Archivos
Categorías

Artículos de Interés

Archivo por autor

El bulo de Pogba

Lo de Pogba es un bul(t)aco de los gordos. El Mandril no está actualmente por la labor de meterse en fichajazos de 150 kilos para arriba, y mucho menos por un jugador que tras varios años en primera línea sigue siendo un segunda espada. ¿Cuál sería el aporte diferencial de Pogba, cuando tenemos el centro del campo completamente saturado y alternativas mucho más baratas o incluso gratuitas? Odegaard tendría coste cero, Exequiel Palacios vendría por 20 y Eriksen, que acaba contrato en 2020, puede ficharse perfectamente por unos 70 millones y cobrar un salario neto inferior a 10 millones, muy por encima de los 4,5 que percibe actualmente. Con la guerra cruenta que va a haber por los minutos, engordar aún más la línea media parece directamente una llamada al canibalismo.

¿Pasaríamos de un Kroos-Modric-Casemiro a un Ericsen-Modric-Pogba, con una inversión de casi 300 millones (150 + 70 + 70 de Haazard), quedándonos sin apenas margen para fichar a nadie más? Si el Madrid quisiera gastar eso, ¿no tendría más sentido ofrece 200 por Kane? Esto sin siquiera contar que: a) El representante del negrito es el innombrable Radiola, con quien nunca hemos cerrado un acuerdo porque siempre ha negociado de mala fe, burlándose escandalosamente del Madrid hasta tres veces (la última usando a los blancos para subirle el sueldo a Donnaruma). b) El actual salario del jugador son 12 millones netos (más que cualquier futbolista del Madrid excepto Bale). c) tiene un comportamiento de divo combinado con una notable aversión al trabajo.

¿Petición de Zidane? Cortina de humo, hombre. Mientras se habla de este no-fichaje podemos negociar por los jugadores que interesan de verdad, haciendo creer al vendedor que “tenemos otras alternativas en cartera”; el truco más viejo del mundo. Pensadlo un momento: ¿el fichaje más caro de la historia del Madrid, por un amplísimo margen… va a ser Pogba? Creo que el entrenador tiene muy claro que hay que reforzar varias líneas, y que el gasto en ningún caso va a ser de 400-500 millones. Considerando esto, pensar que vamos a darnos un capricho de 150/14 kilos en la línea más poblada del equipo no me parece vivir en la realidad.

Share

Bombas, bombas / Código rojo

Rappol

El despertador de Erik no sonó ayer para los chicos al menos hasta la segunda parte. Y eso que hubo un poco de pri ayer, hasta el minuto veinte aproximadamente. Mr. Mojo Saes salió con su tenderete al mercadillo a intentar revalorizar a los que están ya en la frontera, y quiso también darle galones al Pajarito Valverde, que estuvo un poco piolín en el arranque. El Eibar jugaba con la defensa adelantadísima, pero el Madrid estaba muy largo y muy torpe, como el feo de Dueñas, porque la salida del balón seguía siendo tan mierdosa como en los últimos tiempos. Varane, que estaba de resaca de Licor 43, hacía unas cosas extrañísimas, bailando al son de Chimo Bayo. Sonando “Bombas bombas”, perdió un balón que acabó al segundo palo gracias al morcielágico despiste de Reguilón, para que Cardona batiera a Keylor con un toque sutil. Desfile de caretos y minutos horrorosos en los que pudimos cobrar más de lo que merecíamos.

En los vestuarios, Mr. Mojo Saes debió consultar su diccionario de fútbol cantonés-francés-español, y en el segundo tramo cambió a Gasensio de banda y le pinchó algo en el pajarito a Valverde. El equipo dio un paso al frente y Benzema empezó a moverse como El Último Guerrero, empezando a causar muchos problemas por la izquierda. En la derecha, El Hijo del Viento se mataba a correr y Gasensio ponía la calidad. De este modo llegó el empate, tras sensacional centro del mallorquín y remate de cabeza picado del ciclotímico francés. El equipo comenzó a creer, y los cambios capitalistas y oxigenantes trajeron calidad (Kroos) y velocidad extra (Chopped, que apareció estilizado) para culminar la remontada, de nuevo con Benzema rematando muy bien de cabeza un centro excelente de Toni.

