Archivos
Categorías
Artículos de Interés

La Superliga es una buena idea

Por Geodotto Doppo

Estoy de acuerdo con la gran mayoría de vosotros en que la comunicación de la Superliga fue catastrófica y en que el vis a vis de Floper con Pedreroll provocó una avalancha de caspa sin precedentes, pero creo firmemente que la Superliga es una buena idea, y que Floper, a pesar de la chochez que se le atribuye, puede tener razón en que el fútbol se esté muriendo. Antes de que dejéis de leerme, dejad que me explique:

Floper casi siempre empezaba los razonamientos de la génesis de la Superliga indicando que el fútbol se está muriendo. No sé hasta qué punto serán ciertas esas afirmaciones, pero sí sé que se refería no tanto al interés del aficionado (que se está reduciendo), sino a la supervivencia económica del tinglado, sobre la cual debe tener bastantes datos provenientes de ejercicios pasados como para estar adivinando una tendencia. El aficionado curioso de a pie sólo tiene acceso a las cifras oficiales que publican los departamentos económicos de los clubes, pero todo profesional o conocedor de la contabilidad sabe que esas cifras son fácilmente enmascarables ajustando depreciaciones, orígenes de ingresos, provisiones, etc. De esos números se pueden sacar algunas conclusiones, pero con un poco de esfuerzo adicional cualquiera puede analizar quién se lo está llevando crudo en el sistema actual.

La cadena de valor del futbol (si quitamos el merchandising y otros ingresos extraordinarios), vista al reves, comienza con el aficionado de a pie que paga la entrada o se suscribe a un operador para ver el partido. Ese dinero va al club directamente en el caso de las entradas, y en el caso de la tele a través de intermediarios (operadores y LFP con el reparto que esté vigente). Somos un público cautivo, no nos vamos a engañar: el consumo de fútbol se transmite de personas gestantes y sus compañeres vitales (padres) a hijos, hijas e hijes (que pertenecen al Estado). Una vez infectados con este virus, no hay tratamiento y tenemos que vivir con ello toda nuestra vida. Conozco a pocas personas que han salido de esta enfermedad. Por tanto, uno pensaría que los ingresos de los clubes están más o menos asegurados, teniendo un público adicto que no puede desintoxicarse; uno no cambia de equipo de fútbol tan fácilmente como podría cambiar de sexo (o de género, que ya me lío).

Sin embargo, una y otra vez, salvo aquellos bien organizados económicamente (entre los cuales incluyo al Real Madrid), los clubes no dejan de endedudarse, pedir líneas de crédito in extremis para salvarse, recibir ayudas de diversas instituciones estatales… ¿Por qué una organización con los ingresos asegurados (y avanzados en muchos casos a principios de año) tiene tantos problemas «para llegar a fin de mes? ¿Quién se lleva la parte del león? La respuesta es: los jugadores. En cuanto han flaqueado los ingresos por culpa de la pandemia, se han empezado a ver las costuras y a deshacerse el vestido, produciéndose recortes en las zonas más magras.

Sí, amigos, en este tinglado del jurgol los jugadores son los que mandan, y mandan más si son buenos. Las mayores partidas de gasto de los clubes son los salarios de sus empleados y el desembolso empleado para contratarlos. Si un club quiere mantenerse competitivo debe adquirir a los mejores jugadores y pagarles más que los demás, porque de lo contrario se marcharán sin pensarlo dos veces al club rival, olvidando cualquier lealtad. Un niño de pocos años más que veinte puede tener a un magnate de alguna industria, acostumbrado a lidiar con otros magnates en duras negociaciones, sudando sangre para contratarlo y al servicio de su último capricho. Me imagino que Floper se ha tenido que comer muchos de esos caprichos en sus años como presidente, a tenor de los audios filtrados.

