Ay, no, pobrecitos

El Inmundo publicó ayer una interesante entrevista con Igor Jovicevic, oscuro canterano madridista en los 90 que por cosas de la vida ahora entrena al Shaktar Doniesk. El Shaktar, alias «los mineros» tiene una historia reciente harto complicada: propiedad del oligarca ucraniano Rinat Akhmetov (honrada y bellísima persona como todos los oligarcas), estrenaron un estadio muy cuqui en 2009, el cual les sirvió solamente cinco temporadas, concretamente hasta el incidente del Vuelo 17 de Malaysia Airlines, que en Julio de 2014 voló en vertical sobre la región del Donbass, derribado por un misil presuntamente lanzado por rebeldes pro-ruskis. Seis jugadores se negaron a volver a Ucrania tras un partido con el Lyon, y Akhmetov se llevó el club a Lviv (alias Leópolis), luego a Kharkiv, a Kiev, y por último de nuevo a Lviv, aunque para los partidos europeos arriendan el estadio del Legia de Varsovia. Un lío.

Cuenta Jovicevic (quien llegó a dormir con Míchel durante las pretemporadas, ¿con eróticos resultados?) que no pueden entrenar como es debido, pues sus prácticas son interrumpidas por sirenas que les obligan a trasladarse a un refugio, pese a que Lviv está muy aljada de la zona del conflicto actualmente. Aunque también ve el lado bueno: por primera vez desde hace 20 años, el Shaktar alinea únicamente futbolistas ucranianos, lo que ha permitido poner en marcha un proyecto de cantera. Todo esto viene a decir que juegan con hándicap y que se debería tener una deferencia con ellos. Reconozco que estoy de acuerdo con esto y que deberíamos colaborar con el club de alguna forma; por ejemplo, donando 100.000 € a Ucrania por cada gol que les casquemos hoy. «Goleada por una buena causa», podría llamarse la iniciativa.

El Shaktar plantea una situación curiosa: tras la anexión de facto de Donetsk a la URSS, digooo, a Rusia, ¿es un club ruso o ucraniano? Bueno, Akhmetov es notoriamente antiputinista, y hace ocho años que no juegan un partido en Donetsk (aunque su filial sí lo hace), por lo que puede decirse que claramente son ucranianos proucranianos (?). Otra cosa es lo que sienta la población de Donetsk (bombardeada casi a diario por Ucrania desde las colinas cercanas) hacia el equipo o hacia Akhimov. Probablemente sea una ciudad dividida y con preocupaciones muy distintas al fútbol. Pero dejar ganar o empatar a su club por pena, no. Eso nunca.

Share

Partido anal

¿Alguna vez os han borrado el cerito? Algo así debió sentir ayer el Madrit viéndose incapaz de ganar en casa al Osasuna (todos a una), y para colmo con remontada visitante. Hay quien piensa que al equipo le sieran mal los homenajes antes de los partidos; otros opinan que son los parones de selecciones; pero yo tengo una explicación mucho más científica: algunas veces NO ESTÁ DE DIOS que ganes, y entonces no hay tu tía. Da igual que te adelantes con un gol de churro y luego tengas un panal para volver a ponerte arriba: el Balón de Oro lo tirará surrealistamente mal, porque ese día no toca ganar.

También es posible que juguemos un poco andando buena parte de los partidos, y que el melón Lunin haya resultado ser algo soso una vez abierto; o que Putasuna sea un equipo «muy maduro», como dicen los de El Mundo. No sé, eso son cosas para gente que observa un campo con 20 tipos corriendo a su libre albedrío y en lugar de ver muñequitos remezclados discierne tácticas, líneas de juego y qué sé yo. Lo cierto es que un partido donde un pronóstico de 4-0 no era descabellado terminó con 1-1 y el Madrid perdiendo el liderato, lo cual nos indica que los humanos somos muy pequeñitos, y los intentos de predecir el futuro, fútiles. Qué analidad.

·····

– Guinea-Bissau: 1 (Vizinius)
– Putasuna: 1

Share

¿Adónde vamos?

Esta entrada no es muy ambiciosa, porque sólo se hace una de las grandes preguntas de la humanidad, dejando de lado «¿quiénes somos?» y «¿de dónde venimos?» Hace tiempo que le doy vuelta a esa cuestión de adónde vamos, y se me ocurren tres grandes alternativas, aunque por supuesto el abanico de posibilidades es infinitamente variado y cualquier cos podría ocurrir. Esas tres realidades alternativas son:

– Seguimos en la actual espiral de idiocia, con el wokismo y el mongoecologismo como ideologías dominantes, perdiendo el liderazgo en ciencia y tecnología mientras vemos cómo los asiáticos nos adelantan por la derecha con las materias primas de África y Sudamérica. La USA queda aletrgada y a remolque, con una balanza comercial irremediablemente desequilibrada y el dólar dejando de ser moneda de referencia. Europa se convierte en un parque temático multicultural, en el que nadie sabe si es hombre, mujer, negro, blanco, moro… La propiedad privada y la vida en Occidente están a salvo siempre que tengas mucho, mucho dinero para protegerlas. Se asienta el sistema monopartido que únicamente cambia de siglas y colores.

