Archivos
ForYouTicket

Categorías
Recomendaciones
Resultados de fútbol
Livescore BBVA

Fútbol online gratis
Ver fútbol gratis

futbol-envivo.com
Resultados de fútbol

Madridismo para el siglo XXI
Marcadores en vivo

Marcadores ofrecidos por Marcadores.com

Semos los mejores

Marc Genou

Se acabó con el cochino récord de la manera más dolorosa posible. Después de jugar un partido italiano perfecto durante 85 minutos, nos pesó en exceso el jugar en el campo de los vagos en un ambiente hostil de pelotas. Si Marcelo no hace esa falta, si Ramos no se emplea a lo loco en esa jugada, si Keylor no se caga en los pantalones ante el arreón final… estaríamos hablando de otra cosa sin duda. Pero por eso son “sies” condicionales, universos paralelos, dimensiones desconocidas, etc.

Al final el tema Ramos ha estado a 5 minutos de salir bien, pero no. Ni con ese autogol nos van a dejar en paz. Por si no nos odiaban suficiente los monaguillos comunistas que ocupan las gradas de ese pozo africano, ahora tenemos que soportar unos días de burlas tras la bochornosa actuación de sus ultras volviendo a piropear al de su tierra.

Mas que el hecho de la derrota, el partido ha servido para ver algunas cosas que no acaban de funcionar. En la plantilla, unos y otros van por días pero el tema Keylor empieza a enquistarse, y es una pena porque me cae especialmente bien, pero desde su vuelta de la lesión no es el mismo; no ofrece la misma seguridad por bajo, ni hablemos ya por alto. Cubierto en la excepcional defensa y viviendo de las rentas del año pasado puede que aguante algunos partidos de esos de las cuatro, pero Casilla se está mereciendo algo más. Me remito al resumen del jueves sobre Kovacic, le cuesta mucho coger el ritmo y necesita mas partidos “fáciles” para volver a centrarse. Morata también necesita volver a enchufar alguna, y además ayer era de los poquitos cambios que podía haber introducido ZZ sin descalabrar la media, donde Modric se la sacó, cuajando uno de los mejores partidos que le recuerdo.

Una sensación extraña. Cuando antes perdíamos correspondía al 100% a un partido de mierda, ayer no fue el caso y eso da que pensar. Había que perder, había que pasar la copa y había que seguir liderando. Hemos cumplido poniendo un punto y seguido, ni siquiera un punto y a parte. A seguir trabajando sin volverse locos y como se estaba haciendo hasta ahora. Nos quedan cinco meses.

El Socio

Sí, bueno, ¿no? Es una putada palmar, pero quiero destacar varias cosas buenas: Para empezar, el original planteamiento de Zidane, que nos permitió mantener muy bien el tipo durante casi todo el partido. Luego, el juego en sí, que para mí fue muy sólido (brutal Casemiro) e incluso virtuoso, sobre todo en la segunda parte, permitiéndonos adelantarnos en ese campo de minas. Si luego perdimos fue por una serie de catastróficas desdichas, pero un partido quue ganas 0-1 a falta de diez minutos está técnicamente ganado. De hecho, cuando Rabos marcó el autogol dejé de ver la transmisión, porque pensé que el equipo había cumplido sobradamente y no era cuestión de estar un rato largo mordiéndose las uñas. Sin duda toda la gentuza que conforma la Antiespaña se sentirá contenta, pero no os preocupéis, en apenas unas horas volverán a ser unos amargados que viven de comer su propia mierda. Nosotros, mientras tanto, seguiremos alzándonos por los cielos más y más, hasta el infinito, en la seguridad de que pronto volverán las victorias y la Gloria. Sabemos que tenemos que pasar este baño de sangre, pero el Sagrado Corazón de Jesús nos ayudara.

·····


– Cerdilla: 2
(Rabos en p.p. y un yonki and/or gitano)
– Real Madrid: 1 (Cristiano, pen.)

Incidencias: Olor a puerco y a comunismo rancio en la grada.
.

Share

Orina


Ahora es personal.

Los prolegómenos del Cerdilla-Madrid se han afeado por la ridícula polémica en torno a Ramos, con los ultras sevillistas montándole un linchamiento virtual y la directiva sevillista, en toda una muestra de categoría, poniéndose de parte de los mismos. Para ser totalmente claro, diré que las acciones de Ramos fueron absolutamente normales dentro del desarrollo del juego, y si alguien se sintió agraviado por ellas es por la cultura del victimismo que tanto se ha arraigado en nuestro otrora orgulloso país: todo es ofensivo, todo es una falta de respeto a las “peculiaridades” o a la “idiosincrasia” de los mendrugos vociferantes que ocupan las tribunas (aún colea el caso Figo, tantos años después).

