Archivos
Categorías
Dónde ver al Mandril

Archivo de la categoría ‘Baloncesto’

El crepúsculo del Lolaso

Había que ganar costase lo que costase ante el Efes Pis… y nos quedamos algo cortitos: 108 puntos de los perros turcos por los 83 de nuestros muchachos, que para más inri eran locales. La consecuencia es que hay que ganar los dos partidos que quedan y además depender de otros resultados; complicadillo considerando que el último compromiso es contra el Férenbac en Turquía. Además, se trata de una situacion lose/lose, porque de pasar al Top 8 resulta que nuestra eliminatoria sería casi seguro contra… el Barcas. Y sinceramente, no creo que un playoff a 5 partidos contra los económicamente dopados vaya a ser una experiencia agradable ahora mismo. Por supuesto, el equipo se dejará los huevos para pasar, pero si la temporada europea termina la semana que viene, quizá haya que tomarlo como una buena forma de ahorrar fuerzas y recomponerse.

¿El futuro? Amanecerá y veremos, dijo el ciego. Lolaso acaba contrato en Junio, pero tampoco creo que le apetezca irse de correrías por ahí; si se marcha, desde luego entraríamos en un terreno completamente nuevo (además, esta marcha coincidiría con la de Felipe… todo muy simbólico). El siguiente paso es esperar a la recuperación económica, y cuando esta se produzca refrescar puestos clave como el base y el alero; bueno, en realidad si contáramos con presupuesto Barcas habría que traer como a cuatro titulares… Otra posible vía de acción subir a algún joven, pero eso da para lo que da, y desde luego no resolvería ningún problema inmediato. En fin, aquí os dejo las dos últimas entradas de Karusito, que analizan bien la situación: una sobre la crisis del primer equipo y otra sobre la rentabilidad o no de mantener una cantera.

Ánimo, que por lo menos no nos ha encogido ninguno… de momento.

Boxing day, Basket day

La mayoría de futbolistas que trabajan Europa están ahora en casa tocándose las pelotas (las suyas, no las de fútbol), pero algunos todavía dan el callo, como es el caso de los portugueses, los belgas y sobre todo de los británicos en su tradicional Boxing Day. Es esta una festividad de etimología misteriosa, durante la cual los guiris se van de compras y ven fúrbol, con más motivo ahora que no son UE ni ná y que incluso dejan pasar a un poco de público.

La Premier siempre tiene cosas para comentar, como gran Liga que es, pese a su sonrojante sumisión al postureo antirracista. Tras unos inicios titubeantes, el Liverpool vuelve a estar en lo más alto, escoltado por un Leicester que parece empeñado en ser admitido en el club de los grandes. Anda también por ahí el Manchester tratando de sacudirse la mediocridad, un Chelski al que le quedan muy lejos los primeros sueños imperiales de Abramovich y un Tottenham donde Mau intenta reverdecer sus ajados laureles. Claro que para ajado Pepe Hucha Open Ass (perdón, ¡Open Arms!), quien ya está a ocho puntazos del Liverpool (cierto que con un partido menos) y sestea en un casi humillante séptimo puesto, pese a lo cual no ha perdido un gramo de crédito entre los pajilleros futbolísticos de ambos reinos ni entre los bookies de apuestas, quienes año tras año exhiben una enfermiza obsesión por colocarlo como máximo favorito a la Champions, pese al nulo soporte estadístico de tal predicción (ahora mismo el City está como segundo favorito tras el Bayern, en pequeña concesión a la tozuda realidad). Otro actor destacado es el Farsenal, que parece por fin puede descender a base dar lecciones de «buen fútbol».

(Repito la encuesta de la anterior entrada, que se quedó «colgada».)

