Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Luka, no lo ganes

Todos sabemos que el Mundial lo va a ganar Senegal, pero en caso de que se lo llevara nuestro Lukita sería catastrófico para el Mandril. La victoria croata en Rusia significaría casi seguro que Caravieja se llevaría también el Balon de Merde, y eso supondría una verdadera afrenta par Cristina: no sólo tendría que ver cómo un comañero del Madrid es campeón del mundo con una selección de menos tradición y palmarés que la suya, sino que además ese compañero se quedaría con su bola china favorita, impidiéndole completar la guirnalda de seis.

Imagino lo que estáis pensando: que Modric es el motor del Mandril, que se merece ambos premios y bla bla bla, pero no merece la pena, creedme. Si Cristiano se va a quedar (y todo apunta a que será así), no habrá nada peor que aguantarlo cuatro años con cara de trishte, pensando que merecía la copa tras ser máximo goleador del torneo y teniendo ya una edad más que respetable. ¿Pensábais que se conformaría sólo con más pasta? Las cosas no funcionan así en Ronaldolandia. Joder, si estaba fumando en pipa por el golazo de Bale en la final.

Otro factor importantísimo a tener en cuenta: si se lleva el Mundial Cristina, Mensi quedará desactivado forever. Dicen que ayer estaba deprimido por fallar un penalti en el primer partido, ¡cómo sería si se llevase la Copa del Mundo su máximo rival! Cierto, también está la teoría de que el enano ama su ínsula barataria farsalonista y en realidad la selección (que ya “abandonó” una vez) es un fastidio para él, pero desde luego vale la pena probar.

Lo que resulta innegable es que un Ronaldo campeón del mundo traería muchos €€€ en publicidad (ey, igual hasta se olvida de la subida de contrato) y provocaría una implosión culerda. Vale, si ganara Croacia quizá alguno se cortara las venas, pero una victoria portuguesa significaría suicidios en masa como los de los lemmings del videojuego (los de la vida real no hacen eso). Sí, puede que Cristiano no sea el tipo más agradable del mundo, pero su triunfo sería -en palabras de Gómez Pintado- bueno para el Madrid.

Share

El mandrilismo, en auge

Aunque a menudo el baloncesto madridista se ha visto aislado de su hermano de los pies, lo cierto es que ambas secciones han llevado vidas bastante paralelas. Tanto es así que ayer ganamos la liga 34, que se corresponde casi exactamente con las 33 fútbol; en Copas del Rey el balance es 27-19 (¡hay que ganar esa vigésima de fútbol), y en Copas de Europa, 10-13. Por supuesto, este nuevo título es un gran éxito de Pablo Laso, cuestionadísimo a lo largo de la temporada pero que con este doblete histórico (lástima perder la Copa contra un Parcas en derribo) se consolida definitivamente como el “coach” para muchos años. A estas alturas conocemos bien sus defectos, pero nadie puede negar que su método da resultados, y por fin tenemos una plantilla equilibradísima, que incluso puede permitirse prescindir de jugadores a priori estelares como Rainbow Randolph.

El calendario del basket es muy caótico, y realmente las ligas deberían cerrarse antes que la Euroliga, pero como este año hemos conseguido los dos títulos no importa. Es especialmente importante haberle ganado el campeonato al Tau Ceti y además en su casa, porque todo apunta a que será nuestro principal rival nacional en los próximos años; con un Valencia muy venido a menos y un Barcelona sin plantilla, sin entrenador y sin cojones, el proyecto vitoriano parece el único que nos puede hacer cosquillas, más en una temporada donde albergarán la Final Ford. De ahí a importancia de hacerles ganado la Liga a domicilio, un precedente que puede pesar mucho dentro de once meses.

Entramos en la era post-Doncic con un justificado optimismo: Campazzo y Llull son garantías absolutas para cubrir los minutos del esloveno, y el resto de la plantilla está bien engrasada, incluyendo a veteranos que aún forman parte de la crema europea (Rudy, Felipe, Carroll). Es una lástima que Liga y Euroliga sean dos estructuras francamente arcaicas y con sin apenas empuje económico (su inexistencia televisiva es simplemente letal), pero el Madrid vuelve a estar por encima de las circunstancia de su entorno. Siguiendo este camino es inevitable la llegada de más éxitos.

