por Hdez. Hdez. con panal sin que nadie del VAR le diera mayores vueltas a la acción. Complace ver que por fin, tras tantos años haciendo el tolai, manejamos al menos tanta pasta e influencia en los despachos como el Barcas. El hecho de que Ramos y Benzema intentaran transformar la pena de forma indirecta (¡infructuosamente!) tan sólo nos indica que ya se veían campeones. Finalmente se hizo cargo un Benzema que sólo será Pichichi si logra un improbable triplete en Butarque y Messi se va de vacío.

Como para hacer un último guiño al madridismo cagón, el ya veterano Iborra cabeceó desde su 1,91 marcando un golazo (por supuesto, el único de toda la temporada) que abocaba a más apreturas de las previstas. Llegó una jugada en la que casi nos empatan, y luego uno de esos caracoleos sublimes de Vinicius (sus remates mejor ignorarlos) que culminó en gol de Asensio, a la postre anulado por una mano previa. Lo más cómico es que todo aquello era perfectamente instrascendente, pues el Barcas no sólo estaba empatando en el Kampf, sino que acabó palmando contra 10 en una jugada que es para verla, porque los pillaron totalmente en bragas; su primera derrota como local en 43 partidos.

Al final, Madrid campeón y primera vez que nos entregan el trofeo en el mismo momento de ganarlo, raro paso del fútbol español hacia la racionalidad. ¿Conclusiones? Primera: que el «entendido público madridista» es un cáncer. Y segunda, que Flópor y Zidane, gusten más o menos, son los dos pilares sobre los que seguirá apoyándose el Madrid fácilmente un lustro más, en virtud de la estabilidad que aportan y de un palmarés indiscutible. El presi aseguró tras la victoria que no había un duro para fichar, lo cual no me extraña con lo que hemos debido gastarnos en la prima al Osasuna y en los sobornos al VAR; de todos modos, pongo esas palabras de Flópor en cuarentena (je). ¿La Chempions? Hombre, vamos bastante justitos, sobre todo si necesitamos varios goles , ¿pero quién sabe? Quizá tengamos nuestro propio Obrevo o Aytekin este año…

·····

– Penal Madrid: 2 (Benzema, uno de pen.)
– Villabajo: 1 (Iborra)

Share