Archivos
Categorías
Artículos de Interés

Faraón Floren

Parece que a Florentino Pérez se le ha ocurrido la idea de cubrir el estadio. El bueno del presi no puede dejar pasar una temporada sin hacerle alguna obra vistosa a nuestro coliseo: Que si palcos nuevos, que si nueva cubierta, que si pantallita metalizada… pero nunca se decide a acometer LA obra que realmente importa: El acondicionamiento de los pasillos interiores del estadio, que llevan ya años y años dando una imagen patética: Mientras nos entretenemos en hacer retoques cosméticos, los vestíbulos por donde se mueven habitualmente los socios están en un estado de precariedad permanente, con vallas, escombros, goteras y descuido por doquier. De este aspecto no se libran muchas de las oficinas y dependencias. Asumámoslo: El Bernabéu, con todo lo que lo queremos, mirado de cerca da una cierta imagen de rancio y viejo.

Parece que la obsesión de Florentino es conseguir la calificación de «5 estrellas» por parte de la UEFA, y creo que debido a todo esto lo va a tener muy difícil, porque lo viejo, por muchos retales que se le pongan, nunca tendrá la frescura y eficiencia de lo nuevo. Por ejemplo, entiendo que los nuevos palcos den un rendimiento económico, pero su instalación tan sólo consiguió que los espacios en los graderíos fueran aún más estrechos. No sé si el presidente es consciente de esto, pero quizá le convendría pasearse fuera de la zona noble de vez en cuando. Pese a todo esto, parece que ni se plantea construir un nuevo recinto. Pero si ya Bernabéu lo pensó, ¿por qué no él?

Lo peor del asunto es que todas estas zarandajas no sólo no benefician al socio sino que acaban perjudicándole, y me refiero especialmente al precio de los abonos. Esta temporada ha habido una subida notable para los abonados de Padre Damián, y todo por la nueva cubierta de marras. Mire señor Floren, para dos partidos que llueve al año prefiero ponerme un periódico encima que pagar 120 € más por el abono. Pero usted no ha preguntado: ha decidido que la cubierta era lo mejor y ha clavado al socio. ¿Por cuánto nos puede salir ahora el capricho de poner el techito? Sinceramente, me pregunto hacia qué tipo de masa social nos dirigimos: ¿Un estadio lleno de millonarios silenciosos? Pero de eso hablaré otro día.

De verdad, presidente: Arregle el interior del estadio, deje de lado obritas superfluas y vaya planteándose que en Valdebebas hay mucho terreno para proyectos de futuro…

Share

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.