Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Zona Luis

Custer

Potra Agónica con medio equipo constipado para la Batalla de Anfield, Hasta Luego Lucas y Odriozola odriolezando. Ya veremos cómo acaba esa película porque la gasofa sólo dura 45 minutos. Victoria Pírrica sin Pirri en medio de la tormenta. Lo que no te mata te hará estornudar más fuerte si no tomas paracetamol esta noche. Hoy todos en casita con fiebre y que entrene Sanani. El Di Stéfano parece la Casa de Víctor Hugo, hay corrientes de aire por todas partes y la lluvia se te mete hasta por el culo. Messi acabó tiritando. Sin público y con un Estadio de Juguete el Madrid se planta primero en la Liga Hija de Johnny a la espera de lo que haga Colchones La Chola con un calendario más que complicado.

«El equipo está al límite», dice Papafrita. Al límite los pone él que juega siempre con los mismos. Estaba claro que el Barça lesionaría a uno, es un equipo muy ruin. Lo raro hubiese sido que jugando el miércoles unos Cuartos de Final de Champion no quisieran lesionarte a nadie. Estaba cantao que iba a suceder y encima en la línea más castigada del Madrid… que ya es “casualidad”. ¿Y todo para qué? Pues para que La Potra te libre del empate en el último minuto. Bah. Ojalá nombren a Zidán Seleccionador de Francia.

Odriozola NO puede ser la opción en Liverpool… que ponga a Valverde, que ponga a Nacho… que ponga a uno del Castilla. Fue salir Lucas y hundirse la defensa. Si malo es Lucas, lo otro que viene…¡¡NO TIENE NOMBREEE!!… Solo Potra amparó el resultado con el larguerazo y menos mal que el delantero culé exageró la piscina porque de lo contrario es posible que el árbitro hubiese picado la trampa. El lateral derecho va a ser un coladero en Anfield y todo por qué… pues porque unos pobrecitos, con Papafrita a la cabeza, quieren regalarle la Liga al Cholo. Habrá que contar con la veteranía de Marcelo y su contrastada capacidad de aceleración…

El Socio

Hay un universo alternativo en el cual el chutazo de Valverde al poste entra en la portería y el Madrid se mea severamente al Barcas, metiéndoles cinco o más goles; es un universo alternativo en el que los culerdos no tienen la opción de borrar de la memoria todos los ataques y contraataques durante los cuales el Madrid pudo darles la puntilla ayer. Pero como ese balón no entró, vivimos el final del partido con el culo apretadísimo (lo cual es más emocionante, todo sea dicho) y los culés pueden presumir del porcentaje de pusesió, que inmediatamente implica que merecieron empatar o incluso ganar; añadimos a esto que el segundo gol del Madrid fue de rebote (no como el casi-gol olímpico de Messi, que fue absolutamente intencionado), que Gil Manzano no pitó el vahído del jugador que robaron con muchos valores a un equipo en descenso, y que además no añadió un minuto más al descuento, y tenemos que el fascismo les ha robado una nueva Liga al Barcas. No se conforman con haber competido bien, con tener varios buenos jugadores jóvenes, no, no… o son víctimas de su particular Shoah o no pueden cagar blando. Ni siquiera las humillaciones anales y anuales en Europa les dan alguna pista de que hace mucho que dejaron de ser superélite… Y en el fondo es comprensible, porque en España, a base de rodear al hálbitro, de esperarlo en la banda, de recibir muchos penaltis «porque son muy ofensivos» y de no ver jamás rojas «porque juegan muy limpio», van rascando titulitos… Y eso significa que son tan buenos como el Madrid… ¿verdad? ¿Verdad?


.
Culona exige al periodista que diga que vio penalti.

Rappol

Como sucede prácticamente siempre, fue un partido con dos partes bien diferenciadas: la primera parte y la segunda parte. Y aunque el baño en la primera lo puso el Madrid (qué empaque, que dominio, qué hombría, qué preciosidad de primer gol) y en la segunda lo puso la lluvia, fue meritorio nuestro nivel competitivo cuando se nos acabó el fútbol…

En el primer gol, la galopada rompedora de Valverde dio la medida clara del plan del Madrid: resolver el choque lo antes posible, por si se ponía a llover. El bueno de Vázquez la puso de lujo —esas rasitas las pone mucho mejor que cuando se trata de levantarla—… y luego ya Benzema… Hijos míos… Culerditos de mis entretelas… Vaya golazo, ¿eh? ¿A que os gustó? Bueno. No tanto como el segundo, donde el más rápido de todos fue Alba que, sabiendo por dónde iba a entrar el balón de Kroos, corrió como un rorro nervioso para poder peinarla y salir en la tele en primer plano. Quedó muy fino, Jordi. Estos goles se disfrutan mucho, bien lo sabéis. Y luego ya, la lluvia sobre Madrid, como en Taxi Driver, llevándose toda la morralla temblorosa del campo.

