Archivos
Categorías
Artículos de Interés

El Madrit previsible


.
¿Álvaro toma drojas?

Por Keikoku

El problema del Madrid es que es muy previsible.

Tú pones un equipo ordenadito atrás, que no deje muchos espacios libres y sin las líneas muy arriba y al Madrid se le hace un mundo.

No hace falta ni tener un negro de Babagan corriendo, con no liarla y tener cierto rigor táctico y cierto físico, te da para aguantar la mayoría de embates del Madrid.

Luego, le atacas los laterales para que cojan miedo y no se sientan cómodos para atacar con más soltura, sino con un ojo siempre en los agujeros que tiene el Madrid allí, y si tienes suerte y algún negro que corra, algún gol puedes rascar.

Al Madrid actualmente no hace falta mucho para hacerle temblar. El equipo se cortocircuita con una facilidad pasmosa y la zona defensiva de los laterales es una verbena que, si el rival aprovecha, hace que el Madrid ataque con más miedo porque con el rabillo del ojo siempre andan pendientes.

Aparte es lo que han comentado, si tu estrategia es desgastar a tus dos únicos mediocentros en cada partido, en algún momento dejarán de correr. Y Casemiro lleva ya varias temporadas jugando 50 partidos.

En ataque hay cierta desolación y da la sensación de que juegan para Jovic cuando está Benzema (balones al area) pero juegan para Benzema cuando está Jovic (intentan asociarse en la frontal).

It’s very difficult todo esto.

Share

Todobuenismo/Todomalismo

Rappol

Después de que culerdos e indios mostraran su gran nivel en campos difíciles, nuestro Real Madrid Inseminador Global volvió al gatillazo merced a la dama esquiva que siempre es la pegada el día que tienes ganas de meterla. Para los diarios fansistas quedarán frases escritas con letras desgarbadas: «Toqué una teta», «Le restregué la cebolleta a la mora cuando sonaba J Balvin», «La semana que viene cae seguro seguro seguro», «Recordar: los chupitos me sientan mal»… Pero, hijos míos del AliExpress, Doncic juega al baloncesto, y aquí tenemos lo que tenemos.

Y lo que tenemos salió con ganas, ordenado en la presión y buscando siempre la portería contraria. El señor Zisú —que es un poco como el señor Miyagi pero cocinando cuscús— dio entrada a Mendhira y Modric, en la búsqueda del Santo Grial de la rotación, que debe seguir enterrado en Petra con el reflejo de los ojos desorbitados de Elsa grabado a fuego. Sus pilares siguen siendo innegociables, y con la Liga tranquila, Mizisú ahorra energías para lo que hay que asegurar: el condumio europedo. Ahora bien, si nos queremos dejar llevar siempre por el sesgo de negatividad, pues no podremos ver las cosas buenas que tiene la vida lalala-lalaralalala.

Pasaban los minutos y el dominio constante del RMIG terminaba en Robles o en malas decisiones, como los chispazos de los de Jack Ruby acababan en un Pijamita que desde que usa los Huggies se atreve a jugar adelantado y a salir con autoridad por alto. Mendhira demostraba que es un muchacho con un recorrido tan largo como su sonrisa —y ya veremos si algo más—, y los centrales se incorporaban al ataque con frecuencia pero sin suerte. Algo de trabajo en los relevos y coberturas habrá, digo yo, como en los palitos de merluza de Pescanova, que no son saludables para estar comiéndolos a diario pero con su chispa de limón sirven para disipar las malas ginebras. La bebida es así. Y en este equipo se bebe mucho y entre horas.

Antoñito Cruz volvió a demostrar que es actualmente nuestro carro de combate más fiable, aunque notó la ausencia de Pajarito y tuvo que estar a más cosas que a incorporarse por sorpresa. En nuestra acción relámpago más clara, montada desde la portería tras un córner en contra, Mendhira la tiró al lateral de la red después de corretear sobre los cardos del Baragán, pero sonrió a los bonsais del banquillo. Hay tres o cuatro con fe. Necesitamos a 344. Y aunque a Erik no le guste, pues ya llegarán.