– Se produce una reacción conservadora y recuperamos relativamente el sentido común: los niños son niños, las niñas son niñas y no hay que capar nuestra economía para hacerle sacrificios a la Pacha Mama. Se vuelve a premiar la excelencia académica, se endurece el acceso a la educación universitaria y le hacemos la competencia a los chinitos. Elon Musk es linchado por [inserte uno de muchos posibles motivos] y acabamos el siglo en un clima de relativo optimismo. La izquierda se reinventa para no parecer una panda de lunáticos y retrasados mentales.

– Las tensiones superan el punto de ruptura y todo colapsa. Guerrita mundial todo guapa, más o menos transformadora según si hay pepinos nucleares o no, y especialmente dónde caigan, que no es igual tirarlos para volarse una división en el desierto que en una ciudad habitada. Si no hay pepinos, la civilización se regeneraría rápidamente, como ocurre con todas las grandes guerras, y seguramente con más sentido común. Si hay pepinos, entramos en territorio totalmente desconocido, una situación de la que la increíble perseverancia humana lograría salir pero en un mundo traumatizado y transformado para siempre. Este es el camino que parece preferir nuestro amigo Cielinski, quien no demanda «paz» sino «castigo», y ha conminado a nukear Rusia si tan sólo «piensan» en usar armamento nuclear. ¿Qué podría salir mal? Por cierto, ¿alguien se había fijado en la voz espantosa que tiene este tipo? (ver vídeo de la entrada). Menudo villano de Serie B.

Nota: En estos tres escenarios, Irael seguirá siendo un país estrictamente monoétnico, (excepto lo moros que necesite para trabajar), profundamente religioso, con mínima penetración de lo woke, mucho dinerito y la USA siempre siguiendo con precisión sus «sugerencias».

Share

El Madrit y el mundo

– Desde Boskov sabemos que ganar es mejor que empatar, y empatar mejor que perder. Chusma Teo empató en la final de la Supercopa, pero le dio igual porque en el basket no se admite el empate y a la postre ganamos. Poco tienen a lo que agarrarse los nostálgicos del lasismo viendo las estadísticas del nuevo entrenador: dos títulos, dos victorias; ¡¡colosal!! Por cierto, ¿no es increíble que el equipo de basket tenga más porcentaje de blancos que el de fútbol? El Barsa por su parte sigue siendo el ridículo más caro de Europa; uno piensa que podrían activar una palanca para traerse a Lebron y aun así se las apañarían para perder la final de la Euroliga en el último minuto.

– La cuenta de tuéter del Madrid dice que «se vienen cositas»: ¿qué puede ser? ¿Un calendario de la plantilla en porretas? ¿Un ciclo Christopher Lambert en Real Madrid TV? ¿Otra equipación aburrida/hortera? Hablando de equipaciones, 145 euros de nada cuesta la camiseta de este año con el parche de Liga/Champions y el nombre de un jugador. No puedo decir que el fútbol se haya alejado de las clases populares porque obviamente no es el entretenimiento principal de la gente más cultivada, así que hay que concluir que las clases populares prefieren pasar apreturas un mes o quitarse de otras cosas para comprarse una puta camiseta (o varias).

– Ayer oí Radio Nacioanal varias horas durante un viaje, y la noticia machacona del día era la victoria de Giorgia Meloni, acompañada invariablemente de la palabra «ultraderecha», que sonó al menos 30 veces a lo largo de la jornada. Una cosa que me hizo gracia de la locución es que esta aseguraba que Meloni pretendía «un recorte de la libertades», después de los dos años y pico que llevamos de pisoteo sañudo a los derechos más básicos, recibido con una sumisión casi absoluta por parte de la lanar ciudadanía. Ah, pero es que Dña. Giorgia le podría poner cortapisas al aborto; ¡¡no lo permita el diablo!! En fin, ahora que Púchin es el enemigo público nº 1 y Melones la nº 2, ¿qué pasaría si ambos procrearan? ¡Ojalá poder ver el día en que este auténtico Hijo de Putin gobernara Europa con mano de hierro!

