Cómo regalar una liga a la Coñoneta

MaxCherry

Terminado el partido, el independentista chepudo de Axel Torres y la rata colchonera que iba a dejar de comentar el fútbol en Vomistar, y ahí sigue, decían que habíamos visto un gran espectáculo. Yo entiendo que, como decía Andrés Montes, «hay que vender el muñeco» pero mentir tan descaradamente es cosa de un país donde sólo Perro Sanxe podría ser presidente.

Las 28 faltas del Mallorca, el infumable partido de ambos equipos, la falta de calidad del equipo local y varios de nuestros futbolistas (no tirar a puerta en 45 minutos), el escaso carácter de otros (hola y adiós, Ausencio) y el caserísimo arbitraje del muy antimadrdiista Hernández al cuadrado no es propio de un país del primer mundo. No es propio ni de México.

Penosas imágenes con el central garrulo del Mallorca señalando su escudo a Vini, de los recogepelotas no devolviendo el balón y del ¿pelo? De Mariano. Con Carlo no me voy a encanar porque todos sabemos para lo que da y, al contrario del aficionado medio madridista, defiende a Vinicius. Si no fuera un cagao, Pellejo, Odriozola, Mariano y Hazard cuando no esté lesionado serían protagonistas en esto que llaman LFP y que yo digo que tiene menos calidad que la liga del doblete del Bilbao. Así desaparezca.

Expendable

Si los jugadores del Madrid no tienen madurez para sobrellevar el trash talking que no entren al trapo y se centren en hacer correr el balón lo suficientemente rápido para no dar opciones a que el Mallorca interrumpa el juego.

¿O ahora somos barcelonistas que nos preocupamos por el espectáculo, la imagen de la LFP, la forma de jugar del rival y los niños como coartada en las derrotas del Madrid?

El Mallorca merece un 10 por conseguir jugar el partido que más les beneficiaba. Mientras, los jugadores del Madrid entrenaban pensando en las 2 cosas que decirle a Raíllo en vez de qué tenían que hacer para ganar el partido. Son partidos para que los jóvenes aprendan

Pichirri

La dinámica del equipo, que dirían los cursis, no es buena. Parecía que habíamos salvado el bache con la copa y el partido con el Bilbao, pero ha sido un espejismo. Mira que nos hemos quejado aquí hasta la extenuación, y yo el primero, de «lo de Vinicius», pero parece mentira que una plantilla tan experimentada no sepa cómo gestionar ese tema. Que sí, que le fríen a palos (nada menos que diez faltas ayer, récord esta temporada), y eso va a ser norma habitual hasta junio y más allá que diría Buzz, pero ya dije que si no sabes gestionarlo pon una churrería. Él se harta porque ve que los árbitros consienten la cacería (cuando he visto quién era el árbitro de hoy me he echado a temblar), pero ahora ya se ha extendido el problema a la plantilla y parece que a veces están más pendientes de lo que pasa con Vini que del juego en sí. Un Mallorca que es una castaña nos ha pintado la cara y los desgarramantas de Raillo y Maffeo se ríen en nuestra cara.

El Mundialito o lo que sea me suda la …, pero La Liga no porque si no la ganamos nosotros la va a ganar el Farsa y eso les daría alas.

·····

– Menorca: 1
– Tanganika: 0

Share

El céspet del Bernabéu, mausoleo floperiano

Cuando Flópor se cansó de ganar Champions, se dijo: «¿qué me falta para ser como Bernabéu? Ah, ya sé, hacer un estadio», y se puso manos a la obra, pero con truco: quería hacer un estadio, pero poco. Fundamental dejarlo en el mismo sitio que el anterior, no fuera que a los viejos y viejas les diera un síncope si pasaban por la Castellana (el «centro de Madrid» según personas peleadas con la geometría) y vieran en ese solar un parque, un rascacielos o un bloque de apartamentos. Y además había que construir sobre el antiguo estadio, para que nadie pudiera acusar al presi de «derribar el Bernabéu», y para ahorrar.

¿Ahorrar? Bueno, de aquella manera, porque para ciertas funciones accesorias se ha soltado la pasta como si la imprimiéramos en el despacho de JAS. Por ejemplo, el techo, gasto descomunal que nos protegerá en esos raros días en los que en la capital coinciden la lluvia y un partido de los blan… de los vikin… bueno, del Madrí. Digamos que lo entiendo hasta cierto punto: tardará décadas en amortizarse y le quita todavía más luz al campo, pero es cierto que si llueve los jugadores no se mojarán; concepto fácil de entender. Lamentablemente, no ocurre esto con la cueva. Ay, la cueva…

Cuando un delincuente mató a sus padres, Bruce Wayne aprovechó la cueva natural existente bajo su mansión para hacerse una guarida, pero en el caso del Madrid lo único que había bajo el estadio era túneles de metro. Eso no bastaba: el presidente decidió que necesitábamos una cueva, la Floporcueva. ¿Para qué? PARA METER EL CÉSPED. Sí, sí, para meter el césped. Se lo había visto a hacer a los americanos en la NFL, y si lo hacen los americanos es que está bien. Dicho y hecho: cueva excavada debajo del Bernabéu, con una estructura hidraulica descomunal y complejísima, disparando sideralmente el gasto de la obra, para tener un césped retráctil… que carece de espacio para arraigar.

