Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Papas para todos

Rappol

En la tarde noche en la que el equipo de baloncesto culminó un gran fin de semana de juego —tras encajar algunas derrotas en otros partidos previos—, arrasando a sus rivales para volver a levantar la Copa del Rey, el Real Madrid de fútbol se dejó un par de puntos en casa contra un aseado Celta que vino a contragolpear y a cerrarse, sacando petróleo de dos claros despistes defensivos en los instantes iniciales y finales del partido. Y pese a que no se perdió el liderato, la incertidumbre que acarrea el microscópico punto cosechado vuelve a ponernos la mosca detrás de la oreja, hasta que Mizisú y sus muchachos tengan a bien volver a cogerla con los palillos chinos.

Después del homenaje a David Gistau y del mensaje global de apoyo a Wuhan que se proyectó en las vallas laterales (buen movimiento de marketing humanitario, deportivamente hablando), Aspas cogió la espalda a todo el centro del campo madridista y la puso perfecta para que Smolov batiera a un vendido Pijamita que nada pudo hacer ante el despiste de Varane y compañía. El partido parecía no haber empezado para el Madrid, que concentró acto seguido toda su atención en atacar por la izquierda, donde Hazard, el Morciégalo y Benzema se entendían pero no dejaban de penetrar sin concretar.

Casemiro lo intentó un par veces, chutando con potencia imprecisa, mientras Benzema desperdiciaba algún buen balón de Kroos y observaba con cara de chilaba los melonazos que aportaban Carvajal y Bale, de cuando en cuando, desde la derecha. Empujaba y empujaba el Madrid, dejando algunas fases breves de desconexión en las que el Celta se movía rápido y daba sustitos como para que a los bebitos del Bernabéu se les pasara el hipo. Seguía el Morciégalo voluntarioso en ataque (algún voleón fuera del marco dejó), el equipo acumulaba córners y remates al limbo, y sin embargo el primer periodo terminaba con una gran parada de Pijamita que salvó el 0-2 tras córner visitante que remató muy placenteramente un bigardo celtarra. No hubo descuento, seguramente porque el Madrid no había pagado nada más que su despiste, lo que anunciaba que la situación cambiaría tras el descanso.

Y así fue. El Madrid salió con prisa y ganas a partir del 45, marcando Ramos hacia el 48 en claro fuera de juego tras primorosa jugada coral por la izquierda (en la izquierda está el futuro, ahora que ha vuelto Hazard); anticipando el tanto legal del empate que llegaría poco después, en el que el Morciégalo asistió a Kroos para que el alemán batiera con su clase habitual a Rubén Blanco. Le duró la impresión al portero rival lo suficiente como para cometer penalti y que Pitt Ramos pusiera las cosas en su sitio. En 20 minutos de esfuerzo e inspiración sostenidos, el Real Madrid levantaba el partido y mantenía la tónica del encuentro: posesión, llegada por la izquierda y esa imprecisión en los metros finales que se ha convertido casi en costumbre durante la temporada.

Los cambios de Mizisú (a partir del 70) aparecieron con la vitola de que el trabajo ya estaba hecho. Y de nuevo, en el tramo final, las dos líneas de defensa se empanaron para que un pase filtrado dejara solo a otro delantero azul para volver a batir cómodamente a Pijamita, que hasta se cabreó terriblemente mostrando que está verdaderamente comprometido con este proyecto de paz mundial y lucha contra las enfermedades globales, a través del fútbol y la práctica cotidiana del bien. Me parece de vital importancia, por ello, que Mizisú se lo recuerde a los muchachos y, si es menester, que empiecen a jugar con mascarillas, no vaya a ser que nos toque coronavirus en lugar de Liga.