En un mercado donde hay competencia, los sueldos y los fichajes de los jugadores tenderán a crecer mientras sigan creciendo los ingresos, y los grandes beneficiados serán los jugadores, no los clubes y sus márgenes netos; éstos se contentarán con dar algunos beneficios a sus accionistas o socios. Pero hete aquí que han llegado «los jeques» (entiéndase ricachones que se juegan su propio dinero), que están inyectando dinerito fresco de su cartera como si jugaran al PC fútbol en la vida real. Ellos han venido a distorsionar un mercado. El hecho de que puedan gastar sin que haya prácticamente límites hace que los ingresos sean irrelevantes, y que incluso las normativas FIFA de Fair Play Finaciero sean poco efectivas en la contención de la hemorragia de millones (o palotes).

De ahí que una característica de la Superliga que se pasó por alto fuera tan crucial para «salvar el fútbol»: la propuesta de competición incluía un tope salarial para jugadores al estilo de la NBA, que hubiera reducido enormemente la distorsión derivada de la existencia de «los jeques» y de paso hubiera puesto un límite a los desembolsos en salarios y dado la oportunidad para que los clubes tuvieran márgenes. Con este límite no tendríamos a un Messi o a un Cristiano cobrando cantidades desproporcionadas, o a un MBappé fichando por el club que le pague un euro más al mes.

Los liberalios (hola Hughes) podéis tener objeciones a esta medida, pero pensad que no estamos en un mercado libre, un mercado en el que están compitiendo empresas con subvenciones brutales («los jeques») con otras que no los tienen. En esas circunstancias, no hay mercado libre que valga. Puede ser que el formato de la Superliga, los equipos que la componen o el calendario propuesto sean deficientes, pero la propuesta lleva un componente clave para taponar la principal vía de escape de nuestros euros; por eso, aunque mejorable, es una buena idea.

·····

¿Crees que habrá Superliga privada antes de tres años?

Cargando ... Cargando ...
Share

Todos los audios floperianos

Baúl
Puti
Caspillas
Figo
Reyes y Rober Tocarlos
Pantuflo
La Prensa


.

.

.

.

Me lo Merezco
Cristiano, Mau y Mendes


.

Coentrao
Özil
Fernández Tapias

·····

¿Qué opinas de Flópor después de los audios?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Share

Los sueldos mágicos de Messi

Parte 1 – Livin’ la Vida Loca

La verdad es que resulta difícil seguirle la pista a ese fenómeno llamado Leo Messi, y no me refiero precisamente a sus ya tan desgastadas capacidades futbolísticas. Cuando el rosarino se acercaba al final de su contrato en 2017 yo estaba convencido, y así lo escribí aquí, de que se iría a algún equipo estilo Manchester City, puesto que al fin y al cabo, ¿por qué un jugador que había demostrado un desmedido amor por el dinero renunciaría a la enorme prima de fichaje y al sueldazo que le ofrecería cualquier club estado? No obstante, finalmente Bartomeu lo renovó y no di mayores vueltas al asunto, cometiendo el error (mea culpa!) de no examinar de cerca las cifras.

Hoy día sabemos mucho más de lo que ocurrió entonces, en aquel clímax del Bartomeusimo, quizá la presidencia más delirante de la historia del fútbol mundial. Messi se llevó todo, absolutamente todo lo que le habría dado un club estado, y mucho más: dos primas colosales, de renovación y de «fidelidad» respectivamente, que hasta donde yo sé jamás ha cobrado ningún otro futbolista, que junto con sus mensualidades fijas se convirtieron en el doble del salario de cualquier otro futbolista del planeta.

Llegados a este punto surgirán personas (cof, cof, culés) que simplemente negarán la mayor y cuestionarán las cifras, por ejemplo citando esta lista pésimamente elaborada por Forbes (el Hola de la Economía), sin ningún tipo de desglose serio de los números. De creer los datos de esta publicación, en 2020 los tres mejor pagados del mundo habrían sido Messi, Neymar y Cristiano, con salarios brutos de 92, 78 y 70 millones de dólares, respectivamente. Sin embargo, para estas cuestiones es mucho más preferible acudir a fuentes locales y que proporcionen cifras netas, las importantes al fin y al cabo. Mediante este sencillo método, encontramos que los verdaderos emolumentos de este «Top 3» son 70-75 millones de € netos, 36 netos más variables y 31 netos, respectivamente.