Sí, amiguis: la faraónica inversión ha servido para asesinar minuciosamente, y varias veces, un césped que antes se caracterizaba por ser un tapete. ¿Pero para qué necesitaba un césped retráctil el Bernabéu, exactamente? «Para no estropear la hierba durante la celebración de eventos». Ya saben, los fabulosos eventos que harán que el estadio se use «365 días al año» y que generarán cienes y cienes de millones. Y claro, para eso había que hacerle un refugio al césped. Para que no se estropeara. Le hemos quitado literalmente el suelo de debajo, no puede enraizar, se pudre y hay que cambiarlo una y otra vez (esta misma semana se hará de nuevo), pero es todo «para que no se estropee».

Los apologistas habituales defenderán esto con el argumento de autoridad: «no es posible que esto sea una chapuza porque lo ha hecho gente muy lista». Nunca se ha visto que una pésima idea salga adelante por la voluntad del que manda, qué va. Se diría que el antiguo cuidador del césped no estaba muy entusiasmado con el asunto… la última aportación de Paul Burgess antes de irse fue sugerir un híbrido de césped natural y artificial, traído de Suiza. No funcionó. Luego se trajo la hierba de Extremadura, y ahora vendrá de Arévalo; se ve que a todo el mundo se le ha olvidado cómo sembrar un césped adecuado para el fútbol.

En fin, ahí tenemos la cueva prometiendo gastos gigantes de mantenimiento para esos días señalados en que vengan Dua Lipa o Kamela a dar un megaconcierto a la capital, lo cual permitirá amortizarla… ¿en 150 años? Por supuesto, se podría ignorar totalmente el invento, dejar crecer el césped como antes y simplemente taparlo cuando sea necesario, pero eso heriría muchos egos. Sin embargo, no todo está perdido: si la cueva no sirve para criar el céspet, ¿no es un espacio ideal para servir como mausoleo del Querido Líder cuando este se reuna con el altísimo, dentro de muchos años? Voy más allá: ¿por qué no convertirlo en un gigantesco nicho para madridistas de todo el mundo, que podrían descansar allí eternamente a cambio de una tarifa ajustada a mercado? Porque los conciertos no generan apenas dinero para el recinto que los acoge, pero si hay algo caro en todo el mundo, es morirse. Si en países como Colombia es habitual grabar el escudo de tu equipo en la lápida, nosotros podemos ir mucho más allá.

Pongo la idea a disposición del club, ni siquiera insinuando maliciosamente que esta fuera la secreta intención desde el principio. No, no, no, la intención siempre fue hacer un suelo retráctil. Para ahorrar, que construir algo realmente nuevo y rompedor resultaba prohibitivo. Y para cuidar el césped.

Share

Ancho, cabrón, presenta la dimisión

Pichirri

Yo creo que ayer a los jugadores no se les puede reprochar nada. Veníamos de un partido duro contra el Paleti, lo han dado todo, pero no ha podido ser. Como la mayoría de las veces haciendo internacional al portero que tenemos enfrente. Se complica la liga contra un Farsa que juega de pena y gana sus partidos 1-0 pidiendo la hora, pero los gana.

MadridRio

El Madrid necesita un gol. Y no tenemos ningún delantero puro para entrar por un último sofoco al marco donostiarra. No hay nadie en el banco. Mariano no cuenta. Álvaro Rodríguez está con la sub20 de Uruguay jugando una Copa de mierda por ahí. Tiene unas cualidades acojonantes, pero como no los ponen, no les dan minutos importantes, no cuajan. Los pivetes brasuqueños que pagamos a precio de oro, con 16-17 ya están jugando como titulares, la cagan al principio, pero no me jodais, cuantos partidos de mierda le hemos soportado a Kroos, a Benzema, a Modric, a Ronalda, a cualquiera de los jerarcas. Incontables. Pues eso.