Custer

Los cambios de Papafrita fueron absurdos, reconózcanlo. Tampoco hay GOL, no hay delanteros. Llevamos así toda la Temporada, nada se hizo en el Mercado de Invierno para evitarlo y solo falta ya que venga el City con el descabello. Hazard tiene menos peligro que Pepito Pérez y Bale debería ser despedido sin contemplaciones. Tú no puedes ir ganando 2-1 y hacer los cambios que hizo Papafrita… ¿es que ya no saben ni dormir los partidos? ¿Qué clase de profesionales son? En los ochenta y en los noventa, un 2-1 y allí ya no se jugaba más al fútbol. El pase patrás, las pérdidas de tiempo, el rondito, las triquiñuelas del oficio… anda que no hay trucos… Pero, estos chicos… ¿qué entrenan? Según Jovic Eslava lo que ejercitan a la perfección es la Siesta del Carnero con la capacidad que tiene siempre el carnero de cogérmela por entero. Bale por Mendy, señores… yo no sé qué quiere hacer Papafrita con el Real Madrid, y lo digo muy en serio. Los cambios descontrolaron al equipo, que volvió a convertirse en la Charanga del Tío Honorio por culpa de ese hijoputa que tanto defienden ustedes pero que es bien capaz de joder una Liga que tiene el Madrid a huevo. Marcelo en el centrolcampo… ¿Qué pretendía que hiciera allí? ¿Jugar de Hijo de Pogba? Pero si al pobre Marcelo solo lo ha puesto en Copa y contra equipos de Segunda, pasa de él por completo… Joder qué puto caos… Vinicius ya no sé ni de qué va. De Nadacampista, probablemente. Es una nulidad en cualquier posición que lo pongas. No le sale nada. No se va ni de la hija de Johnny. A Papafrita le pegaron una patada en to los morros… fue mi único consuelo, al menos no sentí que fuera un día perdido.

El Socio

Encima de mí hay dos que saben de fúrbol, así que no voy a añadir nada más, sólo voy a comentar un tema sangrante que me tiene muy hinchados los cojones: una vez más se ha guardado un «minuto de silencio» (en realidad no, ya iremos con eso) en el Bernabéu, concretamente por la muerte de David Gistau, y una vez más el luto de los jugadores se ha representado no con brazaletes, ¡¡sino con puta cinta aislante de color negro!! ¡¿ESTO QUÉ COJONES ESSSSSSS?! ¿¡Hasta cuándo vamos a seguir haciendo el puto RI-DÍ-CU-LO en frente de todo el planeta?! ¿Es de jodido recibo que un club con casi mil millones de ingresos anuales sea incapaz de lucir unos jodidos brazaletes elásticos de a dos euros la pieza, en vez de unas patéticas cintitas de las que a los 20 minutos de partido no queda ni el recuerdo? ¡¡ME CAGO EN MI P*** VIDA!! ¡¡HOSTIAS YA!! Es una falta de respeto a los muertos, una imagen tercermundista y una gitanada. Sí, ya me imagino que debe haber un utillero de 93 años al que le hace ilusión ir poniéndole la cinta jugador a jugador, pero basta ya, por favor. Basta. Que son cosas que parecen pequeñas pero dan ganas de romper el carnet de socio. ¡¿Tan difícil es copiar esto del enlace?! Tirad 25 bombas atómicas ya, hostia.

Lo de los «minutos de silencio» es otra. Hace ya tiempo, cuando el club consideró que era imposible que 80.000 palurdos mantuvieran una semblanza de silencio durante 60 segundos (gracias en buena parte a los ultras), simplemente se renunció a intentarlo, sustituyéndolo por la PALETADA de poner 30 segundos de música de Ennio Morricone, que es un genio pero en este contexto da auténtica grima. Miren, el efecto de un verdadero minuto de silencio es sobrecogedor y mitiga en alguna medida el dolor de los allegados; por el contrario, nadie en su puta vida va a recordar con orgullo el momento en que pusieron un microfragmento de «Érase una vez en el Oeste» en honor del finado. O se hace como Dios manda, o mejor un aplauso general y a tomar por culo. Hoy día desde luego es fácil detectar a los vándalos, existiendo incluso software de reconocimiento facial; al que haga el berzas durante estos momentos se le expulsa del estadio de por vida y santas pascuas, verás qué pronto acabas con estos comportamientos simiescos. Y alguno dirá que por qué me preocupan tanto estas dos cosas aparentemente insignificantes: pues porque la forma más rápida de caer de lo más alto es confundir la verdadera clase con una cartera llena, comportándote como un patán y como un nuevo rico.

Share

¡¡Nos jugamos mucho!!

Decía el viejo Agnelli: «la victoria no es lo más importante; es lo único que importa». ¿Y qué madrilista podría llevarle la contraria en esto al abuelete, aunque paradójicamente la vecchia putana se haya hartado de comer polla blanca? Hoy tenemos dos compromisos muy trascendentes para la marcha de las dos secciones merengues, y no esperamos otra cosa que el máximo rendimiento de nuestros mastuerzos; no en vano muchos niños africanos mueren (?) para que se levanten sus millonarios sueldos.