En fúpgol me ha encantado el fichaje del portero ucraniano, porque desmonta muchas teorías canallescas (desde Curtuá al conflicto por Keylor) y porque decididamente apunta a un modelo de fichajes mucho más racional que el tradicional, una política a la Monchi. Traer un portero joven y prometedor que pueda ser suplente pero también coger la titularidad en cualquier momento es simplemente la elección perfecta; el Madrid de los jovenasos ha venido para quedarse. Además es un meta alto y extranjero, ni siquiera latino, todo un anatema para los piperos, tan obcecados en el arquetipo “portero español de 1,85”.

Ojo, que igual todo ese dinero se va luego al papel albal y se nos queda cara de gilipollas, pero por una vez es un placer ver gastar al Madrid comedidamente y con inteligencia. Otro par de fichajes sub-50 de estos, esquivar la bala Neymar y nos habrá quedado una pretemporada de lo más apañada; sincemente, dudo que Lopetegui pueda quejarse del material con el que va a trabajar.

Share

Huelga de fichajes

Espero que la pachanga de Rusia os haya hecho ver la realidad: la mayoría de jugadores del mundo son unos PAQUETES, y si no nos provoca fichar nada es por un motivo muy sencillo: porque ya tenemos a los mejores en el Mándril. Sinceramente, me indigna mucho tener que pagar los precios desquiciados de este neomercado por tipos que como mucho valdrían para atarle los cordones a la plantilla tetracampeona de Europa.

Vamos a ver, Flopor (yo creo que hablamos de un ser superior) ha empleado en los últimos años una táctica de excelentes resultados: la del puño cerrao, consistente en fichar lo justito y muy barato, olvidando sus veleidades de juventud, cuando sacaba la chequera con la mínima excusa y se le gastaba la tinta del boli poniendo ceros. Con esta nueva actitud tiogilista, mirando hasta el último euro, nos hemos puesto a ganar Champions como quien pesca truchas en un vivero.

Yo digo que NO fichemos a ninguna estrella este ver-ano y dejemos descolocao a todo el mundo. Mientras otros fichan a medianías por 70, 100 o 150 kilos, nosotros debemos aguardar a que el mercado recupere la cordura, aunque sea mediante la dolorosa explosión de la burbuja. Debemos poner un tope de 50 kilos por fichaje, porque ni los jugadores contratables ahora mismo valen más ni necesitaamos grandes retoques. Se habla de 150 millones por un tal Miliki-Savio. ¡¿La gente se pincha o qué?! Si acaso podríamos aceptarlo cedido. Lo bueno es que incluso con esta política conservadora podemos ver onces blancos muy distintos a los del año pasado. He aquí un ejemplo:

Moha

Odriozola Vallejo Varane Nacho

Caballos Llorente Bluffnicius

Kovachicle

Bale De Tomás

No me creíais, ¿eh? ¡¡Qué hijos de puta!! Diré que lo de Odriozola me parece bien porque, aunque sea de la ETA, no tiene tatuajes, y hoy en día eso es mucho. Pero aparte de él y del canterano De Tomás, ¿qué? ¿Tirar las pelas por unos tipos que en el mejor de los casos han tenido una temporada buena? No señor, cuando aparezca el próximo crack mundial lo pagaremos sin pestañear con lo que hemos ahorrado, pero mientras tanto son los demás quienes tienen que hacer ofertas por nuestros jugadores.

Share

Who’s best?


.


.

Share

Discurso claro

Flóper fue contundente en el contenido pero desastroso en la forma, titubeando y con la cabeza perennemente agachada sobre su papelito. Alguien debería decirle al presidente que hace como 40 años se inventó una cosa llamada teleprompter que te permite leer sin papeles, e incluso parecer que hablas de memoria. Oradores mucho mejores que él (como Tromp) lo usan todo el tiempo.

Lo de Lopetegui fue totalmente distinto, y sorprendente para mí: su intervención inicial tuvo una elocuencia y aplomo que no había visto en ningún entrenador del Madrid, ni siquiera Mou. Parece como si la terrible adversidad vivida le hubiera dado fuerzas y le hubiera aclarado las ideas. La afirmación de que era el día más feliz de su vida, hiperbólica en forma escrita, parecía sincera al oírla de viva voz; las lágrimas de varios de los presentes no eran fingidas. Aunque el acto quizá fue demasiado folclórico, el nuevo técnico sin duda necesitaba ser arropado; esto lo evidenciaron periodistas como la Giovio, que no se movieron un mm de su insidioso guión, pero Lopetegui no cedió, defendiendo su postura con toda convicción.