Existen en el mundo, por otra parte, dos clases bien diferenciadas de personas: las que disfrutan viendo Lo de Évole y las que disfrutan viendo a los culerdos acosando a los árbitros. Pero seamos francos y reconozcamos que la tormenta que Greta Thunberg había enviado sobre Madrid iba acompañada de un peligrosísimo viento racheado que comprometía la estabilidad, especialmente, de los jugadores culerdos espoleados por el tradicional remuntem segur. Azul lo sabía (es lo primero que aprenden los jugadores negros cuando llegan al Madrid), y viendo que Bridewayne se iba a caer, le echó una miaja el brazo para que no se fuera de varetas, en un gesto que, lejos de ser agradecido por el enfermizo muchacho, acabó con una ridícula cabriola-voltereta-atrás de esas sin manos que hacían que a los profes de Educación Física de la escuela les entraran sudores fríos en los días que no se podía salir al patio a ejercitar el organismo y había que sacar las colchonetas verdes (o azules) para retozar en algún salón de actos reconvertido en gimnasio ocasional, sin espejos, sin ciclados y sin chicas lozanas con las licras petadas. Un penalty que solo ven los que ven Lo de Évole, y luego rodean a las chicas de negro en los bares, confiando en que antes de que sean las once Cenicienta los elija para que le peguen el Covid. Era justo y necesario. Había que darles un hueso que roer, entre lágrimas y mirando las postales del cruyffismo.

Pero es que llovió mucho, coño. ¡Que Messi tenía frío! ¡Que La Ronalda Cumana se había dejado la petaquita de Ströth en el vestuario! Menos mal que al final bajó Piqué al campo a preguntarle al árbitro si también el tenía algún vídeo picante de Shakira guardado en el Whatsapp. Pobrecitos culerdos, de verdad. Están a un paso de hacer cócteles molotov y tirárselos ellos mismos contra sus propios televisores en sus saloncitos burgueses con la estelada de tapete bajo el trípode de esos negros que aspiran ser El Negro Llorón. Por ahí van muy bien, la verdad.

Chopped out, Case expulsado, cambios para mirar hacia Liverpool… Miedo me da no ya tener que jugar de nuevo con los dos centralitos aculados, sino además tener que añadirles al Hijo del Viento, que parece un jugador de fútbol atrapado en el tiempo. Pero lo único cierto es que en esta liga de campos vacíos y excusas, entre los supuestos grandes solo hay uno que puede mirar hacia el futuro con optimismo. Porque es el más competitivo, porque es el que gana contra todo y contra todos (no te equivoques, Pochola), porque es el más glorioso y el más grande. Y ayer hizo lo que tenía que hacer: ganar y tentarse las heridas antes de la próxima batalla. Ganar. Punto. Sin excusas. Hala Madrid.

·····

– Maligno: 2 (Benzema y Kroos)
– Llorones: 1 (Mingueza)

Share

Clásico²


.
¡Mucho! ¡Muchoooo!

Buah, chaval: el Clásico, el bien contra el mal, la nobleza integradora contra el provincianismo disgregador, Autobots contra Decepticons, el Superderbi; el Madrí contra el Barsa, vaya, con las espadas en todo lo alto (en su caso, los cuernos) por el título de Liga, toda vez que el Paleti es el comparsa tonto de la fiesta (risas). Mandriles y culerdos llegan en su mejor momento de la temporada, pero mirad lo que os digo: lo suyo es una FARSA, un espejismo, no es orgánico; la típica buena racha lograda gracias a verse todos el gepeto a diario, las redesillas arbitrales y un Mensi que ya está pensando en la renovación anual. Sin embargo lo del Mabrip es una revolución de las sonrisas, un encaje puta madre donde todo tiene sentido y armonía como en el modelo de Kepler. Poco a poco nos vamos acercando al fúrbol total, de la mano (o los pies) de un Vinicius/Urkel que parecía poliomelítico, un Asencio más genial cuanto más maricón, unos jerarcas que aún guardan algo en el tarro de las drogas esencias y un Zipayo que tiene toooodo el fútbol en esa cabeza que Dios le ha dado.

