Archivos
Categorías
Dónde ver al Mandril

Archivo de la categoría ‘Baloncesto’

Mabrilismo bestiajo

– Con una victoria rutinaria ante el Estrella Coja, el Madrid Basket se pone como ultralíder de la Urolija, gracias a un excelente registro de 9-2. Es cierto que tiene truqui porque lleva un partido más que el resto del «Top 8», pero no puede obviarse el avance de un equipo que estas alturas del año pasado penaba por entrar en los puestos punteros. Es la enésima reinvención de un Lolaso que parecía abocado a un año de crisis tras perder, de una tacada, a Campazzo, Deck y Garuba. Dicen los críticos del vitoriano que el mérito es de sus ayudantes… ¡como si escogerlos bien no fuera una difícil habilidad!

Tan bien rula el equipo que no hay previstas incorporaciones para lo que resta de curso, ¡aunque ojete!, Marc Gasoil está en el mercado. Parece que lo tiene casi hecho con el Yirona, pero es una lástima que el Madrid no intente nunca una de estas operaciones fantasiosas, que siempre traen un necesario interés a la competición. En todo caso, excelente evolución del Real Madrid Bad Boys, un equipo casi nuevo muy lejos aún de su máximo potencial. Ya sólo falta enseñarle a Tavares a controlar su temperamento y la podemos liar parda.

– El Mabrip negocia un contrato «de 400 millones» con la empresa Legends para la explotación del nuevo Pipas. Que oye, me parece estupendo, ¿pero por qué explican tan mal las cosas? ¿400 millones por cuánto tiempo? ¿4 años? ¿Ocho? ¿Veinte? Ya he expresado numerosas veces mi escepticismo sobre los ingresos netos que pueda generar el oneroso Neo Pipas, así que firmar un acuerdo que garantice un fijo mientras otro se come el marrón de gestionar me parece bien, pero sin conocer los términos es difícil valorar la operación; aquí la gente suelta una cifra (¡400 kilos!) y ya parece que el Albal está generando millonazos sin haberse siquiera cortado la cinta inaugural.

Por cierto que este domingo hay asamblea de compromisaurios, donde se aprobará con mayoría del 99% aumentar el endeudamiento para esta cobertura tecnológica de un estadio de 1947. Y eso está muy bien, en la vida para triunfar hay que invertir, lo que a menudo implica endeudarse. Lo malo es que si la inversión no puede amortizarse en un plazo razonable (digamos una década), los pagos empiezan a convertirse en una pesada carga, que no tienen por qué llevarte a la quiebra, pero sí ser una pesada piedra colgada de los huevos. Que oye, cuando el Arsenal invirtió en su estadio eso iba a suponer un empujón brutal, pero el resultado ha sido distinto: no sólo llevan un lustro siendo el equipo más ridículo de la Premier, sino que aún debe 170 millones, que se han convertido en 218 porque el accionista mayoritario ha liquidado el préstamo y el club se lo debe pagar… con intereses. Es más, si se amplía el epígrafe incluyendo «Stadium debt and other structural debt», la cifra se va a unos bonitos 415 millones. Lo comento por si alguno piensa que pagar «en cómodos plazos» de repente diluye inversiones cercanas a los 1.000 millones de euros.

Claves psicológicas para ganar al Barcas


Un puticlub.

Cuando toquen «Els Segadors» al principio, rascarse los cojones y soltar mocarros tapádose un bujero de la nariz.
– Dejarse la piel e intentar marcar en los diez primeros minutos. Ni «fase de tanteo» ni pollas.
– Hostiar a Pedri, que pesa 60 kilos.
– Preguntarle a Fati por su rodilla.
– Preguntarle a Alba por Messi.
– Olvidarse de lloriqueos porque «el hálbitro y el del VAR son antimadrilistas». Ya habrá tiempo de lloriquear después.
– No pensar que una ventaja de un gol es suficiente. Precisamente si el hálbitro nos hace una pirula será porque ganamos de un gol o estamos empatados.
– Si nos ponemos dos goles por delante, no levantar el puto pie del acelerador.
– Si hay que remontar, no sacar de ningún modo a Gaysensio.
– Prepararse para un descuento de diez minutos.

