Archivos
Categorías
Madridismo para el siglo XXI

El Madrid la toca (y se toca)

Rappol

El Real Madrid comenzó su liga en Riazor con la tranquilidad que dieron los dos duelos que Navas le ganó a Andonde nada más empezar. El muchacho fue la prueba viviente a lo largo de todo el encuentro de que los rumanos no saben meterla desde los tiempos de Hagi e Ilie. A los diez minutos sus compañeros coreaban la circulación del equipo de Zidane. La seguridad se ha instalado en las cholas de nuestros chicos, de tal suerte que no se rifan pelotas nada más que cuando vemos que los niños de la hinchada contraria lloran en las gradas, salvo si son de Carmen Colino. Lo que disfrutaría Ferdinand Porsche viendo a este Madrid 2017-2018.

Ya necesitaba una alegría Julián Ruiz, y aunque fue un gol muy raulesco Bale anduvo voluntarioso, trabajador y cooperativo toda la noche. Desde luego que algún utillero debería probar a darle un tijeretazo en el moño mientras hace flexiones, pero es de esperar que la acumulación de minutos y confianza hagan que cada vez brille más. No es malo ser calvo, a menos que te llames Mascherano, Peter Russo o Pepe Mel. No tengas miedo, Gareth.

Casemiro puso el 0-2 después de una de esas jugadas que Los Manolos tanto disfrutan. La media sonrisa del brasileño recuerda a la ceja de Ancholoto y le añade un toque de suficiencia, que seguro que es lo que ponía a la mujer del italiano. Casi podria decirse que el partido se acabó ahi, aunque para muchos otros y muchas otras pudo acabarse cuando Movistar+ puso el mapa de Ojete Calor de Isco. Según el recuadrito graciosamente coloreado, el jugador malagueño contribuye indecentemente al crecimiento del agujero en la capa de ozono que envuelve el centro del campo del equipo rival. Alguien debería de dar aviso al círculo podemita correspondiente.

Toni marcó el tercero tras otra buena jugada, ya en el segundo tiempo. Los blanquiazules siguieron a lo suyo, que es lo de Andonde, y Zidane empezó a poner limonadas. Nos vamos acostumbrando tanto a este dominio apabullante como a que los árbitros nos piten idioteces. Sin embargo, hay tal fondo de armario que da igual. Marcos Llorente tuvo sus minutillos, a Keylor le responden los palos y ya hasta para penaltis. Pero seamos serios, ¿era segunda amarilla lo de Sergio Ramos en el minuto 91, o ganas de dar por el recto? Sánchez Arminio escribe con renglones torcidos desde que iba a parvulitos.

En definitiva, victoria clara y que la sigan pitando.

El Socio

El Madrí se ha pasado al lado oscuro, que es el tiki taka. ¿Eso es bueno o es malo? No tengo ni puta idea, pero si lo hacemos nosotros debe molar más que lo que hacen otros equipos, y no ser aburrido. Porque somos el Madrí, ¿me entendéis? Además, también sabemos contratacar, qué coño.

Una ventaja de jugar al tiki taka es que a los periodistas eso les gusta, y nos alaban, como las Hurtado; ya somos de los buenos. El segundo gol vino tras 44 pases y eso al parecer es una especie de récord pajillero; que lo hagan constar en algún museo de la paja. Algo que no moló es que fuimos bastante coladero en defensa, así que un subequipo como el Dépork se plantó con frencuencia ante nuestro arco. Hay que corregir esto, no sé si con descargas en los cojones o qué.

Hay gente a la que no le gusta Bale (y que no conoce a su padre), pero el galés volvió a destacar y les metió el rabo en la boca. Tanto despotricar contra el chico para acabar con una mandíbula desencajada; realmente no vale la pena. El que no destacó nada fue Ramos, que presentó su lado mónguer: primero le empujó la cara a un deportivista, y este -que al parecer es homosexual- aprovechó para retorcerse de dolor en el suelo; acción absurda que pudo costar la expulsión a Canelita. Luego ya en el 90, como queriendo rematar el trabajo y con 0-3, disputó un balón aéreo sacando los codos como si fuéramos perdiendo. Roja y Mongolo de Oro para el camero, que quizá tenga algún plan dentro de dos semanas.