Los últimos minutos, ya con los jugadores sonrientes tras la taza de caldo de enfermo, pudieron ser un festival para Karim. No sucedió porque no cuadraba, porque los zombies nunca ganan en las películas. Al menos se recuperó algo de dignidad y empuje y, sobre todo, no se palmó otra vez en casa contra un equipo francamente inferior, que vio su plan desbaratado por la lesión de un jugador. A esta hora, habiendo palmado los indios como era más que previsible, desde luego merecería la pena que los nenes se centraran en conseguir la segunda plaza, aunque sólo sea para tener algo por lo que luchar hasta que llegue el verano del amor argelino.

·····

– Mándril: 2 (Benzemalo)
– Heivar: 1 (?)

·····

Código Rojo, por Custer

Hoy nacerán cincuenta mil bebés humanos en todo el mundo. También hoy, en las automatizadas fábricas de Indonesia y México, niños deformes seguirán produciendo otro cuarto de millón de placas madre para que sigáis viendo pornografía en la oscuridad de vuestros cuchitriles. Mientras tanto, en Madrid, palomas sucias, tiznadas de hollín y con patas parecidas a las piernas de Isco se abalanzarán con ansia sobre pedazos de pan por una mera cuestión de supervivencia. En este contexto de derrota global decido volver a entrevistar a Custer.

Quedo con este Mito del Madridismo en el Campus de Moncloa, un lugar que apesta a calcetines de Colegio Mayor, perroflauta y Escuelas Superiores. Intento no vomitar mientras me adentro entre sus ruinas. A cualquiera que haya pasado por la universidad pública española, especialmente por sus facultades de ‘letras’, no le resultará ajena su hipertrofia política: carteles anticapitalistas y asambleas forman parte del mobiliario habitual. Fue en una de esas facultades, la de Sociología y Políticas, donde se gestó Podemos, el más exitoso proyecto de la izquierda radical desde la Transición. Una braga sucia y un pringoso condón marcan hoy el punto exacto en el que celebraron su primer mitin.

¡Qué hermosas zonas verdes dedicadas a la sodomía y a la devastación se han levantado en la Ciudad Universitaria! A la sombra de un árbol veo a Custer. Interpreta un concierto de shakuhachi, el sonido de la Iluminación. Se encuentra solo, como siempre. La última vez que hablé con él del Real Madrid me dijo: “Una humana de piel oscura con cuatro brazos viene hacia el Club cruzando Sagrados Corazones. Su único atuendo es un cinturón ensartado con cráneos humanos”. Y después, sobre su ausencia de cualquier discusión en Foros Futboleros, añadió: “Discutir con anónimos desconocidos en Internet es un juego de idiotas porque casi siempre resultan ser -o son indistinguibles de- quinceañeros petulantes con cantidades infinitas de tiempo libre. Mi experiencia me dice que la mejor forma de tratar con este tipo de gente es aceptar educadamente todo lo que dicen y después ignorarlos”. Espero tener suerte y poder plantear a Custer las Grandes Cuestiones que nos atañen.