·····

Otros que no descansan son los del basket, lo cual les honra teniendo en cuenta la agonizante situación de la ACB. Por si no lo sabéis, este año llevamos una temporada liguera perfecta, con 14 victorias en 14 partidos, lo cual no está nada mal considerando las predicciones apocalípticas que hacían algunos. Mañana esa hoja de servicios se pone en peligro con el clásico que disputaremos contra el Barcas de Mirratic y Josekevicio, equipo que tiraba bastante bien hasta el tenebroso affaire Heurtel. Es este un tema que está dando muchísimo jugo, no sólo por el devastador daño a la imagen culerda, sino porque además el Madrid tiene bastantes posibilidades de llevarse al jugador. Esto suena desconcertante teniendo en cuenta que ahora el Barcas se niega a firmarle el finiquito, pero resulta que por lo visto están obligados a hacerlo salvo causa justificada, que en este caso no parece darse de ningún modo. Si el fichaje se acaba produciendo, la temporada de fútbol con las manos pasará a tener un aliciente de lo más inesperado. De momento, a ganarles mañana, aunque sea con mandarinas de Garuba.

·····

Por obligaciones profesionales no me ha sido posible terminar la entrada del MILF Contest, que se publicará el lunes, Dios menguante.

·····

Se te ha olvidao dar el aguinaldo, ¿eh? Qué jodío.

El club de los 100

El Madrit consiguió ayer ganar un partido de la Eurojohnny 2021, competición extrañísima donde los mejores parecen malos, los malos buenos y los del medio cualqiera de las dos cosas. Y además lo hizo anotando 100 puntados, lo cual debería ser el obetivo mínimo antes de empezar cada partido; cada vez que regalan una posesión me cago en sus muertos reveniós. Ganó al líer Bayern, que ya no lo es, gracias a nosotros. Pero queremos más, mucho más: cargarnos al nuevo líder en Kaunas. Si logran hacerlo volveré a pensar que quizá tengan algo entre las piernas.

Lolaso es un hijo de perra

Algunos pensaban ingenuamente que Lolaso sería el sucesor de Pedro Ferrándiz, pero ya ven a los que no lleva el acomodamiento y la pereza: dos partidos, dos enculadas, para más inri contra el Askonia y contra el Pamesa, dos equipuchos que deberían dar gracias sólo por poder competir contra el Madrid.

¿Cuáles han sido las claves de las dos derrotas? La decrepitud y homosexualidad de la plantilla, sin duda alguna. Ahí está Campazzo, como loco por irse, sin recordar cuando lo llamaban Gazpacho y era el hazmerreír de toda Europa. ¿Quién lo hizo grande, eh? El Madriz. Qué decir de Rudy, que ya se está sacando plaza en el mismo asilo que Gagantino. O de Felipón (antes madridista, ahora maricón), que ya tiene la plaza. Tavares, Carroll, Llull, Deck… todos putas y maricones que se dejan ganar por equipos con nivel LEB.

¿Qué diagnóstico hacen en Karusito? «El Madrid transmite de repente las mismas sensaciones que en la fase final ACB de junio en Valencia. Las de una plantilla larga pero envejecida y desequilibrada, con veteranos sobrepagados y adolescentes asumiendo demasiadas responsabilidades. Un roster dependiente de Facu y Tavares, con overbooking de escoltas y alapívots pero un galopante déficit en el puesto de center.» Vamos, lo mismo que yo pero más finolis (por cierto, ¿a qué otro equipo me recuerda esto?).

¿Mis soluciones para poder optar a la Eurojohnny? Cesar a Laso y mandar a los jugadores a Capadocia. A continuación, fichar a todo Miami Heat y ponerlos a arrasar a los blanquitos europeos, porque imagino que preferirán ser cabeza de ratón aquí que cola de león en USA. A ver quién tiene cojones de pergeñar un plan mejor.

P.D. Fernández no sólo era mejor en todo sino que además tenía pelo.

Shitstorm!

La dantesca temporada protagonizada por el Farsalona está teniendo un broche excepcional con el drama de la extinción de contrato de Messi, santón mongoloide de la secta culerda. Sin duda, cuando el aficionado barcelonista se imaginaba cómo sería la despedida de su ídolo, visualizaba un Camp Nou lleno hasta los topes en el último partido de liga, con la gran estrella dirigiendo un emotivo discurso a la hinchada, provocando lágrimas en compañeros y afición, para acabar siendo manteado y sacado a hombros entre la mayor ovación de la historia del recinto blaugrana. La realidad está siendo… un poco más prosaica: no hay público, no hay homenaje, no hay despedida emotiva; sólo el jugador y el club enzarzados en una lucha a cara de perro por ver quién puede trincar más millones antes del último portazo.