·····

Gran victoria Lolasiana, el Madrid Macarra avanza hosco e implacable. ¿NAFruba? Cola de ratón en equipo del montón.

Pichicius nos muestra el camino

Zizou Dios

Partido: 385467

Resultado: Victoriativo

Contendiente: no seria buena idea dejarle a solas con el borreguito de Norit y solía vestir de azul celeste, ayer no

Alineaciones: 11 del Madrid y muchos cambios, ventanas

Incidencias: Debut Camavinga

Traicion nivel Judas Iscariote por parte del Real Madrid para con un canterano del equipo rival, -1 en valores

El Madrid no sabe resolver bien la salida de balon bajo presion, tampoco vamos a decir que sea facil pero cualquier equipo es capaz de presionarte, el tema es que estos solo aguantaron 30-40 minutos.

Vendrán partidos donde te presionarán mucho más intenso y más tiempo, si condeces un ratio de 3-4 ocasiones cada 30 minutos no hace falta hacer muchas cuentas.

Todos los goles fueron debidos a la maligna y ponzoñosa pegada madridista: Intangible, intangible, tobillos sufnormales, muy caro, intangible.

Los periodistas siempre tienen un nombre y un solo apellido, además suele ser algo cotidiano; un nombre valido puede ser Julian Plato. Bueno pues alguien asi escribirá un articulo explicándonos lo irresponsable que es la celebración de Vinicius.

Otro con los dos apellidos iguales pero que tampoco te suenan mucho (entonces sería un árbitro de verdad) te explicará por qué una celebración irresponsable que conlleva otro -1 en valores, pero este ya para toda la temporada, equivale disciplinariamente a un pescador de focas, atacando arpon en mano a ese titán acorazado e indestructible que juega con Bélgica.

Pues ya tenemos estreno en el Bernabéu, dicho por un comentarista ultramadridista de una liga presidida por otro fanático de nuestro club. Estimado amigo, gracias por sus amables palabras, permitame discrepar educadamente e invitarle a que las escriba en papel de lija y las ponga en contacto con sus microvellosidades.

El nuevo Bernabéu se estrena con victoria, como tantos cientos de otras. Estuvo complicado pero así es el fútbol para los que no jugamos ni bien ni bonito, a veces hay que remar. Estoy seguro que Don Lorenzo ayer empujó un poquito y después se encendió un puro y se descojonó de la capacidad de análisis de la prensa patria.


.
Programazo.

Rappol

El retorno al hogar nos recordó que está muy bien meterla por ahí en cualquier agujero, pero nada es comparable a meterla en casa. La Mastaba ofrecía un aspecto de otra época y, pese a la incomodidad que suponen las mascarillas para degustar el sagrado fruto del girasol, hubo un poco de fiesta, muchos goles, mucha negritud, y se siguen acumulando rayitos de esperanza para que definitivamente el Madrid consolide el relevo generacional esta temporada.

El Arsenal de Vigo aprovechó la celebración previa del nosequé para adelantarse por dos ocasiones en el marcador. El equipo no empastaba líneas y Aspas daba por saco todo lo que podía, acompañado de Mina y Cervatillo. En la grada, los más barbilampiños buscaban Lorenzo Sanz en Google y vídeos de la BBC de los que ponen en Pornhub. Con 1-2 al descanso, era de esperar que Ancho diera consignas tácticas y el equipo mostrara algo más de orden y decisión de cara a la segunda parte.

Efectivamente, tras un pronto empate (gran chirlo entre Gutiérrez y Karim), la trasera blanca se entonó y empezamos a salir más claro y más rápido por nuestro lado más negro: la Zona Vini. El muchacho comenzó a dar un recital de desmarque y dribbling para acabar poniendo, al fin, al Madrid por delante al terminar una jugada con la calidad de los brasileños legendarios. Todo el mundo se dio cuenta, y el tipo estaba tan eufórico que saltó a la grada a saludar a su padre, un señor de Móstoles con camisa, gafas y la mascarilla muy bien puesta. Una celebración un poco temeraria, sí, pero necesaria en estos tiempos en los que el fútbol agoniza y necesitamos la Superliga, Ceferino.

