Archivos
Categorías

Artículos de Interés

¡¡Hemos ganao!!

El curioso

Poco podía esperarse ayer respecto a juego, tan solo un poco de vergūenza torera. Salir y dar el callo, disputar cada balón como si fuera el último y al menos intentarlo. Ahora mismo tenemos unos pocos jugadores que sepan y quieran, pero la mayoría está para el descabello. La falta de confianza ha acabado de desmoronar el grupo y hace falta un revulsivo, tiempo y trabajo.

Parece de coña pero Vini fue el revulsivo durante unas semanas y el equipo parecía colgado anímicamente de él. Esto habla bien del chaval pero muy mal de un grupo ya curtido en 1000 batallas que debería mostrar un poco más de entereza. Igual la plantilla no da para campeonar pero desde luego no es para hacer el penas como se ha hecho la mayor parte de la temporada. Tenemos unos cuantos muy blanditos en el equipo y así no hay forma de sobreponerse a las deschichas.

Rappol

El Madrid mediático, lo que queda del Madrid mágico del último lustro, salió de las catacumbas en Pucela Cuatro Rayas. Los locales sólo fueron un incordio durante la primera parte para la dura resaca de los muchachos de negro. Una primera parte dantesca en la que parecíamos borrachos dando tumbos en un after hours intentando recordar el número de móvil de Alba Carrillo. Qué traspiés, qué tragaderas, qué incapacidad para enfocar ni el balón, ni el campo, ni nada. Qué vomitera.

Acertó a batirnos el Valladolid por dos veces, en jugadas invalidadas por el VAR. Hasta falló un penalty, que visto y revisto pareció tirado fuera adrede por el tal Alcaraz, que desde que dejó de presidir la AVT se ve que no tiene ganas de enemistarse con nadie. Finalmente, consiguió adelantarse en el enésimo centro diagonal que se mamaron nuestros muchachos flandhules. Tremendo Pijamita en todos y cada uno de los lances, por alto, por bajo, por delante, por detrás, confundiendo seguramente la meta con el catre, o el catre con la meta.

Loli dijo: “Jugaremos acá con el cuatro cuatro dooo”. Y bueno, contabas y mirabas el campo y había 4-4-2, pero como podría haber Licor 43 o un reloj marcando la hora 103. Ceballos corría mucho por la izquierda y Hugh Odriozola hacía lo propio por la derecha. En punta, el gato de escayola que, por suerte, acabó en la segunda mitad viendo la luz del inefable Masip , cuyo ridículo despeje en área pequeña ante Nacho se encontró Varane para empatar (la cara del gabacho a cámara lenta como de niño que se encuentra una moneda de cinco duros). Vaya porterito, este Masip. Convendría que le presentaran a alguna chica de estas de los programas de la tele para subirle el caché.

Los chicos se vinieron finalmente arriba en la segunda parte, después de que Benzewhat metiera el 1-2, tras clarísimo penalty a El Hijo del Viento, que creo que le queda mejor a Hugh Odriozola, a un paso sólo de Forrest Gump. El Hijo del Viento corrió y corrió, hasta que se topó con un idiota del equipo vallisoletano que lo derribó. Si le hubiera dejado pasar, se sale él solito del campo. Seguro. Y fue tras ese gol y, sobre todo, tras el tercero (Toni centra corner, Benze remata, y Jimi Hendrix aparece en un bar de carretera de Texas tocando country) que los muchachos se dieron cuenta de que palmar o empatar contra un equipo tan limitado como el Valladolid era ya demasiado para el madridismo.

Entonces las cuatro neuronas de nuestros muchachos se conectaron para formar una nueva inteligencia colectiva que permitió, junto con unos cambios meridianamente lógicos y acompasados por parte de Loli, que marcáramos el cuarto gol (más goles ayer que en los últimos tres partidos) y que no importara que echaran a Casemiro del campo ni para ello ni para el resto del tiempo que se jugó. Vamos, que se intentó jugar.