Es una pugna tremendamente divertida (especialmente para quienes no somos culerdos), con un desenlace difícil de prever. El pronóstico se complica especialmente por un dato que ahora mismo no está claro: si la famosa clausula de salida permite a Messi irse a cualquier club que desee. Aunque en las últimas 48 horas se ha dicho que sólo podría ir a un club no europeo, si examinamos la información de años anteriores, se dice explícitamente que tal restricción no existe. Además, ¿de qué le serviría a Messi una clausula que sólo le permitiera ir a ligas americanas o asiáticas? Todo me lleva a pensar que no existe la mencionada limitación, y que los Mensi lo tienen ya todo negociado con otro club, que no es otro que el Shitty de Guardiola; no se concibe que hubieran dado el paso si no tuvieran ya un compromiso con los qataríes.

Así pues, el único conflicto con el club sería por la fecha límite marcada en el contrato para que Messi comunicase su intención de irse; sin duda los Despachos culerdos se aferrarán a la literalidad del documento para no dejar salir gratis al jugador. Lo que hay en juego es la prima de fichaje que el City haya prometido a Messi, la cual puede ser auténticamente sideral, como explicaré luego. En cualquier caso, la marcha parece casi segura: independientemente de lo que interprete la justicia ordinaria, por lo visto la FIFA (autoridad última de los traspasos) suele ponerse favor del jugador en este tipo de conflcitos, quedando sólo por dirimir la indeminización a percibir por el club. Claro que si el jugador se fuera y luego la justicia ordinaria fallara que hay que pagar la clausula completa, las cosas se pondrían… interesantes.

En cuanto a si el Shitty puede pagar la ficha a Messi: rotundamente sí. Primero, porque no pagan tanto en sueldos como podría pensarse, al menos no oficialmente: según la propia UEFA, son sólo el sexto club europeo en la lista de salarios. Pero aunque este no fuera el caso, les quedarían varias opciones para ajustarse a ese cada vez más laxo fair play financiero, como por ejemplo vender jugadores para liberar masa salarial, pero en realidad lo tienen mucho más fácil: al llegar el jugador libre, podrían firmarle una ficha relativamente modesta y darle la monstruosa prima de fichaje que mencioné antes. ¿100 millones, 150 millones? El cielo es el límite. Además, siempre hay formas «creativas» de pagar salarios. Si Messi (ese hombre al que no le importa el dinero) estuvo recibiendo 2 millones anuales del Barcas limpios de polvo y paja a través de su «fundación benéfica», ¿por qué no iba a poder recibir 10 o 15?

En fin, es una tormenta (de mierda) perfecta. Si cualquiera de las dos partes tuviera un 10% del barcelonismo del que presume, la cosa se habría resuelto en cuestión de horas: o bien el club lo dejaría ir, o el jugador querría dejar un dinero en las arcas blaugranas (como por ejemplo hizo Hazard con el Chelsea), pero la realidad es muy distinta: los directivos están en peligro real de perder patrimonio, por lo que cada euro cuenta, y los Messi hacen los que han hecho desde que el chico pisó Barcelona por primera vez: intentar embolsarse tantos millones como humanamente sea posible. Imagino que al final habrá un traspaso, si bien el Barcas tendrá que conformarse con mucho menos de los 200 y pico millones que está pidiendo. Sea como sea, el desgaste de imagen ante todo el planeta está siendo brutal, y lo que debía ser la despedida épica de una leyenda ha degenerado en un episodio chabacano y fecal, muy acorde con los auténticos y más arraigados valors culés.

…..