Hay una cierta rama del mabrilismo, más gay que Asensio y Cristiano juntos, que piensa que hay que tirar el partido de este noche, que considera este compromiso una distracción de lo mollar, patatas pequeñas, que dicen los gringos. Lo que le pasa a esta gente, sin duda bienintencionada pero un poco mongui, es que no entiende la dinámica competitiva de este deporte: tú no puedes pedirle a un grupo de jugadores que está «en la zona» que pulse un botoncito y se ponga en modo no competitivo; eso es imposible, como cortar una meada a medio chorro. Estos zagales están tirando p’alante como búfalos desbocados, y sólo pararán cuando se encuentren con una fuerza igual o superior; la única forma de evitarlo sería poner deliberadamente a todos nuestros paquetes sobre el campo, pero eso iría contra la mentalidad y prinicipios de Zipayo. No, va a ser una batalla sangrienta en la que ellos seguramente intenten jodernos a alguien para la vuelta de Champions, pero hay que afrontar el resto con la gallardía propia de un Mandril.

Mateu se ha lesionado el fistro y será sustituido por Gil Manzano, hálbitro de alegre rima. No sé si esto será bueno o malo, porque aunque Mateu deja fluir el juego, lleva unos años muy raros, en los que parece querer hacerse perdonar por no sé qué, y nos pita cosas muy raras. En fin, como siempre sólo pido que el trencilla joda el partido lo mínimo. ¿Me pedís un pronóstico? Por supuesto, ahí va: GOLIADA.

·····

Y mañana…

No sé si han coincidido muchas veces el clásico de fúrbol y el de basket, pero este fin de semana es así. El Magric llega por un lado eufórico por su clasificación al Top 8 europeo, y por otro de bajona debido a la baja de Deck. ¿Pero sabéis qué os digo? Me importa un huevo perder a un argento con orejas de soplillo y pinta de macarrilla que se larga a ser el último mono en Oklahoma; a mí lo único que me importa ya en el deporte es la estética (bueno, ganar también un poco), y desde ese punto de vista la marcha de Gabrielito sin duda es soltar lastre. Claro que vamos a hacer un pan con unas tortas, porque su reemplazo será Vincent Poirier, un tío aún más barriobajero. En fin, a quién queremos engañar, no hay escapatoria ante tanta vulgaridad y feísmo; lástima no haber decidido fichar únicamente a Grigonis.

¿Cómo evitar el expolio de jugadores por parte de la NBA? Al parecer algunos contratos ya incluyen cláusulas variables, mucho más elevadas en las épocas del año en que el Madrid aún está compitiendo, pero en el caso de Deck esto no era sí. Esperemos que estos episodios tan desagradables no se repitan en el futuro, para disminuir esa desagradable sensación de robo colonialista (eso sólo podemos hacerlo nosotros en fútbol).

El partido es poco trascendente en lo deportivo, porque incluso perdiendo tenemos muchas posibilidades de quedar primeros de la fase regular, pero puesto que el nivel de ambos equipos está algo desesquilibrado ahora mismo, convendría no encajar una derrota dolorosa, con vistas a una previsible eliminatoria final contra el mismo rival. Digo lo mismo de arriba: cuando llegas a esta fase de la temporada tienes que competirlo todo, porque al fin y al cabo gran parte de tu nivel lo determina la cabeza, y si te metes en el melón que eres la repera, incluso una plantilla ultradopada económicamente como la del equipo de los valores lo tiene difícil para hincarte el diente. Además, será una excelente forma de probar estrategias de juego post-Deck.

Share

Lolaso, estación final

Sé que están muy ocupados y emocionados con todo lo que está ocurriendo en el mundo del balompié (pasión de multitudes), pero les ruego un minuto de su atención para estas líneas y un par de horas esta tarde para asistir al último «hurra» de un equipo que, desde el semianonimato de un deporte para frikis, se rompió los cuernos por el escudo y aumentó notablemente el palmarés de un club que, como la planta de «La pequeña tienda de los horrores», siempre pide más y más. Les habló del Lolaso, escuadra que dinamitó el basket-control de los Obradovic y Messina y que, a base de triples y regalar la última posesión, puso patas arriba el baloncesto europeo; eso sí que fue una revolución de las sonrisas, y no la de los malolientes podemitas.