El Socio

Si no se ficha gol, no tienes gol, ¡obvio! Si además vienen de un partido donde has acabao follao y el céspet es una mierda… Porque, ¿qué pasa con el céspet? Ya es un secreto a voces en la capital que el caprichito del Ser Superior de tener un campo retráctil «como en el fúrbol americano» (donde los pastos son mixtos con césped artificial) ha dejado a las plantas sin espacio para enraizar, lo cual no va a solucionarse poniéndole una cueva gigantesca por encima. Burguess se largó harto de tal ridiculez, y el asunto tiene mala o ninguna solución; incluso podríamos tener que pasar por el trance de incluir hierba artificial en el campo. Todo con tal de no admitir que la idea original era inviable y no renunciar a esos fabulosos ingresos que nos va a proporcionar que las empresas monten eventos en un campo de fútbol y no en un recinto debidamente acondicionado, electrificado y techado para tal tarea. ¡¡Ha triunfado la gran paletada!! Como el Barcas de Javi, que es una mierda de equipo pero sí que tiene buen céspet.

·····

– Zambeze: 0
– Etarritas light: 0

Share

El bien florece

Por Rappol

El Real Madrid continua en la senda del partido-parto tan habitual en esta época del año –Dr. Pintus, Dr. Pintus, pase por información–, que a veces termina en niño tonto por falta de oxígeno al nacer, como sucedió hace poco contra los culerdos en Arabia. Por fortuna para los embarazadísimos blancos, cuyas barrigas palidecen ante la curvatura abdominal del ex-futbolista Eden, lo que había enfrente anoche eran las eternas primerizas rojiblancas, que muy de vez en cuando dan a luz algún trofeito y se rompen la camisa como si fueran Camarón. Insiste la jauría atlética en estirar los endebles rizos de Simeone hasta nadie sabe ya dónde, pero parece innegable que cada vez tienen más bultos sospechosos en el equipo, sin llegar al nivel del Monchivilla, y que el glorioso ciclo que ha llenado los bolsillos de algunos más que las vitrinas del Metropolitano está finiquitado, por más que Antoine pretenda que la vida se vuelva color de rosa.

Dicen que la sanidad en Madrid está hecha unos zorros por culpa de Ayuso. Quizás por eso el Real Madrid empezó lento-lentoso, como si Carletto mayormente hubiera alineado celadores y flojeras en bata de esos que se pasan el día dando paseos por las plantas de las maternidades a la caza de berzas, labios amoratados y otras cuestiones quinquis. Lo poco que funcionaba lo ponían Camavinga, Nacho y Militao, y aún así la defensa se comió un gol ante la inoperancia del mediocampo para sujetar un poco a la segunda línea colchonera. Fue tremendo ver a un tipo tan acabado como Resurrección poniendo una bola a la banda, desde el balcón del área, para que en tres toques nuestro hijo retrasado favorito marcara el 0-1 llegando tan solo que hasta su mujer se debió preocupar.

Valverde volvía a ser Pajarito, Mendy se lesionaba con una sonrisa, Vinicius se desesperaba rodeado de navajeros, nuestros señores mayores hacían cosas de señores mayores… y el Don llamaba al residente Ceballos a ver si podía hacer que las contracciones fueran un poco más significativas, mientras decidía que Camavinga, tan animoso, igual podía hacer de lateral, de cinco, y de por-el-culo-te-la-hinco-Casanova. Al descanso los jugadores volvían a planta, porque la criatura no quería salir, aunque todavía no nos habíamos cagado encima.

Pero es tan rematadamente malo el Atlético de Madrid, que mediada la segunda parte todas las señales se fueron colocando en los lugares de siempre. Los vecinos a defender y los locales a la búsqueda de un trance que tardaba en llegar, estirando las malas entregas, las imprecisiones, los cabreitos de Junior, los sustitos a la contra y los aspavientos de Simeone, que esperaba que alguien le regalara un abrigo más glamuroso para lidiar mejor con el frío nocturno y con la estética, si es que eso fuera posible para el argentino. De pura inutilidad más o menos compartida y dispersa por el terreno de juego, entró Rodrygo cuando parecía que empezaba a hacerse tarde, junto con Sensiogay. Y de la manera más increíble, el brasileñito agarró una inyección, se meó en cuatro visitantes y remató al palo corto de Oblak como si no costara. Me tuve que pellizcar. Por más que repetían la jugada, no daba crédito. Setenta y pico minutos penando para que llegue el Cyd, se enguante la mano, se la embadurne de vaselina y ¡zás!… Nueve centímetros. Al paritorio. ¿Le ves la pelusilla asomando?

El resto fue un final feliz de prórroga. El bebito se resistió una chispa, tuvieron que echar del hospital al cuñado tonto cuando se puso violento porque el niño no se iba a llamar como quería su hermana Hermosa, Benzema trajo flores y al final Vinicius marcó su primer golito a los colchis porque todavía tenía gasolina el cabrón, dejando esa imagen que siempre ha tenido el Atlético y de la que siempre ha intentado huir: la de un equipo rematadamente perdedor. De eso no se puede escapar. Porque al final, amigos, la cabra siempre tira para el Manzanares, aunque se la lleven a pastar al Metropolitano. Y Depay es gafe, también. Otro más.