Share

Las selecciones son violencia

– La reciente huelga de las bolleras chicas de la selección nacional de fútbol bollo femeninnoha provocado un malestar sin precedentes en la afición española. Millones de seguidores que habían depositado todas sus ilusiones en la competición que sea que estén jugando las Guerreras (o el apodo mónguer que les hayan puesto), las han visto destrozadas por la prepotencia de un machirulo. Al parecer el tipo tuvo la ocurrencia de decir durante un entrenamiento «vamos, chicas, moved el culo», y ese fue el principio del fin. Manolo el del Bombo, quien había expresado su deseo de salir del retiro sólo para animar a las chicas, ha declarado: «Sólo pido que arreglen las cosas. Por una afición, por un país». Por cierto, esto de boicotear al entrenador es algo casi inédito en fútbol masculino, pero se ve que las locas del coño mujres tienen barra libre. Algún malpensado ha dado a entender que se trata de «una regla sincronizada».

– Alemania ha perdido contra Hungría por primera vez en 60 años*. ¡Y jugando como local! Esto ha provocado una gran indignación por toda la geografía teutona, donde la población se ha echado a la calle exigiendo la anexión de «ese paisucho de mierda», y ya de paso de Austria, con Wagner sonando a todo trapo en altavoces portátiles. Se teme que la situación degenere en graves disturbios.

– ¿Os parece malo este parón de selecciones? Pues a final de año vais a flipar. Concretamente, después del 9 de Noviembre jornada 14) podéis olvidaros del fúrbol de verdad (el de clubes) hasta Nochevieja, entrañable fecha escogida por los próceres futboleros para disputar la jornada 15. Los jugadores deben estar contentísimos, por no hablar de los aficionados y especialmente de los dirigentes, muchos de los cuales ya se han pagado la jubilación gracias al magno evento. Todo por la importante meta de promocionar el fúrbol en Medio Oriente, que es el futuro de este deporte. Ya sólo falta montar un sarao de estos en Irael, con Wendy Sulca, Delfín Quishpe y La Tigresa de Oriente cantando en la inauguración.

*Dato completamente inventado.

Share

Pedre, Iñaki, Mon y otros frikis del montón


Pedrerol sigue en su línea.
.
Sí, bueno, ¿no? Ya se ha dicho casi todo sobre este culebrón*, pero por recapitular:

– En España el racismo ha sido siempre un fenómeno residual, por tratarse de un país racialmente muy homegéneo hasta hace escasas décadas; incluso a nuestros gitanillos les reíamos las gracias por llevar siglos aguantándolos. Eso sí, ahora que nos meten los Open Arms y los «Son sus costumbres» por el gaznate, esta actitud puede cambiar muy rápido, pero no precisamente hacia los jugadores de fútbol. El problema con cualquier estrella madridista es que en España hay un profundo culto a la mediocridad, y el Madrid rompe completamente ese esquema; cuanto más bueno y confiado un jugador blan… digo merengue, más incómodo resulta.

– No creo que las «amenazas» de Farlopol fueran especialmente graves. Probablemente algo en la línea «te vamos a poner a caldo». Desde luego, nada que cuente como amenaza en un sentido penal. Otra cosa es que Angulo haya hecho bien en aprovechar la pillada para sacarse una especie de exclusiva que le ayude a monetizar aún más su contenido.

– Lo de la «demanda criminal» no irá absolutamnte a ningún lado. No se admitirá a trámite, Farlopol dirá que han defendido su honor y que siempre «han actuado correctamente». Angulo por su parte dirá que la desestimación judicial le da la razón y estirará un poco más el chicle.

– Mon de Mon es un fenómeno youtubero bastante insólito; un tío que hace las grabaciones delante de su persiana y al que se le cae la babilla mientras habla se va por encima de los 100.000 suscriptores haciendo un vídeo relevante de cada veinte. El rollo macho alfa y beta que se trae con Angulo es muy hilarante, y su forma de hacerse caquita en este asunto, borrando un vídeo por la remota posibilidad de que le metiera en problemas, refuerza más si cabe los mencionados roles. Menudo rockstar de seminario.

– ¿Y el Paleti? Bien, gracias. Sacando el enésimo comunicado en el que «condena firmemente» el ratsismo y la segofobia, pero eso sí, dejando per secula seculorum en su grada al «expulsado» Frente Atlético, uno de los pocos reductos de «ultras a la antigua» dentro de las grandes ligas, con neonazis drogatas, delincuentes habituales y esas cosas. Pero son sólo «unos pocos que manchan a los demás». Desde hace cuarenta años más o menos.

*Palabra que, pese a la creencia popular, no se usa jamás en Hispanoamérica.

·····

Hablando de monetizar, Fans del Pudrit estrena un nuevo método: si hacéis vuestras compras de Amazon a través del pequeño banner que aparece a la derecha de la página, yo recibiré un piquito que me será de gran ayuda. Recordad que también podéis usar el icono de Paypal para contribuir a la «Vuelta a España» que comenzaré en breve. ¡Gracias!

Share