– Señor Custer, antes de empezar la entrevista me gustaría que comentara o mejor dicho: que nos aclarase, lo que sucedió… “aquella vez”.
– ¿Cómo dice?
– “Aquella vez”.
– No entiendo.
– La vez en la que usted se meó en la cama… Hace poco además… No era usted precisamente un niño, señor Custer.
– ¡¿Qui… Qui… Quién le ha dicho…
– ¿Qué ocurrió? Se lo pregunto como amigo… Se lo pregunto con respeto.
– Bueno… vamos a ver… Se referirá a la vez en la que soñé que meaba junto a un carro… Cuando tienes necesidad de orinar y estás dormido tu organismo envía señales para que despiertes… Sucede a menudo… A niños y a viejos, sí… pero también a adultos… En esa ocasión no desperté.
– El caso es que se meó en la espalda de la Señora Colombo ¿no es cierto?
– Mire…yo soñaba que estaba junto a un carro… junto a la rueda de uno de esos grandes carromatos de la España Invertebrada… Y en realidad era la espalda de mi mujer, sí. Fue un accidente, ya le digo.
– ¿Y no es cierto que su mujer se despertó con un grito al sentir la meada en la espalda?
– Ehmmm… Sí, claro… Fue un susto.
– ¿Y no es más cierto que ella se volvió rápidamente hacia usted para ver qué ocurría?
– Tuvo una reacción lógica… en efecto…
– ¿Y no cabe pensar que al escuchar el grito de su señora usted también se despertó en ese mismo instante?
– No entiendo adónde quiere ir a parar.
– Custer: ¿se meó usted en las tetas de la Señora Colombo en pleno uso de sus facultades volitivas y cognitivas aprovechando que estaba de frente?
– ¿¡Qué?!
– ¿Estaba ya despierto? ¿Aprovechó la ocasión para, ya con la chorra en la mano, mearse en las tetas de Colomba?
– Oiga… Yo he venido aquí a hablar de Pogba…
– Señor Custer: ¿Ordenó usted el Código Rojo?
– Mireee… yo a usted no lo conozco de nada… Se me dijo que íbamos a hablar del Madrid Futuro… de fichajes…
– ¿Ordenó usted el Código Rojo?
– ¿Quiere respuestas?
– ¡¡¡QUIERO LA VERDAAAAD!!
– ¡¡TÚ NO PUEDES ENCAJAR LA VERDAD!! Mi existencia, aunque grotesca e incomprensible para ti, salva al Real Madrid…Tú no quieres la verdad porque yo he ganado Champions para este Club… Yo saqué al equipo de Katanga y lo llevé a Varasada…
– ¿Ordenó el Código Rojo?
– Yo estaba dormido, joder.
– ¡¡¿¿ORDENÓ EL CÓDIGO ROJO!!??
– ¡¡¡¡PUTURRRRRRÚUUUUU!!!

(Y Custer sale corriendo… Sí, señores, como un cobarde. Custer, dando un grito caricaturesco huye de la entrevista, escurre el bulto entre la arboleda y yo os pido que no lo culpéis, que no os moféis de él. Os pido, señores, que transforméis vuestro desprecio en un sentimiento de piedad hacia aquellos que, como decía Nietzsche hablando de los héroes trágicos de la antigüedad, cargan con la pena sin tener la culpa. Pobre Custer, caballeros… En realidad, pobres todos nosotros)

Share

Forza Arleti, oé


Qué bonito.

Nuestra liga está moribunda, y la jornada de hoy puede eutanasiarla o por el contrario insuflarle un nuevo soplo de vida para ver si adelante. Dicho de otra forma, hoy se enfrentan Barcas y Paleti, dos modos distintos de entender la vida: unos viven para el victimismo (aunque ganen) y la indapandensia, y los otros para el victimismo, e orgullo de clase mal entendido y el odio al Madrid. No obstante, entre estas dos cosmovisiones patológicas el madridista ve con menos antipatía la segunda, porque al menos no encierra odio hacia nuestra patria.

Ya sé, ya sé que hoy todos los mecanismos de “la cosa” o “el tinglado” van a correr al máximo de revoluciones para que no haya imprevistos, pero oye, quién sabe: los partidos hay que jugarlos, y puede que al engendro le siente mal el último “suplemento” proporcionado por su “nutricionista” italiano. Al fin y al cabo el Paleti ganó su última Liga en el Kampf, ¿no? Mencionar que una bomba atómica de potencia suficiente (vamos a decir 80 megatones) sobre este insigne estadio inaugurado por la plana mayor de la Falange sería también una alternativa aceptable.

Hablando de otras cosas, ya tenemos cuartos de final de la Uroliga: Fener-Zalgiris, Cheska-Asconia, Mandril-Pao, Andalusí-Barcemona. Si las eliminatorias siguen el curso normal, pueden repetirse tres de los cuatro finalistas de la gloriosa Final Ford de Belgrado, siendo el duelo entre turcos y culerdos el más igualado. Si los puchimones logran arañar alguna victoria en Ful de Estambul puede que nos los encontremos en Vitoria, pero yo sinceramente espero que no, porque son irritantes y persistentes como las cucarachas y Freddy Krueger. Nuestros dos primeros partidos contra Pao serán los días 16 y 19, en el Güizink.

Share

Rabísimo

Rappol

Buen partido. O sea, chica aseada, maja, que la chupa bien y tiene pasta. Lo del Madrid, pues lo de esta temporada. Qué profético fue el Morciégalo en aquella cagada contra el Arleti.