El primer compromiso es la final de la Copa del Gay, ante el anfitrión Unirraja. Desde luego es uno de los caminos más fáciles que hemos tenido a una final, gracias a la incomparecencia del Barcelona (risas). Por baloncesto puro somos muy favoritos (Unicaja flojea y es octavo en ACB), pero se tratará de un partido muy emotivo contra un equipo de gran tradición pero palmarés muy delgadito (una Liga, una Copa, una Korac y una Eurocup). Así pues, lucharemos principalmente contra el ambiente, y por qué no decirlo, con los hálbitros, que seguro querrán darle emoción al asunto y salir sin que les piten demasiado los oídos. El Martín Carpena (donde se homenajeó recientemente a la proetarra Pepa Flores) es un pabellón grandecito, con 11.300 asientos, que estarán rebosantes de comeboquerones exaltados. Destacar en la plantilla verde nada menos que a Carlos «MVP» Suárez, quien a sus 43 añazos (!!!) sigue en activo y metiendo sus canastillas. En fin, mucha calma, buen basket y nada de tirar ventajas. Aprovechemos el buen momento de los Randolph, Carpacho, Tavares y compañía para llevarnos un título que ya se nos lleva negando dos años (¡¡demasiados!!).

¿En el fúrbol qué decir? Dejando aparte el desagradable incidente de la otra Copa, el equipo chuta muy bien, y va mostrando una regularidad que ni José Coronado para cagar. Aunque cierto madridismo del tendido siete le ha colgado a la leyenda blanca Zidane el cruel apelativo de Papafrita, nuestro Napoleón autista maneja con mano firme a un equipo rocoso, que puede aburrir al más pintado a base de líneas juntas y mucho sudor de negro. El Celta de Óscar García Yuñent está en puestos de descenso y no debería darnos mayores problemas (toquemos la cabeza de Ramos), por lo que todos los ojos estarán puestos en Hasard, quien más o menos es nuestra esperanza para hacer algo en Uropa este año. Tras una incómoda lesión que lo ha tenido fuera mas de dos meses, la barriga el estado de forma del jugador es toda una incógnita, pero no hay de qué preocuparse: un veterano empleado del club ha filtrado a Fans del Madrid que el belga está fino fino, que la camiseta XL le queda ceñidita y que su figura le recuerda a la del crack Ferenc Puskas cuando llegó de Hungría. Por lo demás convocatoria sin sorpresas, con Rodrygo fuera y un Jovic que buscará su segundo gol consecutivo. Nos toca el horario más mierda, el del mal llamado «Partidazo» del siempre maldito Canal Plus, pero el Madrid puede con todo, incluso contra el ambiente destemplado y el modo colgando. Esperemos que el día acabe lleno de buenas noticias blancas.

Share

Hay que ganar a esos mierdas

Los seguidores del baloncesto notarán que esta semana se han detenido todas las competiciones europeas, y eso es porque de aquí al domingo se disputarán prácticamente todas las Copas del continente, curiosa coordinación que es imposible ver en otros deportes. Hasta donde yo sé, todas ellas se disputan en formato de eliminatoria (¿por qué coño usamos el anglicismo playoff?), sin que la la española sea una excepción.

Los 8 equipos congregados en Málaga son Madriz, Bilbao, Barcas, Violencia, Tenerife, Andorra, Zorragoza y el anfitrión, Unirraja. Llama la atención la ausencia de un Baskonia (que en su desesperación ha recurrido a Ivanovic por tercera ocasión), así como la composición del cuadro, que por primera vez desde que se recuerda no está diseñado para una final Madrid-Barsa. De hecho, si ambos superamos nuestros compromisos nos veremos las caras el sábado pcor un puesto en la final. De producirse será un duelo interesante, con ambos equipos fuertes (Segundo/Primero en ACB y Segundo/Tercero en Euroliga, respectivamente), pero sobre todo un partido que debemos ganar por ONOR: recordemos que la final del año pasado nos la tangaron en quizá el error arbitral más sonado de la historia de nuestro basket, el cual provocó que nos marcháramos de la liga aceb… bueno, nada. En cuanto al Bilbao, nuestro rival de hoy, es un puto equipucho y hay que cascarles 200.

