Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Archivo por autor

¡Overbúking de jugadores!


Antes de entrar, dejen salir.

La gente quería fichajes, y ahí están: poco a poco van llegando mastuerzos para renovar los viciados establos madrilistas. ¿Pero seguro que es eso lo que nos conviene? Echo un vistazo a la plantilla, y… ¡¡coño, tenemos como 300 jugadores!! No me refiero sólo a los veintitantos que han lucido dorsal del primer equipo este año, sino a toda la cuadra que tenemos repartida por el ancho mundo. Vean si no:

– Porteros: Tenemos cuatro ahora mismo: Lunín, Pichabrava, Luca y Keylor. Cuanto antes se vaya Luca al Rayo Majadahonda, antes evitará las tentaciones su señor padre.

– Defensas: La mayor acumulación se produce en el lateral izquierdo. ¿Creéis que sólo tenemos a Marcelo y Reguilón? Pues también está por ahí Asraf, titular en el Borussia, y Theo (ya no os acordábais de él, ¿eh?). Si fichan también al tal Mendy, ya sólo falta que repesquen a Abner Felipe, cedido en el Coritiba. Imagino que como mínimo venderán a Theo, y que a Asraf lo dejarán otro añito cociéndose en Dorzmund.

Respecto a los centrales, yo no sé si a Limitao le va a hacer mucha gracia ser suplente, porque en teoría a Ramos y Varane no los mueve nadie de ahí… Entre el portugués, Ironman Vallejo y Nacho deberán repartirse los minutos que sobren, aunque creo que sería generoso liberar a Nacho, como a Willy.

– Centrocampistas: El camarote de los Marx. Dejando aparte los tres teóricos titulares (Modric, Lucas y Kroos) hay ahí un pequeño regimiento: Valverde, Llorente, Lucas, Ceballos, Bluffisco, Ausencio… Ahora llega Hazard y quién sabe si Eriksen o Pogba, y para colmo el Gayern nos devuelve al tolai de James, Kóvachic termina su cesión y seguramente me dejo a alguno. En fin, habrá que largar como a tres o custro de esos, los que vayan a venderse mejor. James seguro, porque es un problema con patas; Llorente porque no le gusta al calvo; y Kóvachic moneda de cambio. ¿Si me preguntaran a mí? Es el momento de sacar 100 kilos por un mingafría como Ausencio, una venta aún más rentable que Morata. Ódegor obviamente estará otro año en el exilio.

– Delanteros: Andamos servidos también: de momento Benzema, Jovic, Mariano y Bluffnicius, pero además llega Rodrygo. No sé, o adoptan mi idea del Madrid kamikaze o hay que largar a alguien. Algo perfectamente plausible es que cedan a Rodrygo nada más llegar, porque ya estamos convirtiendo en costumbre fichar gente para que no lleguen a debutar nunca. Así es el Mandril, duro como la madre naturaleza.

En fin, a mí me gustan los chutes de piperina como al que más, pero hay que aligerar esto, o bien adoptar la idea de enelfondohaysitio: tener a todos los suplentes de lujo en el Castilla, jugando en estadios posapocalípticos y mamando duro. ¿Inasumible? Puede ser, pero sería hermoso tener una jerarquía tan nítida, y disponer de dos equipos para estar totalmente vacunados contra lesiones, tarjetas y demás inclemencias de la vida.

Share

Mi verdazzzzzz

Alguno se ríe de mí porque dice que Mariano no se va a quedar. ¡¡Qué ingenuos!! Mi fuente Flóper -0 (es decir Flópor himself) me ha dicho que el objetivo es volver a jugar con 5 delanteros, como en la época gloriosa de Di Stéfano, Puskas y todos esos. Porque recordemos que tenemos un güebo de atacantes ahora mismo. ¿O es que os habíais olvidado de Rodrygo? ¡¡Aaaa-migo!!

Se habla de un 4-4-2, pero va a ser más un 4-1-5, como en la final de la 5ª contra el Eintracht, por eso nos hemos traído a un jugador de allí. Es un círculo perfecto, matemática celestial marcando el destino merengue. Ahí os dejo el esquema para que os deleitéis con lo que vamos a ver el año que viene. ¿Que no me creéis? Pues me suda la pholla, hombre.


.
Yutub nunca miente.

Share

Se queda

Share

¿Con quién vas?


Share

Juegan 11, manda uno, o LQDZ

Por Geodotto Doppo

Amics fansistas, el final de la temporada es sin una duda lo mejor que ha pasado este curso, que comenzó cuando el calvo franco-argelino decidió, con parcas palabras, proclamar que abandonaba el barco mandrilista. Si bien es imposible atribuir valentía a su decisión, podemos contentarnos con su acertada visión a largo plazo sobre lo que funciona y lo no en esta picadora de carne del Paseo de la Castellana. Jugadores cansados después de un Mundial, un año mayores y hartos de ganar Champions no podían rendir con la intensidad que demanda la continua batalla contra vestiglos y endriagos por los campos de España y Europa. Quizá no se podía entrever en aquellos meses estivales la magnitud de la tragedia, pero Zizou comprendió que si no se implementaban cambios, poniendo sobre la mesa unos cuantos puñados de billetes, no se llegaría a ningún lado, como así ha sido.