Como digo, nuestro único lunar es la defensa. Cuando nos pitaron el penalti (absurdo), Zidane pateó el suelo, dejando traslucir que le jodía mucho. Dios hizo que saliera fuera, pero quizá en el próximo partido esté ocupado, haciendo arder infieles o algo así. Así que debemos espabilar, o nuestra jápines puede durar menos de lo que debería. Y eso no está bien.

·····

– Deporculo: 0
– Madrí: 3 (Bale, Casemiro y Tita)

Destacados: Marcelo, Bale, Gaylord. Señalados: Rabos.
.

Share

Contra el miedo

El terror ha golpeado por enésima vez las calles de Europa. Se ha convertido casi en lugar común tras estos atentados islamistas decir que “nos están exterminado”, aunque obviamente ese no es el caso desde un punto de vista numérico. Tampoco sé hasta qué punto es factible el plan de suplantación cultural que al parecer es motivo último de todas estas acciones. No obstante, aunque puede que no perdamos nuestras vidas ni nuestro territorio, sí se nos va escapando algo fundamental: la tranquilidad que teníamos garantizada al caminar por prácticamente cualquier ciudad europea, esa paz mental que daba el saber que vivíamos en un continente próspero y sólidamente estructurado, a salvo del caos, la delincuencia y la muerte que imperaban en otras zonas del mundo.

Vivir sin esto es vivir sin dignidad, sin orgullo y sin garantía de futuro, sabiendo que nuestros seres queridos o nosotros mismos podemos ser asesinados aleatoriamente en cualquier momento por una bomba o un vehículo manejado por un fanático; mina la moral de todo el continente, nos devuelve a tiempos superados y es inaceptable. Es por ello imperativo actuar con urgencia, y el único camino es cambiar el paradigma que ha dominado Europa durante muchas décadas ya, el de la sociedad infinitamente abierta, que es casi el reverso perfecto de los antiguos nacionalismos. La mezcla con el islam ha sido un trágico fracaso, y existen medidas concretas que pueden tomarse desde ya para revertirla. Lo que expondré a continuación son simples sugerencias, que pueden ser más o menos afortunadas, pero que en mi opinión van como mínimo en la dirección correcta.

Europa debe volverse aislacionista en el buen sentido, sin complejos y sabiendo que ello no nos hace intolerantes ni xenófobos; simplemente necesitamos un modelo que funcione y que garantice nuestra seguridad. Debe elaborarse un índice de países ordenándolos según su idoneidad como emisores de inmigrantes, poseyendo por ejemplo Portugal e Italia la máxima calificación y todos los musulmanes la mínima. Los ciudadanos de estos países sólo podrían ser considerados para permisos de residencia bajo circunstancias excepcionales (como poseer una cualificación profesional muy cotizada) y tan sólo tras exhaustivas comprobaciones por parte de las autoridades migratorias. Por supuesto, es urgente acabar con la laxitud en las fronteras, implantando una estricta política de devolución en frío para las embarcaciones, reforzando al máximo los pasos terrestres y eliminando las subvenciones a ONGs que basan su actividad en facilitar la entrada a inmigrantes indocumentados. En cuanto a los visados turísticos, su duración debería restringirse a un mes e implicar la obligación de estar siempre localizable. Cualquier individuo con un visado vencido pasaría de inmediato a situación de busca y captura. No es nada distinto de lo que aplica por ejemplo EEUU con varias nacionalidades.