Por supuesto, todo se acaba, y ese equipo, ¡ay!, está ya como el perro renqueante al que habrá que llevar pronto al veterinario para «dormirlo»: La espalda de Rudy parece el acordeón de María Jesús; Llull tiene más parches que el mono de Niki Lauda; al microondas de Carroll se le pasó la garantía en el Mundial de Rusia; Deck es un camellito de Colonia Dora, Garuba un negro atlético fraudulento y Laprovittola un saldo del Sepu. Nos sostiene a duras penas la elefantiasis de Tavares y cuatro cositas de Taylor y Pedazo de Maravilla Thomkins. Vamos, que estamos en manos de negratas tatuados, como unos Brooklyn Nets cualesquiera. Se viene la hostia y será gorda, pero les debemos estar ahí.

El Madrid no se queda fuera del Top 8 europeo desde… ¿no sé, los tiempos de Imbroda y Louis Bullock? Sería una gran putada, pero aún tiene una forma de evitarlo: ganar en Ful de Estambul, ciudad fatídica para el Madrid este año. Nuestro rival es el Férenbac, que pasó una pájara importante tras la marcha de Obradovic pero ya vuelve a carburar bastante bien, con Nando Coca Colo como rostro más reconocible. Los entrena un tal Kosokov, que antes de esta temporada sólo fue primer entrenador un año en los Suns, pero de momento está cumpliendo el expediente. El problema será la diferencia de plantilla y el hecho de que, aunque ellos no se juegan nada, tienen la muy jugosa oportunidad de dejarnos fuera.

No nos engañemos: somos Butch Cassidy y Sundance Kid, somos el Grupo Salvaje… tenemos sólo un puñadito de balas y ellos ametralladoras… nos van a hacer más agujeros que a un gruyere… pero hay que verlo… hay que verlo… Ojalá, cuando todo termine, un alma caritativa cave un hoyo y diga una oración.

Euroliga, Jornada 34: Férenbac-Real Madrid, 19:45 (Streaming).

Share

Despiporreeeeeeeeee

Custer

No tengo palabras… es el mejor partido que le he visto al Madrid desde la Final contra la Juve pero sin el 7, sin Ramos y el resto de Jerarcas mucho más viejos. Ayer la Vieja Guardia, a lomos del Potro Vinicius, dio el do de pecho. Hicieron un partidazo incluso ya al final, sin gasolina y aguantando en pie por la fuerza del Escudo. Anfield probablemente sea un Infierno… ¡¡PERO NO DE COBARDES!! Hay que reservar fuerzas… No estoy del todo convencido, viendo de qué manera han llegado a los quince últimos minutos, de que tengan que salir estos mismos, Los Titulares, frente al Barça. No sé si les llegará gasofa para recuperar a tiempo. En fin… da igual… No hubo Cagazo y sí Contragafe.

A Rodrygo se le ve gordito, fortote, así como de alimentación donuts… Un tanto hazardado. Pésimas sensaciones. Tampoco es que El Pajarito volara muy alto. Pero es que en el banquillo no había mucho más donde elegir… tal vez Huevo Duro. Desde luego, antes que a Rodrygo, parecía más clara la opción Marcelo que hizo un buen partido frente al Éibar… Bueno, no pasa nada. Estamos en manos de La Potra y La Potra es BLANCA. Eliminatoria a un 60-40 a favor de Los Caminantes.

Rappol

Lo cierto es que los planteamientos —bien Zisú, mal Ppolko—, y la fortuna nos hicieron ponernos con un 2-0 bien cómodo al descanso. En la segunda parte los centrales de circunstancias dieron un pasito atrás y Salah nos causó mas problemas en el área que en banda, donde Azul dominó por completo el tráfico de drogas blandas. El dios del fúmbol nos castigó con un gol en contra, pero luego volvió a premiar el arrojo de los chicos para convertir el pedo en caca inglesa. Ya con Vinicius fuera del campo, el Liverpool trató de volver a pescar algo, pero bastante había pescado para lo visto, creo yo. Casi mejor ir con ese gol en contra, por aquello de que nos asalte la relajasió y hagamos alguna culerdada.

Asensio corrió tanto como Benzema, y Vinicius como los dos juntos. La chupó bien, el mallorquín, mientras alguien le miraba escondido tras las cortinas, pero fue el primero en quedarse sin gasolina. Le falta ese ansia por el gol que tiene nuestro negrito de portada del Súper Pop. Ese prurito de ano que hace que, con el tiempo, los culos nerviosos se conviertan en percutores de culos más nerviosos todavía. En ese espejo empañado es en el que debe de volver a mirarse Rodrygo, si es que quiere volver a ser El Cyd y no una serie de Netflix de las del montón. El ritmo alto del partido le pasó factura a Benzema, que incluso en tramos le cedió el rol de associaté a Vinicius, que fue, sin lugar a dudas, el hombre del partido.