Por cierto que el Sevilla tiene un problema con sus ultras; de hecho, lo tiene cualquier club que albergue ultras. Todos los intentos de encauzarlos o de mezclarlos con aficionados normales han fracasado, porque estos colectivos, que funcionan como bandas callejeras, tienen un concepto profundamente territorial del estadio, sus alrededores y el sector de la grada que ocupan, por lo que cualquier otro aficionado que se asigne a esa zona será visto como un intruso, dejándosele sólo dos opciones: la expulsión o la sumisión. Para los clubes, lo fácil es mirar para otro lado, y este es el camino que han tomado por ejemplo Atlético (con una sonrojantes medidas cosméticas) y Sevilla. Muy pocos son los que se han atrevido a cortar por lo sano, como ha sido el caso del Madrid.

En fin, si el Sevilla quiere mantener el cáncer de esos radicales de ultraizquierda es su problema, pero el Madrid debe responder con contundencia en lo deportivo. Nos hemos enfrentados dos veces a los sevillistas en pocos días: con los titulares les cascamos tres y con los suplentes otros tres. La verdad es que estarían bien otros tantos para completar el ciclo, meándoles en la cara para remojar con nuestra cálida y humeante orina tanto victimismo y demagogia. Obviamente la grada será una jaula de monos, pero tras los primeros minutos eso sólo servirá para descentrar a los locales. El desconocido árbitro Hernádez Hernádez (& Hernández) tendrá una buena papeleta entre manos, veremos cómo la resuelve. Sea como sea, el equipo está casi el completo, nuestro redimiento reciente es magnífico y ganar sería práctiamente asegurarse la Liga. Espero buenas cosas de los muchachos.

Share

El espíritu de Capello

Marc Genou

Con el pito. A medio gas. Partido de entreno para el equipo del florista argelino, que disfrutó la ventaja obtenida en la ida con un equipo lleno de reapariciones, marcados suplentes y jugadores en un estado de forma menos bueno. ¿El récord os importa? Pues os jodéis, las rotaciones funcionan porque a ZZ le importa tres cojones el récord y una vez más se demuestra que vuelve a tener razón. El Sevilla pasó de apostar a la remontada, a conformarse con aguarle el churrirecord al Madrid, y al final, pues ni una cosa ni la otra. Terror psicológico en progresión geométrica durante los noventa minutos, así se las gasta este equipo.

En general el partido fue un correcalles horrendo, con Kroos y Casemiro fuera de sitio echando de menos a la abuela croata. Aun así el equipo da una tremenda sensación de superioridad, de pisar poco el acelerador. Kiko tuvo una noche entretenida en la que entrenaba llegadas en superioridad, y salió bastante bien parado. Asensio se reivindicó un poco, aunque le sigue faltando mala leche. A Mateo hay que ponerlo a jugar tres o cuatro semanas antes para que entre en la dinámica de juego, así que le esperaremos durante un tiempo, y Danilo… aún está por encima de Coentrao, pero será mejor que espabile pronto.

Fue gracioso que el tío mas apático de toda la plantilla diera la puntilla a Las 3000 viviendas FC después de su derroche de garra y de patadas durante todo el partido. Me quedé con ganas de ver más de Mariano, con un poquito de orden en medio para que tuviera ese gol que alguien relegado a ser el suplente de Morata necesita.

El Socio

Es muy difícil ser cínico con este Madrid. Por tentador que sea apelar a las flores, a la gracia divina o al caos cósmico, lo de este Madrid es (ha de ser necesariamente) algo más. Para mí este teóricamente intrascendente partido de vuelta ha supuesto la graduación de Zidane, el paso de un entrenador con ciertos conocimientos y que sabe motivar a un peso pesado de los banquillos. Esto que voy a decir no es nada original: en el fútbol pesa cada vez más la táctica y el conocimiento del contrario, pero siguen reinando la técnica, el físico y los “intangibles”; esto último significa que un tipo motivado y que juega al 110% de sus posibilidades es muchísimo mejor que él mismo al 80%. Es algo que han logrado sacar de sus futbolistas un puñado de entrenadores a lo largo de la historia, gracias a lo cual crearon equipos dificilísimos de vencer y cuya fuerza superaba ampliamente el talento individual de los 11 que jugaban. No en vano la Liga 2006/2007, ganada por un Madrid “menor”, ha entrado en la leyenda gracias a sus inverosímiles, ilógicas remontadas.