Resulta imperativo también reducir al mínimo la necesidad de recibir inmigración, y eso sólo puede hacerse de una forma: au-men-to-de-po-bla-ción. Tiene poco sentido discutir que nuestra crisis demográfica viene en buena parte por la desproporcionada presencia en el mercado laboral de la mujer, que ha renunciado a la maternidad por las dudosas ventajas de la vida asalariada. El mismo poco sentido tendría intentar devolverlas a las hogares a base de discursos y apelaciones a su feminidad o el bienestar nacional; el marxismo cultural es hegemónico y sería un batalla perdida. Simplemente, hay que lograr que tenga el mismo o más sentido económico para ellas formar una familia que quemar horas en un trabajo mediocre. Para ello, se imponen medidas como desgravaciones sustanciales (y quiero decir sustanciales) por cada hijo tenido, no sólo fiscales sino también para la adquisición de vivienda, alimentos, sanidad, etc. Un hijo es un patrimonio para el país, hagamos que eso sea tangible.

Si mediante estas y otras medidas logramos reducir al mínimo la población musulmana en Europa, toda la logística para la realización de atentados se dificultará extraordinariamente, desde el simple reclutamiento de aspirantes a mártir a la circulación física, la obtención de lugares donde ocultar materiales y planificar acciones, etc. Los jóvenes autóctonos podrían optar de nuevo a los trabajos manuales o poco cualificados, que han estado copados durante años por la inmigración, y que no tienen por qué ser menos dignos que otros. Citando de nuevo a Suiza, sería muy reomendable la implantación de un servicio militar/social limitado pero obligatorio, que implicara a todos los ciudadanos en la defensa del país y de paso les inculcara nociones importantes sobre el mismo (historia, constitución, valores, etc.) Por supuesto, debería reforzarse al máximo la amistad y la colaboración con EEUU, incluso pudiendo contarse con agentes de inteligencia estacionados permanentemente, igual que existen bases militares.

Todas estas propuestas pueden parecer algo ingenuas, pero sin duda serán más eficaces que poner flores o repetir mecánicamente que es posible integrar el islam en la cultura occidental. Europa necesita una reinvención y un líder político que pueda encabezarla con valor, vigor y responsabilidad. Sin embargo, hoy día no se vislumbra quién puede ser esa persona.

Share

El mamar no va a acabar

Rappol

Vino Valverde, tempranillo cien por cien y sin carácter alguno, dando la Supercopa por perdida y se encontró con un Zidane que no la daba por ganada y plantó un 4-3-3 con presión alta y ganas de agradar. Apretaban los nenes, Modric parecía un chaval y Asensio se volvió a sacar un chutazo infernal (y van dos seguidos) que dejó a Ter Stegen pensando en si tendría que pedir cita con el oculista. No entiendo la titularidad de este portero y estoy seguro de que cada vez que se encuentre con el mallorquín tranquilo a cuarenta metros la cosa terminará en estatua.

A Kovacic le rebosaba el keroseno por las orejas, sobrado en el marcaje a Messi y saliendo con mucha autoridad y criterio. Varane como un avión. ¿Y será que Benzemá necesitaba sólo dos alas como las que le puso ayer Zidane para desplegar su mejor juego individual y de equipo? Fue una primera parte de ensueño, un huracán blanco. Me dio pena que no marcara Lucas Vázquez.

La segunda parte fue como los minutos de la basura de los partidos de baloncesto. Piqué se borró para que Valverde pintara algo y Zidane dio minutos a los recién incorporados. Theo jugó adelantado y volvió a dejar patente que tiene potencia pero necesita calma y precisión. Ceballos anduvo correcto y combinó bien. Sin aspavientos. Todo efectivo, todo redondo. Mientras tanto, Suárez se acariciaba dolorido la rodilla tratando de recordar dónde estaba el centro.

Leeréis y oiréis a muchos idiotas diciendo cosas como que el Madrid se ha disfrazado de Barça o que les recuerda al equipo de Guardiola. Lo cierto es que el Madrid nunca se marchó y ahora lo que tiene es una gran plantilla que juega a lo que siempre ha jugado el Madrid: a ganar. Vertical, auténtico y sin subterfugios. Puede que otros inventaran el fútbol. Pero antes de eso, ya estaba el Madrid. Y cuando el fútbol desaparezca, seguirá estando.

