Archivos
Categorías
Artículos de Interés

No ganar es IM-PO-SI-BLE

Buaah, chaval. ¿El Villarreal? ¿Qué es eso? ¿Un equipo de fútbol? Voy a mirarlo en Wikipedia. Mmm… vale, parece ser que sí, que son unos pueblerinos que patean balones y esas cosas. Pues esos paletos tienen la mala suerte de ser lo único que se interpone entre nosotros y el glorioso Título 34 de Liga. ¿Quiere eso decir que intentaremos ganar en buena lid, defendiendo nuestro color? Náaaaaa. Significa que les pasaremos por encima como una fuerza de la naturaleza, metiéndoles 3, 5, 7 o los goles que podamos. Y si no marcamos, el hálbitro nos regalará un penaltito, que para eso lo tenemos en nómina.

El cluc ha hecho un llamamiento a sus aficionados, pidiendo que no vayan a Tsibeles una vez se consume el Real Madrid Triunfo. Bueno, es comprensible en estos tiempos de peste bubónica; eso que nos ahorramos, mira. Con todo y con eso, seguro que no faltan grupos de asociales que intenten celebrar en la fuente, aprovechando la falta de afluencia. Para esos elementos yo digo: Fuego real. Pero aunque no se produzcan actos públicos, podemos celebrar de alguna otra forma. Mi sugerencia es emitir un largo chou en Real Mandril TV y en la web con todo tipo de personajes haciendo el mono/diciendo obviedades, dependiendo de si es jugador, directivo o artista. Quizá Gabriela haciendo un striptease… Cualquier cosa que no implique a Miki Nadal, que bastante tiene con sus sesiones de psicoterapia. ¿Cuál sería mi sueño para este evento? Rehabilitar al paria Plácido Domingo y ponerlo a cantar todas las horteradas posibles: el himno del Centenario, el de la Décima, el de las mocitas, el Nessun Dorma… Por supuesto, bien cocido en un caldo de la tierra y agarrándole el culo a todas las azafatas que pasen cerca. ¡Qué bonito desagravio y homenaje sería para tan gran madridista!

Bueno, sé muy bien lo que los maricones de los fansistas estarán pensando: que esto no está hecho, que no es tan fácil, que a ver con quién vamos a salir… Yo digo: Bah. Aunque pusiéramos una delantera Brahim-James-Lucas nos llevaríamos esta puta Liga. ¿Y por qué? Porque es nuestro destino, chavales. 34 Ligas, qué puta barbaridad. Yo digo que lleguemos a la 35, a las 15 Champions, sumemos las 10 de Basket y chapemos el invento. Total, a partir de ahí ya sólo podemos degenerar, y el júrgol ya no es lo que era, con engendros como el Shitty, el PSG o el Barcas qatarí emponzoñándolo todo. Así pues, rematemos la faena, repartamos néctar de rabo y acerquémonos a esos 60 títulos gordos que nos permitirán darle carpetazo a esta locura.

Share

Real Pandemia

Custer

Jerarquía apapafritada. Ramos volvió a salvar al Madrid. Es el único Crack que nos queda tras regalarle al 7 a la Juve. No estará Ramos contra Bep Guardiola y eso complica muchísimo la consecución de la Copa Johnny. El Trofeo Cuétara sí parece más cerca pues son un Telahinco de diferencia respecto a Derribos Arias F.C… Lo pasas bien durante 45 minutos pero las decisiones de Papafrita hacen imposible que un aficionado disfrute de 90 minutos tranquilos. Todos los 90 minutis del Madrid se te hacen molto longos siguiendo la tradición.

Lo mejor del partido, como siempre, los tres bocatas de foie gras que se ha metido el Piraña sin despeinarse siquiera. Cien millones de rublos para ver cómo una gorda se atiborra de foie. Ole tus huevos, Florencia, y dale al Piraña un Tapa Negra de La Piara como prima que se la está ganando a pulso.

Es posible que en el ADN de Mendy haya sangre del remoto poblado de Babangán. Ayer salió fortalecido. De todo lo fichado me empieza a parecer lo único potable (aunque tampoco es que fuera un reto tan difícil de superar). En fin…a ver si se acaba pronto esto que los brotes están descontrolados y empiezan a aparecer pandémicos hasta de debajo de las piedras. Cuando el inepto de Fernando Simón admite que “el virus está difundiéndose más de lo que los brotes pueden indicar” es que la cosa está que pega tiros. Cuando les pregunten a ustedes si van a ir a Chibeles a celebrar la Cuétara lo mejor que pueden responder es “Chinito no kelel”.