Ahora, dos entrenadores después, estamos exactamente en la misma posición de salida, con todos (los jugadores, el presidente, y todos nosotros) un año más viejos y con un punto más de urgencia por conseguir algún trofeo de los que visten las salas. Floper, en un alarde de prestidigitación ante el acorralamiento al que le llevaron los resultados, se sacó de la manga el retorno del hijo pródigo, y sacrificó el cordero del control total de la parcela deportiva, entregándoselo al nuevo/viejo entrenador y prometíendole todo lo que un año atrás le negó. Ésto último lo asumo, ya que de no ser así, estaríamos ante unas dotes persuasivas y negociadoras en Floper superiores a las que ya se le presuponen. Quizá sólo algunos de los habitantes de esta página, aquellos que por edad no puedan ser categorizados como millenials, recordarán el eslogan “juegan 11, manda uno” (nunca equiparable al mítico “Bueno para el Madrid” de Gómez Pintado) de la alocada campaña a la presidencia del Madrid con Villar Mir y Carlos Sáinz compitiendo contra Calderone, Palacios y otros frikis (¡qué tiempos!). Si la situación es la que se describe arriba, es conveniente que todos interioricemos esta realidad, ya que es la que nos espera de aquí hasta que a Flóper se le agote la paciencia y decida dedicarse a resolver contratos.

En los meses venideros se irán tomando decisiones que seguramente no estarán alineadas con los gustos y pareceres de los supertacañones fansistas. Jugadores que nos gustan abandonarán el equipo, jugadores plenamente amortizados (¡Hola Marcelo!) gozarán de favores, prebendas y privilegios y se fichará a gusto del calvo y no de al de los plebeyos que por aquí nos reunimos. Se irá construyendo un equipo remozado, espero que más pronto que tarde, y lo que es seguro es que a ninguno de los que aquí estamos nos parecerá del todo bien. Por eso os invito a que, cada vez que se produzca un evento con el que no estemos de acuerdo pensemos en: LQDZ, y todos seremos más felices.

Geodotto da clases de griego gratis. Para más información, escribir a geodotto@doppo.com.

Share

Las tribulaciones de Chochen


.
Interviú completa.

¿Qué motivo puede tener alguien para dejarse entrevistar por De la Almorrana? Sólo se me ocurren dos: tener un concepto un tanto trasnochado de los medios de comunicación deportivos, o bien querer acabar la entrevista sin pasar apuros ni revelar nada comprometedor (algo garantizado con un entrevistador tan deficiente como el Bizconde). Además, no puedo dejar de preguntarme: ¿Por qué infiernos no se hacen estas entrevistas en la tele del club? Serían el tipo de contenido que mejoraría sus paupérrimas cifras de audiencia. ¿Que quedaría demasiado institucional? No tiene por qué, siempre puedes invitar a un independiente para hacerla, con el acuerdo tácito de no apretar demasiado las tuercas al presi (lo mismo que se hace con el Bizconde, vaya). Esta vez, no obstante, parece que la cosa no fue tan mal en Onda Cerdo, e incluso quedó algún retazo interesante para destacar:

– Rabos se quería ir gratis. Otra cosa no, pero los andaluces son unos cachondos. Me imagino que a René le llegó una oferta de estas bestiales que hacen los chinos, tipo 30 kilos limpios por temporada, y aunque los hermanos sabían que no se podían ir, lo plantearon igualmente, porque al fin y al cabo no tenían nada que perder. Lo de que SR4 esté peleado con Flópor, literatura barata; estará en la pretemporada con todo quisqui, porque es lo que toca.

– Cristiano no pidió que le pagaran la multa: claro, sólo pidió mucho más dinero para pagar la multa. Por eso decidió que quería “empezar otra etapa” en la Juve, que casualmente le paga lo que él quería. Por cómo hablé de él, está claro que Flópor quiere ser recordado como “el que fichó a Ronaldo” (sólo que no lo fichó él). Hasta justifica sus impresentables declaraciones tras ganar la 13, que es algo de estar ya muy chocho.

– Zidane se fue por cansancio mental. Bueno, seguro que no es toda la historia, pero me lo puedo creer.

– La culpa de los malos resultados no ha sido de los entrenadores sino de la excesiva presión. Hombre, no sé yo si tras ganar tres Champions seguidas tienes mucha presión… En realidad, esta puede haber sido la vez que el presidente ha estado más cerca de decir que los jugadores se tocan los cojones a dos manos. Por cierto, al Bizconde le sorprendió que el Madrid no pagara nada por Gotelepi, algo que se supo desde el principio.

– Flópor se solidarizó con Bertomeu por palmar estrepitosamente en la Chempions. No, hombre, muy mal. Si no les dejas el estadio para mancillarlo en las finales de Copa, no los blanquees ahora. Haz como Mendoza, coño, ríete de ellos y di que aspirantes a la Champions hay muchos pero Madrid sólo hay uno. Y ya que te gusta tanto Cristiano, destaca que le ha pasado la polla por la cara al hormonas repetidamente. Y rizando el rizo, hasta podrías decir que debe ser duro ganas sólo competiciones de un país donde no quieres estar. Vale, ya sé que ese no es el estilo de Flópor, pero algo más mordiente que solidarizarse con Nobita podría haber hecho. Sobre todo cuando todo apunta a que le están haciendo competencia desleal con los fichajes.

– Jasard hecho y Jovic básicamente también. Frapé vendrá aunque lleve unos añitos.

En fin, se comenta que Flópor está cansado y seguramente sea verdad. Sus últimos servicios serán el papel Albal (mucho papel Albal) y, con algo de suerte, el hype parisino mulato. Después de eso navegará hacia la puesta de sol en el Pitina II, y quedaremos en manos de Dios sabe quién.

Share