En plena efervescencia, Carlo hizo debutar a Camavinga y el chaval marcó tras penetración cariñosa y consentida de Modric. Sonrisas, sonrisas, sonrisas y hat-trick final de Benzema. La felicidad flotaba sobre La Mastaba, el streaming mejoraba con la desconexión de los culerdos esperanzados al descanso, y Vini seguía trotando y gustándose.

El camino del Madrid es Azul y Negro. Duerme tranquilo, Florentino. La Mastaba ya casi está. El fútbol ha vuelto a casa.

·····

– Mabric: 5 (Benzema (3, 1 de pen.), Ficticius y Caraminga)
– Celtic: 2

·····
Lolasismo Recargado

La puerta a la Final Ford

Patrocina: Renault

Mañana llega el gran drama de la temporada y hoy por la noche tenemos el gran pifostio de las urnas, pero mientras tanto dediquémosle unas horas al basquetbol, deporte inventado por el insigne James Naismith para integrar a elementos marginales como los acromegálicos en la sociedad. La Euroliga ha tenido el tino de concentrar las tres eliminatorias que han llegado al quinto partido en el día de hoy, con lo que quien quiera disfrutar del mejor basket continental podrá hartarse. Frente a la aberración NBA, que sólo ofrece triples, nula defensa y negros empapados de crack, con resultados como el 154-141 del Wizards-Pacers de ayer (sin prórroga), el baloncesto europeo conserva algo de la esencia original, con pizarras, defensas y planes distintos a «balones a Will».

La final de este año se disputa en Colonia Chispas, y ya tiene a un equipo clasificado, el Cheska Moskow, que se cepilló sin misericordia al Férenbac. No obstante, las otras tres series han agotado todos los partidos posibles. La primera que se resolverá, a las 18:45, será precisamente la nuestra, en un choque que ha sido denominado «El canto del ciste del Lolaso» o «El crepúsculo de la calva», sin tener en cuenta que la reluciente pelota de nuestro míster renace una y otra vez de sus cenizas como… la Pantoja. Dejo el análisis de la misma a un tipo que sabe de hesto como Sergio. Inmediatamente después tendremos el Olimpia-Bayern, con un Messina que, tras muchos años de variar sin rumbo claro, ha vuelto a su hábitat natural, la Euroliga, con la posibilidad de volver a meter en una Final Ford al Milán desde ni se sabe. Y por último, ¡ay!, el único al que contraprograma la Champions, el Barcas, en un partido que, según fuentes de toda solvencia, verán las siguientes personas:

– Johnny.
– La hija de Johnny.
– Cotonificio.
– Cotonificio Jr.

Mientras todo el mundo está pendiente de Buardiola, De Bruyne, Amedio y compañía, el Barcas luchará principalmente por no hacer el ridículo contra el Zenit de un Xabi Semidesnatado Pascual sediento de venganza, con ese Mirotic sin alma y ese Gasol al que entran ganas de darle dos euritos. ¡Qué poco lucimiento para tanta inversión! Probablemente pasen sin excesivos problemas, pero anda que si…

El proveedor de estrímin habitual.

La Superliga nos la da Don Florentino

Decir que la comparecencia de Florentino Pérez ayer en el Chirincirco despertó gran expectación sería quedarse muy corto, pese a lo indudablemente casposo del medio escogido (pero al fin y al cabo, igual que cuando acudía donde el Bizconde, Flópor va adonde le marca la audiencia). Durante algo más de una hora, el presidente del Madrid y ahora de la Superliga explicó con cierto detalle el proyecto de nueva competición, ante un Pedrerol que le apretó con ciertos temas pero que obviamente no lo incomodó en exceso. Se le ha reprochado a Floren que no se explicara bien, que se trabucara, que en ocasiones titubeara, y ciertamente es un hombre que nunca ha sido muy elocuente ni ha recibido clases de dicción, pese a llevar tantos años en la vida pública; sí, sus repetidos «pa salvar el fúrbol» perforaron mi alma de lingüista aficionado, pero todo eso era bastante irrelevante: lo que importaba ayer es que el directivo futbolístico más conocido y respetado del mundo saliera a poner la cara por el proyecto, a darle carta de naturaleza, y eso es lo que hizo, en mi opinión con bastante éxito.