Hacía falta ganar y se ganó. Durante toda la semana pasada también hacía falta, pero ya saben: normalmente, no la mete uno cuando quiere. Al menos cuando se está en el estado actual en el que está el equipo, el de vividor-follador venido a menos. Todo se meterá, en fin. Habrá que esperar. El objetivo ahora, seguir metiendo para quedar segundos.

·····

– Valladoliz: 1
– Mándril: 4

Share

La caída de la Casa Custer

Por Custer

Visitamos Casa Custer solo para constatar su progresivo hundimiento. Este mito del madridismo reside en una tierra sacada de los Campos de la Muerte Negra o de la imaginación del cantante de Rammstein. Allí se levanta la sombría y ruinosa Abadía de Custer. La enfermiza luz de la tarde otoñal entra a través de los cristales de una ventana sucia. Una majestuosa escalera, flanqueada por lámparas polvorientas y gigantescas estatuas de rostros siniestros, conduce a su biblioteca. En la puerta, y grabado a fuego, un lema: “Haber estudiao”. Dentro está Custer. Abro la puerta sin avisar y lo veo desnudo. Custer, asustado, da un par de saltitos mientras grita “¡Pipipipipi!” igual que el chef de “El Guateque” cuando Peter Sellers lo descubre haciendo musculitos en aquel retrete minúsculo. “Perdón…Perdón”, digo. Cierro suavemente mientras permito que Custer se recomponga. Aguardo fuera un par de minutos. A continuación escucho a Custer gritar con voz engolada: “Bienvenido a mi casa. Venga libremente, váyase a salvo y deje algo de la felicidad que trae consigo”.
Y de pronto siento nauseas.
Custer huele a viejo en albornoz sin nada debajo.
O sea: huele a Victoria.

El obsceno olor a viejo en pelota se mezcla con el aroma de la piel del tapizado, del papel de los libros y la madera de los muebles antiguos. Apagado, seco y siniestro. Así es el Custer que hoy entrevisto para Fans del Madrid.
(gratis, por supuesto)

– Maestro… ¿Puedo llamarle “Maestro”?
– Mira esto….Y míralo bien…
– Peroperopero…Pero… Qué me enseña… ¡POR DIOS QUÉ ME ENSEÑA!

Y Custer me enseña su polla. Su lacerada polla llena de signos en egipcio demótico. Necesitaría robar la Piedra de Rosetta para descifrar lo que este hombre allí se ha tatuado. Según dice ha escrito en su Sagrada Polla el Futuro de la Humanidad. Y, por ende, el Futuro del Real Madrid.

– Mira, mira mi polla.
– No… No… ¡NOOOO!
– ¡¡MÍRALA… MÍRALA!!
– NOOOOOOOOO.

Hay que advertir que Custer se parece al Dirk Bogarde de “Muerte en Venecia”, es idéntico a él. Incluso por su frente resbala aceitoso un tinte tan oscuro como los pecados más inconfesables. Pero lo hace con aterradora elegancia. No puedo dejar de pensar en la cálida inmundicia de un palomar mientras le pregunto:

– Maestro… ¿Puedo llamarle “Maestro”?
– Mira…Mira…Mira…
– ¡NOOOOOOO! ¡OTRA VEZ…NOOOO!!
– No, no es la polla. Te lo juro.
– ¿Qué es?
– Te he mentido…sí es la polla. ¡MIRALA! ¡ESTÁ TODO AQUÍ!

En ese momento se abre una puerta disimulada entre estanterías repletas de libros y por ella aparece un ser fofi-insano, de tez amarillenta, vestido de mujer. Concretamente de bailarina tailandesa solo que con un minúsculo tanga. Le encuentro parecido a John Hurt. Sí, en efecto, es como cuando el Calígula de “Yo, Claudio” se disfraza de Diosa Venus travestida y se pone a dar grotescos saltos. Custer dice:

– Por favor, no se mueva. Si se mueve se lo follará vivo.
– Tengo miedo.
– Por lo que más quiera… No se mueva.