Lo de ayer entra claramente en la misma categoría: un partido en el que vas 3-1 abajo a falta de 10 minutos, segunda vuelta de Copa con la clasificación en el bolsillo, está perdido a todos los efectos. Lo normal es apretar el culo hasta que pite el árbitro, dar un par de patadas y recoger los bártulos con la satisfacción del trabajo terminado. Tener el hambre de ir a por el partido (¡y lograrlo!) pese a llevar desde la pasada primavera sin perder es indicativo de que en este equipo se está cociendo algo muy gordo; estamos asistiendo en vivo a algo que dentro de unas décadas seguramente sea legendario, el Madrid del minuto 93. No es que Zidane sea perfecto (ese cambio de Mariano creo que le chirrió hasta a él), pero ha dado con todas las claves para hacer funcionar un equipo. Me encantaría asistir a algunos entrenamientos, porque debe ser fascinante ver cómo este lacónico francés ha convertido a una banda de bastardos caprichosos en un bloque, hasta que se demuestre lo contrario, invencible. Sin duda el trabajo físico está pesando mucho, pero debe haber algo más. Quizá Zidane ha llamado al páter…

Y la plantilla es descomunal, claro, la mejor de nuestra historia (esta vez sí). El gol de Asensio hay que verlo repetido muchas veces porque es una salvajada: ya vimos a Bale desbordar así por banda a Bartra, pero en esta jugada Asensio pasa el balón por un lado del defensor y él desborda por el otro, una acción sólo al alcance de unos pocos elegidos. El recorte final y la definición son antológicos también, logrados quizá a ese concepto de la asincronía que explica Miki. ¡Y a este chaval lo tenemos como fondo de armario! Hay que mencionar el tercero también. ¡Qué virguería en el límite del tiempo, cuando peor suele funcionar la cabeza! En fin, 40 duelos ya imbatidos, una trayectoria muy definida y grandes retos enteramente a nuestro alcance. Creo que, esta vez, sí, nos toca disfrutar.

·····

– Cerdilla: 3 (?)
– Real Madrid: 3 (Asensio, Ramos (pen.) y Benzema)

Incidencias: Los biris mandaron a Sergio Ramos a recoger fruta.
.


.

·····

Informe ISE: Es una jodienda, pero estamos trabajando en ellou. Primero tengo que limpiar la base de datos de usuarios falsos (faltan unos 40.000) y luego quizá trasladar la propia base de datos con ayuda de Marc Genou, que entiende de microchips desos. Un poco de paciencia, esperemos que la cosa esté resuelta en Febrero a más tardar.

Share

Mal momento para hacer el mónguer

El partido de hoy es peligrosísimo porque, como la eliminatoria ya está resuelta, los jugadores seguramente piensen que pueden salir al campo a hacerse un masaje huevil. Y yo digo: ¡¡NOOOOOOOOOO!! Eso es i-na-cep-ta-ble. Mirad, ahora mismo estamos igualados en partidos imbatidos (39) con la Far$a de Luis Enrique (su padre es Amunike), y nuestro deber es superarlos y mearles en la cara. Pero hete aquí que la última vez que igualamos un récorz, el de victorias consecutivas que tenía el Far$a de Buardiola (es puta), al siguiente partido la cagamos. Así que el peligro, amigos, está ahí de forma muy obvia.

Aparte de concentración, hoy pido una alineación exótica porque los equipos repetitivos son muy aburridos, y este Madrid está encontrando su fuerza en la variedad. Cristiano vuelve a descansar, y eso nos indica que por fin está asumiendo que se acabó eso de jugar todo. Creo que el equipo que pongo arriba puede funcionar perfectamente, y de hecho seguramente sea el que salga. Quien no formará parte de él será Ódegor, porque se ha ido a Holanda a que le acaben de curtir ese tierno culito, que sin duda habrá visto acción en España, pero no la suficiente. Miento si dijera que hoy no me conformo con el empate, pero a decir verdad preferiría la victoria, a ser posible 10 a 0, porque soy mandrilista, imperialista y bastante joputa.

Share

Premios hasta en la sopa


Traje Top, y la dizque novia, también.