Rappol

El equipo ha vuelto un poco a las sensaciones del arranque de la Liga de las Gradas Vacías: una parte buena y la otra boqueando. Lo cierto es que al descanso la cosa tenía pinta de estar bastante finiquitada. Con lo que se demuestra que a los chachos les va la marcha. Entra dentro de la lógica, porque es difícil lidiar con tantos minutos de concentración. Pero como decía hace un par de días, el equipo apesta ya a campeón de liga, y sabe que el reto lo tiene con la Pepa y sin el Paquitán. No son tan tontos, esos libros los saben leer, que no son de Deleuze y Guattari, precisamente.

De la segunda parte no vi nada, pero si cuando se fue el Pajarito se desmoronó el castillo de cartas, bueno para el Madrid. También es bueno que los jugadores recuerden el sufrimiento, porque no hay copa gorda sin sufrimiento (la dejo botando).

Mendy es un futbolista con mucho futuro. Sobre todo por su físico y, en mi opinión, por su franca sonrisa de niño que come mandioca con las manos sucias. Custer lo sabe desde el principio, aunque pretenda que en tiempos de comedimiento tengamos que ser unos manirrotos como los culerdos. Se trata de prevalecer, Sr. Custer. Y en el fútbol moderno, un tipo que esté como un toro y vaya sumando detalles técnicos progresivamente, tiene muchas probabilidades de prevalecer. Diego Forlán Mendy, siempre en mi equipo.

Por lo demás, estamos en manos del Dios del Fúmbol.

El Socio

Sí, bueno, ¿no? Aquí haciendo cuentas sobre si este o aquel partido era fácil, difícil o mediopendionista, sobre los puntos que perderían el Madrid y el Barcas, y resulta que desde el final del encierro lo hemos ganado todo todito, como si le hubiéramos metido algún truco a la consola. ¿Qué significa esto? Obviamente, que el Madrí necesitaba una pandemia mundial para ser el equipo dominante de Europa; lo cual no deja de resultar muy propio, ¿pues no somos hemos sido históricamentre una especie de plaga que arrasa con todo lo que se le pone delante futbolísticamente?

Gracias a todo esto es posible que adquiramos un aura de equipo invencible, la cual sería ficticia, por supuesto, pero que nos interesa sobremanera para el compromiso de Champions. Nada mejor que un Celta de City viendo acercarse con un nudo en la garganta a unos caminantes blancos a los que el virus parece haber convertido en homicidas implacales. Sería excelente ganar los dos partidos ligueros que quedan, lo cual no sólo cerraría el torneo de forma brillantísima sino que nos situaría en ese trascendental duelo europeo con un expediente perfecto. ¿Qué podría insuflar más temor en unos insustanciales que se arrodillan antes de cada partido para rezar a San Nigga?

·····

– Graná Malafollá: 1
– Real Pandemia: 2 (Wendy y Benzema)

Share

Zipayo el italiano

Zidane es un tío raro. Un agelino nacido en la banlieu de Marsella que tendría que haber trabajado de tendero o de transportista, pero resulta que nació con un talento incomparable en los pieses y se convirtió en quizá el futbolista más técnico de la historia. Juventus, Real Madrid y la Seleccion Francoafricana fueron los equipos en los que forjó su leyenda, y uno pensaría que como entrenador buscaría un estilo preciosista, combinativo, tiquitaquero… nada de eso: el tipo salió de Turín, pero Turín no salió de él, concretamente las enseñanzas de Marcelo Lippi, el más italiano de los entrenadores italianos junto con Fabio Capello. O sea, que es argelino, pero francés, pero italiano.

¿Preciosismo? Quiá. ¿Combinaciones? Las que se pone su mujer. ¿Cemento? Sí, gracias. Cerrojazo del copón, un buen portero y arriba que inventen un par de virtuosos con lo que les llegue. Más o menos esa es la fórmula zipaya, un catenaccio como la catedral de Turín, y oye, poco a poco van goteando los títulos gordos. ¿Hizo el Madrid un gran partido contra el Hala, Ves? Pues no sé; ¿acaso importa? Estamos ganando una Liga, oiga, déjeme de consideraciones estéticas, que no soy Howard Roark. Se puede decir que el Madrid hizo un partido serio, lo cual no es un insulto sino un halago.

Toca hablar del penalti de Wendy. Yo creo que, aunque hay un leve contacto, nuestro Kikuyu estaba como loco por caerse y puso todo de su parte por lograrlo; si llega a brincar un poco más habría llegado a la mismísima Nunca Jamás («¡espérame Peter, ya voy!»). Pero mirad lo que os digo: si el hálbitro nos pita mal motu proprio, ¿qué culpa tenemos nosotros? Y si pita mal porque está comprado, yo digo que ya era hora, joder. Ya estaba bien de que sólo los culerdos untaran a los trencillas, y desde luego ver sus lágrimas, su crujir de dientes y sus juramentos de no volver a ver fútbol es tanto o más divertido que ganar (tres días después se ponen el partido del Madriz sin falta). Una cosa llamativa fue cómo Chapi Ferrer admitía en la tele inglesa (vídeo de la entrada) que seguramente era penalti; esta gente es salir de la secta y volverse casi normal.