La idea que más repitió Florentino es que el fútbol está perdiendo audiencia e interesando cada vez menos a la gente joven (pese a lo cual se sacó de la manga una hiperbólica cifra de 4.000 millones de aficionados a nivel mundial); y que esto, unido al Covid, ha dejado a los clubes europeos al borde del colapso. La pérdida de interés entre la juventud es un diagnóstico completamente certero, si bien no dudo que Pérez exageró un tanto la magnitud de la crisis para no decir demasiado abiertamente que lo que presenciamos es una batalla por controlar el calendario y los derechos televisivos del juego, desde hace décadas en manos de terceros parasitarios. Una y otra vez repitió Florentino que, o entra mucho más dinero, o el fútbol se muere; cuando Pedretroll le preguntaba qué incentivos tendrán los clubes fundadores para competir en sus Ligas al contar con un puesto asegurado en la Superliga, a Flópor le faltaron reflejos para decirle que esas plazas fijas para los grandes son precisamente el gran atractivo del negocio.

Las manifestaciones más duras del dirigente se produjeron cada vez que se mencionaba a la UEFA o a Tebas, escondiendo a duras penas su antipatía hacia ambos, si bien resaltó con acierto que él jamás sería tan maleducado como Robocop Ceferin lo ha sido con Andrea Agnelli y Woodward. Incidió una y otra vez en la necesidad de transparencia (en contraposición a la opacidad de la UEFA), preguntando por qué se conocía el sueldo de cualquier jugador de la NBA pero prácticamente ninguna cifra de la Federación Europea. Se defendió también de las acusaciones de insolidaridad, insistiendo en que los ingresos extra serían repartidos entre todo el fútbol europeo.

Sobre la cuestión clave de cuándo arrancará la Superliga, creo que el plan desde el principio ha sido ofrecer a la UEFA una temporada de transición con una postrera edición de la Champions League, pero que en caso de ruptura se está en disposición de montar todo en cuatro meses. En ningún caso habrá vuelta atrás, por más que algunos acusen al proyecto de fragilidad o inconcreción. Ya ha fracasado la propuesta de echar a tres de los cuatro finalistas de la actual Champions (abanderada por Jesper Moller, precisamente el tipo de federativo que produce repugnancia a cualquier aficionado), y previsiblemente cada día la UEFA hará una nueva cesión, hasta el inevitable acuerdo final. Y digo inevitable porque absolutamente nada puede cambiar el hecho de que las materias primas del espectáculo (los jugadores, los estadios y el público) las ponen los clubes. Queda todo por desarrollar, pero tengamos paciencia; algo que yo sugeriría es que, tan pronto como la Superliga sea una realidad, su cabeza visible sea alguien que no presida ningún club, pues al fin y al cabo esa será la persona  que entregará el trofeo. Ahora es el momento de que hablen los demás presidentes, de seguir concretando y de poner a los correspondientes guaperas a encargarse de la comunicación. Eso sí, Flópor alcanzó a dejar un par de detalles geniales, como señalar que Marca pertenece al presidente del Torino («me gusta dar información»), y preguntarle a Pedrerol «¿Me puedo ir?» cuando consideró que ya había dignificado demasiado tiempo con su presencia aquella covacha. Lo he criticado muchísimo a lo largo de los años, pero pese a su edad y sus conocidos defectos aún vuela en círculos alrededor de casi cualquier personaje del mundo futbolístico.

Por cierto, la ola de rechazo a la Superliga ha sido tan bochornosa como asombrosamente informativa, trazando una perfecta radiografía de hasta qué punto la mediocridad, la envidia y la pequeñez mental permean el viejo continente. ¡¡Y alguno aún piensa que podemos competir con USA y Asia!! Pero entre la larguísima sarta de sandeces que hemos escuchado desde el domingo, sin duda la mayor distinción la merece Gary Neville; el jugador inglés, activo hasta hace sólo 10 años, se embaulaba 60.000 libras semanales como futbolista (presumiendo del valor que generaba) y ahora un millón anual como comentarista en Sky, pero la búsqueda de nuevos ingresos le parece no ya inaceptable, sino directamente un «acto criminal» que traiciona las raíces obreras de los clubes; desde luego, es una verdadera oda al capitalismo que semejante imbécil pueda cobrar no ya un millón, sino cualquier tipo de cifra por sus opiniones. Pero permanezcan atentos: en las próximas semanas oiremos cosas y asistiremos a ridículos que jamás habríamos imaginado.