El Socio

Hay quien piensa que el Parcas ya ha mamado mucho, pero yo creo que aún tiene que mamar mucho más, víctima de un Madrid que apunta a ser una cosa muy bruta. Pero antes que nada, un minuto de silencio por la BBC, que tan buenos servicios (not really) nos prestó en su momento.

(Pasad un minuto de silencio sin tocaros las partes.)

Una cosa muy bruta, decía, gracias a esquemas más flexibles y a una plantilla equilibrada, ni corta ni larga, cuyos jugadores se saben de memoria los movimientos de los otros. El negrata Mbappé no va a venir porque se le ha pasado el tren: le hicieron la oferta, titubeó y ahora la locomotora madridista está ya muy lejos, sólo visible su voluta, rumbo a la tercera Champions consecutiva. Ahora todos saben que Marco Asensio es igual o mejor jugador, y lo que hay que hacer es ponerlo cada vez que se pueda, no traer a uno que le quite aún más minutos. Hasta Florentino, el rey de las pipas, sabe que no puedes comprar a un tío por 180 kilos cuando tienes a uno igual de bueno que costó cinco. Por cierto, prodigioso el gol del chico, pero justo es reconocer la plasticidad del marcado por Karim “Curro” Benzema.

El Madrid está fortísimo, y ya os adelanto que va a ganar la Liga con holgura. El equipo me recuerda muchísimo al del año de Figo, que fue el más dominador que he visto en Liga (pero que se estrelló en Champions). Era la época del gaspartismo, que ahora tiene su reflejo en el bartolismo, con un Barcelona al que ni una montaña de dinero salva del desconcierto y la depresión. En Copa sólo podremos perder teniendo un día muy, muy tonto, así que el gran reto va a ser la Champions. Es pronto para saber quiénes serán nuestros principales rivales, pero sin duda estaremos entre los máximos favoritos. Y contaremos con el apoyo de la Grada Fans, que por fin ha bajado a pie de campo y tuvo un excelente estreno, redondeando los buenos augurios.

2º título en apenas dos semanas de temporada, y quizá este sea, por fin, un año para disfrutar para el principio. A otros sólo les queda mamar.

– Mabrí: 2 (Asensio y Benzema)
– Parcas: 0 patatero

Destacados: Asensio, Benzema, Kovacic, Grada Fans. Señalados: Toda la Parca.

Share

Hay que ganar o empatar [HQGOE]


Supercopa de Italia, Alemania, Francia, Inglaterra y la Escupidera.

Sí, bueno, ¿no? La Supercopa está en el bote, pero hay que ganar (o empatar) a estos hijueputas. Ya no tenemos la excusa de levantar el pie para que no se refuercen fichando todo lo que puedan, así que disfrutemos, qué coño. Además, el partido es un excelente ensayo para la Liga, por lo que conviene jugarlo a buen nivel. Un gol temprano dejaría a los culerdos con la misma obligación de marcar 3, pero sería un mazazo moral, así que yo digo que lo busquemos, y luego ya caerán como fruta madura.

Algunas reflexiones: ¿Por qué cojones es tan fea y pequeña la Supercopa española? Se ha criticado lo poco bello del tachonado trofeo de la Liga, pero la Supercopa parece una puta escupidera, un cenicero o cualquier otro depositorio de sustancias desagradables; hasta por orinal rococó pasaría. Páguenle a un diseñador para que haga algo que no dañe a los hogos (o igual es que el fútbol mueve poco dinero).

Se está intentando promover una pañolada contra los arbitrajes, medida típicamente cazurra y peñista, pero dejando eso aparte no puede funcionar: primero, la secundará un porcentaje bastante bajo del público, pero además quienes lo hagan no tendrán pañuelos, porque los pañuelos de tela se dejaron de usar hace 40 años. Todo lo más se verán klínex (con algo de suerte, sin usar) o peor aún, la bolsa de plástico en la que el reivindicante traía el bocata. Todo muy cutre, deslucido y poco madridista. Si quieren hacer algo significativo, que unten de brea y plumas a un álbitro.