Para quienes se pregunten de dónde sale exactamente esa cifra de los 70-75 millones anuales cobrados por Messi, es fácil de deducir tras las lectura del detallado artículo publicado por El Mundo: primero hay que considerar las dos famosas cláusulas (renovación/fidelidad), de 115 y 78 millones respectivamente, a las que luego sumamos los derechos de imagen y algunas variables. La suma de todos los conceptos da un gasto bruto total para el Barcelona de 555 millones los últimos cuatro años, o lo que es lo mismo 138,7 por temporada. Puesto que las primas computan como salarios según mi entendimiento, si a esos casi 139 millones le restamos los impuestos, de ahí surge el salario neto aproximado de 70 (que puede llegar a 75 en virtud de variables como goles marcados). Por poner esta mareante cifra en perspectiva, Lebron James venía cobrando 16 millones de $ netos (ahora unos 19), y Tom Brady otros 16.

Parte 2 – Renovatin’ la Vida Loca

La extinción del contrato de Messi el pasado 30 de junio suponía un desafío para cualquier analista. La interpretación que hice (y que mantengo) es que el argentino jamás ha dejado de tener cobertura contractual de un tipo u otro; hasta que punto y proporcionada por quién lo conoceremos algún día. Lo que sí sabemos ahora es que durante el lapso transcurrido ha seguido negociando con el Barça, que como en la peli de Almodóvar intenta descubrir si hay alguna posibilidad, por pequeña que sea, de salvar lo suyo con el rosarino. Y para sorpresa de nadie, la «solución» que ha encontrado Laporta ha sido hacer un Nobita, es decir pagar lo impagable, pero pareciendo que no.

Para deducir esto, parto de una premisa para mí inamovible: ni Jorge Messi ni su hijo se rebajarán el salario un solo céntimo de euro mientras piensen que el Barcelona accederá a pagárselo. Esto no puedo demostrarlo fehacientemente, pero los hechos lo confirman una y otra vez. Los detalles sobre el nuevo contrato que el Barça intentará que le acepte la Liga nos los ha dado L’Esportiu de Catalunya, suplemento deportivo de El Punt Avui, diario separatista ultrasuvencionado resultante de la fusión de dos panfletos anteriores. El nuevo compromiso para este jugador de 34 años sería por cinco temporadas, percibiendo (resumidamente) las siguientes remuneraciones:

– Prima de renovación (¡otra!), probablemente de 35 millones.
– Salario neto el primer año de 20 millones.
– Subida salarial el segundo año (podemos asumir que de en torno a 5 millones, es decir 25).
– Bajada salarial paulatina del tercer al quinto año.
– Prima de ¿liquidación? en caso de que el contrato finalice antes del quinto año.

Aunque en su última actualización sobre el tema L’Esportiu resalta que en esos cinco (o dos) años cobrará lo que ahora en uno, otros periodistas del entorno culé hacen una interpretación menos piadosa, reconociendo que la cifra final será aquella a la que siempre han aspirado los Messi: 140 millones limpios de polvo y paja. Las cifras concretas de las primas y salarios variarán en función de lo que sea necesario para hacer cuadrar todo, pero el objetivo final no variará.

Ahora la pregunta de los 140 millones: ¿aceptará la LFP la inscripción? Para empezar, antes de que la Liga pueda siquiera plantearse responder, el Barça debería realizar un gran número ventas, pero asumiendo que lo logren, parece que no existiría mucho impedimento, por diferirse el pago en cinco años. A fin de cuentas, liquidar a un jugador antes de acabar contrato no es nada irregular siempre que le pagues sus sueldos íntegros (como podríamos hacer nosotros por ejemplo con Hazard, en un caso extremo). Parece básicamente la misma jugada que querían hacer anteriormente (contrato de 10 años), pero en la mitad de tiempo y algo menos descarada. El único y pequeño problema para el Barça sería que en el momento de la firma estarían aumentando en casi 300 millones la ya sideral deuda que lastra su futuro. Pero al fin y al cabo, ¿importa mucho eso con tal de ver a D10s caminando otros dos años sobre el impecable céspet del por otra parte ruinoso Nou Camp?