Vimos buenos detalles de jugadores como LOLdrygo, y a Lucas Vázquez deleitar al inexistente público; alguien preguntó a los presentes si les sonaban unos tales Bale y James, pero sólo obtuvo negativas; Brahim amortizó un poco más su fichaje con otro minuto jugado; ¿Pichbrava? El aislamiento lo ha engrandecido, claramente; sigo diciendo que como lo pille otra golfa se acabó lo que se daba.

El equipo está fuertote físicamente, y a cuatro puntos de ganar la Liga. En la Champions, ¿podrá nuestro escudo italiano contra la espada tikitakera de BEP? Quién sabe, ¿pero por qué no? Recordemos que estos son unos pavos que se arrodillan antes de cada partido, y el Madriz (por lo menos hasta ahora) no se ha arrodillado ante nadie en su puta vida.

·····

– Penal Madrid: 2 (Benzema (pen.) y Gasensio)
– Hala, Ves: 0

Share

Diario de un Borrego, Capítulo 10

Bloque 1 – Política

Bloque 2 – Cine

Bloque 3 – Libros
Share

Bi pilotekin

El Madrid ha entrado en esa fase en la que es divertido seguirlo por el simple placer de ver a sus enemigos rabiar por cada victoria sin lustre, por esos triunfos por 1-0 y de penalti que nos acercan de forma inexorable al título de Liga número 34. Si examinamos las jugadas polémicas de ayer vemos que en realidad tienen muy poca polémica: un penalti a Marcelo difícil de ver en directo pero indiscutible en la repetición, un pseudo-pisotón de Ramos a un Raúl García en fuera de juego; y una «agresión» de Ramos (contacto leve en el rostro de un rival) dentro del área del Ethnic.

Pero no se engañen: el acierto o desacierto del árbitro y del VAR a la hora de juzgar estas jugadas es totalmente irrelevante respecto a la reacción de la turba: aquí lo único importante es si el «beneficiado» es el Real Madrid o el «equipo de los valores»; si es este último, la faceta arbitral apenas merece comentario (hemos visto innumerables ejemplos esta misma temporada); si son los merengues, se nos asegura que Franco, Melitón Manzanas y la Inquisición Española han surgido de entre las nieblas del pasado para sojuzgar a los españoles libres. Dicho de forma más sencilla: la tienen muy adentro.

Lo que no denuncian estos justicieros es que se ponga al líder de la Liga a jugar dos días y medio después de su último partido, a las dos de la tarde en Julio. Seguro que hay importantísimas razones de estado y de índole deportiva que exigían que se jugara precisamente a esa hora, en el pico del calor del día, pero desgraciadamente nadie nos las explicó. Además, ¿cómo podría alguien pensar que eso adultera más la competición que Ramos pisando accidentalmente a un rival mientras camina hacia atrás?

En medio de tanto ruido una cosa está clara: en un partido de máxima exigencia contra un rival que indudablemente le tenía ganas, el Madrid apenas acusó la presión. Además de atacar de forma continuada, una vez más hizo impenetrable su defensa, sumando su decimoséptimo partido del torneo sin encajar goles; a lo mejor eso explica más nuestra posición en la tabla que los supuestos 15.000 penaltis que nos perdonan en cada partido. Hablando de penaltís, a destacar nuevamente la ejecución de Ramos, quien hubo de esperar mucho para lanzar, con una pléyade de rivales haciendo tonterías en el límite del área para distraerlo; algo debieron descentrarlo, porque volvió a colocar un balón que estaba ya perfectamente situado, pero el caso es que lo ejecutó canónicamente: raso, hacia el lado contrario de la pierna buena y pegado al palo; impecable lanzamiento bajo toda la presión del mundo; el camero casi ha amortizado los 26 millones que costó.

No perdió la ocasión de rajar Muniaín, un tipo que hace un lustro era una gran promesa para luego impregnanrse plenamente del «efecto Athletic»: dejarse llevar por la mediocridad a cambio del «privilegio» de no salir del equipo de tu pueblo; que le pregunten a Julen Guerrero. La verdad es que es jodido salir de ahí (si nos renuevas aparece en tu cama la cabeza de la vaca favorita de tu padre), y si a eso le sumas la afición de este muchacho al alcohol, las putas y la droga nos salen sus cuatro goles de media por temporada; eso sí, con la patada barriobajera a Modric y sus declaraciones «valientes» ya ha ganado al menos un año de crédito entre los de las boinas boñigueras; le falta culminar su carrera haciendo unas escenas con Torbe.

En fin, un partido más, un partido menos. Que la chupen; que la sigan chupando.

····

– ETA Poli-Mili: 0
– Real Madrid: 1 (Ramos, pen.)

Share

Mordor


.

Share