En el tramo final, Mizisú puso el Flute Loop de los Beastie Boys pero el partido no estaba para Jovic (ni para nadie en realidad). Jack Ruby tiró de recursos y sacó a los coros y danzas de la sardana para disfrute del molt honorable i respetable en los estertores de los revuelcos béticos. También disfrutaron entre regüeldos los desertores patéticos. En fin. Cada uno disfruta como quiere, a pesar de Amancio Ortega.

El miércoles, partido clave. Lo de ayer, pues fue lo de ayer. Eso sí, Captain Magneto, en plena forma. Si no, que le pregunten al Panda Antivirus Iglesias, que fue a quejarse hasta a la caseta de los civiles.

El Socio

YOYALO.

Admito que de fútbol no entiendo, pero después de todos estos años reconozco bien los patrones físico-psicológicos de los bastardos blancos. Salvo años aislados, el Madrid liguero de los últimos lustros se bloquea cuando tiene la posibilidad de coger el liderato, especialmente si no tiene una idea clara de juego. Claro que empatar en casa con el equipo más goleado de la liga no se debe sólo a conceptos pocos claros, sino a una variedad de problemas que en realidad se ven en todos los fines de de ciclo: mal tono físico, jugadores al final de sus carreras y un entrenador que no galvaniza. Resulta triste, frustrante, pero… no hay más cera de la que arde. Debemos ser perfectamente conscientes: el proyecto Zidane está A-CA-BA-DO. Tras casi un año con el francoargelino al al mando del equipo, no se ve ni remotamente un equipo reconocible y la gestión de la plantilla es muy deficiente. Nada de ello va a cambiar por dejar pasar los meses.

Ayer tuvimos una jugada polémica para desviar el debate: la mano de un jugador del Betis dentro del área. Por un lado me alegra que no lo pitaran, porque sinceramente este equipo no merece irse de rositas tan fácilmente, y además pienso que ese tipo de jugadas jamás deberían ser penalti. Por otro lado, la nueva regla (que es absolutamente ridícula) dice que TODAS las manos en el área son penal… algo que el VAR procedió ayer a ignorar palmariamente. ¿Es una cacicada? Sí. ¿Podría hacer el el Madrid? Sí, igual que pataleó en la Copa de basket, lo cual resultó en la retirada de un árbitro. Nuestra respuesta debería ser exigir la «congelación» durante varios meses de los árbitros que ayer llevaron el VAR, ¿pero heremos algo parecido? Butragueño, ese indómito defensor de los derechos madrilistas, lanzó este rotundísimo mensaje: «estamos confusos con la decisión». Vamos, que seguiremos poniendo el culo y gozando.

En fin, ¿qué hacer con Zipayo? No me gustan las destituciones, y además Flópor va a meterse en ese berenjenal, pero es necesario que preparar el relevo YA, incluso si por esas cosas de la vida se llegara a ganar algo. Tenemos meses por delante para buscar a un tipo con fundamentos tácticos, nuevas ideas y buen manejo de los jóvenes. No desperdiciemos ese tiempo.

·····

Mabrip: 0
Betih: 0

Share

El final de Zipayo

Se acabó lo que se daba; End of the line; Hasta luego, Sisú. ¿Por qué lo digo? Porque después de meterle cinco al colista, repetir en casa contra un equipo de la zona baja no es una trampa, es un templo de Indiana Jones. Por más que se intenten conservar las apariencias, la atmósfera en el club está muy enrarecida, y pinchar en casa contra er Betih devolvería a Zipayo a sus labores (a lo que sea que haga cuando no está contratado por ningún equipo), iniciándose así el segundo Baulato. ¿Soy un todomalista? No, simplemente conozco a nuestros hijoputas y su sangre de horchata.

El Betis es un equipo simpático, como todo lo que se percibe como inofensivo. Incluso tienen el detalle de no haber odiado nunca al Madrid, lo cual va siendo una rareza en este país de sierpes venenosas. Asociamos a los verdiblancos con cosas amables y cómico-folclóricas, como Gordillo, Joaquín, Lopera y el mítico Rubén Castro Alé (no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien). Pero están muy necesitados de puntos, y si pueden jodernos, nos joderán. Tienen una plantilla llena de ignotos, donde sólo suenan un poco el citado Joaquín (38 añazos) y Marc Bartra, el de la célebre jugada copera; pero tranquilos, Bale sigue lesionado (da igual cuándo leas esto).