Pero vayamos a lo importante. Que no es Mr. Mojo Saes, ni la clasificación para Champions, ni los fichajes. Lo importante es poner bien grande en la cabecera de la peich: “Hey, que todavía no es verano”, e impedir que Pluto escriba pronósticos en los descansos de los partidos. Dos cosas muy importantes, vitales, irrenunciables ahora mismo.

Hubo ratitos de lada a lada, eso es innegable. Pero poco más. Exprimamos a estos tipos, vendamos a los que se pueda vender y nada, a esperar que escampe. Resultados en contra que no abulten mucho y estoicismo.

Ea. Hala Madrid.

·····

El Socio

No amargarse: el Madrid es incapaz de rendir a tope cuando no hay nada en juego, y menos cuando se saca un once tan lleno de jugadores adocenados como el que puso Zipayo en Mestalla Lapolla. La inquietante pregunta flota en el aire: ¿le debía el Madrid zipayano casi todo su éxito al Yitán? Sólo podremos saberlo el curso que viene, en el cual el calvo se juega gran parte de su prestigio, y yo creo que sólo por eso hay que darle las gracias. Que sí, que el tío está en la luna, que puede ser algo desesperante, pero no ha dejado de dar clases de saber estar madridista desde que llegó en el 2001: la volea de la novena, el irse perdonando un año, las 3 Champions como entrenador arrancadas a la improbabilidad, volver directo de la playa a un club que estaba en la mierda…

¿Y Flópor? Yo creo que hay que verlo como al padre mayor que ha estado trabajando toda la vida por su prole. Ahora está haciendo el último esfuerzo por dejarnos un estadio de papel Albal cibernético y no deberíamos pedirle mucho más. ¿Que hay que estar unos cuantos años comiendo mierda? Pues se come, e incluso se pone buena cara; todo ciclo victorioso llega a su fin, y algún día llegará alguien que vuelva a poner el club patas arriba. Recomendación muy útil: no dar la menor importancia a lo que pase de aquí a final de temporada; dentro de un tiempo se verá como un periodo en blanco previo a una nueva temporada.

– Violencia: 2 (Guedes y Gaygay)
– Mandril: 1 (Bezemalo)

·····

Centrados en la única Copa de Europa que podemos ganar, hoy se cierra la larga fase regular con un choque en el Güizink ante el siempre correoso Zalgiris Kaunas. Realmente van a tener que consumirse todos los partidos de hoy y mañana para saber los cruces, pero ya sabemos que el Barcas ha quedado emparejado con el Efes sin ventaja de campo, por lo que hemos esquivado esa bala. Nuestro cruce es aún incierto, pero si se dan los resultados lógicos (victoria nuestra y de Pao como locales, y derrota de Baskonia en Moscú) repetiremos cuartos de final contra Pao, a quien ganamos hace apenas unos días. Digamos que de entre las posibilidades que había era de las más deseables.

Share

Hasta el toro todo es rabo


Mestalla la polla.

Como buenos españoles (y ser buen mandrilista es ser buen español) tenemos que ayudar al Paleti a ganar la Liga. Ojo, no es porque los colcholerdos no sean delincuentes, yonkis y gente de mal vivir (que lo son), sino porque los culerdos son todo eso y además separatas. ¡¡Se trata de escoger el mal menor!!

Es cierto que el hecho de que ganemos o perdamos los partidos que nos quedan no influye mucho en que el Paleti pueda coger al Puchdemón FC, pero siempre es bueno hacer como que lo intentas, aparte de meter algo de presión al Laleti, que al fin y al cabo está sólo a cinco puntos.

Para ello habrá que ganar al Violencia, equipo que este año discurre por su mediocridad habitual y que merece ser destruido. Uno pensaría que lo de Mijatovic ya se les ha olvidado 20 años después, pero nooooo. El violencionista vive para esos pequeños agravios, son los que definen su identidad como club, porque lo que es ganar títulos, como que no.