En la media, los mejores volvieron a ser los rubios, estando Kroos un poco por encima, porque tiene más físico y más modernez jugando que Leyenda Viva Modric, que debe parecerle a veces Cruyff a los culerdos. Casemiro anduvo por lo oscuro, sin llegar a la zona azul, donde Mendy no dejó un solo ticket sin cobrar. El gol de Salah es pesca en orto de central inquieto, central escaso en negritud y que tiene que licenciarse ya si quiere ser algo en este equipo próximamente. Valverde entró para lo que entró, y casi le puso un balón de oro a Benzema, que debe guardar goles para la vuelta. Porque esto no ha terminado. Nuestros culos deben estar más rápidos para que la sangre fluya en la zona donde debe fluir, en la línea de tres cuartos del Liverpool, donde esa banda de cuellos afeminados esperan a volver a ser rajados con la elegancia y el destello loco —casi barrettiano en su infantilidad oscura— del señorito Vinicius Jr. See Vinicius Play.

El Socio

Vinicius firmó una actuación de las que cambian carreras, pasando de ser el chico que entraría en cualquier canje a intransferible. Vaya noche para aprender a definir, especialmente en ese primer gol que entrará en las las antologías si el Madrid alcanza un final feliz en esta Johnny. No puede obviarse el pase excelso de Kroos, que marcó la trayectoria del balón haciendo así con el dedito (su dedo nos marcó el camino); circula por ahí una estadística que dice que el alemán da más pases largos buenos que todo el resto del universo, o algo así. Ausencio salió al campo con el rostro nacarado y, pese a algún fallo algo desconcertante, su actuación dejó mucho el lado bueno de la balanza, validando esperanzas que parecían ya marchitas; como Ronaldo, parece un jugador que más rinde cuanto más cohabita.

El partido se ganó en el centro del campo y se ganó arriba, pero todo el mundo se acercó a su mejor versión, lo cual sólo se explica por el «modo Champions», una especie de estado Super Saiyajin al que sólo un puñadito de clubes tiene acceso. El Pool, aunque muy disminuido, nunca bajó los brazos ni dejó de tener peligro latente; especialmente interesantes los últimos 20 minutos, donde cada posesión valía oro. Felix Bitch pasó de tonterías y pitó sólo lo imprescindible, propiciando el ritmo que todo partido debería tener. Un Klopp que suele llevar mal la derrota aprovechó el paisanaje para comerle la oreja, cuando todo era ya historia pasada.

Como en sus mejores épocas, los blancos dejaron en evidencias los complejos y el fatalismo de la rama más marica de su afición, que encuentra representantes incluso en esta reserva espiritual. Ya en la madrugada, viendo el resumen del partido en casa, es posible que Vinicius se preguntara retóricamente: «¿He sido yooooooo?»

·····

– Real Madrid: 3 (Vinicius Q. Urkel, 2) y Asencio
– Liverpool: 1 (Salam Alekum)

Share

Listos para el éxito

A través de una serie de circunstancias, quizá un tanto inusuales pero que no por ello le restan méritos, el Real Madrid afronta este mes de Abril en disposición de ganar tó lo gordo. En las útimas semanas hemos logrado equiparnos con varios aditamentos imprescindibles para alcanzar tan loable objetivo, como son:

– Una nueva y mejorada defensa de tres centrales, sistema despreciado por muchos «pundits» (traducción: gilipollas) como antediluviano, pero que nos ya trajo éxitos en época de necesidad, osease el año de la octava. Este dibujo ha permitido además recuperar a Marcelo para el fútbol profesional.

– Unos batidos altamente nutritivos y energéticos, que de ningún modo tienen que ver con el dopaje (al igual que no se dopan el resto de equipos, ni los tenistas, ni los baloncestistas, ni los de la NFL, ni…), y que nos permiten afrontar esta recta final con mucha más frescura que la vista en meses anteriores.

– Jugadores recuperados para la causa: el mencionado McCelo, además de Vini y de Gaysensio; un trío que hace poco parecía restar más que sumar ahora podría hacer aportaciones decisivas. Se reincorpora también Valverde, fuera del equipo casi todo el curso (lamentablemente, esto va siendo una preocupante tendencia), e incluso Hazard; lo este último en principio sería irrelevante, dado que el jugador lleva un año siendo una no entidad, pero preocisamente por eso cualquier cosa que aporte desde ahora será ganancia neta. La otra cara de la moneda es Ramos, autoeliminado para el momento de la verdad; no obstante, quedándonos con lo bueno, su baja ha llegado con la suficiente antelación como para preparar todo sin él; un pinchazo en medio de un partido decisivo habría sido casi seguro peor. Además, ha llegado el momento de amortizar esos 50 kilos por Militón.