Pocas novedades en nuestra convocatoria, a la que regresa Vinicius y donde se quedan fuera los desheredados Brahim y Mariano (este último suena para el Español), así como Lucas, para alegría de sus detractores. James sigue en Colombia, arreglando todo para que la madre le críe al niño probeta. Hablando de esto, se van acumulando en nuestro plantel tíos antipáticos e irresponsables, a saber: Curtuá (Pichabrava 1), Isco (Pichabrava 2), James (Pichabrava 3) y Jovic (Pichabrava 4); los 4 jinetes del espermalipsis. Ah, cuánto mejor nos habría ido de haber aplicado la vieja sugerencia de Custer de mandarlos a Capadocia…

Share

Grandes jugadores y mejores personas

Por Rappol

El Leganés venía al Bernabéu con la típica pinta de equipo de segunda fila al que recién iniciado el campeonato se ve que se le acaba la aventura de jugar en Primera División. Pero tanto como para que el Real Romo Madrid fuera ya 2-0 antes del minuto 10… La pegada, esa impostora. La pegada con tintes estéticos—los goles fueron razonablemente bonitos— y el desastre del equipo verde seguían dejando ver los automatismos decadentes en tipos como el Morciégalo, que sigue sufriendo igual en el campo, pero ante equipos tan terriblemente nefastos nos hace sufrir menos. Como si un tartamudo te dijera que le está dando un ictus. Nonono. Tranquilo. No es un ictus, es el Morciégalo jugando contra el Leganés.

Con toda la parafernalia, había detalles notables. El primero es que Antoñito Cruz está como un tiro y a todo. Genera juego, dispara desde fuera del área con hombría, llega encabezando la caballería de segunda línea y hasta tiene recursos técnicos bellos que sirven para meter goles que tendrían el seal of approval ario. Qué bien hubiera lucido Antoñito en «Evasión o victoria», con los tatuajes bien cubiertos por las mangas largas de la equipación germana, claro. Otro detalle bonito fue el de El Lagarto Rafaelito llegando al ataque con vocación asistencial. Llega a entrar la medio chilena que le regaló a Benzema y le tienen que renovar el contrato al alza.

Pero entre toda la pompa, brilló también el casco de El Cyd, que está pleno de forma, descaro y técnica (otro chicharro de muchacho aventajado…¡Ay, Vinicibus!). Me gusta El Cyd. Tiene pinta de ser listo y de no mezclar las bebidas cuando le da a la cachaça. Me gustaría verlo en casa de los culerdos, que a esos pastos tan amplios se les puede sacar mucho partido. Y mira que la tiene medio foro tomada con el Tejón Belga, pero creo que La Pocilga es un campo que le va también muy muy bien. Ya veremos si vamos en KIA o en SEAT, que el Aventador se lo llevó Cristiano a Turín.

Se vivía el partido tan bien que hasta Pijamita paraba lo poquito que tenía que parar (un tiro en cada parte creo que fue). ¡Si hasta el VAR nos invitaba a copas en forma de dos penales que en realidad fueron tres («Captain Magneto marca penal por decreto», cantaba la grada animatiffa)! Zisú era feliz y daba descanso a sus pilares (Antoñito Cruz, Pajarito y Asociamá). El que no puede descansar se ve que es Casemiro, que igual es que va a ser padre pronto, en este frenesí procreador madridista que recuerda a los mejores tiempos del kakabaulismo… Aunque Kaká no recuerdo si tenía muchos churumbeles o no. Va. Lo que es seguro es que era muy piadoso.

Y cerrando el trámite, la manita, el pie y el ojete, otras dos buenas noticias: la sonrisa de Jovic (al fin) y las buenas posibilidades que habrá de colocar a Apendicisco El También Feliz Procreador en el mercado de invierno. Al Leganés le vendría pero que muy bien.