Hablando de esto, se ha publicado el vídeo tomado con la cámara que portaba el referí de nuestro partido contra el Hogar de los Jubilados de la MLS. La verdad es que tiene bastante gracia y nos muestra que ser álbitro es muy difícil, así que un poco de caridad cristiana con ellos, aunque sean unos hijos de puta.

Share

Joder, qué bárbaro, oye

Marc Genou

Si hay lecciones que enseñan a reponerse ante las adversidades no cabe duda que el Madrit tiene en la hemeroteca miles para mostrar. Vuelve el equipo a casa, a esta Expaña cainita llena de giliprogres, feminazis, catalinos malfollaos y una RFEF podrida hasta sus mas profundas raíces, y vuelve el circo arbitral. Árbitro vasco de claro tufillo villaresco para perpetuar un hacer federativo al que ya estamos demasiado acostumbrados. Estará o no presente “il padrino”, pero a estas alturas ya parece claro que no hace falta. El balance arbitral será siempre favorable a esa región dañina llena de pusilánimes intentando escapar de sí mismos.

El equipo bien, gracias. O muy bien quizá. Mateo anuló completamente a Messi, ya que a Casemiro lo tarjeteron al comenzar sabiendo que es vital para el esquema de ZZ. Marcelo y Carjaval menos bien en defensa que en ataque, aunque por suerte para ellos Varane es sobrio y rápido, sin las dudosas y cantosas acciones de Ramos. Por delante la nada, el vacío. La BB necesita 50 minutos para empezar a carburar, y cuando lo hace hay ya gente válida calentando para entrar. Los diésel tampoco nos valen como revulsivos, así que mejor que se apliquen antes que al resto de la afición se le empiecen a hinchar los huevos.

Asensio es la polla y Cipri ha llegado lleno de ira homicida contra todo y todos. Eso es un plus para el inicio de temporada. En resumen, así a bote pronto nos han robado: una expulsión, un penalti, varios fueras de juego y un par o tres de amarillas más que discutibles. Aun con todo esto, una ventaja suficiente para que no haya más sorpresas en el Bernis.

Observer

Covasich mola muchísimo, por sus venas fluye un ramalazo brutto del que carece Modric. Es como un cirujano que lo mismo te extrae un tumor, que es capaz de infligir horrendas torturas físicas.

El gol de Piqué tiene tanto de justicia karma que sorprende que sigan existiendo los ateos. El universo, en su soberana providencia, hace justicia cuando es menester. Un gol que es justicia poética, parapraxis freudiana, magia negra caribeña y slapstick de Charlie Chaplin. Si queréis seguir sin creer en los dioses del fútbol y su infinito amor, estáis en vuestra libertad.

Gipsy estuvo inesperadamente cumplidor. Robin Hood: se resiste a aceptar las injusticias dispensadas a discreción por la Autoridad. Su empujón es perroflautismo del que tanto odiáis los derechistas liberales de orden.

Asensio tiene la sangre fría de una serpiente y la dentellada de un cocodrilo. Nada más que decir, es una bestia como Damien: hechuras demoníacas en el cuerpo de un imberbe.

¿El barça? Si en lugar de un pantalón hortera hubiesen salido con un tutú, quedarían perfectos como figuritas Lladró en el aparador de mi abuela.

Rappol

Año cero después de Neymar y el nacionalismo culerdo de vacaciones allá donde sea bien recibido. La Supercopa es la cervecita que se toma la noche de un día de resaca y el Madrid arrancó con la lucidez que le aporta el 4-4-2 tanto para el tapeo como para el menú completo. Kovacic se encargó de empachar a Messi y la media lució tranquila y suficiente apoyada en Ramos y Varane, muy serios durante todo el partido. Arriba la BB faranduleaba mientras Isco hacia lo que le daba la gana, que es lo que hacen los grandes artistas. La primera parte acabó sin alardes y atropelladamente dando paso a la publicidad, que es lo único seguro que hay ahora mismo en la vida.