El Madrí zinadiano afrontará esta misión con un equipo que lleva ya dos victorias seguidas contra sendos colosos futbolísticos, y que está probando a los menos habituales para ir decidiendo los descartes del año que viene. Por ello, para hoy preveo otro equipo heterodoxo, con Bluffisco bailando el penúltimo vals, Llorente flexionando abdominales y Mariano reivindicando su herencia hispano-negro-americana. ¿Buen juego? Creo que ya deberíamos haber superado eso, lo cual no descarta que nos llevemos alguna satisfacción hoy, tal como partirle la crisma a algún choto especialmente agresivo o ganar biliseando. No debemos perder las esperanzas.

Share

Hespíritu Hindomable

Por Rappol

Partidito de esos de alineador. Piluca por Pijamita, los vendibles que se pueden volver invendibles (hics), algún retorno y los sufridos fijos. ¿Qué podía salir mal? Nada, estando Mr. Mojo Saes. Conque estaba a otras cosas con el ordenata hasta que cambié de ventana y vi que en el 5 íbamos ya con premio. Jugada rara en el reino del Morciégalo y Piluca vendido ante remate llegador por el centro. Buen guion para el arranque.

El Hijo del Viento comenzó a lo suyo por la derecha, y lo cierto es que merecimos empatar pronto si no fuera porque Benzema estaba en uno de esos días en los que daría uno sus cocacolas por ver si llevaba el muchacho una compresa puesta o algo así. Qué remates, qué sudores, qué poco apetito sexual. Isco, mientras tanto, alegraba a su suegra. Y lo cierto es que el equipo a partir de tres cuartos estaba pintoncillo, pero a la hora de salir desde atrás era como el chavalito que ha quedado pero no tiene ganas, y no deja de volver a subir a su piso compartido a buscar excusas. Que si las llaves, que si tiene comida el puto gato, que si la caja de condones está en el escondite. Esas cosas del Madrid adolescente que plantó el divino calvo sobre el campo.

En una de esas llegadas pintonas, Ibrahima Gasama Borama hizo una especie de asistencia, tras disparo mocoso de Benzema que -esto fue épico- el propio Benzema trató de rematar arrastrando el culo por el suelo bien fuerte para que no se le despegara el Carefree, o algo. Pero allí estaba Isco, que quiere mucho a su suegra, para empujarla con gracejo y celebrar, que al tipo le falta mucho que celebrar últimamente. Bien Isco. Corría más o menos, y sudaba alguna bebida buena sin que pareciera sufrir tanto las resacas de semanas atrás.

El desarreglo hormonal continuó durante la segunda parte, con un Wesca que intentaba contras panchas pero sólo inquietaba a balón parado, empequeñeciendo a Piluca, que es un portero de esos que en cuanto se pone bajo los tres palos parece que encoge. Cualquiera diría que es el hijo de Onésimo y no de la última gran leyenda estética del fútbol del siglo XXI.

Así que el partido continuó hasta que Cebollas remachó un nuevo acto de generosidad de Benzema (este tipo acabará en la ONU o algo así), y la grada suspiró ufana volviendo a la pipa, en su tradicional acto amoroso de los domingos. Pero el Wesca era mucho Wesca en los corners, y en uno apareció un sospechoso de etarra para empatar. Piluca no llegaba, así que compuso una bonita estampa para dejar claro que en sus genes algo de estética lucha por manifestarse.

Sí, sí. Hubo cambios. Pero no los recuerdo mucho. Creo que salió Valverde, y también Mariano, y creo que otro también. Pero es que a mí me llevaban los demonios charcuteros viendo a Mortadela Galesa depreciándose al nivel del Argal. Qué partidito, qué desidia, que le pongan a correr detrás de una bola de golf.

Pero estaba Mr. Mojo Saes. Y eso es mucho más de lo que podemos desear. Volver a ver a ese Madrid agónico que consigue la victoria en el tramo final. Gran centro de Morty, dejada rara de noséquién (se pidió offside) y remate maravilloso de Benzema, que debió sentir que ya había terminado de manchar. Al final pitó el árbitro y algunos celebraban. Porque el fútbol es así. Bonito, juvenil, heterodoxo. El fútbol que huele a pelotas húmedas y semen en las cortinas. El fútbol que huele a desodorante roll-on y gotitas de pipí en las bragas. Y ese fútbol, ha vuelto a casa.

·····

– Mándril: 3 (Bluffisco, Benzemalo y Cebollas)
– Osca: 2 (Uh…)

Share