Aquella danza ceremonial dura una media hora en la que los dos permanecemos paralizados. Tras brincar como un batracio, el engendro, hace una soez reverencia mientras nos mira versallescamente… casi con lujuria. “Aplauda…Aplauda”, dice Custer… Y los dos aplaudimos mientras aquella cosa, con los pies sucios, se marcha. “Es Nicolás”, dice Custer…” Le gusta bailar”, explica. “Ha escrito una versión del Lago de los Cisnes. Una versión heterodoxa. Quiere interpretarla a solas con El Socio. Le ha mandado cartas… Si no quiere que le haga un Anal es mejor que no conteste a ninguna”.

– Maestro… Debo preguntarle a usted por el Real Madrid… ¿Entiende lo que le digo?
– No sé… qué sucede… No sé… Mire… Mire…
– No, no quiere verle la polla ni un segundo más.
– Pero es que está todo aquí…
– Por favor: tápese la polla.
– ¿Qué quiere de mí? Ya os lo he dado todo. Estoy seco… ¿Qué más pretenden ustedes de mí?
– Desde que se fue, el Madrid, ha caído en barrena. Dejó al equipo en la Cima del Mundo y hoy está eliminado de todo, incluso Alvarito Arbeloa ostenta un cargo institucional.
– ¿Qué me dice? ¿Arbeloa?
– Lo que oye… Hasta la Sección de Baloncesto ha estado a punto de desaparecer de la ACB si es que no está aún camino de la perdición.
– ¿Qué?
– Todo se ha hundido. El Caos es total. La gente llora.
– ¿La gente? A la gente le huelen los pies.
– No hay ilusión.
– Hay sin embargo un individuo… .Se le conoce por diversos nombres: Hanoi Shan, el Dragón Ubicuo, el Doctor de las Muertes Extrañas o Doctor Diablo… Búsquenlo… Y fíchenlo.
– ¿Es un hombre o un ramapiteco?
– ¿Qué más quieren de mí? A mí se me ha ninguneado desde el minuto uno… Yo les llevé de la mano a Katanga. Fui a la Isla de la Fantasía y les presenté al inefable Tattoo… Lo tengo todo escrito aquí… Vea… Mire la parte del Señor Roarke… es esencial… justo en la punta del nabo…
– Por favor, no… Haga el favor… Se lo pido como favor personal… Deje su polla en paz… Se la ha hecho polvo… ¿Con qué se ha practicado usted esas brutales incisiones? ¿Con una navaja barbera?
– Escuche… Ya es muy tarde y fuera aúllan los lobos… Son los Hijos de la Noche… Hermosa música la que entonan… Salga, amigo mío… Cierre la puerta y no vuelva jamás. Soy un muñeco roto del madridismo. Y ya no hay vuelta atrás… Sálvese… Sálvese usted que aún es joven. Casi un niño… Un niño de culito gordo al que se le podría fotografiar para internet con el permiso de la Telegénica… Corra… ¡¡COOORRAAAA!! El Poder para la Razón… Justicia para todos… El Madrid fue una vez una Tabla Redonda para todos los caballeros… Y los hubo… Los más grandes… Pero ya es tarde… La Tabla ha muerto… Ya no existe… Aquellos lejanos días de incivilización vuelven de nuevo… No hay nada que hacer sino seguir en el Juego y dejar las decisiones a Dios… Pero cada noche, desde diciembre a diciembre, antes de que se eche a dormir piense en las historias de Camelot… Sí, amigo mío, una vez hubo un paraje lleno de gloria… llamado Camelot… Un lugar donde la lluvia solo podía caer después de la puesta de sol y donde la niebla, a las ocho, debía desaparecer… No había mejor lugar en el mundo que Camelot… Grítelo con amor y regocijo… Yo ya he ganado mi batalla y aquí está mi Victoria… Lo que juntos hicimos siempre será recordado…
¡¡Corre, muchacho!! ¡¡COOOORREEEE!!