Acerca del trébol de partidos que nos espera, por supueso me encantaría ganar la ida de Champions, pero sería especialmente delicioso ganar el Clásico contra el Barcas, no sólo por el placer obvio de la victoria, sino porque esto pondría a nuestros rivales en la tesitura, salida de la peor pesadilla culé, de elegir entre ganar al Atleti (y ponernos la liga en bandeja) o perder contra los indios con la esperanza de perjudicarnos, como un equipo de segunda fila; sin duda los debates que se producirían en torno a la cuestión pasarían a los anales profundos.

¿El Loserpool? Su mayor peligro es que tienen mucha gente con gol, el más reciente de ellos el portugués Diego Joto, por eso sería muy importante proteger la portería al máximo en Valdepipas; un 1-0 o un 2-1 serían resultados propicios para la vuelta.

Ahora tenemos que jugar, y quizá las cosas no se den como esperamos, pero al menos podemos decir que los compromisos más importantes nos han llegado en un momento propicio.

Share

Cagar piedras


.
Entrenamiento Madrilista Snyder Cut.

¿Encuentro contra el Éibar (sí, es con acento) en casa después de jornada de selecciones? He buscado la definición de «partido trampa» en Wikipedia… ¡y me ha salido este! Yo pensaba que hoy podríamos aferrarnos a la calidad de Jasard, pero resulta que no: el tipo entrena pero lo hace con mucho cuidadito, se cuida, se reserva… aún no está listo para esa cosa tan ruda de salir a un campo a chocarse con otros mocetones. Pero tranquilos, ya volverá, será nuestra arma secreta contra el Liverpool.

Una buena noticia es que están todos los delanteros, incluso Mariano, al que han pegado con esparadrapo y estará disponible para el entrenador por lo menos durante los próximos tres partidos (quizá). En defensa faltan los dos de siempre (Carvajal y Ramos), pero el resto está a disposición del Coronel Zidane; y en el centrolcampo tenemos la novedad de Arribas Paña (vencimos y venceremos), el paticorto que necesitaría un pantalón dos tallas más pequeño para no parecer un bombero torero. Pero con estos bueyes araremos; ojalá ganar y no mancarse nadie para la Johnny.

Por cierto, si queréis empalmar(os), justo después de terminar nuestro partido empieza el Leipzing-Gayern que podría decidir el campeón de Alemania; veremos si Nalgasmán descapulla de una vez. E incluso podéis echarle un ojete al PSG-Lille, de similar trascendencia.

·····

Ya a las nueve y media, se jugará la final de la Copa del Rey… 2020, que se retrasó hasta estas fechas, supongo que por eso de la excepcionalidad vasca: a ver por qué no iban a jugar ellos con público. Pero claro, llegó un punto en que jugaban o se celebraba antes la final de 2021, así que les ha tocado joderse. Es una gracieta que ha desvirtuado el torneo, no sólo por el tiempo transcurrido sino porque la plantillas de ambos equipos, obviamente, ya no son las mismas. Espero que al menos San José, Larrazábal, Kodro y compañía reciban sus medallas por la parte del Athletic, y que ocurra lo mismo con Willian José, Llorente e incluso el retirado Zurutuza por la parte de la Real; o bueno, que les manden un pin de la ETA, que igual les hace más ilusión. En fin, al menos el idiota de Felipe se evitará la pitada que sin duda habría soportado con estoicismo y estulticia de haberse disputado el encuentro con público. País.

·····

Qué duro es ser Mandril a veces: encima que nos tocó largar gratis al membrillo de James, en Marca se chotean de ello. Por lo visto, Mendes jugó un papel importante, y no sé si nos puteó por privarnos aunque fuera de un pequeño traspaso, o si nos hizo favor por quitarnos lastre. El cucuteño, legendario por su disciplina y profesionalidad, está atravesando su enésima baja esta temporada, y el Evertoon lo espera anhelante para lograr la fazaña de clasificarse para Sevilla League. Si eso no es una carrera ascendente, yo ya no sé.

·····

Ya que estamos, encuestita:
.

¿Qué renovación ofrecerías a Ramos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Share