Ya sólo quedan los culerdos, los etarras y la federación. Es hora de usar la cabeza, Carlo. Pasa más tiempo con la familia.

·····

– Real Madrid: 3 (O Rei, Benze y Vini)
– Paleti: 1 (La Rata)

Share

El mal triunfa

Sí, bueno, ¿no? El Barcas tiene un método muy bueno para pasar rondas de competiciones: que expulsen a un rival; por algún motivo las cosas son mucho más fáciles cuando juegas contra diez. El Madrí ha intentado usar tambien este procedimiento tan práctico, pero como pasa con las recetas de Youtube, no le sale igual: por algún motivo no echan a rivales que cometen infracciones análogas a las que recibe el Far$a, así nos toca hacer eso tan incómodo de jugar contra once. Además, por mucho que fríen a hostias a Vinicius, parece ser que en su caso no hay que «proteger el talento», algo que al parecer sólo te aplican si te inyectan hormonas desde los 13 años.

En fin, la Far$a supera rondas de la Copa de Nuestro Rey y el Madrit normalmente no hace nada para impedirlo. Hoy en el Pipas habría que darlo todo por eliminar a los indios, pero eso implica correr, sudar, aguantar patadas… y todo para pasar a eliminatorias que coinciden con lo gordo de la Champions y del Clásico. No compensa. ¿Para qué sufrir tanto? Mejor bajar los brazos y dejarse eliminar hoy mismo por los extrarradiales. ¡Mucho me sorprenderá si cambia algo este guión!

Por cierto que si queréis tener una noche muy madrilista, podéis empezarla com el Clásico de basket que se disputará en el marco de la Euroliga. El torneo vive seguramente la edición más igualada de su historia, con nada mejos que seis equipos a un solo partido del lidertato, y cambios constantes en lo más alto de la tabla. Ganar hoy serviría para dar un pasito en esta carrera, pero no sé si los chicos llevan esa victoria dentro. Ay, Chusma, Chusma, con la confianza que te hemos dado…

Share

Estábamos al borde del abismo, pero dimos un paso adelante

MadridsXXI

Al final las hemos pasado putas, definitivamente los endogámicos estaban como motos en los últimos minutos, y nosotros no podíamos ni con los tatuajes. Esto de los picos de forma es de lo más extraño. Esta gente, que tiene a la Copa como prioridad llegan a Febrero como motos. Nosotros que tenemos objetivos más lejanos ahora vamos más justos. Así ves a un Ethnic que se lleva todos los duelos individuales en Enero, y seguramente en la vuelta les metamos una paliza.

Aún con todo, gracias a que hemos puesto a dos jóvenes con fuelle, hemos podido llevarnos el partido. Si hubiesen jugado las titas, ahora mismo estaríamos pidiendo la dimisión de Ancho, de echar a media plantilla y de ir inflando el globo de Flóper.

Bien está lo que bien acaba. Ya falta menos para acabar este Enero/Febrero de sufrimiento y frustraciones.

Expandible

Camavinga ya es un mediocentro excepcional, y aún tiene que terminar de madurar. Para eso debe jugar, y hacerlo en su puesto natural.

Tchouameni, por calidad, capacidad táctica y física tiene todas las condiciones para ser interior porque tiene la cualidad de no quedarse estático cuando juega de mediocentro, se mueve dando continuidad a la jugada, nada que ver con el mediocentro tradicional tipo Busquets. Tiene habilidad para hacer pases al hueco y es llegador al area si tiene quien le hace la cobertura. Es donde más va a desequilibrar, necesita minutos y paciencia con los errores que pueda cometer.

Valverde ya tiene galones por fútbol. Es el líder de esta generación. Aún no estando en su mejor momento aporta mucho. Su mejor posición es la de interior izquierdo, ayudando en el comienzo de la jugada y pisando el area contraria.

Los tres tienen capacidad para pasar en corto, largo, proteger el balón, regatear, defender, presionar, acelerar el partido, frenarlo… no están completamente maduros pero para eso necesitan minutos y responsabilidades.

Son el futuro y ya deberían ser el presente. Ceballos es un buen jugador de complemento, de los necesarios para tener una plantilla amplia y darle bastantes minutos pero no está en el mismo escalón que los otros 3.

Si viniese Bellingham el puesto para él es el de mediapunta con libertad para jugar donde le salga de los huevos, como ZZ (aunque ZZ arrancaba desde la izquierda, en teoría).

Y arriba 2 delanteros que jugasen por todo el ancho del campo, con 2 laterales que tengan capacidad ofensiva. A Vini le viene bien jugar de segundo delantero para que siga evolucionando y no se quede estancado en jugar únicamente por banda.

·····

– Hermanas Williams: 0
– Capitalinos: 2 (Benzema y Kroos)

Share