Sí, amigos, hay algo de tristeza en ese “Corre, muchacho” con el que se despide Custer. No nos engañemos: es el fin del Imperio de la Razón y la Justicia, el fin de un Reino donde la Felicidad estaba establecida por decreto, pero no todo está perdido. Mientras a toda prisa me alejo de Casa Custer lo observo bailar el “Shoot your shot” igual que lo hacía Sting en Quadrophenia y ese “Corre, muchacho” se transforma de pronto en mis oídos en un rayo de esperanza.

Share

Mandrilismo brutal

Hace muchos, muchos años, cuando a tu equipo le iba mal se solía decir “este año nos toca hablar de toros”. Pero como los toros se han convertido en una fiesta proscrita y absolutamente alienígena para los urbanitas que crían perros y gatos, lo que nos queda a los madrilistas cuando el fútbol colapsa es el basket. Está siendo esta una temporada rara, o quizá no tanto tratándose del Madrid lolasiano, caracterizado por vaivenes sin fin. La verdad es que no tenía nada claro el partido contra Fener tras sendas derrotas en los dos últimos partidos exigentes (CSKA y Barcas), pero el equipo recuperó su mejor versión justo a tiempo, de la mano de su mejor “bajo” (Llull), su mejor alto (el gigante patizambo Tavares) y un Randolph que cuando se pone se la saca (21 puntazos).

101 tantos a un equipo de Obradovic es poca broma, y de hecho apuesto a que nunca los ha recibido durante su etapa con los turcos. Son grandes noticias, pero todo va a depender del cruce de cuartos. Sólo necesitamos ganar la semana que viene al Jimji para asegurar el factor cancha, pero ahora mismo siendo terceros jugaríamos contra el quinto, que es el Parcas, un cruce que no quiere nadie por mucho que empieces de local. Faltan 5 partidos y la clasificación aún se moverá, pero casi dan ganas de que hoy ganen los culerdos al Efes, se pongan cuartos y no tengamos que preocuparnos de ellos como pronto hasta la Final Ford de de Vitoria. Claro que también puede tocarnos el Barskonia… en fin, amanecerá y veremos, dijo el ciego.


Televisión de servicio público.

Telemoudrid

Cuando una tele no sirve más que para sangrar el erario público, tiene que justificar su existencia de algún modo, como por ejemplo coordinando y cubriendo golpes de estado, adoctrinando política y lingüísticamente o inventando noticias. Esto último es lo que ha hecho Telemandril adelantando el fichaje de Mourinho por el Real, que primero era “seguro” y después “inminente”. Nos recuerda así su existencia este canal que cuesta 70 milloncejos de euros anuales en plena “emergencia social”, con la importante misión de cubrir la verbena de la Paloma y las colas del Cristo de Medinaceli, pero sobre todo de recordar a los niños que la utopía marxista aún es posible, sobre todo si el gobierno local (de “derechas”) te cubre con una auténtica lluvia de millones.

Parto de que lo del fichaje es una trolaca, pero si realmente Flópor se quiere traer ahora mismo a Mau, está más nervioso de lo que creía. Obviamente el presidente se ha quedado bajo el foco, una posición que lo incomoda especialmente, pero si no puede aguantar este tantito de presión hasta final de temporada es que es más cobarde y soberbio de lo que pensaba (y pienso que lo es bastante, junto con las virtudes que también tiene). Si realmente cree que la solución es poner a un pirómano a apagar el incendio está en su derecho, que para eso es un CEO muchimillonario, pero que al menos tenga la decencia de dejar que acabe la temporada y se trague alguna pitada que otra. Será un buen baño de humildad.

¡Al loro!

Estamos tan mal que parecía que nos íbamos a quedar incluso fuera de la Supercopa molona del año que viene, pero si Diocito quiere no será el caso. Se ha filtrado que en caso de que el campeón de Liga y Copa sea el mismo (cosa bastante probable hoy por hoy), los otros tres equipos serán el segundo de Liga, el finalista de Copa y el semifinalista copero con mejor promedio histórico, que obviamente sería el Mandril. Así que podremos empezar la temporada con la ocasión de ganar este torneo de la galleta con un formato que, no me importa decirlo, me parece muy atractivo: jugado en el extranjero, en una sola ciudad y con cuatro equipos. Sería una buena forma de empezar nuestro camino de redención. Así que… ¡¡al loro!! ¡¡Que no estamos tan mal!!