No puedo concluir la entrada sin aludir a la insólita situación de la NBA, donde los Milwakee Bucks (y parece que pronto otros equipos) se han negado a jugar los playoffs para protestar por «la brutalidad policial» y el «racismo sistémico» (más concretamente un caso producido en las últimas horas). Al parecer el proceso lógico de los intelectuales del balón es el siguiente:

– La muerte de un hombre negro en un incidente policial justifica todo tipo de actos de terrorismo callejero.
– El hecho de que cuanto más se sabe de dicho incidente, más justificadas son las acciones de los agentes aquel día, no invalida las protestas.
– Las docenas de muertes posteriores y los miles de millones en daños no son más graves que aquel primer fallecimiento.
– Las autoridades deberían asistir pasivamente a cómo turbas de radicales organizados van arrasando una ciudad estadounidense tras otra.
– Cuando muere cualquier persona de raza negra en un enfrentamiento con la policía se debe al mencionado racismo sistémico, incluso aunque los muertos sean delicuentes peligrosos abatidos en delito flagrante.
– Estos jugadores han violado su contrato laboral y el que une a sus clubes con las televisiones de donde salen sus multimillonarios sueldos (en un país que, según ellos, margina a los negros). Pese a ello, es seguro que aspiran a a cobrar sus salarios íntegros esta temporada.

Por cierto, glorioso el papelón de la NBA, que no sólo estampó el nombre de Black Lives Matter en la pista de Orlando, sino que impuso la ceremonia del arrodillamiento y las camisetas reivindicativas antes de cada partido. Dale a oler un dedo a un tigre, verás lo que le pasa a tu brazo…

Blues de Mirotic

Jugaba en la NBA. Mi mujer dijo: «o nos vamos todos a Europa o me vuelvo yo con los niños». Le respondí que sí. Nunca he sido bueno diciéndole que no; ni a ella ni a mi madre.

Llamé al Madrid, sabiendo perfectamente lo que responderían. Mi agente me dejó claro que sólo había un equipo dispuesto a hace la locura. Suspiré profundamente y le dije que adelante. Una semana después aterrizaba en Barcelona.

Un burócrata del club me dijo que estaban felices de tenerme, que basarían todo el proyecto a mi alrededor. Yo pensaba que unos días atrás estaba jugando con los Lakers, Celtics, Cavaliers, Bulls… y que ahora iba a jugar contra el Morabank Andorra y el Estudiantes. Traté de no pensar en ello.

El burócrata me sacó del estupor mencionando «un pequeño detalle» para firmar el contrato. Le pregunté qué era. Me dijo que el primero pago sería en efectivo, y que tendría que recoger el dinero del suelo con la boca. Acepté sin darle muchas vueltas, de todos modos ya no había marcha atrás.

Empezó la temporada, los equipos eran más malos que lo que comíamos en la posguerra yugoslava. Tampoco me sentía especialmente líder ni aceptado en el equipo; me pasaban balones, eso es todo. Bueno, al menos mi mujer estaba contenta, y el dinero no estaba mal.

Llegó el partido en Madrid. Me llamaban «rata». ¿Por qué? Sólo soy un profesional. Oh, a quién quiero engañar; esta gente me sacó de la nada absoluta y me dio un porvenir; por supuesto que soy una rata.

Los títulos, intenté pensar en los títulos. Después de todo la Euroliga es importante. ¿Tenían poco prestigio Epi, Sabonis, Navarro? Podría hincharme a ganar tripletes. Joder, joder, estaba en la NBA.

Lo de la Copa no fue bien. Oh, bueno, es una competición muy loca. La Euroliga era lo más prometedor, pero… puto virus. En fin, menos mal que por fin se reanudó la Liga, y además eliminaron al Madrid, ¡adiós presión!

Bueno, eso tampoco ha ido muy bien. ¿Qué coño quieren, qué juegue solo? ¿Que me motive contra el Baskonia y sin público? Algún periodista dicen que me pagan por ser un líder, pero yo no he visto nada de eso en mi contrato. Hago mis números, estoy cumpliendo. Oh, bueno, después de todo he ganado algo este año. Soy MVP.