·····

– Los 100.000 hijos de James: 5
– Lago Ness: 0

Share

Trampa mortal


.
El pepinero.

Sí, bueno, ¿no? El Superlega, equipo correoso, combativo, matagigantes… y último de Primera División, con cinco puntos y una sola victoria. Cuenta con una plantilla heterogénea, muy propia de la era Bosman, con tuercebotas procedentes de Brasil, Ucrania, Venezuela, Argentina, Grecia, Puchugal, Dinamarca y Marruecos que hasta ahora le han dado muy poco resultado, pero con todo y con eso hoy nos podrían hacer la pirula, porque este Madrid es… especial.

Uno se pone a pensar sobre los objetivos de Sisú esta temporada, y una teoría plausible es que quiere deprimir a toda la plantilla. A algunos dejándolos directamente sin minutos, a otros poniéndolos tan poco que lo mismo da, y a otros aplicándoles el palo y la zanahoria con criterios insondables. Por ejemplo, hoy Vini se queda fuera de la convocatoria. ¿Por qué, es un partido de mucho compromiso, no quiere quemarlo? ¿Necesita descansar por su avanzada edad? Al inoperante Isco sí lo tenemos ahí, y también a Lucas esparciendo ilusión como confetti por el Bernabéu. Incluso está Yutube, portero del Castilla, que nos recuerda la surrealista gestión de la portería: e ve que Lunin está mejor vegetando en Valladolid que jugando en 2ª B o incluso en su club de origen.

¿Por qué querría Zipayo deprimir a sus jugadores? No sé, quizá quiere darles una lección, como los esclavos que le susurraban a los emperadores romanos «sólo eres humano»; quizá está hasta los cojones de todo. O quizá simplemente se le acabó la gasolina hace un par de salidas y va ya con la reserva. Desde luego la plantilla no parece muy galvanizada a día de hoy, con casos como «Juego por decreto» Marcelo, «Me la suda todo» Bale y «Soy gordo porque el mundo me ha hecho así» Hazard. A este selecto grupo se les une esta semana un caso muy especial, el de…

Papacito James

James, James, James. O mejor dicho, Jajajames. Llegó como una explosión de sabor tropical por 80 millones, para ser el primer colombiano que la rompía en la superélite, y a día de hoy… bueno, digamos que con 28 años, y tras pasar tres en la irrelevancia, el «aura Arsenal» es fuerte en él. Resulta que James no está convocado; ni siquiera está en España. Está en Colombia. ¿Por qué? Muy fácil, se ha comprado un hijo. Esta frase, que hace 20 años habría sido inconcebible, es ya casi rutinaria en este mundo donde lo que importa no es lo que se debe, sino lo que se puede hacer; y a un necio con dinero pocas cosas se le niegan.

Como recordaréis, James fue abandonado por su mujer tras follarse a la mitad de las chonis de Madrid, imagino que conquistándolas con su irresistible labia. De ese matrimonio tiene una hija, y por lo que sea le entraron ganas no de ampliar la familia (esa la tiró por el retrete), pero sí de traer más descendencia al mundo. Actualmente sale con la modelo venezolana Shannon de Lima, quien nos consta que es fértil porque tuvo un hijo a los 19 con un actor chavista, al que debía apreciar tanto que ni le puso sus apellidos al hijo. Así, pese a poder concebir, parece que no quiere repetir la experiencia, o quizá se ha ligado las trompas, operación relativamente frecuente por estos lares. Eso no ha sido problema para James: unas llamadas (quizá usando un número que le dio Cristiano), unas firmas, un pago y esta semana ya recibió el paquetito de Amazon.

No deja de resultar llamativa la cosa porque, dada la naturaleza de la transacción, James podría haber recibido a su nuevo vástago en cualquier mes, pero no: ha llegado en Octubre, en plena efervescencia de la competición, este año en que «estaba tan centrado». Y claro, el Madrid le ha dado permiso para un vuelo transoceánico; después de la dispensa a Hazard, quizá pensaban que no podían negárselo. Y oye, el hombre querrá traerse al niño a España en persona… pero ah, espera: en realidad este retoño sin madre no va a vivir con James. ¿Saben quién lo va a cuidar?