Share

Post-histeria

Puesto a caer, el Madrid lo hizo a lo grande: contra el equipo a priori más débil de los octavos, recibiendo una goleada humillante en casa y desperdiciando el estupendo resultado de la ida. Sinceramente, lo prefiero así; me habría fastidiado más perder contra alguno de los zarrapastrosos que aspira a quitarnos el título. Los muchachos del Áyax iban hasta las trancas, sí, pero igual que hemos ido nosotros otras veces, y además hicieron jugadas tipo Brasil de los 70; ni la rocambolesca ayuda del VAR en el primer partido nos sirvió para eliminarlos. Que les aproveche lo bien ganado, y por cierto, los que ríen hoy que tengan en cuenta que todavía no están en cuartos.

La verdad es que si no vas a ser el campeón, tanto da caer en la fase previa que en la final, y lo bueno de esta derrota es que pone al Madrid frente al espejo. Flópor esperaba repetir el patrón habitual de llegar confortablemente hasta Abril o Mayo con el equipo vivo en Champions y decapitar al desgraciado de turno en caso de que las cosas no salieran bien. Ahora el escudo Lolari ha caído, y todas las miradas apuntan a la excelsa figura presidencial, que repentinamente aparece arrugada, vieja y desorientada, inmersa en una crisis provocada por su propia autocomplacencia.

Flópor debe afrontar, pues, la pesada y temida tarea de la renovación, cambiar las piezas correctas de un equipo que dominó Europa como nadie en casi medio siglo. Lo primero que necesita es un director de orquesta, y me imagino que estará rezando muy fuerte para que Allegri remonte o a Paquetino le suene la flauta. Eso haría las cosas taaan fáciles… pero no creo que vaya a ocurrir. De todos modos el entrenador no es tan importante: cualquiera que no sea activamente inútil como Lolpetegui o con tendencia suicidas como Lolari servirá. Que ojo, imagino que hay algo en el asunto Mariano que no se ve a simple vista, pero mientras el entrenador moría con sus ideas el equipo moría con él, buscando una y otra vez ese 9 que empujara algún balón a a la red. Al estilo Rubiales, el argentino ha jodido su propio invento por un orgullo que no casa con lograr los máximos objetivos.

En cuestión de plantilla, sin duda se soltará la viruta y seguro que vienen al menos tres nombres importantes, pero si se quiere empezar otro ciclo victoriativo creo que el casus belli madrilista tiene que ser Frappé. Ningún otro jugador tiene la calidad ni el hype para reactivar la devoradora caldera de triunfos merengue. Hay que empezar a dar la matraca desde ya, para que el jeque asuma que tarde o temprano el negro será nuestro, dentro de un año, de dos o de tres. Está escrito, y el Madrid volverá a perforar ojetes de infieles antes de lo que la gente imagina. ¿Las bajas? Bueno, creo que los que sobran están deseando salir; por suerte no estamos en el Baulato. ¿Globo si la cosa no resulta? Ni siquiera lo soñéis hasta la inauguración del Albal.

Queda la cuestión de cómo gestionar el larguísimo tramo de Liga que queda aún. La respuesta obvia es con profesionalidad y cojones, pero sinceramente dudo que sobre ninguna de estas cosas a la plantilla actual. Si Lolari quiere hacerle un último servicio a la causa, que use a los jugadores menos habituales, que son los únicos que tendrán algo de motivación para defender el escudo; a lo mejor todavía puede rehabilitar algún nombre antes de volver a sus columnas de El País, y puede que incluso logremos esa segunda plaza que da acceso a la Supercopa. Por lo demás, no preocuparse: la yshteria ya no es posible, porque no queda nada que perder, y ya sólo queda flotar en la nada hasta la lejana pretemporada 19-20. Resignación, serenidad y paciencia, que ya falta un día menos para volver.