¿Está el Madrid Basket listo para llevarse el título? Pues depende del día, pero lo evidente es que el Lolaso lo está fiando casi todo a la completa recuperación de Llull Brinner, y eso es una estrategia arriesgada. En todo caso, dejo el análisis balocestístico una vez más en manos de Karusito. ¿Quién será el rival en una hipotética final? Yo diría basket Zorragoza, que está siendo el equipo revelación del año, pero a quien sea hay que ganarle con la autoridad que corresponde al glorioso Madriz. O eso o nos volvemos a ir de la Liga.

Real Madrid-RETAbet Bilbao, 21:30. Enlace de Streaming.

Share

A chupar de la teta

Para un madrilista las emociones nunca cesan, ¿y qué puede haber más emocionante que Fríker Pajillas, el mismísimo Tópor, optando a dirigir el máximo órgano del fúrgol español? Ignoro exactamente lo que se cuece en las entrañas de tan venerable institución, pero puedo intuir que tras la marcha del sideralmente ignorante, incompetente y corrupto Villar, junto con su lugarteniente Arminio el Hutt, aquello quedó como una ciudad abandonada repleta de tesoros por rapiñar. El no mucho más cultivado ni competente Rubiales (alias Filemón) lleva un tiempo hozando por ahíí, pero por lo visto carece de las influencias y dominio de los resortes de su antecesor. Esto ha hecho que sus enemigos (intuyo que deben ser unos cuantos) hayan montado una candidatura alternativa para sacarlo de ahí lo antes posible.

El problema de este plan es que los federativos futboleros son personajes oscuros, incluso para los dirigentes regionales que tienen que elegirlos, así que quien quiera esté detrás de la candidatura alternativa necesita a alguien con ciertas características, a saber: tonto, popular y fácilmente manejable; por supuesto, nadie aglutina mejor tales atributos que nuestro simpar Tópor, quien además necesita un sueldito ahora que se ha retirado. También había sonado Rajoy, lo cual acaba de confirmarnos el tipo de candidato que se buscaba: sin huevos y con poco apego al trabajo.

La Federación maneja poquitas cosas, pero de cierta importancia: la selección española, la Copa y, sobre todo y ante todo, los árbitros. ¿Y cómo sería una Federación con Íker al frente? Si algo tuvo claro desde muy pronto el personaje, es que en España hay que pedir perdón por ser del Real Madrid, pero si lo haces y al mismo tiempo logras agradar a tu público, te espera una carrera extremadamente cómoda. Agradar lo logró enseguida (portero prodigioso en los reflejos, pronto entró por los ojos a la piperada, pese a ser pésimo en todo lo demás), y en cuanto a pedir perdón, tampoco tardó demasiado; un poco de convivencia con Xavi Céspet lo puso en la «onda correcta» para los restos, premio Príncipe de Asturias incluido. Así pues, si ahora los arbitrajes y el VAR os parecen ladinos y lesivos para nuestros intereses, bajo el mandato ikerino puede que lleguemos a echarlos de menos; si no directamente por sus decisiones, por las de quien maneje hilos.

Este drama se resolverá muy pronto, pues las elecciones son este mismo otoño. Elecciones, por cierto, con una mecánica ridícula y anacrónica, pues al presidente lo eligen las irrelevantes federaciones regionales: en pleno 2020, el voto de la federación extremeña o canaria influirá decisivamente sobre si en los próximos años al Madrid lo arbitrará un tipo que quiera putearlo. Personajes tan influyentes como Tebas ya se han pronunciado claramente contra Filemón, por lo que podemos estar asistiendo a sus últimos meses; si finalmente cae, puede que el lampiño personaje, que con tanta chulería y arbitrariedad fulminó a su seleccionador nacional nada más llegar, empiece a creer en el karma.

Share

Zidane no es un papafrita

Capitán Ryder

Se me ocurren pocos partidos más complicados que este, quizá el Étnico de Bilbado. El Osasuna esta bien físicamente, juega muy rápido, crea espacios, va al choque y a algo más que el choque, y no solo hemos aguantado perfectamente sino que no hemos perdido la cabeza con una situación muy adversa. Jovic tiene pinta que en equipo tipo Quinta el Buitre se pondría de meter goles hasta arriba. En este Madrid lo tendrá más jodido.