Pilar Rubio.

No se asusten: no estoy refiriéndome a la intelectual casada con Sergio Ramos, sino a la madre de James Rodríguez Rubio, a la cual le tocará criar también a su nieto, una tarea por lo visto demasiado ingrata para el donador de esperma y su pizpireta novia. Esto es casi lo que menos le reprocho, porque al fin y al cabo los ricos toda la vida tuvieron amas de cría, pero la verdad es que, sumado, todo, el episodio es profundamente chusco (por cierto, pagaría por saber qué opina Daniela Ospina de la forma en que su hija ha recibido un hermano, y cómo van a explicarle de dónde ha salido el niño). En fin, que no hay James para este partido, y quizá para el Betis tampoco, porque el hombre está a otras cosas (nótese que hay parón de selecciones dentro de sólo once días). A mí su baja me la suda por completo, pero la verdad es que tener elementos tan profundamente estúpidos e inmorales en la plantilla produce un cierto bochorno. En fin, a ver si ganamos aunque sea 1-0 de penalti.

Palabra de Dios.

Share

¿Por qué están igualadas las ligas?

La temporada 2019/2020 puede ser la más rara que se haya producido en los últimos… ¿35 años? Durante los últimos tiempos nos habíamos acostumbrado a que cada liga tuviera un dominador casi exclusivo: la Juve en Italia (7 ligas seguidas), el Gayern en Alemania (otras 7), el Barcas en España (8 de las últimas 11), el PSG en Francia (6 de las últimas 7) y el Shitty en Inglaterra (4 de las últimas 8). No obstante, en esta temporada anómala, cuando ya llevamos 9 o 10 jornadas según campeonato, nos encontramos con que en Italia la Juve es seguida a mínima distancia por Inter y Atalanta; en Alemania el líder es (atención) el puto Gladbach, seguido por nada menos que 9 equipos en una estrechísima horquilla de 5 puntos; en España ocupa el primer puesto el Graná Mala Follá (equipo cuyos trofeos caben en una caja de zapatos no muy grande), seguido por cuatro vicelíderes; en Francia el PSG ya se ha descolgado, pero hace sólo dos jornadas estaba a 2 puntos del Nantes; y en Inglaterra manda y sigue imbatido el Liverpool, que no gana una liga desde 1990.

¿Qué ha pasado para que se dé esta situación? La verdad es que es totalmente contraintuitiva, porque con la explosión de los precios en el mercado muchos aseguraban que se había acabado la era de las sorpresas en las ligas, debido al acaparamiento de jugadores por parte de los más grandes. Considerando que ese acaparamiento sin duda se ha producido, ¿por qué tenemos estas clasificaciones tan raras? La primera posible respuesta es que se trate de una anomalía estadística sin mayor importancia que se irá corrigiendo con el paso de las jornadas. Pero es una solución demasiado simple, sospecho que existe algo más. ¿Quizá los secretarios técnicos han aguzado el ingenio para encontrar jugadores de calidad similar a las estrellas pero más baratos? ¿Puede que los jugadores famosos se hayan tan hartos de recibir instrucciones que son vencidos por equipos de menor calidad pero más disciplinados? ¿Ha aparecido una nueva receta de papillas? ¿Os simplemente los entrenadores saben más de táctica ahora?

Mi impresión es que todo esto no es casualidad, pero sinceramente no puedo defenderlo de forma científica. Por eso pido a mis compañeros fansistas que le den una vuelta en la cabeza y aporten su opinión. En medio de todo, la gran pregunta que se puede hacer el aficionado merengue es: ¿si ganamos el campeonato, se considera victoria «de dominador» o de «outsider»? Es más, ¿queremos ganar la Liga? ¿O daríamos la bienvenida, más que nada por disfrutar la variedad, a un equipo Never-Winner como la Real Sociedad o el mismísimo Graná? Yo no tendría inconveniente, la verdad: si Zipayo es incapaz de ganar la Liga más fácil de los últimos años, que al menos nos echemos unas risas.

Share