·····

– Mabrip: 1
– Áyax: 4

Share

Yshteria Deluxe

Ya está aquí la yshteria buena buena, la que surge cuando ya no te queda excepto la Champions y estás siempre a un solo partido malo del ABISMO. Es tan acusado el fenómeno que afecta incluso a la consistencia de las heces, pero de manera distinta para cada persona: mientras que algunos no podrán cagar blando hasta que el hálbitro no pite el final del partido y certifique el pase del Madrid, a otros ya les cae un hilillo marrón por la pantorrilla y no volverán a soltar mojones consistentes hasta que estemos en cuartos.

¿Yo? Me lo tomo con relax, puede que suframos y hasta que se nos suban los cojoncillos a la garganta, pero sé que pasaremos seguro. Vamos, dudo mucho que en toda nuestra historia nos hayan remontado un 1-2 fuera, y no estamos taaaan mal como para que nos vaya a pasar ahora. Hablando de estadísticas, el cálculo de probabilidades nos dice que se acerca el momento en que a Vini le entre alguna, así que tenemos eso a nuestro favor. Ahora bien, sería bueno tener, esta vez sí, a un 9 aunque sea en el banquillo. ¿O estará Lolari dispuesto a llevar su cabezonería hasta las últimas consecuencias? En todo caso estoy confianche: ya hemos vuelto al nadismo y ahora sólo hace falta un poco de biliserismo para ir pasando rondas, con la ayuda de Zambombo y Santa Potra.

De cara al futuro se habla del regreso de Mau. Creo que sería una mala idea: se ha hartado de que las plantillas se le rían en la cara y ahora mismo su aura está totalmente diluida. Es algo que le ha pasado a muchos entrenadores, y la solución casi nunca es volver a embestir como un toro banderilleado. Yo lo que le recomendaría es volver a lo básico: fichar por el Vitoria de Setubal y pasarse ahí un par de años, ganando el doblete portugués e intentando entrar en Uropa. Que recupere sensaciones y recuerde lo que es entrenar sin tener un presupuesto infinito a su disposición. Es lo que hizo Van Gaal con el AZ Alkmaar y gracias a eso tuvo un fin de carrera digno. Sé que Mau nos traería muchas risas, y que comparado con personajes como LOLpetegui parecería la segunda venida de Cristo, pero creedme: es una idea muy poco imaginativa y cuyos efectos se marchitarían en pocos meses, si no semanas.

Share

The end of Lolari

Rappol

La semana se cierra con otro partido pesaroso y derrota para los chicos de Losari, al que parece habérsele evaporado su aura de santidad. Lo peor es que, además de la derrota, volvimos a ese aburrimiento supino que provocaba el equipo en los tiempos de Lopetegui El Breve. Valverde tapó a conciencia las incursiones del niño Vinicius, que tiene que estar hecho cisco de tanto subir y subir y subir durante las últimas semanas a tratar de tumbar los cocos. El madridismo quiere soñar con él, pero es todavía un niño rodeado de carne de gallina vieja por demasiadas partes.

Su compañero de banda, el bueno de Reguilón, fue otro de los que mostró buena cara, decisión, huevos… Qué pena que no surjan otras palabras para describirlo. Pero es que no hay otras más positivas, en general, para este presente continuo en el que parece haberse instalado el equipo. Qué lentitud, qué imprecisión, qué garra más falta de oxígeno, qué ausencia de ideas, qué maraña de piernas, qué caretos de impotencia.

El partido duró poco, en realidad. Fue marcar Rakitic en el enésimo despiste de la zaga esta temporada, culminado con esas extrañas salidas que hace Pijamita, arrastradas, como si estuviera en procesión por sus muchos pecados fuera del campo… Fue entrar la pelota picadita, lánguida, y saber que otra vez nos íbamos a comer un agradable mojón con un lacito amarillo. El horror.