En la reanudación Valverde empezó a echar de menos a Neymar como a una novia fugaz de verano. Pero el que más triste estaba era Piqué y lo demostró marcando un buen gol a Ter Stegen para empezar a ponerle gracia al partido. De repente todo el mundo se volvió loco y recordó que había una copa en juego. El que iba de amarillo, también.

El conflicto interno del árbitro vascoburgalés, hasta hoy culerdo en la intimidad, dejó grandes momentos. El penalty de regalo no alcanzó las cotas de surrealismo de la media trifulca entre Carvajal y Busquets, con el balón en juego y el resto de jugadores moviéndose como pandilleros beodos a la puerta de una discoteca. El colegiado protagonizó además algunas buenas incorporaciones para estorbar el juego de nuestros nenes. Ya cuando expulsó a Ronaldo fue como si saliera del armario después de contemplar extasiado la musculatura del portugués tras su colosal 1-2. En definitiva, un gran fichaje el tal De Burgos.

Remató sin piedad Asensio la faena, con un chutazo infernal, de nuevo en la parcela de Piqué, que esperemos se quede muchos años más tanto en Twitter como en la defensa culerda. Porque este Madrid distingue la pachanga de la competición, el fingimiento de la clase y el fútbol de la comedia deportiva.

·····

– Parcas: 1 (Retromónguer, pen.)
– Real Madrid: 3 (Piquecrack, CR7 y Asensio)

Destacados: Kovacic, CR, Asensio, Zidane. Señalados: Piquerdo, Valverde.

Share

Son hijos de pootah

Prácticamente todo país arrastra alguna piedra que compromete su progreso. En EEUU son los jipis, los yupis y las minorías victimistas y parásitas; en Italia, la mafia; en Francia, los sesentayochistas y sindicalistas. Y en España están nuestros entrañables catalanes; bueno, esa es la piedra que tenemos colgada del cojón izquierdo; en el cojón derecho tenemos a los vascos, y colgados del pene a los andaluces (¡40 años de suciatismo!). Ya en uno de los pies llevamos como una bola de preso a toda la izquierda antiespañola y antisistema, con lo que sólo nos queda el otro pinrel para avanzar. ¡Pero aun así lo intentamos, señores!

Hoy tenemos la ida de la Supercopa en el Kampf Nou, qué ilusión. El Kampf es un recinto multiuso si alguna vez hubo uno, porque igual sirvió en su momento para la exaltación del régimen franquista como sirve ahora de templo para el separatismo más aborregado y cafre, sobre todo cuando lo visita el Real Madrid, símbolo de la España más abnegada, trabajadora y exitosa. Creo que entre muchos separatas existe la noción de que cada vez que ganan al Madrid se acercan más a la indepandensia, y seguramente sea una idea absurda, pero, sinceramente, no quiero darles ni esa ilusión. Hay que meterles un soplamocos de los buenos, y dado el estado mental ambos equipos creo que estamos en buenas condiciones de lograrlo.

Modric no podrá jugar por una sanción de 2014, porque el fútbol español funciona de una forma ejemplarmente lógica y ecuánime, pero tampoco es que nos falten hombres en esa demarcación. Afortunadamente, el Brasas no podrá contar con su nuevo crack Paulinho, que después de petarlo en la Liga china viene para merendarse a todos los centrocampistas merengues. Hay que dejar esto resuelto en la ida, porque como pongan en la vuelta a este imponente box-to-box la hemos cagado.

Os pediría que dejárais de llorar como putitas por la no llegada de un delantero para jugar los minutos de la basura. Sí, sé que sois muy zorritas, pero joder… Hasta donde yo sé, aparte de la BBC de los cojones (que este año no jugará junta en muchos partidos), tenemos a gente como Bluffisco, Asensio y Rabos que pueden marcar goles regularmente, más las aportaciones de otros como Modric, Casemiro, Kroos, Marcelo o Minoral. Así que dejad de dar por culo y aguantad el tirón como machos y madrilistas. Hombre ya.

Share

WPMessenger