Cristiano Ronaldo ha ganado el fálico premio “The Best” al mejor jugador del año, galardón acompañado de otros análogos a la mejor bollera futbolera, al mejor entrenador y a la mejor entrenadora. Vale, me parece muy bien, ¿pero nadie tiene la impresión de que ya hemos visto estas escenas repetidas durante las últimas semanas? Efectivamente, el mundo del fúrbol ya es como el del boxeo, donde en lugar de un solo campeón por peso pululan docenas de “campeones del mundo” en las versiones del consejo, la federación y su reputísima madre.

Recapitulemos: Por un lado tenemos el Balón de Oro, luego están los premios Globe Soccer (otorgados por unos moros terroristas) ahora estos “The Best” de la FILFA (que sustituyen al antiguo FIFA World Player) y por último los premios otorgados por la UEFA en sus galas de la Liga de Campeones. A mí el Balón de Oro me parece bien porque al fin y al cabo es historia del fútbol, y además ahora ha vuelto a su sistema genuino (un lustro aguantaron a la mafia de la FIFA), pero el resto es más bien redundante (en el basket no hacen estas mariconadas y ahí están, tan felices). El caso es que me he puesto a pensar sobre el auténtico sentido de estos premios y he dado con la clave: ¡son autopromoción para quienes los otorgan! Su otro propósito es hacer ver quién tiene más cogidos de los cojones a los clubes: la FILFA por supuesto siempre quiere reafirmar su poder omnímodo, pero ahora los dubaitís también quieren sacar pecho por el poder de sus patrocinios, y la UEFA marca su terreno recordando el monopolio que ejerce sobre las competiciones europeas.

Así pues, aunque todos estos premios son repetitivos y ridículos, la cosa se reduce a un asunto de relaciones públicas, (o púbicas) y no queda más remedio que pasar por el aro y hacerse la foto. Bueno, excepto si eres la Far$a, el club más deportivo del mundo cuando gana. A mí sinceramente me gustaría que el Mandril pasara de estas movidas ganara o perdiera, pero por ahora eso es una quimera. Ahora bien, el día que los clubes se desgajen de las mafias de las federaciones y administren sus propias retransmisiones televisivas, todos estos saraos no le importarán ni al peluquero de Infantino. Será magnífico porque, además de ahorrarnos distracciones e imposturas, asistiremos a espectáculo realmente único: ex-federativos futboleros trabajando para ganarse la vida.

Share

Dictadura del terror

Marc Genou

Nos hemos transformado en una apisonadora sin darnos cuenta. Hace tan sólo dos meses estaríamos cagando sangre para finiquitar un partido como el de ayer, pero parece que hemos aprendido un par de cosas tras Sporting y Dépor.

Es todo siniestramente perfecto, CSKA y partido de fútbol fácil en menos de 12 horas. No estoy seguro de no estar muerto, o quizá es que se va a ir todo al garete antes de que Obama deje el cargo. De todas formas hemos entrado en un ciclo atronador similar al de los mejores batidos mongólico-buardiolescos con la diferencia de no depender de experimentación en humanos, lo cual parece ser ideal.

Está bien que los muchachos descansen y ganen, y se refugien así de la pandemia gripal que nos diezma. O de la otra pandemia, la de LTA, que galopa por nuestras tierras asolando a los justos y buenos de corazón.

El Socio

Me parece bellísimo este Madrid que ha restablecido el orden natural de las cosas, en el cual los equipos visitan el Pipas para rendir pleitesía, hacerse unos selfis y llevarse, además de la preceptiva goleada, unas camisetas de nuestras estrellas. Marcar gol es una quimera. Puntuar, una utopía. El mundo ideal es aquel en el que el Endecacampeón de Europa gana siempre 10-0, y todo lo demás es una puta mierda. Decía Paridas que vivimos en el alambre, y no sabía que, errando, acertaba: quien está en el alambre no es el equipo, sino esos jugadores (Isco, James) que si tienen dos partidos malos vuelven a las tinieblas, por lo que -cosa insólita en la élite- cada vez que salen se dejan los huevos. Otro mérito del entrenador que no pudo ganar a La Roda.

Nos dicen los entendidos (Relaño et al.) que el Madrid es cada vez menos querido, que cada vez hay más antimadridismo. Me complace. En la lucha por la hegemonía no hay que inspirar amor, ni siquiera respeto; es mucho más deseable el miedo y la desazón. Para ilustrar este principio os dejo estos poemas dedicados al número uno en este negociado del terror: Josef Stalin. Son obra de Rafael Alberti, alias el depurador, quien en los años 30, desde la revista “El mono azul”, se dedicaba a señalar a los intelectuales molestos que debían ser asesinados. Hoy día, por supuesto, llevan multitud de colegios y bibliotecas de España llevan su nombre, porque recordad: no importa ser un genocida y escribir loas a genocidas, siempre sea en nombre de la ideología “correcta”; en tales casos, la “memoria histórica” ni está ni se la espera.