El resto del minutaje no dio para nada hilado o con un mínimo de sentido. A decir verdad, el cambio de Mortadela Galesa sirvió para que nos diéramos cuenta de que efectivamente estaba sobre el campo. “Hum. Está saliendo del campo.” Eso es que antes estaba dentro, teóricamente. Luego habrá que preguntarse por qué los niños prefieren el chopped a la mortadela en los bocatas de la escuela. Es cierto que el plan actual le va mal. ¿En qué equipo del mundo que no se mueva rápido, juegue a salir rápido, muerda en el centro del campo… podría brillar un tipo con las características de Mortadela Galesa? En un partido estático y jugado al tran-tran como el de ayer (como el del otro día, como tantos otros) ni de coña. No le pitéis encima. Pobrecito. Qué disgustos le da el Bernabéu a Julián Ruiz.

Puede que los cambios sólo tuvieran el objeto de añadir oxígeno sin ton ni son sobre el campo. “Vale. Perderemos, pero que no nos metan más.” Y ahí anduvimos, todo el rato por la derecha, como si estuviéramos buscando a VOX, una y otra vez. Y toco y centro. Y me tapan y corro para atrás. Qué triste estampa la de Gasensio tirándose ante Piqué. Qué asqueroso pacto con el nacionalismo para tratar de gobernar en minoría. Qué cosa tan catetamente decepcionante. El carro le ha pasado por encima a este muchacho y le ha dejado el cerebro seriamente afectado.

¿Qué nos queda, pues? Lo que nos venía quedando, por necesidad. Seguir rezando mientras llega el segundo pico físico de Pintus, para lo que habrá que salvar el cruce de Champions con los muchachitos holandeses. Porque si no, vaya carreras para ganar nada que nos quedan el resto de la temporada. Así que cilicio y penitencia. No queda otra.

El Socio

Como dijo Lao Tse-Tse, lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible. El Madrid podría haber estado jugando cinco horas y no habría logrado marcar, quizá ni tirar entre los palos. Lolari gastó su última bala, y ahora es un muerto que camina: ya ni la Champions le salvará su terso pellejo. A mí me da lástima porque ha hecho cosas muy buenas (ahí quedarán Regu y Llorente como legado), y ha sido nuestro entrenador más independiente desde Mau, pero tanto se ha aferrado a sus ideas que al final se va a ir al fondo con ellas, como si fueran un yunque.

Lo más desconcertante de todo es basar todo el juego en un negro que tira centros al área y no tener nadie para rematarlos, llegando incluso a descartar al único 9 de la plantilla. Que dejando aparte que yo sea Marianista, aunque el ariete fuera Raúl de Tomás o Minoral lo lógico es que tuviera minutos. No sé, esto me suena a Segurolada, a que el sapientísimo le ha susurrado en alguna cena “el mulato ese no sabe jugar al fútbol, igual que Bale”. Es una verdadera pena, porque Lolari tuvo un mes mágico en el que todo parecía posible, pero aquella inercia se rompió estrepitosamente con la derrota casera ante el Chirona. Nunca sabremos qué habría pasado de ganar ese partido, pero gracias a Lolari, porque como mínimo ha puesto las bases de la necesaria limpia.

La dinojunta ya estará dando vueltas al tema del entrenador, pero tampoco cabe esperar nada muy original, a menos que traigan al alemán de 30 años™. De todos modos el director técnico es una figura de importancia menguante en el fútbol actual, donde pesar más acertar con la plantilla, tener mucho gol y mantener a todo quisqui en su punta química física. Pero ya habrá tiempo para hablar de todo eso.

¿Ventajas de esta nueva humillación? La Liga es desde ahora un entrenamiento, y somos libres de centrar todos nuestros recursos en seis partidos que nos permitirían dar una vez más la campanada internacio(a)nal. Por supuesto, con la ayuda de San Bombo y de Santa Potra, y contando conque el míster se dé cuenta de que para marcar goles suelen necesitarse delanteros.

·····

– Mabrip: 0
– Barcas: 1
(Raquítico)

Share