·····

Become a Patron!

Share

Aquest any tampoc

Por Captain Ryder

Twitter Real Madrid ha sacado cuentas y ha llegado a la siguiente conclusión: aquest any si. Como en los mejores años de Nuñez el madridismo adelanta, como proclamaba aquel, que este año sí se cumplirán sus mejores deseos, la liga en aquel caso y Mbappé en este. Sin embargo, creo que el resultado será el mismo que obtenía el enano resentido en sus primeros años de mandato.

El problema es aplicar razonamientos habituales a situaciones que no lo son. El supuesto madridismo crítico está siguiendo la misma senda que normalmente aplicaban los directivos de otro tiempo, en estrecha unión con la prensa deportiva:

– Filtrar el interés del Madrid.
– Que el representante realice su labor de zapa con su actual club.
– Que el jugador manifieste públicamente su interés.
– Y ya, con todas esas cartas en la mano, sentarse a negociar con el club de origen, que dadas las circunstancias no tendría más remedio que asumir la situación.

Gran parte de Twitter Real Madrid cree que todos estos pasos se han dado o se darán a lo largo del verano, y que eso llevará a Mbappé al Real Madrid. Grave error. Mbappé llegará al Real Madrid el año que viene si es capaz de aguantar la presión este año y obtener la carta de libertad. Mientras tanto, nada de nada, puro humo. Humo de la prensa y probablemente de Florentino, que así mantiene su aureola de gran conseguidor cuando el Real Madrid no ha cerrado ni una sola operación, de entrada ni de salida, en lo que llevamos de verano. Alguien debería avisar en la T4 de que ya se puede comprar y vender, puede que no se hayan enterado aún.

¿Por qué afirmo que es imposible que venga este año?

Dice el refranero popular que “lo primero y principal, conocer al personal”. El razonamiento que parte del madridismo aplica a esta situación que es que el PSG es algo así como el Tottenham. Pues no, da la casualidad que continúa como dueño el mismo que fichó a Neymar cuando le tocaron las narices con Verrati. Que había que poner 222 millones, ¡pues se pusieron! Antes de eso ya le trasladó a Verrati que se había equivocado de persona, que si le echaba un pulso no habría problemas con enviarlo a la grada, como hizo con Rabiot cuando no quiso renovar. El mensaje para quien lo quiera entender: “se podrán ir de este club con la carta de libertad, pero si nos interesa un jugador no habrá traspaso, nunca”. Es una cuestión de puro orgullo.

Y eso aplica para Mbappé: se ficha a Ramos, Achraf, Wijnaldum, Donnarumma, Pogba y al enano químico si es preciso. Se le sube la ficha hasta los niveles que se considere necesario. Todo para que renueve. Si no quiere hacerlo está en su derecho, pero no habrá venta. No entro ya en las cifras que se dan, por ridículas, pues estamos hablando de un propietario que sienta sus posaderas sobre montañas de millones. El PSG está informando de más de 300 millones en pérdidas las 2 temporadas pasadas, desfase que se saldará con algún oscuro patrocinio o un aumento de capital, y hay quien habla de que por 150 millones lo dejará salir. No han entendido nada.

¿Cuánto cuestan esos rascacielos horteras que se edifican en el Golfo Pérsico? ¿Cuánto cuesta el mantenimiento de esos edificios en el lugar que se encuentran? Mbappé es un capricho, como lo es el PSG, y se lanzarán a degüello contra quien intente arrebatárselo. Y eso lo sabe mejor que nadie Florentino, que no hará ni un solo movimiento. Parafraseando al Mikingo: al tiempo.

·····
.

¿Crees que vendrá Amedio?