Redoble lento por la muerte de Stalin (Rafael Alberti, 1953)

I

Por encima del mar, sobre las cordilleras,
a través de los valles, los bosques y los ríos,
por sobre los oasis y arenales desérticos,
por sobre los callados horizontes sin límites
y las deshabitadas regiones de las nieves
va pasando la voz, nos va llegando
tristemente la voz que nos lo anuncia.

José Stalin ha muerto.

A través de las calles y las plazas de los
grandes poblados,
por los anchos caminos generales y
perdidos senderos,
por sobre las atónitas aldeas, asombradas campiñas,
planicies solitarias, subterráneos
corredores mineros, olvidadas
islas y golpeados litorales desnudos
va pasando la voz, nos va llegando
tristemente la voz que nos lo anuncia.

José Stalin ha muerto.

Va cruzando las horas oscuras de la
noche,
la madrugada, el día, los extensos
crepúsculos,
todo lo austral y nórdico que
comprende la tierra,
y no hay razas, no hay pueblos, no hay rincones,
no hay partículas mínimas del mundo
en donde no penetre la voz que va llegando,
la voz que tristemente nos lo anuncia.

José Stalin ha muerto.

II

(A dos voces)
1. Padre y maestro y camarada:
quiero llorar, quiero cantar.
Que el agua clara me ilumine,
que tu alma clara me ilumine
en esta noche en que te vas.

2. Se ha detenido un corazón.
Se ha detenido un pensamiento.
Un árbol grande se ha doblado.
Un árbol grande se ha callado.
Mas ya se escucha en el silencio.

1. Padre y maestro y camarada:
solo parece que está el mar.
Pero las olas se levantan,
pero en las olas te levantas
y riges ya en la inmensidad.

2. Cerró los ojos la firmeza,
la hoja más limpia del acero.
Sobre su tierra se ha dormido.
Sobre la Tierra se ha dormido.
Mas ya se yergue en el silencio.

1. Padre y maestro y camarada:
vuela en lo oscuro un gavilán.
Pero en tu barca una paloma,
pero en tu mano una paloma
se abre a los cielos de la paz.

2. Callan los yunques y martillos.
El campo calla y calla el viento.
Mudo su pueblo le da vela.
Mudos sus pueblos le dan vela.
Mas ya camina en el siencio.

1. Padre y maestro y camarada:
fuertes nos dejas, Mariscal.
Como en las puntas de la estrella,
como en las puntas de tu estrella
arde en nosotros la unidad.

2. Vence el amor en este día.
El odio ladra prisionero.
La oscuridad cierra los brazos.
La eternidad abre los brazos.
Y escribe un nombre en el silencio.

III

No ha muerto Stalin. No has muerto.
Que cada lágrima cante
tu recuerdo.
Que cada gemido cante
tu recuerdo.
Tu pueblo tiene tu forma,
su voz tu viril acento.

No has muerto.
Hablan por ti sus talleres,
el hombre y la mujer nuevos.
No has muerto.

Sus piedras llevan tu nombre,
sus construcciones tu sueño.
No has muerto.

No hay mares donde no habites,
ríos donde no estés dentro.
No has muerto.

Campos en donde tus manos
abiertas no se hayan puesto.
No has muerto.

Cielos por donde no cruce
como un sol tu pensamiento.
No has muerto.

No hay ciudad que no recuerde
tu nombre cuando era fuego.
No has muerto.

Laureles de Stalingrado
siempre dirán que no has muerto.
No has muerto.

Los niños en sus canciones
te cantarán que no has muerto.
Los niños pobres del mundo,
que no has muerto.

Y en las cárceles de España
y en sus más perdidos pueblos
dirán que no has muerto.

Y los esclavos hundidos,
los amarillos, los negros,
los más olvidados tristes,
los más rotos sin consuelo,
dirán que no has muerto.

La Tierra toda girando,
que no has muerto.
Lenin, junto a ti dormido,
también dirá que no has muerto.

·····

– Real Madrid Triunfo: 5 (Isco (2), Benzema, Cristiano y Casemiro)
– Graná Malafollá: 0

Incidencias: Entrega simbólica del 4º Balón de Oro a Cristiano. Estuvieron presentes mitos como Gento, Kopa y Figo, y también el señor que se comió a Ronaldo Nazario.
.

Share

WPMessenger