·····

Como síntoma meridianamente claro de todo lo que está mal en el fútbol europeo, precisamente hoy y mañana tenemos jornadas de liga, gracias a una desquiciante compresión del calendario; la calidad y el espectáculo de la competición quedan en segundo plano ante la simple aspiración de unos jugadores exprimidos de aguantar el ritmo de partidos y no lesionarse. Pero no quiero concluir sin recordar que hoy ADEMÁS empiezan las eliminatorias de la Euroliga (mejor evitar el anglicismo playoff), con los duelos Olimpia-Bayern y Efes-Real Madrid. Todos sabemos el sufrido camino que ha recorrido el equipo hasta esta fase, y podría decirse que a partir de ahora todo es una propina, pero no por ello se pierde la esperanza de que el equipo pueda sacar adelante el emparejamiento. Los turcos son un equipo fuerte, pero los nuestros están el línea ascendente y un equipo de Laso jamás se deja ganar. Una vez más, os dejo el análisis de Karusito y de Víctor Basket para una mayor profundidad. El partido empieza a las siete, y podéis seguirlo en la plataforma de transmisión habitual.

·····
¡Si te gustaría seguir disfrutando textos como este, hazte mecenas de Fans del Madrid desde sólo 2 € mensuales!

Become a Patron!

Lolaso, estación final

Sé que están muy ocupados y emocionados con todo lo que está ocurriendo en el mundo del balompié (pasión de multitudes), pero les ruego un minuto de su atención para estas líneas y un par de horas esta tarde para asistir al último «hurra» de un equipo que, desde el semianonimato de un deporte para frikis, se rompió los cuernos por el escudo y aumentó notablemente el palmarés de un club que, como la planta de «La pequeña tienda de los horrores», siempre pide más y más. Les habló del Lolaso, escuadra que dinamitó el basket-control de los Obradovic y Messina y que, a base de triples y regalar la última posesión, puso patas arriba el baloncesto europeo; eso sí que fue una revolución de las sonrisas, y no la de los malolientes podemitas.

Por supuesto, todo se acaba, y ese equipo, ¡ay!, está ya como el perro renqueante al que habrá que llevar pronto al veterinario para «dormirlo»: La espalda de Rudy parece el acordeón de María Jesús; Llull tiene más parches que el mono de Niki Lauda; al microondas de Carroll se le pasó la garantía en el Mundial de Rusia; Deck es un camellito de Colonia Dora, Garuba un negro atlético fraudulento y Laprovittola un saldo del Sepu. Nos sostiene a duras penas la elefantiasis de Tavares y cuatro cositas de Taylor y Pedazo de Maravilla Thomkins. Vamos, que estamos en manos de negratas tatuados, como unos Brooklyn Nets cualesquiera. Se viene la hostia y será gorda, pero les debemos estar ahí.

El Madrid no se queda fuera del Top 8 europeo desde… ¿no sé, los tiempos de Imbroda y Louis Bullock? Sería una gran putada, pero aún tiene una forma de evitarlo: ganar en Ful de Estambul, ciudad fatídica para el Madrid este año. Nuestro rival es el Férenbac, que pasó una pájara importante tras la marcha de Obradovic pero ya vuelve a carburar bastante bien, con Nando Coca Colo como rostro más reconocible. Los entrena un tal Kosokov, que antes de esta temporada sólo fue primer entrenador un año en los Suns, pero de momento está cumpliendo el expediente. El problema será la diferencia de plantilla y el hecho de que, aunque ellos no se juegan nada, tienen la muy jugosa oportunidad de dejarnos fuera.

No nos engañemos: somos Butch Cassidy y Sundance Kid, somos el Grupo Salvaje… tenemos sólo un puñadito de balas y ellos ametralladoras… nos van a hacer más agujeros que a un gruyere… pero hay que verlo… hay que verlo… Ojalá, cuando todo termine, un alma caritativa cave un hoyo y diga una oración.

Euroliga, Jornada 34: Férenbac-Real Madrid, 19:45 (Streaming).