Cargando ... Cargando ...
Share

Besamanos 2021


– ¡Qué gran ejemplo Zidane perdonando un año de contrato!
– Ajá.
– Es bonito cuando el dinero no es tu mayor prioridad.
– Sí, presi.
– Ojalá todos nuestros mitos hicieran lo mismo.
– Correcto…


– ¡Aeloa!
– Arbeloa se fue hace cinco años, presi.
– Jaja, qué cabrón, siempre me haces el mismo chiste.
– Que no, presi, que yo soy Nacho…
– Nacho Pistacho, je je. ¡Nos vemos, Aeloa!


– Has vuelto con el rabo entre las piernas, ¿eh?
– Esto…
– ¿Estás a gusto, necesitas algo? ¿Un jacuzzi, un fisio para esa pata chula, ¡UN PUTO NUEVO ENTRENADOR!?
– Eh… estoy bien, presi…
– ¡AH, BUENO, ME ALEGRA, SEÑORITO MARTIN! ¡CUALQUIER COSA, MARCAS MI PUTO NÚMERO!


– O juegas el 75% de los partidos o te devuelvo al Leverkusen.
– Gñé…


– Ya tienes tus putos cinco millones, ¿estás contento?
– Pues… sí, presi.
– Si quieres algo más, no sé, mi casa, mi puto riñón derecho, me lo dices, ¿eh?
– …


– Tener dos lastres como vosotros me hace sentir que somos una jodida obra social.


– Presi, gracias por no traspasarme.
– Como me ofrezca 10 kilos el Bilbao…


– Tengo tu nombre en la punta de la lengua.
– Lunin.
– Y tú teleñeco.


– Una cosa os digo: como no fiche al moreno me corto las venas.

Share

Finales anales

La pretemporada ya ha dado comienzo, pero al mismo tiempo… ¡la temporada anterior no ha finalizado! ¿Cómo es posible? Pues gracias a los torneos de selecciones nacionales, organizados por esas federaciones que tienen como principal objetivo cuidar del fútbol y de quienes lo practican profesionalmente, no llevárselo crudo ni exprimir el cuerpo de los deportistas poniendo en peligro su salud y acortando sus carreras.

Euro: para algunos ha sido muy buena, y para otros de un nivel muy bajo. Sinceramente, me suda la polla. He leído muchas quejas acerca de un penalti sobre Sterling que no fue, pero eso es culpa vuestra por ver una competición para putas y maricones; bastante tenemos con aguantar esos mamoneos en Ligas y Champions. Un dato muy curioso: la del domingo será la primera final de cualquier cosa que juegue Inglaterra en 55 años; mira que el fútbol de selecciones siempre me ha parecido un chiste, pero hace falta ser muy loser. ¿Cuántas finales ha jugado su rival, Italia, en ese periodo? ¿Siete como mínimo? En fin, huelga decir que sería preferible una victoria transalpina, pero si no, bah. Una bomba atómica de Púchin sobre Wembley sería el desenlace más deseable.

Copa Menepérica: El formato es ridículo: fase previa de con 2 grupos de 5 en la cual sólo se elimina a uno por grupo, pasando a cuartos de final sin prórroga, resolviéndose los empates directamente a penaltis. En suma, una mezcla de trámite y lotería para llegar a la final ya esperada, Brasil-Argentina. A los cariocas les sobra nivel para ganar a cualquier otra selección del continente, y además juegan en Macarraná, así que el resultado tiende a previsible. Y ojalá se cumpla el pronóstico, porque la verdad es que ver perder al «mejor jugador de la historia» una final tras otra resulta bastante cómico. Por cierto que una teoría desesperada del culerismo es que Messi no ha renovado aún por estar centrado en este importantísimo torneo, pero a partir del lunes habrá que dar una nueva vuelta de tuerca a la narrativa. ¡Qué duro es ser de la secta culé y qué agonía tan lenta!

Pero en fin, la noticia importante de estos días no es la Euro ni mucho menos la Menepérica, sino que… ¡¡Tu madre es puta tiene nuevo EP!!

Share