La reacción final, abrazos efusivos, choques de palmas, abrazos etc indica que La Liga es el objetivo y que van a pelearla hasta el final. Además, nos estamos sobreponiendo a las bajas y el nivel físico es tremendo. Somos favoritos.

madridSXXI

Del minuto 45 al 65 más o menos, que es cuando los pseudoétnicos apretaron más, el árbitro se puso a dejar «jugar» con entradas fuera del límite por parte de los cortatroncos, faltas rigurosas por nuestra parte, empujones, patadas y demás barra libre para intentar igualar el marcador. A ello se sumaba la labor de los comentaristas «explicándonos» cómo el Osasuna «trataba bien el balón», era un «señor equipo» y que estaba «muy bien armado». Hubo una entrada con los tacos por delante a uno nuestro, que vio amarilla, y que era roja de manual, a lo que en la repetición, y ante lo obvio, el comentarista dijo «entrada como la de Ramos en la primera parte, con los tacos por delante», obviando el hecho de que Ramos tocó balón y no al contrario con los tacos.

En esos minutos comprendí lo enormemente difícil para el Madrid que es ganar la Liga. Yo creo que vamos sacando los partidos porque tenemos unas bestias físicas que consiguen mantener el tipo a pesar de las patadas y encerronas que sufrimos cada vez que visitamos los campos de este estilo (Pamplona, Bilbao, Eibar…), aunque en cuanto huelen cierta debilidad ponen en práctica todas las ayuditas que pueden en nuestra contra. Tarjetas, faltas peligrosas, una falta no pitada a nuestro favor que provoca una contra… cosas no muy llamativas que en caso de igualdad pueden decantar la balanza para uno u otro lado. Con la llegada del VAR muchas de las jugarretas más clamorosas ya no se pueden hacer, pero aún queda espacio para ciertas acciones que te podrían llevar a perder un partido.

Por supuesto, con el 3-1 y el 4-1, la descripción de los comentaristas ya cambió radicalmente. Un Madrid «muy sólido», que «no concede apenas ocasiones», «favorito a ganar la Liga» y peloteos varios, cuando el resultado ya no se podía mover.

En fin, hay que luchar contra intereses federativos y transmisiones televisivas tendenciosas. Contra todo y contra todos. Pero también os digo que observo que todos ellos ven con desesperación cómo vamos superando los escollos y aprovechando la debilidad culé (que bien podía ser una implosión, veremos). Vamos aproximándonos al título.

El Socio

Un partido con mucho sabor local, en un estadio bonito por dentro, donde se realiza una admirable labor social rehabilitando a muchachos provenientes de proyecto hombre. En las gradas, el odio esperable a todo lo que oliera a romanización. El Madriz por su parte pareció un equipo totalmente distinto del de Copa: si bien ambas versiones mostraron capacidad para sobreponerse a la adversidad, la de ayer fue mucho más seria y solvente, logrando incluso 4 goles muy ricos para el GOLABERAJE, que ya está en +30, por el +27 del Barcas; y cada tanto de un goleador distinto, cosa que se va haciendo habitual.

¿La clave estuvo en alinear mejores defensas o en contar con Casimiro? Pues mira, no lo sé, pero tengo claro que Zipayo sabe muy bien qué equipo puede poner cuando hay cierto margen de error y el que le conviene cuando no puede cagarla. Y ese, hasta que se demuestre lo contrario, es rocoso, puede competirle a cualquiera y hasta va marcando bastantes golillos. Quedan dos partidos hasta Pepi que nos permitirán engrasar aún más la máquina.

·····

– Putasuna: 1
– Real Madrid: 4 (Isco, Ramos, Lucas y Jovic)
.

Share

Puestos a cagarla…

Madrid SXXI

Zidane tiró la Copa con una alineación defensiva de fantasía. De los 4 defensas, 3 no habituales. Y como consecuencia… ya llegó la coladera. Odegor nos lo advirtió… ya llegó la Coladera… negrito random nos remató… ya volvió la coladera… cuánto tiempo y ya volvióoooo…

Marcelo no está ya ni para tomar por culo. El agujero por su banda mueve toda la defensa y descoloca a los centrales. Es la primera vez en toda la temporada que he visto a Ramos mal colocado. Y es porque tiene que cubrir al brasuca. A la mierda ya… joder. Mendy tendrá toda la pata de palo que queráis, pero por su banda no entra ni el pelo una gamba.