Realmente no sé el verdadero alcance de la decepción del técnico, pero espero que cuando pasen unas semanas entienda el enorme privilegio que supone entrenar al Madrid, sin duda la entidad futbolística más importante que existe. Algo que nos favorece mucho es que toda esta experiencia ha liberado a Lopetegui de cualquier servidumbre que pudiera tener hacia la prensa: sabe que son ellos quienes le han puesto a los pies de los caballos, seguramente vaya a odiarlos de por vida y por tanto jamás tendrá que hacerles la menor concesión, ni siquiera ofrecer declaraciones más allá de los mínimos contractuales. Eso siempre supone una enorme ventaja en el Madrid.

En fin, durante los últimos años una serie de hechos aparentemente caóticos se han acabado ordenando para que nuestro equipo alcanzara las mayores cotas de éxito, y ahora ese patrón se repite. Lopetegui ha llegado al Madrid como un meteorito estrellado en Valdebebas, pero esto le ha servido para iniciar su trayectoria blanca limpio y despejado.

Share

El mártir


“Tengo un mal presentimiento…”

Anteayer LOLpetegui me parecía un sinsustancia que podria funcionar gracias a la bilis ambiental, pero ayer su cotización se disparó mucho, porque se remató su victimización. ¿Dice el ex-ministro defraudador ese que lo ha echado una jauría? ¡¡Para jauría, la de la canallesca deportiva!! Luis Rubiales, el muy calvo presidente de la FEF, ofreció al mediodía una rueda de prensa simplemente surrealista, con afirmaciones delirantes como “nos hemos visto obligados a prescindir del seleccionador” (???!!!!) o “la selección es el equipo de todos los españoles” (y por eso la dejamos sin entrenador a 48 horas del Mundial). No quiero cebarme mucho con este hombre, que al fin y al cabo tiene el importante hándicap de ser motrilense y bastante tiene haciéndose entender con ese acento de arrabal isleño, pero si algo hemos sacado en claro de todo el episodio es que un tipo impulsivo, influenciable y muy, muy limitado. Esto ha sido indiscutiblemente un ahorcamiento del señorito Iván por parte de un Azarías calvorota espoleado por lo peor de la prensa deportiva española (¡¡que ya es decir!!), una verdadera animalada.

Otra cosa que ha salido a la luz es el grado de revanchismo y rencor de la parroquia antimadridista, los cuales han alcanzado unos niveles que sinceramente me sorprenden. Estamos hablando de multitud de individuos que odian al Real Madrid por el simple hecho de ganar casi siempre y hacerlo autónomamente, sin servidumbres económicas ni ideológicas externas. El vector principal de este odio son todos esos periodistas con multitud de complejos extraños y micropene, que dedican todos los días de su vida a supurar veneno contra una de las poquitas marcas españolas que irradia excelencia y autoridad en todo el planeta.

Hoy tenemos andamio con Lopetegui, quizá algo precipitado, pero puede que el club y el propio técnico quieran dar explicaciones. He mirado su rueda de prensa de cuando renovó con la FEF y sinceramente me cuesta ver rastros de brillantez, parece un repetidor de tópicos con pésimas costumbres comunicativas, como el uso ocasional del plural mayestático (“pensamos que…”), algo que no denota arrogancia sino falta de personalidad, diluyendo el yo en un indeterminado colectivo. Peeeero ahora le han dado una motivación: le han robado su trabajo de dos años y lo han tratado casi como a un delincuente por alcanzar un compromiso laboral que en nada afectaba a su labor de seleccionador. Imagino que debe estar muy tocado moralmente (no esperen caras radiantes hoy), pero lo han dotado de rage: perdido el sueño del Mundial, la única forma que tiene de demostrar sus méritos es salirse con el Madrid. La plantilla también habrá tomado nota de esta nueva Semana del Odio orwelliana, un combustible que en los últimos años los ha llevado hasta las más altas cotas.

La verdad es que tengo mucha curiosidad por ver qué dirán presidente y entrenador hoy, pero tampoco voy a contener la respiración: lo más probable es que rebatan a Rubiales con más diplomacia que otra cosa, mostrando un educado desacuerdo y pasando página, que al fin y al cabo no se ha afrentado personalmente al presidente (entonces sí que sacaríamos los tanques). No obstante, me reafirmo en que el entrenador ahora tiene un estímulo singular que le faltaba hasta ayer, y creo que eso va a marcar una gran diferencia. Ya oigo algo en la lejanía, un leve traqueteo que ahora es apenas un rumor, un susurro, pero con un soniquete inconfundible: sí, es el carro de la 14.

Share
Contacto
Ayuda a Fans
Dónde ver al Mandril