Ayer tiramos a la basura un título. A la mierda por pensar que tenemos dos equipos titulares. O más bien dos defensas titulares. Aunque Zidane nos está dando mucho, le tengo que echar la culpa de esta eliminación, sacó una alineación de partido amistoso. La Real es un equipo que mueve muy bien la pelota y desde el minuto cero vieron el agujero defensivo que teníamos. Hemos convertido en estrella al tal Isak este, como hicimos el año pasado con otros tantos.

Es la pena, en circunstancias normales habríamos pasado sin muchos problemas y nos hemos complicado la vida perdiéndole el respeto a esta competición. Nos lo merecimos.

Zizou Dios

Cuando jugaba al PES recuerdo que salía un diagrama que indicaba el desempeño general del equipo en las facetas fundamentales como ataque, defensa, velocidad, indice negrativo… Lo ideal es que fuera una especie de hexágono y cuanto mas grande mejor. Bueno, pues hablando en terminos geométricos (siempre deportivamente) la alineacion que ha sacó ayer el Real Madrid era un pentágono, puesto que carecimos total y absolutamente de defensa. Zidane quiere dar minutos de calidad a gente que no los tiene y yo estoy de acuerdo, pero ayer salió rematadamente mal y es el máximo responsable. Salió a machacar y aceptar intercambio de golpes con multitud de suplentes contra un equipo que es como Ozil, en el minuto 70 no se aguanta ni los pedos pero como le dejes te puede liar un estropicio serio.

De Odegar esta todo dicho, Isak olfato, velocidad y remate, pero Oyarzábal, aunque mucha gente no le considere nada del otro mundo es un jugador de muchos quilates, en la sub 21 contra gente como él era un tío que marcaba diferencias. Vinicius como siempre, sin aportar nada y con unos tobillos subnormales, como pudimos ver en el sombrerito que hizo. De la defensa ni hablo, y lo gracioso es que en ataque tampoco es que creáramos una barbaridad hasta que la Real se vino abajo. Dicho todo esto, la Farsa pinchó y ya no es ni sorpresa, me descojonaría de risa si la final fuera un Mirandés y no sé ni quién es el otro. La copa me gusta así e incluso las semis también las haría a partido único.

El Socio

Bien, oye. Nada de salir de la Copa con discreción tras empatar a 0 y encajando un gol de churro en la prórroga. No, no, un 3-4 haciendo un papelón lamentable y cayéndonos con todo el equipo. Aunque al fracaso siempre se lo quiere dejar huérfano, es obvio que este tiene varios padres, y el principal es Zipayo. Me abono a la teoría de El Curioso de que quería recuperar jugadores desahuciados, pero lo que no puede ser no puede ser; jugarse una competición a que tíos totalmente fuera de forma den del do de pecho es una irresponsabilidad. Grave error de juicio de Zipayo, o bien íntimamente no cree que a los titulares les dé físicamente para jugar todo.

Casi conseguimos remontar porque somos el Madrid y ese es nuestro negociado; además de ser un subidón, habría jodido enormemente a los piperos que desertaron (probablemente los mismos que se pusieron a pitar desde el 1-3), pero tampoco está mal que los errores tengan consecuencias: no se puede ir por la élite pensando que los experimentos nunca te van estallar en la cara. Eso sí, esperpéntico el VAR y su tendencia a estudiar cada gol del Madrid como si fuera un espécimen de vida marciano; tampoco ayudó un Mateu que pese a toda su teatralidad y gestos señalando el reloj nos escamoteó el tiempo perdido en la expulsión. Estas cositas son una desgracia frente a las que el club no hace básicamente nada, dejando aparte fabulosas llamaditas telefónicas a la Federación; es algo sempiternamente en nuestro debe.

La mejor noticia del partido, un Vinicius con cada vez más confianza y acierto, volviendo a ser el jugador eléctrico del curso pasado; una recuperación muy oportuna considerando las carencias y ausencias de casi todos nuestros hombres de ataque. Otra buena nueva fue la realidad que ya es Odegaard, al que sólo le falta graduarse de blanco en el Pipas; esperemos que no se le ahorchate la sangre cuando llegue el momento decisivo.

·····

– Real Madrid: 3 (Marcelo, Nacho y Rodrygo)
– Real Sociedad: 4 (Odegaard, Isak (2) y Merino)

Share